bibliofilia

stdClass Object
(
    [id] => 210
    [title] => Libro de horas de Don Manuel o Livro de horas de dom Manuel
    [alias] => libro-horas-dom-manuel
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

Libro de horas

Hoy nos vamos a detener en un libro antiguo, en un museo y en una ciudad: en el Libro de horas de Don Manuel (Livro de horas de dom Manuel) custodiado en el Museo de Arte Antiga de Lisboa, uno de los emplazamientos que ver de la capital lusa. ¿Y qué es un libro de horas? ¿Por qué tanta importancia?

Es bien verdad que la bibliofilia tiene, últimamente, muchas patas, ya que se ha extendido hasta los libros de artistas (eso para otro día) o a las bellas ediciones ilustradas realizadas ad hoc. Pero eso no quita para que las obras antiguas (muchas de ellas en museos) sigan teniendo su ferviente público, entre el que me encuentro.

¿Qué son los libros de horas?

Aunque Gutenberg inventó la imprenta hacia 1450, la nueva herramienta no estuvo disponible en las ciudades más importantes de Europa (en América estaban en otra cosa) hacia finales del siglo XV. Hasta esa fecha, todos los libros eran manuscritos y para editar una obra se copiaba a mano, normalmente en los scriptoria de los monasterios.

Por su alto coste de ejecución, los libros eran objetos preciosos, preciados y apreciados. Si, además, estaban iluminados, es decir, ilustrados o dibujados (por supuesto a mano y con materiales como el lapislázuli, la plata o el oro), se convertían en bienes solo al alcance de la realeza y la nobleza de alto rango (la de bajo tampoco podía permitirse estos lujos). De esta rama eran, por ejemplo, los Beatos o el famoso Códice Calixtino.

El uso de los Libros de horas comenzó a extenderse alrededor del año 1400 hasta 1550, es decir, cuando ya se había instalado la imprenta, pero esto tiene una explicación muy sencilla, ya que, por esa fecha, se produjo un aumento considerable de la riqueza y, además, estos libros, más que medios de transmisión de conocimiento, eran considerados obras de arte.

Normalmente las iluminaciones las realizaba un buen artista (con un taller a su cargo) conocido en la época, aunque su nombre no haya llegado hasta nosotros. Los libros de horas eran breviarios con las oraciones más importantes para rezarse durante el día. Estaban realizados en tamaño cuarto (como las novelas normales actuales), con una bonita encuadernación y solían tener una funda de terciopelo primorosamente bordada con el escudo del propietario y un cordón para llevarlo encima (como hacemos con el móvil). Libros de horas famosos son, por ejemplo, el de Isabel la Católica o del Duque de Berry. Por supuesto, son todos únicos.

El Libro de Horas de Don Manuel

Pues el Libro de Horas de Don Manuel que se encuentra en Lisboa pertenece a esta familia. Aunque no va firmado, se ve en él la mano de uno de los iluminadores más importante de su tiempo: Antonio de Holanda. No se sabe la fecha de ejecución, aunque se baraja como probable los años comprendidos entre 1517 y 1538. Hay investigadores que señalan una fecha posterior, después de 1521, cuando su propietario, a la sazón Don Manuel I de Portugal (el afortunado) ya había fallecido. Por eso se apunta a que fue un encargo de su hijo Juan III (el piadoso) para honrar a su padre.

Quien quiera que fuera el dueño de tan magnífica obra, debió disfrutar de su caligrafía impecable y de sus bellas iluminaciones en témpera y oro. Hoy en día, un deleite al alcance de cualquier mortal que pase por Lisboa.

Por Candela Vizcaíno

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2018-11-14 20:20:27 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2018-11-14 20:27:08 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2018-11-14 20:20:27 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 27 [featured] => 1 [featured_ordering] => 109 [image_caption] => [image_credits] => [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 285 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => Una introducción al maravilloso Libro de horas de Don Manuel custodiado en el Museo de Arte Antiga de Lisboa [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => libro de horas, libro de horas de dom manuel, livro de horas de Dom Manuel, bibliofilia, libros antiguos, libros bellos, libros ilustrados, [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2018-11-14 21:25:55 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => 1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030347 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/libro-horas-dom-manuel.html [printLink] => /literatura/libro-horas-dom-manuel.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/97d2860871f3d35e35f6eb0477d3015a_Generic.jpg [cleanTitle] => Libro de horas de Don Manuel o Livro de horas de dom Manuel [numOfComments] => 0 [text] =>

 

Libro de horas

Hoy nos vamos a detener en un libro antiguo, en un museo y en una ciudad: en el Libro de horas de Don Manuel (Livro de horas de dom Manuel) custodiado en el Museo de Arte Antiga de Lisboa, uno de los emplazamientos que ver de la capital lusa. ¿Y qué es un libro de horas? ¿Por qué tanta importancia?

Es bien verdad que la bibliofilia tiene, últimamente, muchas patas, ya que se ha extendido hasta los libros de artistas (eso para otro día) o a las bellas ediciones ilustradas realizadas ad hoc. Pero eso no quita para que las obras antiguas (muchas de ellas en museos) sigan teniendo su ferviente público, entre el que me encuentro.

¿Qué son los libros de horas?

Aunque Gutenberg inventó la imprenta hacia 1450, la nueva herramienta no estuvo disponible en las ciudades más importantes de Europa (en América estaban en otra cosa) hacia finales del siglo XV. Hasta esa fecha, todos los libros eran manuscritos y para editar una obra se copiaba a mano, normalmente en los scriptoria de los monasterios.

Por su alto coste de ejecución, los libros eran objetos preciosos, preciados y apreciados. Si, además, estaban iluminados, es decir, ilustrados o dibujados (por supuesto a mano y con materiales como el lapislázuli, la plata o el oro), se convertían en bienes solo al alcance de la realeza y la nobleza de alto rango (la de bajo tampoco podía permitirse estos lujos). De esta rama eran, por ejemplo, los Beatos o el famoso Códice Calixtino.

El uso de los Libros de horas comenzó a extenderse alrededor del año 1400 hasta 1550, es decir, cuando ya se había instalado la imprenta, pero esto tiene una explicación muy sencilla, ya que, por esa fecha, se produjo un aumento considerable de la riqueza y, además, estos libros, más que medios de transmisión de conocimiento, eran considerados obras de arte.

Normalmente las iluminaciones las realizaba un buen artista (con un taller a su cargo) conocido en la época, aunque su nombre no haya llegado hasta nosotros. Los libros de horas eran breviarios con las oraciones más importantes para rezarse durante el día. Estaban realizados en tamaño cuarto (como las novelas normales actuales), con una bonita encuadernación y solían tener una funda de terciopelo primorosamente bordada con el escudo del propietario y un cordón para llevarlo encima (como hacemos con el móvil). Libros de horas famosos son, por ejemplo, el de Isabel la Católica o del Duque de Berry. Por supuesto, son todos únicos.

El Libro de Horas de Don Manuel

Pues el Libro de Horas de Don Manuel que se encuentra en Lisboa pertenece a esta familia. Aunque no va firmado, se ve en él la mano de uno de los iluminadores más importante de su tiempo: Antonio de Holanda. No se sabe la fecha de ejecución, aunque se baraja como probable los años comprendidos entre 1517 y 1538. Hay investigadores que señalan una fecha posterior, después de 1521, cuando su propietario, a la sazón Don Manuel I de Portugal (el afortunado) ya había fallecido. Por eso se apunta a que fue un encargo de su hijo Juan III (el piadoso) para honrar a su padre.

Quien quiera que fuera el dueño de tan magnífica obra, debió disfrutar de su caligrafía impecable y de sus bellas iluminaciones en témpera y oro. Hoy en día, un deleite al alcance de cualquier mortal que pase por Lisboa.

Por Candela Vizcaíno

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 197
    [title] => Bibliofilia: antecedentes de las ediciones o libros ilustrados
    [alias] => bibliofilia
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

¿Qué es la bibliofilia o los libros para bibliófilo?

Determinados libros ilustrados sobrepasan el tipo convencional en su función de trasmisión de conocimiento y belleza, para acercarse mucho a una auténtica obra de arte. Si esto es así con las llamadas ediciones de bibliofilia, realizadas ad hoc, no digo nada de los libros de artista (Artist Book en su denominación inglesa) que van más allá de los meros objetos culturales (si eso por sí solo no fuera poco). Están, en definitiva, estos libros ilustrados diseñados para tocar, mirar, oler o disfrutar con los sentidos. Si las ediciones de bibliofilia, como puede ser, por poner un ejemplo, la revista Sísifo, aún en curso, se hacen para estirar el tiempo que se asigna a un libro, los de artista, como cualquier obra de arte, pretenden interrogarnos sobre nuestra presencia en el mundo.

Dejamos para otro día una introducción a la esencia del y hoy nos adentramos en la historia de las modernas ediciones de bibliofilia o libros ilustrados con pretensiones artísticas. Concentrando mucho, estos ejemplares son más que obras impresas convencionales para acercarse a la obra de arte sin convertirse en eso que se ha denominado libro de artista. Aunque las delimitaciones pueden parecer confusas, los primeros se hacen en tiradas limitadas, con un claro sentido estético y artístico, pero siempre conservando el formato de lo que comúnmente (y por convención) se llama libro. Los segundos, como el arte contemporáneo, son más complejos. Por eso lo he dejado para otro día.

Así que hoy nos vamos a meter en los orígenes de los libros ilustrados realizados para bibliófilos y amantes del arte de hoy en día contados en 10 hitos y con especial vinculación a la producción en español. Muy resumidamente y más escueto aún, podemos trazar esta semblanza, siempre con la obra en español en mente (recordemos), que otros idiomas y otras culturas tienen o han tenido distintos trayectos.

1.- Noticias desde Egipto y sus Libros de los Muertos

Aunque se dice que este tipo de obras tienen su origen en la Francia de las vanguardias históricas con la traducción al francés de El cuervo de E.A. Poe por parte de Mallarmé y con dibujos de Manet, los orígenes son más remotos. Y hay que situarlos en el Egipto de los faraones. Y es así porque los especialistas estiman que, alrededor del 1800 a.C, se hacían copias ilustradas de El Libro de los Muertos. Recordamos que era esta la obra con oraciones y textos religiosos que los antiguos habitantes del Nilo se llevaban como lectura para el Más Allá.  Y la fecha es por estimación porque hay datos que así nos llevan sobre esta línea. El problema es que, debido a la fragilidad de los soportes, no se conserva ningún ejemplar de esa fecha, pero sí referencias indirectas.

Libros 1 Libros medievales ilustrados

2.- Los códices medievales iluminados

Las obras más antiguas (concebidas como los actuales libros ilustrados de bibliofilia) que han llegado hasta nosotros son del siglo I de nuestra era. Responden al formato códice y están ejecutados sobre pergamino, un material más durable que el papel o el papiro. Son, en su casi totalidad, de contenido científico: medicina, farmacia o botánica…. Si nos circunscribimos al ámbito del libro europeo, los scriptoria medievales realizan joyas bibliográficas de difícil superación. Porque, con la caída del Imperio Romano y el traslado de la vida desde las ciudades al campo, preferentemente alrededor de un monasterio y/o castillo, los monjes cristianos se convierten en transmisores de lo que quedó de la rica cultura clásica. ¿Cómo son? Anota:

  • Pacientemente, con el fin de ejercitarse para la liturgia, se dedicaban a copiar los textos de los autores latinos o griegos salvaguardando, con este gesto, la cultura anterior de raigambre pagana.
  • Mientras que la mayoría de las copias de estos textos de la Antigüedad Clásica son libros bastante sencillos, sin ningún tipo de ornato, se conservan, sin embargo, manuscritos religiosos profusamente ilustrados. Como norma general tienen las siguientes características:
  • En ellos se han empleado materiales de tal nobleza como el lapislázuli, el bermellón, la plata o el codiciado oro.
  • Normalmente son grandes infolios realizados en pergamino o vitela (la piel más fina de los corderos jóvenes).
  • Se encuentran encuadernados como lo que son, verdaderas joyas, y no se escatimaron marfiles o piedras preciosas.
  • Los textos favoritos de los scriptoria medievales que se prestaban a este tratamiento fueron Biblias, Salterios o vidas de Santos.

3.- La gran belleza de los Comentarios al Apocalipsis, el Beato de Liébana

Especial atención merece –por ser un producto nacional y porque quizá sea el primer bestseller de Occidente- el Comentario al Apocalipsis de San Juan, realizado a finales del siglo VIII por Beato, Abad del Monasterio de Liébana en Cantabria. De esta fecha es el original. Sin embargo, la versión miniada (ilustrada) más antigua que se conoce es del siglo X. Nos han llegado 24 versiones, superando, incluso, los ejemplares del mismo tenor de los Evangelios.

Libros 3 BeatoA decir de los conocedores de la obra no es de extrañar que tuviera tanto éxito, copiándose de un scriptorium a otro. Y fue así puesto que para el hombre medieval, perseguido por hambrunas, epidemias, guerras, vandalismo y desgracias de todo tipo, las visiones de Juan de Patmos deberían parecerse (y mucho) a su vida cotidiana de penalidades sin fin. El hombre medieval, cercado por carestías ingentes, veía como cercana esta descripción pormenorizada de los rincones del Infierno.

Ni que decir tiene que estamos en el Medievo y que la originalidad, tal como la conocemos hoy en día, no existía. Si hay algo parecido a esta característica tenemos que buscarla en la forma (en la manera de llevar a cabo la ilustración o la representación pictórica). Porque no solo se repite, una y otra vez, el texto sino también el cariz de las ilustraciones. Por eso, por poner unos cuantos ejemplos, en los Beatos siempre se representa un mapamundi (describiendo la predicación de los Apóstoles), el Arca de Noé, la Nueva Jerusalém o la Gran Ramera. Todas y cada una de ellos se hacen siguiendo un fuerte concepto simbólico y, por tanto, admiten distintas lecturas. 

Libros 4 Libros de horas      

4.- Los Libros de Horas continúan la tradición miniada de los monasterios

Libros ilustrados se siguen realizando, en mayor o menor medida, durante toda la Edad Media. Paralelamente a la producción vigente en los monasterios (aunque algunos empiezan a decaer), en las incipientes ciudades se van creando talleres laicos que satisfacía una rica clientela perteneciente a la aristocracia o la monarquía. De aquí salieron durante los siglos XII al XV –entendiendo su labor incluso con el advenimiento de la imprenta- los preciosos Libros de Horas.

Eran estos, como el Don Manuel de Portugal en el Museo de Arte Antiga de Lisboa, pequeños devocionarios realizados en cuarto u octavo, con las oraciones que debían ser leídas a lo largo del día. Estaban realizados en pergamino fino o vitela (de tacto mucho más suave y sedoso).

En estas obras, junto a las escenas de la vida de Cristo o del Antiguo Testamento, se representan –a veces sin tener ninguna relación con el texto- paisajes, cuadros de caza o de la vida cortesana. Estos Libros de Horas se siguieron iluminando hasta bien entrado el siglo XVIII a pesar de la implantación de la imprenta y la desaparición paulatina de los ejemplares únicos manuscritos que habían proliferado en la Edad Antigua y Media.

Libros 5  Hypnerotomachia Poliphili

5.- Los incunables o primeros libros impresos en Europa y su papel en el libro ilustrado

Los primeros libros impresos, en su deseo de imitación de los manuscritos medievales, dejaban espacios en blanco para que, posteriormente, los iluminadores profesionales colocaran letras capitulares, orlas y demás adornos. Eso no quita para que muy pronto se pasara a imprimir ilustraciones xilográficas junto con el texto. En este sentido, fue el taller veneciano del gran Aldo Manuzio el que dio a la luz la obra que, según casi todos los expertos, es el incunable (libro anterior a 1500) más bello de la historia:Hypnerotomachia Poliphili escrita, al parecer, por Francesco Colonna, se señorea con más de 170 grabados en madera describiendo las maravillas de la Antigüedad Clásica en forma de visiones sucedidas en sueños.

Otro de los incunables que marcó un hito en la historia del libro impreso ilustrado, fue el Apocalipsis acompañado por 15 xilografías salidas de la mano de Durero y aparecido en Nüremberg en 1498. Durero revolucionó la técnica del grabado en madera al conseguir un fuerte efecto pictórico a la par que realzaba las luces y las sombras únicamente con el contraste del negro de la tinta de la impresión y el blanco del papel.

6.- Un pequeño apunte que abarca varios siglos: los libros de bibliofilia desde el XVI hasta el XIX

Aunque muy pocas de las obras ilustradas durante los siglos XVI y XVII se realizaron con una clara vocación artística, durante ese tiempo se siguieron imprimiendo libros con grabados en madera, y a partir de 1577, en cobre. En la mayoría de los casos, las ilustraciones se reducían a una simple explicación de los textos (con una clara vocación didáctica) o se limitaban a un retrato del autor en la portada.

Sin embargo, entre 1796 y 1798, una nueva forma de impresión se iba a sumar a las ya existentes. Hablo de la litografía, inventada por el actor y autor dramático Aloys Senefelder al buscar una manera más apropiada de reproducir sus partituras. Así, con la impresión sobre piedra, se eliminan los relieves y, por primera vez, se recurre a un método químico. En la actualidad, un alto porcentaje de los libros ilustrados con vocación artística que se realizan se sirve, en mayor o menor medida, de esta técnica.  

Libros 6 William Morris

 7.- El movimiento Arts and Crafts y su papel revitalizador de las artes del libro ilustrado


La época de la revolución tecnológica, el siglo XIX, es también la era de reacción contra el maquinismo, que si bien permitía producir más y más ejemplares al menor coste, también estos adolecían de una paulatina falta de sentido estético, cuando no, de simple y llana calidad. Para contrarrestar esta tendencia nació el movimiento artístico Arts and Crafts, encabezado por William Morris y su grupo de Prerrafaelitas, el cual pone las bases para lo que luego se denominaría libro ilustrado con vocación artística o para bibliófilos.

Arts and Crafts no solo incidía en el libro como objeto bello y de calidad también reivindicó la dignidad de la artesanía en todos los aspectos conocidos. Los libros salidos de la imprenta de Morris (de nombre Kelmscott Press) se miran en los métodos tradicionales. Por eso, están ejecutados con tipos fabricados ex profeso, en papel de hilo, lino o algodón, tiradas muy cortas y una profusión ornamental de líneas muy características.

Libros 7 Transsiberien

 8.- Los libros de diálogo del siglo XX, favoritos de las vanguardias históricas 


Si hasta ahora las ilustraciones se habían adaptado al texto; es decir, eran, en menor o mayor medida, un ornato, una explicación de lo escrito, con los libros ilustrados que aparecen a partir del siglo XX se produce un cambio. Las ilustraciones, el trabajo de artista plástico, y el texto, la contribución del escritor o poeta, se encuentran en un plano de igualdad. Con este nombre, en Francia, se denomina a estas obras Libros de Diálogo, puesto que se establece un intercambio entre artistas, una simbiosis expresiva a distintos niveles. Desde el inicio de las vanguardias históricas hasta casi terminado el siglo XX se han realizado miles de obras de este tipo en las que han participado creadores de la talla de Matisse, Picasso, Dalí, Valente, Tàpies…

Siguiendo la ideología heredada de la corriente Arts and Crafts, estos libros, a pesar de los avances técnicos, se realizan con el mimo de las viejas escuelas. Por eso, no hay pereza a la hora de realizar tipos nuevos (a veces en madera) que se utilizan sobre papel artesanal de calidad superior. Además, se suelen acompañar con grabados, litografías, xerigrafías o linograbados originales y sueltos de la encuadernación. En un porcentaje muy elevado, estas obras van firmadas por los artistas intervinientes y las tiradas son tan cortas que no suelen sobrepasar los 500 ejemplares. Estos libros ilustrados con calidad artística suelen presentarse en rama (sin encuadernar) para dar opción a un acabado personalizado, aunque también abundan las cajas forradas con mimo.   

Libros 8 Galaxia Gutenberg

9.- Algunas anotaciones de libros ilustrados de bibliofilia realizados en España a partir de la segunda mitad del Siglo XX

En España se ha convertido en mítica la colección La Cometa de la editorial Gustavo Gili, en la que se editaron hermosos libros ilustrados por Tàpies, Saura o Picasso. Desgraciadamente, con el fallecimiento del creador de la firma, los herederos han abandonado esa línea para decantarse por los libros más comerciales de arquitectura y diseño industrial. Aún así, en los albores del siglo XXI también son poco corriente este tipo de obras.

Durante las dos últimas décadas del siglo XX, algunas editoriales con fortaleza se afanaron por sacar algún ejemplar de libro ilustrado con calidad artística. Son, normalmente versiones “mejoradas” (o tratadas con más mimo) de libros editados en una tirada más amplia. El método consiste en reservarse un número limitado de ejemplares que se encuadernan, en la mayoría de los casos, en tela, se numeran y se hacen acompañar con alguna obra gráfica numerada y firmada de algún artista de renombre, el mismo que ilustra el libro. En estos casos, excepto la obra gráfica, tanto el texto como las ilustraciones están realizados en offset. Este es el caso de la línea lujosa de Galaxia Gutenberg.

Libros 10  Emilio Sdun

10.- Lo que queda de las ediciones de bibliofilia en español en la era de Internet

Estos maravillosos libros ilustrados que nos llaman a lo sentido con la enseña del arte están logrando sobreponerse a las demandas digitales y virtuales de Internet. Están siendo, precisamente, las editoriales más rompedoras, vanguardistas o que más han apostado por esta línea expresiva las que logran adentrarse con fuerza en el siglo XXI del ebook.

Libros 9 cima del cantoNo puedo terminar si nombrar a la vallisoletana El Gato Gris, de la que tenemos parte de su catálogo en Aedea Bibliofilia. De las prensas de José Noriega, interesado, sobre todo, en poesía visual, pero sin dejar de lado los creadores de más renombre de las últimas décadas, salen auténticos libros objetos encuadernados en “rama” y guardados en cajas de madera. Para amantes de las buenas letras es Cima del Canto.

Estamos ante una selección de poemas autógrafos de José Ángel Valente, realizada tras su muerte por Claudio Rodríguez Fer y acompañados por dos aguafuertes de Coral Valente. La originalidad estriba, por un lado, en el soporte empleado para estampar los poemas, que no es más que loneta en color avellana. La encuadernación, por el otro, tal cual nos tiene acostumbrados la casa, se realiza en un estuche artesano de madera donde se guardan los poemas, el colofón y la obra gráfica. 

Sería largo describir una a una la labor de estas editoriales que ponen más amor, pasión y conocimiento del libro que otra cosa en esta tarea. Y eso sin contar que, a veces, es una artista en la más absoluta soledad el que realiza el trabajo. Un ejemplo de esto último es la editorial Prensa Cicuta del alemán Emilio Sdun, afincado en Almería. De su prensa, realizando uno a uno cada paso necesario hasta terminar el proceso, salen libros muy diferentes en tiradas cortísimas (rara vez llegan a los 40 ejemplares) de libros que se abren y despliegan en acordeón sobre sí mismos en brillantes colores. Ni que decir tiene que para cualquier poeta contemporáneo ver sus libros impresos por esta casa es un auténtico placer. 

Estos libros ilustrados con vocación artística y destinados a la bibliofilia más exigente sobrepasan el tipo convencional en su función de transmisión de conocimiento y/o belleza para acercarse mucho a una auténtica obra de arte. Son libros para tocar, para mirar, para oler, para disfrutar con los sentidos. Obras de culto y coleccionismo, en definitiva, más perdurables en tanto en cuanto están mejor realizadas y, por supuesto, pertenecen a esa especie de “cosas” que, una vez reconocida su singularidad, se convierten en objeto de deseo para muchos de esos extraños personajes llamados bibliófilos.

 ¿Has visto alguno en una librería, en un museo, en una exposición? La casilla comentarios, como siempre, está abierta a tus dudas y sugerencias.

Por Candela Vizcaíno

Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2018-10-26 09:33:42 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2018-10-26 09:47:22 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2018-10-26 09:33:42 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 25 [featured] => 1 [featured_ordering] => 98 [image_caption] => [image_credits] => [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 303 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => Un repaso histórico a los libros ilustrados más bonitos del mundo. [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => bibliofilia, libros ilustrados, libros antiguos, libros bellos, libro de los muertos, beato de liébana, libro de horas, hipnerotomachia poliphili, prose du transiberien, bibliofilo, libros para bibliofilos, [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2018-10-26 11:40:18 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030348 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/bibliofilia.html [printLink] => /literatura/bibliofilia.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/77e3798bb9782084333898c5f75d9aab_Generic.jpg [cleanTitle] => Bibliofilia: antecedentes de las ediciones o libros ilustrados [numOfComments] => 0 [text] =>

 

¿Qué es la bibliofilia o los libros para bibliófilo?

Determinados libros ilustrados sobrepasan el tipo convencional en su función de trasmisión de conocimiento y belleza, para acercarse mucho a una auténtica obra de arte. Si esto es así con las llamadas ediciones de bibliofilia, realizadas ad hoc, no digo nada de los libros de artista (Artist Book en su denominación inglesa) que van más allá de los meros objetos culturales (si eso por sí solo no fuera poco). Están, en definitiva, estos libros ilustrados diseñados para tocar, mirar, oler o disfrutar con los sentidos. Si las ediciones de bibliofilia, como puede ser, por poner un ejemplo, la revista Sísifo, aún en curso, se hacen para estirar el tiempo que se asigna a un libro, los de artista, como cualquier obra de arte, pretenden interrogarnos sobre nuestra presencia en el mundo.

Dejamos para otro día una introducción a la esencia del y hoy nos adentramos en la historia de las modernas ediciones de bibliofilia o libros ilustrados con pretensiones artísticas. Concentrando mucho, estos ejemplares son más que obras impresas convencionales para acercarse a la obra de arte sin convertirse en eso que se ha denominado libro de artista. Aunque las delimitaciones pueden parecer confusas, los primeros se hacen en tiradas limitadas, con un claro sentido estético y artístico, pero siempre conservando el formato de lo que comúnmente (y por convención) se llama libro. Los segundos, como el arte contemporáneo, son más complejos. Por eso lo he dejado para otro día.

Así que hoy nos vamos a meter en los orígenes de los libros ilustrados realizados para bibliófilos y amantes del arte de hoy en día contados en 10 hitos y con especial vinculación a la producción en español. Muy resumidamente y más escueto aún, podemos trazar esta semblanza, siempre con la obra en español en mente (recordemos), que otros idiomas y otras culturas tienen o han tenido distintos trayectos.

1.- Noticias desde Egipto y sus Libros de los Muertos

Aunque se dice que este tipo de obras tienen su origen en la Francia de las vanguardias históricas con la traducción al francés de El cuervo de E.A. Poe por parte de Mallarmé y con dibujos de Manet, los orígenes son más remotos. Y hay que situarlos en el Egipto de los faraones. Y es así porque los especialistas estiman que, alrededor del 1800 a.C, se hacían copias ilustradas de El Libro de los Muertos. Recordamos que era esta la obra con oraciones y textos religiosos que los antiguos habitantes del Nilo se llevaban como lectura para el Más Allá.  Y la fecha es por estimación porque hay datos que así nos llevan sobre esta línea. El problema es que, debido a la fragilidad de los soportes, no se conserva ningún ejemplar de esa fecha, pero sí referencias indirectas.

Libros 1 Libros medievales ilustrados

2.- Los códices medievales iluminados

Las obras más antiguas (concebidas como los actuales libros ilustrados de bibliofilia) que han llegado hasta nosotros son del siglo I de nuestra era. Responden al formato códice y están ejecutados sobre pergamino, un material más durable que el papel o el papiro. Son, en su casi totalidad, de contenido científico: medicina, farmacia o botánica…. Si nos circunscribimos al ámbito del libro europeo, los scriptoria medievales realizan joyas bibliográficas de difícil superación. Porque, con la caída del Imperio Romano y el traslado de la vida desde las ciudades al campo, preferentemente alrededor de un monasterio y/o castillo, los monjes cristianos se convierten en transmisores de lo que quedó de la rica cultura clásica. ¿Cómo son? Anota:

  • Pacientemente, con el fin de ejercitarse para la liturgia, se dedicaban a copiar los textos de los autores latinos o griegos salvaguardando, con este gesto, la cultura anterior de raigambre pagana.
  • Mientras que la mayoría de las copias de estos textos de la Antigüedad Clásica son libros bastante sencillos, sin ningún tipo de ornato, se conservan, sin embargo, manuscritos religiosos profusamente ilustrados. Como norma general tienen las siguientes características:
  • En ellos se han empleado materiales de tal nobleza como el lapislázuli, el bermellón, la plata o el codiciado oro.
  • Normalmente son grandes infolios realizados en pergamino o vitela (la piel más fina de los corderos jóvenes).
  • Se encuentran encuadernados como lo que son, verdaderas joyas, y no se escatimaron marfiles o piedras preciosas.
  • Los textos favoritos de los scriptoria medievales que se prestaban a este tratamiento fueron Biblias, Salterios o vidas de Santos.

3.- La gran belleza de los Comentarios al Apocalipsis, el Beato de Liébana

Especial atención merece –por ser un producto nacional y porque quizá sea el primer bestseller de Occidente- el Comentario al Apocalipsis de San Juan, realizado a finales del siglo VIII por Beato, Abad del Monasterio de Liébana en Cantabria. De esta fecha es el original. Sin embargo, la versión miniada (ilustrada) más antigua que se conoce es del siglo X. Nos han llegado 24 versiones, superando, incluso, los ejemplares del mismo tenor de los Evangelios.

Libros 3 BeatoA decir de los conocedores de la obra no es de extrañar que tuviera tanto éxito, copiándose de un scriptorium a otro. Y fue así puesto que para el hombre medieval, perseguido por hambrunas, epidemias, guerras, vandalismo y desgracias de todo tipo, las visiones de Juan de Patmos deberían parecerse (y mucho) a su vida cotidiana de penalidades sin fin. El hombre medieval, cercado por carestías ingentes, veía como cercana esta descripción pormenorizada de los rincones del Infierno.

Ni que decir tiene que estamos en el Medievo y que la originalidad, tal como la conocemos hoy en día, no existía. Si hay algo parecido a esta característica tenemos que buscarla en la forma (en la manera de llevar a cabo la ilustración o la representación pictórica). Porque no solo se repite, una y otra vez, el texto sino también el cariz de las ilustraciones. Por eso, por poner unos cuantos ejemplos, en los Beatos siempre se representa un mapamundi (describiendo la predicación de los Apóstoles), el Arca de Noé, la Nueva Jerusalém o la Gran Ramera. Todas y cada una de ellos se hacen siguiendo un fuerte concepto simbólico y, por tanto, admiten distintas lecturas. 

Libros 4 Libros de horas      

4.- Los Libros de Horas continúan la tradición miniada de los monasterios

Libros ilustrados se siguen realizando, en mayor o menor medida, durante toda la Edad Media. Paralelamente a la producción vigente en los monasterios (aunque algunos empiezan a decaer), en las incipientes ciudades se van creando talleres laicos que satisfacía una rica clientela perteneciente a la aristocracia o la monarquía. De aquí salieron durante los siglos XII al XV –entendiendo su labor incluso con el advenimiento de la imprenta- los preciosos Libros de Horas.

Eran estos, como el Don Manuel de Portugal en el Museo de Arte Antiga de Lisboa, pequeños devocionarios realizados en cuarto u octavo, con las oraciones que debían ser leídas a lo largo del día. Estaban realizados en pergamino fino o vitela (de tacto mucho más suave y sedoso).

En estas obras, junto a las escenas de la vida de Cristo o del Antiguo Testamento, se representan –a veces sin tener ninguna relación con el texto- paisajes, cuadros de caza o de la vida cortesana. Estos Libros de Horas se siguieron iluminando hasta bien entrado el siglo XVIII a pesar de la implantación de la imprenta y la desaparición paulatina de los ejemplares únicos manuscritos que habían proliferado en la Edad Antigua y Media.

Libros 5  Hypnerotomachia Poliphili

5.- Los incunables o primeros libros impresos en Europa y su papel en el libro ilustrado

Los primeros libros impresos, en su deseo de imitación de los manuscritos medievales, dejaban espacios en blanco para que, posteriormente, los iluminadores profesionales colocaran letras capitulares, orlas y demás adornos. Eso no quita para que muy pronto se pasara a imprimir ilustraciones xilográficas junto con el texto. En este sentido, fue el taller veneciano del gran Aldo Manuzio el que dio a la luz la obra que, según casi todos los expertos, es el incunable (libro anterior a 1500) más bello de la historia:Hypnerotomachia Poliphili escrita, al parecer, por Francesco Colonna, se señorea con más de 170 grabados en madera describiendo las maravillas de la Antigüedad Clásica en forma de visiones sucedidas en sueños.

Otro de los incunables que marcó un hito en la historia del libro impreso ilustrado, fue el Apocalipsis acompañado por 15 xilografías salidas de la mano de Durero y aparecido en Nüremberg en 1498. Durero revolucionó la técnica del grabado en madera al conseguir un fuerte efecto pictórico a la par que realzaba las luces y las sombras únicamente con el contraste del negro de la tinta de la impresión y el blanco del papel.

6.- Un pequeño apunte que abarca varios siglos: los libros de bibliofilia desde el XVI hasta el XIX

Aunque muy pocas de las obras ilustradas durante los siglos XVI y XVII se realizaron con una clara vocación artística, durante ese tiempo se siguieron imprimiendo libros con grabados en madera, y a partir de 1577, en cobre. En la mayoría de los casos, las ilustraciones se reducían a una simple explicación de los textos (con una clara vocación didáctica) o se limitaban a un retrato del autor en la portada.

Sin embargo, entre 1796 y 1798, una nueva forma de impresión se iba a sumar a las ya existentes. Hablo de la litografía, inventada por el actor y autor dramático Aloys Senefelder al buscar una manera más apropiada de reproducir sus partituras. Así, con la impresión sobre piedra, se eliminan los relieves y, por primera vez, se recurre a un método químico. En la actualidad, un alto porcentaje de los libros ilustrados con vocación artística que se realizan se sirve, en mayor o menor medida, de esta técnica.  

Libros 6 William Morris

 7.- El movimiento Arts and Crafts y su papel revitalizador de las artes del libro ilustrado


La época de la revolución tecnológica, el siglo XIX, es también la era de reacción contra el maquinismo, que si bien permitía producir más y más ejemplares al menor coste, también estos adolecían de una paulatina falta de sentido estético, cuando no, de simple y llana calidad. Para contrarrestar esta tendencia nació el movimiento artístico Arts and Crafts, encabezado por William Morris y su grupo de Prerrafaelitas, el cual pone las bases para lo que luego se denominaría libro ilustrado con vocación artística o para bibliófilos.

Arts and Crafts no solo incidía en el libro como objeto bello y de calidad también reivindicó la dignidad de la artesanía en todos los aspectos conocidos. Los libros salidos de la imprenta de Morris (de nombre Kelmscott Press) se miran en los métodos tradicionales. Por eso, están ejecutados con tipos fabricados ex profeso, en papel de hilo, lino o algodón, tiradas muy cortas y una profusión ornamental de líneas muy características.

Libros 7 Transsiberien

 8.- Los libros de diálogo del siglo XX, favoritos de las vanguardias históricas 


Si hasta ahora las ilustraciones se habían adaptado al texto; es decir, eran, en menor o mayor medida, un ornato, una explicación de lo escrito, con los libros ilustrados que aparecen a partir del siglo XX se produce un cambio. Las ilustraciones, el trabajo de artista plástico, y el texto, la contribución del escritor o poeta, se encuentran en un plano de igualdad. Con este nombre, en Francia, se denomina a estas obras Libros de Diálogo, puesto que se establece un intercambio entre artistas, una simbiosis expresiva a distintos niveles. Desde el inicio de las vanguardias históricas hasta casi terminado el siglo XX se han realizado miles de obras de este tipo en las que han participado creadores de la talla de Matisse, Picasso, Dalí, Valente, Tàpies…

Siguiendo la ideología heredada de la corriente Arts and Crafts, estos libros, a pesar de los avances técnicos, se realizan con el mimo de las viejas escuelas. Por eso, no hay pereza a la hora de realizar tipos nuevos (a veces en madera) que se utilizan sobre papel artesanal de calidad superior. Además, se suelen acompañar con grabados, litografías, xerigrafías o linograbados originales y sueltos de la encuadernación. En un porcentaje muy elevado, estas obras van firmadas por los artistas intervinientes y las tiradas son tan cortas que no suelen sobrepasar los 500 ejemplares. Estos libros ilustrados con calidad artística suelen presentarse en rama (sin encuadernar) para dar opción a un acabado personalizado, aunque también abundan las cajas forradas con mimo.   

Libros 8 Galaxia Gutenberg

9.- Algunas anotaciones de libros ilustrados de bibliofilia realizados en España a partir de la segunda mitad del Siglo XX

En España se ha convertido en mítica la colección La Cometa de la editorial Gustavo Gili, en la que se editaron hermosos libros ilustrados por Tàpies, Saura o Picasso. Desgraciadamente, con el fallecimiento del creador de la firma, los herederos han abandonado esa línea para decantarse por los libros más comerciales de arquitectura y diseño industrial. Aún así, en los albores del siglo XXI también son poco corriente este tipo de obras.

Durante las dos últimas décadas del siglo XX, algunas editoriales con fortaleza se afanaron por sacar algún ejemplar de libro ilustrado con calidad artística. Son, normalmente versiones “mejoradas” (o tratadas con más mimo) de libros editados en una tirada más amplia. El método consiste en reservarse un número limitado de ejemplares que se encuadernan, en la mayoría de los casos, en tela, se numeran y se hacen acompañar con alguna obra gráfica numerada y firmada de algún artista de renombre, el mismo que ilustra el libro. En estos casos, excepto la obra gráfica, tanto el texto como las ilustraciones están realizados en offset. Este es el caso de la línea lujosa de Galaxia Gutenberg.

Libros 10  Emilio Sdun

10.- Lo que queda de las ediciones de bibliofilia en español en la era de Internet

Estos maravillosos libros ilustrados que nos llaman a lo sentido con la enseña del arte están logrando sobreponerse a las demandas digitales y virtuales de Internet. Están siendo, precisamente, las editoriales más rompedoras, vanguardistas o que más han apostado por esta línea expresiva las que logran adentrarse con fuerza en el siglo XXI del ebook.

Libros 9 cima del cantoNo puedo terminar si nombrar a la vallisoletana El Gato Gris, de la que tenemos parte de su catálogo en Aedea Bibliofilia. De las prensas de José Noriega, interesado, sobre todo, en poesía visual, pero sin dejar de lado los creadores de más renombre de las últimas décadas, salen auténticos libros objetos encuadernados en “rama” y guardados en cajas de madera. Para amantes de las buenas letras es Cima del Canto.

Estamos ante una selección de poemas autógrafos de José Ángel Valente, realizada tras su muerte por Claudio Rodríguez Fer y acompañados por dos aguafuertes de Coral Valente. La originalidad estriba, por un lado, en el soporte empleado para estampar los poemas, que no es más que loneta en color avellana. La encuadernación, por el otro, tal cual nos tiene acostumbrados la casa, se realiza en un estuche artesano de madera donde se guardan los poemas, el colofón y la obra gráfica. 

Sería largo describir una a una la labor de estas editoriales que ponen más amor, pasión y conocimiento del libro que otra cosa en esta tarea. Y eso sin contar que, a veces, es una artista en la más absoluta soledad el que realiza el trabajo. Un ejemplo de esto último es la editorial Prensa Cicuta del alemán Emilio Sdun, afincado en Almería. De su prensa, realizando uno a uno cada paso necesario hasta terminar el proceso, salen libros muy diferentes en tiradas cortísimas (rara vez llegan a los 40 ejemplares) de libros que se abren y despliegan en acordeón sobre sí mismos en brillantes colores. Ni que decir tiene que para cualquier poeta contemporáneo ver sus libros impresos por esta casa es un auténtico placer. 

Estos libros ilustrados con vocación artística y destinados a la bibliofilia más exigente sobrepasan el tipo convencional en su función de transmisión de conocimiento y/o belleza para acercarse mucho a una auténtica obra de arte. Son libros para tocar, para mirar, para oler, para disfrutar con los sentidos. Obras de culto y coleccionismo, en definitiva, más perdurables en tanto en cuanto están mejor realizadas y, por supuesto, pertenecen a esa especie de “cosas” que, una vez reconocida su singularidad, se convierten en objeto de deseo para muchos de esos extraños personajes llamados bibliófilos.

 ¿Has visto alguno en una librería, en un museo, en una exposición? La casilla comentarios, como siempre, está abierta a tus dudas y sugerencias.

Por Candela Vizcaíno

Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 171
    [title] => Libros y códices aztecas en lengua náhuatl
    [alias] => libros-codices-nahuatl
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

La literatura y lengua náhuatl de algunos códices precolombinos procedentes de la cultura azteca

Se considera literatura náhuatl la producción literaria de los pueblos (con sus respectivos dialectos) que ocuparon el Valle de México (entre ellos, los mixtecos cuya cultura fue absorbida por los aztecas). 

En la época precolombina fue la lengua de civilización y comercial del Imperio Azteca. Cuando llegaron los españoles intentaron extender su uso para poder unificar así a todos los indígenas aunque muy pronto, una vez que la evangelización y la hispanización avanzaban, retrocedió ante el castellano. 

Aún así y todo, sigue hablándose actualmente entre los indios de la región y desde los poderes públicos se están haciendo un importante esfuerzo para su recuperación. 

La lengua y la poesía náhuatl

El náhuatl (que significa “limpio, claro, sonoro”) es una lengua aglutinante en la que las palabras se forman por la adicción de distintos prefijos, sufijos, etc para completar la expresión. Pertenece a otro sistema que la impresa en los glifos de los códices mayas.

La poesía náhuatl precolombina se reduce a tres temas: lo religioso, lo filosófico y lo guerrero. El gran poeta azteca es Nezahualcóyotl, nacido en Texcoco en 1402 y proclamado señor de su tierra en 1431. Su poesía está revestida de tintes melancólicos y tristes en la que se exalta la fugacidad de la vida y la poca valía de los bienes terrenales por lo que la muerte y el más allá se erigen en protagonistas de sus versos:

“Vivimos en tierra prestada. Aquí, nosotros, los hombres. Allí donde están los sin cuerpo. Allí está nuestra casa. Solo un breve espacio de tiempo. Es el que separa. El aquí del allá.”

Y en otro poema de gran belleza un bardo anónimo nos lega: “¿Acaso son verdad los hombres?/ Por tanto ya no es verdad nuestro canto”.

  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas

La quema de libros instada por el emperador Itzcóatl

Cuando llegaron los españoles, los códices que circulaban por el territorio azteca eran principalmente los mixtecos, pueblo que acababa de ser conquistado. Parece ser que en la quema de libros también intervinieron los propios indios allanándole el camino a las hordas y misioneros de Cortés.

Se cuenta que el cuarto rey de los aztecas,  Itzcóatl (1427-1440), en su deseo de empezar de cero, ordenó borrar el pasado quemando los libros que se encontraban en su reino. Una crónica de esa época, milagrosamente rescatada, nos cuenta que el monarca llamó a sus consejeros para solucionar una revuelta y recibió como respuesta: “Quema las obras. No es conveniente que todo el mundo conozca la tinta negra, los colores [...] Esas obras sólo cuentan mentiras y hay que iniciar un tiempo de verdad [...]” Lo poco que había cuando llegó Cortés y sus huestes pereció, primero, entre las llamas de los edificios y, luego, en hogueras realizadas ex-profeso. Es lo de siempre: el peligro de los libros.

 Códice Boturini o De la Perigrinación


Uno de los que han llegado hasta nosotros es el Códice Boturini fechado alrededor de 1540 y por ello mismo considerado una de las fuentes más fiables sobre la emigración de los aztecas desde Aztlan, su lugar de origen, hasta su definitivo asentamiento en el bosque de Chapultepec, frondoso y repleto de canales, donde aún hoy en día (en condiciones humildes pero en armonía con el entorno) viven los últimos descendientes de los aztecas.  Su importancia radica en que es la historia de los aztecas más antigua que se conoce y está, además, realizada en los momentos posteriores al asentamiento español.

El Códice Boturini debe su nombre al italiano Lorenzo Boturini Beneduci nacido en algún lugar de la Toscana en 1702. Amante de las antigüedades y de la aventura, llega a tierras americanas alrededor de 1735 donde se hace con gran cantidad de restos arqueológicos y algún que otro ejemplar. Al ilustre italiano también perteneció el Códice Tlatelolco escrito en 1560 con las crónicas de los primeros años de la conquista.

Historia del códice Boturini

Como suele suceder con cierta frecuencia, Boturini se topó con un poderoso intransigente empeñado en boicotear la labor de estudio y divulgación de culturas ajenas y, en este caso, don Lorenzo se dio de bruces, cara a cara, con el entonces virrey don Pedro Cebrián y Agustín quien detiene al italiano con acusaciones tan peregrinas como el intentar adornar con una corona de oro la imagen de la Virgen de Guadalupe. 

El virrey no tarda en enviarlo a prisión y, por supuesto, confisca su “museo de curiosidades”, maltratando el material de tal manera que prácticamente desbarata la colección completa. Pero estamos en el siglo XVIII y entonces las leyes no eran iguales para todos. Don Lorenzo, a pesar de todo, recibe un trato de favor y accede voluntariamente a ser enviado a España para su juicio definitivo donde no solo es puesto en libertad, sino que, además, es nombrado por el rey “cronista de las Indias” en otra paradoja (en esta ocasión afortunada) que el destino acostumbra para con los libros y los bibliófilos.

Códice Mendoza en lengua náhuatl

Otro códice virreinal muy importante e interesante por su papel a la hora de descifrar parte de la escritura maya es el Códice Mendoza (bautizado en honor de don Antonio de Mendoza, virrey de la Nueva España entre 1535 y 1550) en el que, entre las imágenes del texto indígena, se han insertado glosas en castellano realizadas, al parecer, por un misionero español que conocía la lengua náhuatl.

Está dividido en tres partes: en la primera, se cuenta las hazañas de los señores de Tenochtilan entre 1325 y 1521; en la segunda, se enumeran los impuestos que había que abonar a dichos soberanos; y en la tercera, se describe la vida de los aztecas. En esta tercera parte aparecen nombres de poblaciones expresadas a la manera de los jeroglíficos que, a modo de pasatiempos, se insertan en algunos periódicos actuales. 

De esta época son los códices mayas que se suponen ocultos en los pueblos, sobre todo, en el estado de Guerrero. Muchos de ellos son planos o escrituras de propiedad de la tierra que los indios conservan celosamente con el fin de hacer valer sus derechos. Tan es así que algunos de los manuscritos catalogados como virreinales se encuentran grapados o formando parte de legajos judiciales de la época de la Revolución Mexicana como prueba de propiedad u ocupación aportada por la población indígena en los pleitos mantenidos durante la dura reforma agraria que se realizó en este período. 

¡Recuerda que la casilla comentarios siempre está abierta a tus educadas impresiones!

Por Candela Vizcaíno

Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2018-10-02 08:08:42 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2018-10-02 08:18:55 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2018-10-02 08:08:42 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 23 [featured] => 1 [featured_ordering] => 77 [image_caption] => Libros y códices aztecas en lengua náhuatl [image_credits] => Contenido libre [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 1120 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => La literatura y lengua náhuatl de algunos códices precolombinos procedentes de la cultura azteca [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => códices aztecas, libros aztecas, libros precolombinos, códices precolombinos, literatura azteca, literatura precolombina, codice buturini, libros antiguos, libros raros, libros únicos [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2018-10-02 10:16:47 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030350 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/libros-codices-nahuatl.html [printLink] => /literatura/libros-codices-nahuatl.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/69bc9c3e85c501b0a6208cc7a55abbf9_Generic.jpg [cleanTitle] => Libros y códices aztecas en lengua náhuatl [numOfComments] => 0 [text] =>

 

La literatura y lengua náhuatl de algunos códices precolombinos procedentes de la cultura azteca

Se considera literatura náhuatl la producción literaria de los pueblos (con sus respectivos dialectos) que ocuparon el Valle de México (entre ellos, los mixtecos cuya cultura fue absorbida por los aztecas). 

En la época precolombina fue la lengua de civilización y comercial del Imperio Azteca. Cuando llegaron los españoles intentaron extender su uso para poder unificar así a todos los indígenas aunque muy pronto, una vez que la evangelización y la hispanización avanzaban, retrocedió ante el castellano. 

Aún así y todo, sigue hablándose actualmente entre los indios de la región y desde los poderes públicos se están haciendo un importante esfuerzo para su recuperación. 

La lengua y la poesía náhuatl

El náhuatl (que significa “limpio, claro, sonoro”) es una lengua aglutinante en la que las palabras se forman por la adicción de distintos prefijos, sufijos, etc para completar la expresión. Pertenece a otro sistema que la impresa en los glifos de los códices mayas.

La poesía náhuatl precolombina se reduce a tres temas: lo religioso, lo filosófico y lo guerrero. El gran poeta azteca es Nezahualcóyotl, nacido en Texcoco en 1402 y proclamado señor de su tierra en 1431. Su poesía está revestida de tintes melancólicos y tristes en la que se exalta la fugacidad de la vida y la poca valía de los bienes terrenales por lo que la muerte y el más allá se erigen en protagonistas de sus versos:

“Vivimos en tierra prestada. Aquí, nosotros, los hombres. Allí donde están los sin cuerpo. Allí está nuestra casa. Solo un breve espacio de tiempo. Es el que separa. El aquí del allá.”

Y en otro poema de gran belleza un bardo anónimo nos lega: “¿Acaso son verdad los hombres?/ Por tanto ya no es verdad nuestro canto”.

  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas
  • Libros y códices aztecas
    Libros y códices aztecas

La quema de libros instada por el emperador Itzcóatl

Cuando llegaron los españoles, los códices que circulaban por el territorio azteca eran principalmente los mixtecos, pueblo que acababa de ser conquistado. Parece ser que en la quema de libros también intervinieron los propios indios allanándole el camino a las hordas y misioneros de Cortés.

Se cuenta que el cuarto rey de los aztecas,  Itzcóatl (1427-1440), en su deseo de empezar de cero, ordenó borrar el pasado quemando los libros que se encontraban en su reino. Una crónica de esa época, milagrosamente rescatada, nos cuenta que el monarca llamó a sus consejeros para solucionar una revuelta y recibió como respuesta: “Quema las obras. No es conveniente que todo el mundo conozca la tinta negra, los colores [...] Esas obras sólo cuentan mentiras y hay que iniciar un tiempo de verdad [...]” Lo poco que había cuando llegó Cortés y sus huestes pereció, primero, entre las llamas de los edificios y, luego, en hogueras realizadas ex-profeso. Es lo de siempre: el peligro de los libros.

 Códice Boturini o De la Perigrinación


Uno de los que han llegado hasta nosotros es el Códice Boturini fechado alrededor de 1540 y por ello mismo considerado una de las fuentes más fiables sobre la emigración de los aztecas desde Aztlan, su lugar de origen, hasta su definitivo asentamiento en el bosque de Chapultepec, frondoso y repleto de canales, donde aún hoy en día (en condiciones humildes pero en armonía con el entorno) viven los últimos descendientes de los aztecas.  Su importancia radica en que es la historia de los aztecas más antigua que se conoce y está, además, realizada en los momentos posteriores al asentamiento español.

El Códice Boturini debe su nombre al italiano Lorenzo Boturini Beneduci nacido en algún lugar de la Toscana en 1702. Amante de las antigüedades y de la aventura, llega a tierras americanas alrededor de 1735 donde se hace con gran cantidad de restos arqueológicos y algún que otro ejemplar. Al ilustre italiano también perteneció el Códice Tlatelolco escrito en 1560 con las crónicas de los primeros años de la conquista.

Historia del códice Boturini

Como suele suceder con cierta frecuencia, Boturini se topó con un poderoso intransigente empeñado en boicotear la labor de estudio y divulgación de culturas ajenas y, en este caso, don Lorenzo se dio de bruces, cara a cara, con el entonces virrey don Pedro Cebrián y Agustín quien detiene al italiano con acusaciones tan peregrinas como el intentar adornar con una corona de oro la imagen de la Virgen de Guadalupe. 

El virrey no tarda en enviarlo a prisión y, por supuesto, confisca su “museo de curiosidades”, maltratando el material de tal manera que prácticamente desbarata la colección completa. Pero estamos en el siglo XVIII y entonces las leyes no eran iguales para todos. Don Lorenzo, a pesar de todo, recibe un trato de favor y accede voluntariamente a ser enviado a España para su juicio definitivo donde no solo es puesto en libertad, sino que, además, es nombrado por el rey “cronista de las Indias” en otra paradoja (en esta ocasión afortunada) que el destino acostumbra para con los libros y los bibliófilos.

Códice Mendoza en lengua náhuatl

Otro códice virreinal muy importante e interesante por su papel a la hora de descifrar parte de la escritura maya es el Códice Mendoza (bautizado en honor de don Antonio de Mendoza, virrey de la Nueva España entre 1535 y 1550) en el que, entre las imágenes del texto indígena, se han insertado glosas en castellano realizadas, al parecer, por un misionero español que conocía la lengua náhuatl.

Está dividido en tres partes: en la primera, se cuenta las hazañas de los señores de Tenochtilan entre 1325 y 1521; en la segunda, se enumeran los impuestos que había que abonar a dichos soberanos; y en la tercera, se describe la vida de los aztecas. En esta tercera parte aparecen nombres de poblaciones expresadas a la manera de los jeroglíficos que, a modo de pasatiempos, se insertan en algunos periódicos actuales. 

De esta época son los códices mayas que se suponen ocultos en los pueblos, sobre todo, en el estado de Guerrero. Muchos de ellos son planos o escrituras de propiedad de la tierra que los indios conservan celosamente con el fin de hacer valer sus derechos. Tan es así que algunos de los manuscritos catalogados como virreinales se encuentran grapados o formando parte de legajos judiciales de la época de la Revolución Mexicana como prueba de propiedad u ocupación aportada por la población indígena en los pleitos mantenidos durante la dura reforma agraria que se realizó en este período. 

¡Recuerda que la casilla comentarios siempre está abierta a tus educadas impresiones!

Por Candela Vizcaíno

Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 147
    [title] => Las Signos del Hombre de Franco María Ricci
    [alias] => signos-hombre
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

La colección de libros del editor italiano Franco María Ricci, FMR, rotulada como Los Signos del Hombre, es una de las más bellas de las realizadas durante el Siglo XX.

Hubo un tiempo en el que los libros bellos tenían cabida en nuestra vida. Hubo un tiempo (no muy lejano) que un editor milanés se empeñó en sacar los ejemplares más hermosos con la temática más estrambótica o estrafalaria que te puedas imaginar para deleite de los amantes del arte. Porque esos libros, los que hoy tocamos o recordamos, solo pueden ser calificados como tal.  Responden al nombre de Los Signos del Hombre.

FMR, la editorial de Franco María Ricci

Este editor  italiano de nombre Franco María Ricci, nacido en Parma en 1932, se pone primero a hacer una revista de arte (de la que hablaré otro día con más detenimiento) con todo el lujo que un editor con gustos aristocráticos puede hacer. Eso fue en los gloriosos años ochenta, cuando todo parecía que iba ir siempre a mejor.  Aquella primera publicación se realizó con el negro como protagonista, el cual servía de fondo a las imágenes de una calidad extrema. Ni corto ni perezoso, nuestro hombre movió todas las fichas que había que mover para que aquí escribieran las mejores plumas del momento (Umberto Eco fue uno de los primeros) mano con mano y codo con codo con los más reputados especialistas sobre las distintas temáticas tratadas en la publicación.

Gusto demostraba este editor cada dos meses (la periocidad de la revista), ya que lo mismo se paraba a darnos detalles sobre un Beato, que sobre los zapatos de Ferragamo, que de las más hermosas iglesias o palacios que hay sobre la faz de la Tierra. Ropajes, atrezzo, decorados, artistas plásticos, esculturas, marfiles, jardines o libros… todo ello era atendido de una manera casi reverencial en esta publicación que llegó viva, intacta y con nulos cambios estilísticos casi a los albores del siglo XXI.

Los Signos del Hombre de Franco María Ricci

Pero esto no era suficiente para este editor enamorado de las cosas bellas y a principios de los años ochenta se pone a sacar unos libros que tenían por seña la elegancia extrema. Hasta el año 2002 sacó a la calle 27 títulos en 31 volúmenes porque algunos eran dobles o triples. Las obras no solo se publicaron en italiano sino que fueron traducidas al inglés, francés o español. Los hispanohablantes podemos disfrutar de ellas sin ningún problema. El negro, el oro, la elegante letra de tipos Bodoni o la seda eran característicos de estos libros. Se sacaban todos iguales, aunque la temática era de lo más heterogénea y, a veces, estrambótica a más no poder. Pero aquí reside el encanto de estas obras.

En los Signos del Hombre te puedes encontrar la reproducción de un Beato, un estudio sobre un libro de farmacopea antiguo. Aquí ha publicado Borges (El libro de las ruinas) y abundan las temáticas extrañas como el Codex Serafinianus o las historias prodigiosas del Medievo. Como he comentado anteriormente, las firmas de los estudios o los relatos no tienen pega porque, sencillamente, están entre lo más granado de la literatura o de la investigación científica. Ahora bien, estos libros tenían en su momento (y lo siguen teniendo aún más en la era de Instagram) un encanto muy especial por la calidad formal con la que estaban ejecutados. Anota que es para quedarse con la boca abierta:

  • Nada de pequeño formato. Todos son de la misma medida en gran folio.
  • Franco María Ricci era un enamorado de la fuente Bodoni, creada por el impresor homónimo fallecido en Parma (lugar de nacimiento de nuestro editor) a principios del siglo XIX. En busca de un tipo más suave y de fácil lectura que los del barroco, creó una letra que, más tarde, ha dado lugar a otras tan conocidas como la Garamond. Franco María Ricci fue fiel a este tipo en todos sus libros.
  • Detalles aparte, los Signos del Hombre hacen gala de un papel precioso en un color extrañísimo, gris azulado, realizado en Fabriano de forma casi artesana. Es de una textura verjurada, una rareza casi en estas primeras décadas del siglo XXI.
  • Los libros se cosían al hilo de tal manera que es casi imposible romperlos si alguien quisiera hacer tal cosa con ellos.
  • Pero lo que más llama la atención es su portada en una seda en color negro profundo sobre la que no se tenía empacho en colocar oros por doquier: el título, el autor y la editorial en una fuente enorme. Se remataba esta bella portada con una lámina pegada.
  • Eran las mismas láminas que iluminan estos bellos libros, porque si la colección los Signos del Hombre se caracteriza por algo es por su fuerte impacto visual. Los textos siempre se acompañan con fascinantes láminas brillantes que se pegan sobre las hojas. No están impresas sobre el papel sino que están realizadas aparte. Esto aporta una calidez preciosa y precisa.
  • Ediciones numeradas y firmadas (aunque bastante amplias a nivel internacional)
  • Y todo resguardado en un estuche en color negro para que ningún agente externo dañe tanta belleza.
  • Es una colección, en definitiva, que invita al deleite de los sentidos físicos como espirituales. Da gusto tener un ejemplar en las manos por lo que de apoteosis de la belleza bibliófila supone.

Los títulos de los Signos del Hombre

En 2002 la colección llegó a su fin. Hasta ese momento se pusieron en las mejores bibliotecas del mundo 27 títulos, algunos en varios volúmenes. No me voy a detener en todos, pero sí en los más curiosos. Anota que todos están en nuestra tienda online:

Codex Serafinianus

Quizás haya sido el mayor acierto editorial de Franco María Ricci. Este libro escrito por un arquitecto y diseñador en la década de los setenta, con un fuerte carácter surrealista, se ha convertido en uno de los más enigmáticos jamás publicados. Aunque si se lee como si fuera la expresión del subconsciente (con un toque de humor), la obra quiere ser la representación de nuestro mundo como si de un espejo se tratara.

Tamara de Lempicka con los diarios de la gobernanta de Gabriele D’ anuncio

Solo por las bellas imágenes de las obras de esta aristocrática pintora fiel exponente del más puro Art Decó ya merece la pena este libro. No es un estudio de arte cualquiera. Es una de las ediciones más bellas que se han realizado a lo largo de la historia de un artista

Historias prodigiosas

Reproduce el Manuscrito 136 de la Wellcome Library realizado íntegramente (tanto las iluminaciones como el texto) por Pierre Boaistuau como regalo para la reina Isabel I de Inglaterra. En él se narran aventuras de todo tipo desde martirios de cristianos hasta apariciones de fantasmas pasando por un buen puñado de casos curiosos de la naturaleza (monstruos, siameses… )

Ciudades del Amor

Las láminas (no pueden ser de otra manera) son reproducciones del clásico Kamasutra indio mientras que los textos no tienen desperdicio tanto por su originalidad, sentido del humor como por ser chocante, al día de hoy, a nuestra cosmovisión. Es un libro para regalar o regalarse y también para compartir

Napoleón apócrifo

Una historia que no es historia, que es invención como si de literatura se tratara y que narra, con Napoleón como protagonista, los avatares de la conquista del mundo para instaurar una monarquía universal. Este reino homogéneo sin estados con una sola cabeza coronada comenzaría en Moscú para terminar en Madrid. De aquí seguiría de Londres a Berlín. Después de Europa le tocaría el turno a Asia, Oceanía, África y América.  Obra adornada con los retratos de la familia Bonaparte. Edición de 3500 ejemplares. El nuestro es el 903. Tiene 181 páginas más guardas.

Larkin

En la corte de la Reina Isabel I un pintor de cámara de nombre William Larkin se dedica a retratar no solo a su Majestad sino a todos los cortesanos más ilustres del reino. Lo hace con todo lujo detalles reproduciendo hasta la extenuación el último detalle del bordado más fino de los suntuosos vestidos isabelinos. Larkin es un retratista. No hay nada simbólico en las obras y ni mucho menos algo de carácter mítico. Todos los protagonistas posan, en el 80% de los casos, de igual manera: mano izquierda sobre el respaldo de silla o sillón, mano derecha con abanico o bolso. Como fondo, una cortina de seda y pisando tan aristocráticos pies siempre una alfombra colorida. Edición de 3000 ejemplares. Más información sobre la obra aquí

Libro de las ruinas

¿Por qué nos atraen los finales en lugar de los principios? ¿Por qué son seductores los Apocalipsis? ¿Por qué es grandioso un paisaje volcánico? En este volumen, nada más y nada menos, que Jorge Luis Borges nos introduce en la belleza de las ruinas e, incluso, la destrucción. Las imágenes románticas nos ayudan con más fuerza. Ejemplar de 3.500 ejemplares. Una de las obras de Borges en una edición más allá del lujo de Franco María Ricci

Zötl

Un texto de Cortázar nos lleva hasta el bestiario del dibujante naturalista Aloys Zötl. Este título de Los Signos del Hombre de Franco Maria Ricci es uno de los más discretos en cuanto a temática se refiere de los pertenecientes a una colección que se caracteriza, en alguna que otra ocasión, por la extravagancia. Edición de 5000 ejemplares. El nuestro es el número 2094.

El Fayum

Es una sugerente recopilación de las tablas mortuorias más hermosas del Antiguo Egipto. Estos retratos con todo lujo de detalles se hacían en vida, en el mejor momento individual, y se guardaban para cuando llegaran "la hora". Su finalidad era ser colocadas sobre las momias que eran custodiadas por las familias en armarios realizados ad hoc. Es una de mis obras favoritas y tenemos un ejemplar en nuestra tienda online. El viajero ávido de cosas bellas no puede perderse la buena colección de estas peculiares obras que se custodia en el Museo de El Louvre de París

Los Signos del Hombre son un lujo para cualquier biblioteca, para cualquier amante de las cosas bellas. Son un capricho que sacia, como tal, el alma en busca de la excelencia artística.

Texto y foto por Candela Vizcaíno

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2016-10-03 18:11:28 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2016-11-14 16:16:45 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2016-10-03 18:11:28 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 22 [featured] => 1 [featured_ordering] => 62 [image_caption] => Los Signos del Hombre [image_credits] => © Candela Vizcaíno [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 1822 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => La colección de libros del editor italiano Franco María Ricci, FMR, rotulada como Los Signos del Hombre, es una de las más bellas de las realizadas durante el Siglo XX. [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => fmr, signos del hombre, libros, bibliofilia, literatura [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2016-10-03 20:12:54 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030353 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/signos-hombre.html [printLink] => /literatura/signos-hombre.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/f7abac252ae5ed68121b92ba7a669d87_Generic.jpg [cleanTitle] => Las Signos del Hombre de Franco María Ricci [numOfComments] => 0 [text] =>

 

La colección de libros del editor italiano Franco María Ricci, FMR, rotulada como Los Signos del Hombre, es una de las más bellas de las realizadas durante el Siglo XX.

Hubo un tiempo en el que los libros bellos tenían cabida en nuestra vida. Hubo un tiempo (no muy lejano) que un editor milanés se empeñó en sacar los ejemplares más hermosos con la temática más estrambótica o estrafalaria que te puedas imaginar para deleite de los amantes del arte. Porque esos libros, los que hoy tocamos o recordamos, solo pueden ser calificados como tal.  Responden al nombre de Los Signos del Hombre.

FMR, la editorial de Franco María Ricci

Este editor  italiano de nombre Franco María Ricci, nacido en Parma en 1932, se pone primero a hacer una revista de arte (de la que hablaré otro día con más detenimiento) con todo el lujo que un editor con gustos aristocráticos puede hacer. Eso fue en los gloriosos años ochenta, cuando todo parecía que iba ir siempre a mejor.  Aquella primera publicación se realizó con el negro como protagonista, el cual servía de fondo a las imágenes de una calidad extrema. Ni corto ni perezoso, nuestro hombre movió todas las fichas que había que mover para que aquí escribieran las mejores plumas del momento (Umberto Eco fue uno de los primeros) mano con mano y codo con codo con los más reputados especialistas sobre las distintas temáticas tratadas en la publicación.

Gusto demostraba este editor cada dos meses (la periocidad de la revista), ya que lo mismo se paraba a darnos detalles sobre un Beato, que sobre los zapatos de Ferragamo, que de las más hermosas iglesias o palacios que hay sobre la faz de la Tierra. Ropajes, atrezzo, decorados, artistas plásticos, esculturas, marfiles, jardines o libros… todo ello era atendido de una manera casi reverencial en esta publicación que llegó viva, intacta y con nulos cambios estilísticos casi a los albores del siglo XXI.

Los Signos del Hombre de Franco María Ricci

Pero esto no era suficiente para este editor enamorado de las cosas bellas y a principios de los años ochenta se pone a sacar unos libros que tenían por seña la elegancia extrema. Hasta el año 2002 sacó a la calle 27 títulos en 31 volúmenes porque algunos eran dobles o triples. Las obras no solo se publicaron en italiano sino que fueron traducidas al inglés, francés o español. Los hispanohablantes podemos disfrutar de ellas sin ningún problema. El negro, el oro, la elegante letra de tipos Bodoni o la seda eran característicos de estos libros. Se sacaban todos iguales, aunque la temática era de lo más heterogénea y, a veces, estrambótica a más no poder. Pero aquí reside el encanto de estas obras.

En los Signos del Hombre te puedes encontrar la reproducción de un Beato, un estudio sobre un libro de farmacopea antiguo. Aquí ha publicado Borges (El libro de las ruinas) y abundan las temáticas extrañas como el Codex Serafinianus o las historias prodigiosas del Medievo. Como he comentado anteriormente, las firmas de los estudios o los relatos no tienen pega porque, sencillamente, están entre lo más granado de la literatura o de la investigación científica. Ahora bien, estos libros tenían en su momento (y lo siguen teniendo aún más en la era de Instagram) un encanto muy especial por la calidad formal con la que estaban ejecutados. Anota que es para quedarse con la boca abierta:

  • Nada de pequeño formato. Todos son de la misma medida en gran folio.
  • Franco María Ricci era un enamorado de la fuente Bodoni, creada por el impresor homónimo fallecido en Parma (lugar de nacimiento de nuestro editor) a principios del siglo XIX. En busca de un tipo más suave y de fácil lectura que los del barroco, creó una letra que, más tarde, ha dado lugar a otras tan conocidas como la Garamond. Franco María Ricci fue fiel a este tipo en todos sus libros.
  • Detalles aparte, los Signos del Hombre hacen gala de un papel precioso en un color extrañísimo, gris azulado, realizado en Fabriano de forma casi artesana. Es de una textura verjurada, una rareza casi en estas primeras décadas del siglo XXI.
  • Los libros se cosían al hilo de tal manera que es casi imposible romperlos si alguien quisiera hacer tal cosa con ellos.
  • Pero lo que más llama la atención es su portada en una seda en color negro profundo sobre la que no se tenía empacho en colocar oros por doquier: el título, el autor y la editorial en una fuente enorme. Se remataba esta bella portada con una lámina pegada.
  • Eran las mismas láminas que iluminan estos bellos libros, porque si la colección los Signos del Hombre se caracteriza por algo es por su fuerte impacto visual. Los textos siempre se acompañan con fascinantes láminas brillantes que se pegan sobre las hojas. No están impresas sobre el papel sino que están realizadas aparte. Esto aporta una calidez preciosa y precisa.
  • Ediciones numeradas y firmadas (aunque bastante amplias a nivel internacional)
  • Y todo resguardado en un estuche en color negro para que ningún agente externo dañe tanta belleza.
  • Es una colección, en definitiva, que invita al deleite de los sentidos físicos como espirituales. Da gusto tener un ejemplar en las manos por lo que de apoteosis de la belleza bibliófila supone.

Los títulos de los Signos del Hombre

En 2002 la colección llegó a su fin. Hasta ese momento se pusieron en las mejores bibliotecas del mundo 27 títulos, algunos en varios volúmenes. No me voy a detener en todos, pero sí en los más curiosos. Anota que todos están en nuestra tienda online:

Codex Serafinianus

Quizás haya sido el mayor acierto editorial de Franco María Ricci. Este libro escrito por un arquitecto y diseñador en la década de los setenta, con un fuerte carácter surrealista, se ha convertido en uno de los más enigmáticos jamás publicados. Aunque si se lee como si fuera la expresión del subconsciente (con un toque de humor), la obra quiere ser la representación de nuestro mundo como si de un espejo se tratara.

Tamara de Lempicka con los diarios de la gobernanta de Gabriele D’ anuncio

Solo por las bellas imágenes de las obras de esta aristocrática pintora fiel exponente del más puro Art Decó ya merece la pena este libro. No es un estudio de arte cualquiera. Es una de las ediciones más bellas que se han realizado a lo largo de la historia de un artista

Historias prodigiosas

Reproduce el Manuscrito 136 de la Wellcome Library realizado íntegramente (tanto las iluminaciones como el texto) por Pierre Boaistuau como regalo para la reina Isabel I de Inglaterra. En él se narran aventuras de todo tipo desde martirios de cristianos hasta apariciones de fantasmas pasando por un buen puñado de casos curiosos de la naturaleza (monstruos, siameses… )

Ciudades del Amor

Las láminas (no pueden ser de otra manera) son reproducciones del clásico Kamasutra indio mientras que los textos no tienen desperdicio tanto por su originalidad, sentido del humor como por ser chocante, al día de hoy, a nuestra cosmovisión. Es un libro para regalar o regalarse y también para compartir

Napoleón apócrifo

Una historia que no es historia, que es invención como si de literatura se tratara y que narra, con Napoleón como protagonista, los avatares de la conquista del mundo para instaurar una monarquía universal. Este reino homogéneo sin estados con una sola cabeza coronada comenzaría en Moscú para terminar en Madrid. De aquí seguiría de Londres a Berlín. Después de Europa le tocaría el turno a Asia, Oceanía, África y América.  Obra adornada con los retratos de la familia Bonaparte. Edición de 3500 ejemplares. El nuestro es el 903. Tiene 181 páginas más guardas.

Larkin

En la corte de la Reina Isabel I un pintor de cámara de nombre William Larkin se dedica a retratar no solo a su Majestad sino a todos los cortesanos más ilustres del reino. Lo hace con todo lujo detalles reproduciendo hasta la extenuación el último detalle del bordado más fino de los suntuosos vestidos isabelinos. Larkin es un retratista. No hay nada simbólico en las obras y ni mucho menos algo de carácter mítico. Todos los protagonistas posan, en el 80% de los casos, de igual manera: mano izquierda sobre el respaldo de silla o sillón, mano derecha con abanico o bolso. Como fondo, una cortina de seda y pisando tan aristocráticos pies siempre una alfombra colorida. Edición de 3000 ejemplares. Más información sobre la obra aquí

Libro de las ruinas

¿Por qué nos atraen los finales en lugar de los principios? ¿Por qué son seductores los Apocalipsis? ¿Por qué es grandioso un paisaje volcánico? En este volumen, nada más y nada menos, que Jorge Luis Borges nos introduce en la belleza de las ruinas e, incluso, la destrucción. Las imágenes románticas nos ayudan con más fuerza. Ejemplar de 3.500 ejemplares. Una de las obras de Borges en una edición más allá del lujo de Franco María Ricci

Zötl

Un texto de Cortázar nos lleva hasta el bestiario del dibujante naturalista Aloys Zötl. Este título de Los Signos del Hombre de Franco Maria Ricci es uno de los más discretos en cuanto a temática se refiere de los pertenecientes a una colección que se caracteriza, en alguna que otra ocasión, por la extravagancia. Edición de 5000 ejemplares. El nuestro es el número 2094.

El Fayum

Es una sugerente recopilación de las tablas mortuorias más hermosas del Antiguo Egipto. Estos retratos con todo lujo de detalles se hacían en vida, en el mejor momento individual, y se guardaban para cuando llegaran "la hora". Su finalidad era ser colocadas sobre las momias que eran custodiadas por las familias en armarios realizados ad hoc. Es una de mis obras favoritas y tenemos un ejemplar en nuestra tienda online. El viajero ávido de cosas bellas no puede perderse la buena colección de estas peculiares obras que se custodia en el Museo de El Louvre de París

Los Signos del Hombre son un lujo para cualquier biblioteca, para cualquier amante de las cosas bellas. Son un capricho que sacia, como tal, el alma en busca de la excelencia artística.

Texto y foto por Candela Vizcaíno

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 142
    [title] => El Codex Seraphinianus de Luigi Serafini en la edición de Franco María Ricci, Los signos del Hombre
    [alias] => codex-seraphinianus
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

Entre 1976 y 1978, un reputado ilustrador y arquitecto italiano de nombre Luigi Serafini se entretuvo en hacer un libro que ha hecho las delicias tanto de bibliófilos como de ilustradores como de los frikis de las cosas raras. Me refiero al Codex Seraphinianus, un libro que se ha asimilado, por su rareza y delicadeza, al enigmático manuscrito Voynich (esta historia para otro día). ¿Nos adentramos en una fascinante historia con libros de protagonista?

¿Cómo es el Codex Seraphinianus de Luigi Serafini?

La obra está manuscrita y miniada a la manera de los Libros de Horas del pasado o de los maravillosos Beatos hispánicos. Todo en él salió de la mano de este extravagante ilustrador, arquitecto y diseñador nacido en 1949 en Roma. La obra quiere ser un compendio del mundo conocido pero se lee como si de un espejo se tratara, como si su “hacedor” nos quisiera introducir en un mundo inexistente construido con retazos del conocido. Al fin y al cabo, no hace falta que yo diga que prácticamente cualquier creación artística responde a estas características. Y este libro maravilloso no va a ser menos.

El Codex Seraphinianus parece salido de la mano de un enajenado que, cual moderno Quijote, nos muestra la realidad del mundo contemporáneo pero distorsionado hasta el paroxismo. Tiene un fuerte carácter e impronta del surrealismo que tan importante fue para el desarrollo de la estética de todo el siglo XX, pero también es simbólico. Aunque todos los estudios que se han hecho del libro son de cariz serio, concienzudo y hasta académico, no hay que descartar un toque de humor e, incluso, de cachondeo por parte de su creador.

Eso no quita que en ese humor (a veces muy negro)  nos muestre la otra cara de nuestro mundo, conocido tanto del civilizado como del natural en un afán por hacernos reflexionar. El Codex Seraphinianus quiere servir como una enciclopedia de la naturaleza, de la sociedad, de las matemáticas o de las artes del hombre y está “explicado” al margen en una extraña lengua inventada que, para colmo, responde a un alfabeto inexistente. ¿Juego o cosa seria?

Aunque en mayo de 2009, en la Asociación de Bibliófilos de la Universidad de Oxford, Luigi Serafini quitó hierro e importancia a su obra calificándola como asémica (y ahora nos metemos con la palabreja), el caso es que ha sido todo un hito. Y no solo para los bibliófilos, sino también para todos aquellos semióticos que se empeñan en ver un sentido oculto en cada rincón de cada libro de cada biblioteca. Y el Codex Seraphinianus se presta a las mil maravillas a ello. ¡Qué duda cabe!

Tremendamente onírica, todo el libro parece trasladar los sueños que su autor no ha podido interpretar o bien que nos deja a nosotros que interpretemos. Y de aquí, probablemente, el carácter de asémica al referirse con ello, probablemente, a que el sentido, como el de los símbolos, no es unívoco. Y que más bien hay que apelar al conocimiento universal que habita en el inconsciente. El Codex Seraphinianus parece ser la expresión de la parte oscura de una mente brillante que se dedica a la creación, o más bien un sortilegio. Es un intento de comprensión y de sistematización del universo a través de una semántica que responde a una irrealidad. O no. Porque, al estar plasmado en el libro ya se convierte en plenamente real.

  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus

Estructura del Código Seraphinianus

Ya su distribución presenta un número caprichoso puesto que está dividido en 11 libros a la manera de una enciclopedia surrealista. ¿Y qué número es el 11 para amalgamar una obra? Si fuera 4, 8, 12, 20… ¿Pero 11? Y vuelvo a esa anotación que he dejado al principio: ¿es seria o en broma nos invita a pensar de una manera diferente? La estructura es la que sigue:

1.- El primer capítulo se centra en una flora extraña con flores y árboles que parecen danzar o que nos recuerdan a los elementos de los campos de golf, a los parasoles... Vemos manzanas que ocultan otra manzana, peras heridas y curadas con vendas, árboles que se escapan de la tierra o que se tiran a un río a nadar.

2.- El segundo capítulo parece entretenerse en los animales de un mundo maravilloso empezando por los más pequeños, una especie de gusanos o mariposas que más bien parecen emular las letras del alfabeto. Es como si esos micro-organismos fueran los genes (las unidades mínimas) con los que se conforman la cadena de ADN del resto de los animales. Esa página me parece fascinante y de una imaginación soberbia.  En este capítulo parece explicarnos el origen de esos seres con unos dibujos magníficos y brillantes donde  la gran mayoría parece haber nacido por explosión, por un cataclismo o escapándose de cárceles diversas.

3.- El tercer capítulo lo forma un particular reino de criaturas imposibles con una característica en común: todas son bípedas, pero la mayoría no tienen ni brazos ni cabeza. Y los colores tan brillantes parecen indicarnos formaciones artificiales más que naturales. Sin embargo, en la última página de este capítulo del Codex Seraphinianus, el autor quiere darnos una pista, ya que nos va mostrando los pasos de una transformación: de hombre a animal (a pantera). ¿Un aviso? ¿Una moraleja? ¿Un texto para la reflexión cívica?

4.- El cuarto capítulo nos parece mostrar los elementos de las células o una lista de una particular tabla periódica pura. La crítica clasifica esta parte del Codex Seraphinianus como el dedicado a la Física y a la Química.

5.- El siguiente nos muestra unas deliciosas máquinas domésticas que parecen fregar solas los cacharros y colocarlos en los cajones. Otra lava, plancha y ordena en un solo movimiento de manivela. Otras parecen tejer o crear montones de tierra colorida. Porque, si por algo se caracteriza esta extravagante obra de Luigi Serafini, es por un colorido brillante y extremo.

6.- El capítulo seis, que en simbología corresponde a la indefinición humana, se entretiene reproduciendo seres de trazado humano con extravagantes ropajes realizados con elementos materiales a igual que las viviendas en las que habitan. Vemos un aguerrido soldado con un escudo en forma de señal de tráfico que ocupa una casa de paja en las alturas. Otro luce inquietantes artilugios que bien podría ser basura contemporánea y de esa guisa también está realizada su casa. El que se dedica a escribir ha desarrollado una pluma estilográfica en lugar de mano y muere atravesado por un bolígrafo. La sangre derramada es la tinta que no ha podido convertirse en palabras.

7.- Más inquietante es el séptimo donde coloca a la manera de medallón los rostros de perfil de supuestos personajes de este mundo irreal. Aunque no conocemos la lengua del Codex Seraphinianus, intuimos que nos indican lugar y fecha de nacimiento y muerte y el talento que les hace merecedores de dicha galería.

8.- El octavo parece narrar una historia o “la historia” de la creación de ese mundo con sus hitos, batallas y vicisitudes. Es el más llamativo de todos porque combina los elementos que ha ido desgranando a lo largo de los capítulos procedentes.

9.- El noveno nos muestra una suerte de alfabeto con sus reglas gramaticales. ¿La enigmática del Codex Seraphinianus? A continuación, se entretiene con la gastronomía y el protocolo de la mesa para continuar con una galería de moda imposible. Aquí vemos un huevo frito, un croissant, un plato de espaguetis tapados con algo irreconocible…

10.- El décimo nos muestra juegos de sociedad.

11.- Y el último está dedicado a unos edificios futuristas que nos recuerdan el oficio de su creador. Los espacios públicos se vuelven oníricos pero podemos adivinar y entrever su uso: una estación de tren, un estadio, una piscina que tiene lápices en punta insertados, un laberinto sobre las aguas que une (o hace perder) el contacto entre dos islas, como una contemporánea cueva del Minotauro de Creta.

La obra termina con una advertencia, con una imagen en la que es plenamente reconocible unos huesos (¿de una mano?) que ha perdido un anillo presentada por una parrafada imposible de leer. Pero a poco que el espectador ande un poco versado puede ver una particular “sic transit gloria mundi”. Y la gloria del mundo que pasa es la del Codex Seraphinianus realizado por Luigi Serafini.

cdex 0

La edición de Franco María Ricci de El Codex Seraphinianus

Los Signos del Hombre de Franco María Ricci (mañana hablamos de este exquisito y elegante editor) son una colección de libros de todo tipo realizada para el coleccionismo bibliófilo. Cada uno de los ejemplares son independientes y lo mismo ha sido editado una reproducción (con su debida explicación) del Kamasutra, de los Beatos, de El libro de las ruinas de Borges o el Codex Seraphinianus que ahora nos ocupa.

Los libros de Los Signos del Hombre son de tamaño infolio realizados con un exquisito papel en color gris de Fabriano (una de las papeleras más ilustres del mundo). Sin embargo, para esta obra se optó por un encargo personal y se ha utilizado uno de algodón en color hueso que es un placer para el tacto. Todos los libros van encuadernados en seda brillante en color negro con grabados en oro y debidamente protegidos en un estuche a tono para resguardarla de cualquier intruso externo.

En tiradas limitadas (aunque el Codex Seraphinianus fue un best seller casi), rara vez alcanzan los 2.000 ejemplares. Para este número se hicieron 5.000 que la casa se encargaba de numerar debidamente y de firmar.

Es una obra, en definitiva, que es un placer para los sentidos espirituales y sensoriales, apta para las bibliotecas más exigentes.

Del Codex Seraphinianus puedes comprar un ejemplar impecable en nuestra tienda online

 

 Por Candela Vizcaíno

 

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2016-09-20 17:55:34 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2016-11-14 16:15:56 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2016-09-20 17:55:34 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 21 [featured] => 1 [featured_ordering] => 57 [image_caption] => Codex Seraphinianus [image_credits] => [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 2104 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => Una lectura del Codex Seraphinianus de Luigi Serafini en la edición de Franco María Ricci, Los signos del Hombre [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => codex seraphinus, codex seraphinianus, bibliofilia, Franco Maria Ricci, [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2016-09-20 19:59:59 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030355 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/codex-seraphinianus.html [printLink] => /literatura/codex-seraphinianus.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/1c6c813bb9d5494160041c1c4ee2fb70_Generic.jpg [cleanTitle] => El Codex Seraphinianus de Luigi Serafini en la edición de Franco María Ricci, Los signos del Hombre [numOfComments] => 0 [text] =>

 

Entre 1976 y 1978, un reputado ilustrador y arquitecto italiano de nombre Luigi Serafini se entretuvo en hacer un libro que ha hecho las delicias tanto de bibliófilos como de ilustradores como de los frikis de las cosas raras. Me refiero al Codex Seraphinianus, un libro que se ha asimilado, por su rareza y delicadeza, al enigmático manuscrito Voynich (esta historia para otro día). ¿Nos adentramos en una fascinante historia con libros de protagonista?

¿Cómo es el Codex Seraphinianus de Luigi Serafini?

La obra está manuscrita y miniada a la manera de los Libros de Horas del pasado o de los maravillosos Beatos hispánicos. Todo en él salió de la mano de este extravagante ilustrador, arquitecto y diseñador nacido en 1949 en Roma. La obra quiere ser un compendio del mundo conocido pero se lee como si de un espejo se tratara, como si su “hacedor” nos quisiera introducir en un mundo inexistente construido con retazos del conocido. Al fin y al cabo, no hace falta que yo diga que prácticamente cualquier creación artística responde a estas características. Y este libro maravilloso no va a ser menos.

El Codex Seraphinianus parece salido de la mano de un enajenado que, cual moderno Quijote, nos muestra la realidad del mundo contemporáneo pero distorsionado hasta el paroxismo. Tiene un fuerte carácter e impronta del surrealismo que tan importante fue para el desarrollo de la estética de todo el siglo XX, pero también es simbólico. Aunque todos los estudios que se han hecho del libro son de cariz serio, concienzudo y hasta académico, no hay que descartar un toque de humor e, incluso, de cachondeo por parte de su creador.

Eso no quita que en ese humor (a veces muy negro)  nos muestre la otra cara de nuestro mundo, conocido tanto del civilizado como del natural en un afán por hacernos reflexionar. El Codex Seraphinianus quiere servir como una enciclopedia de la naturaleza, de la sociedad, de las matemáticas o de las artes del hombre y está “explicado” al margen en una extraña lengua inventada que, para colmo, responde a un alfabeto inexistente. ¿Juego o cosa seria?

Aunque en mayo de 2009, en la Asociación de Bibliófilos de la Universidad de Oxford, Luigi Serafini quitó hierro e importancia a su obra calificándola como asémica (y ahora nos metemos con la palabreja), el caso es que ha sido todo un hito. Y no solo para los bibliófilos, sino también para todos aquellos semióticos que se empeñan en ver un sentido oculto en cada rincón de cada libro de cada biblioteca. Y el Codex Seraphinianus se presta a las mil maravillas a ello. ¡Qué duda cabe!

Tremendamente onírica, todo el libro parece trasladar los sueños que su autor no ha podido interpretar o bien que nos deja a nosotros que interpretemos. Y de aquí, probablemente, el carácter de asémica al referirse con ello, probablemente, a que el sentido, como el de los símbolos, no es unívoco. Y que más bien hay que apelar al conocimiento universal que habita en el inconsciente. El Codex Seraphinianus parece ser la expresión de la parte oscura de una mente brillante que se dedica a la creación, o más bien un sortilegio. Es un intento de comprensión y de sistematización del universo a través de una semántica que responde a una irrealidad. O no. Porque, al estar plasmado en el libro ya se convierte en plenamente real.

  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus
  • Codex Seraphinianus
    Codex Seraphinianus

Estructura del Código Seraphinianus

Ya su distribución presenta un número caprichoso puesto que está dividido en 11 libros a la manera de una enciclopedia surrealista. ¿Y qué número es el 11 para amalgamar una obra? Si fuera 4, 8, 12, 20… ¿Pero 11? Y vuelvo a esa anotación que he dejado al principio: ¿es seria o en broma nos invita a pensar de una manera diferente? La estructura es la que sigue:

1.- El primer capítulo se centra en una flora extraña con flores y árboles que parecen danzar o que nos recuerdan a los elementos de los campos de golf, a los parasoles... Vemos manzanas que ocultan otra manzana, peras heridas y curadas con vendas, árboles que se escapan de la tierra o que se tiran a un río a nadar.

2.- El segundo capítulo parece entretenerse en los animales de un mundo maravilloso empezando por los más pequeños, una especie de gusanos o mariposas que más bien parecen emular las letras del alfabeto. Es como si esos micro-organismos fueran los genes (las unidades mínimas) con los que se conforman la cadena de ADN del resto de los animales. Esa página me parece fascinante y de una imaginación soberbia.  En este capítulo parece explicarnos el origen de esos seres con unos dibujos magníficos y brillantes donde  la gran mayoría parece haber nacido por explosión, por un cataclismo o escapándose de cárceles diversas.

3.- El tercer capítulo lo forma un particular reino de criaturas imposibles con una característica en común: todas son bípedas, pero la mayoría no tienen ni brazos ni cabeza. Y los colores tan brillantes parecen indicarnos formaciones artificiales más que naturales. Sin embargo, en la última página de este capítulo del Codex Seraphinianus, el autor quiere darnos una pista, ya que nos va mostrando los pasos de una transformación: de hombre a animal (a pantera). ¿Un aviso? ¿Una moraleja? ¿Un texto para la reflexión cívica?

4.- El cuarto capítulo nos parece mostrar los elementos de las células o una lista de una particular tabla periódica pura. La crítica clasifica esta parte del Codex Seraphinianus como el dedicado a la Física y a la Química.

5.- El siguiente nos muestra unas deliciosas máquinas domésticas que parecen fregar solas los cacharros y colocarlos en los cajones. Otra lava, plancha y ordena en un solo movimiento de manivela. Otras parecen tejer o crear montones de tierra colorida. Porque, si por algo se caracteriza esta extravagante obra de Luigi Serafini, es por un colorido brillante y extremo.

6.- El capítulo seis, que en simbología corresponde a la indefinición humana, se entretiene reproduciendo seres de trazado humano con extravagantes ropajes realizados con elementos materiales a igual que las viviendas en las que habitan. Vemos un aguerrido soldado con un escudo en forma de señal de tráfico que ocupa una casa de paja en las alturas. Otro luce inquietantes artilugios que bien podría ser basura contemporánea y de esa guisa también está realizada su casa. El que se dedica a escribir ha desarrollado una pluma estilográfica en lugar de mano y muere atravesado por un bolígrafo. La sangre derramada es la tinta que no ha podido convertirse en palabras.

7.- Más inquietante es el séptimo donde coloca a la manera de medallón los rostros de perfil de supuestos personajes de este mundo irreal. Aunque no conocemos la lengua del Codex Seraphinianus, intuimos que nos indican lugar y fecha de nacimiento y muerte y el talento que les hace merecedores de dicha galería.

8.- El octavo parece narrar una historia o “la historia” de la creación de ese mundo con sus hitos, batallas y vicisitudes. Es el más llamativo de todos porque combina los elementos que ha ido desgranando a lo largo de los capítulos procedentes.

9.- El noveno nos muestra una suerte de alfabeto con sus reglas gramaticales. ¿La enigmática del Codex Seraphinianus? A continuación, se entretiene con la gastronomía y el protocolo de la mesa para continuar con una galería de moda imposible. Aquí vemos un huevo frito, un croissant, un plato de espaguetis tapados con algo irreconocible…

10.- El décimo nos muestra juegos de sociedad.

11.- Y el último está dedicado a unos edificios futuristas que nos recuerdan el oficio de su creador. Los espacios públicos se vuelven oníricos pero podemos adivinar y entrever su uso: una estación de tren, un estadio, una piscina que tiene lápices en punta insertados, un laberinto sobre las aguas que une (o hace perder) el contacto entre dos islas, como una contemporánea cueva del Minotauro de Creta.

La obra termina con una advertencia, con una imagen en la que es plenamente reconocible unos huesos (¿de una mano?) que ha perdido un anillo presentada por una parrafada imposible de leer. Pero a poco que el espectador ande un poco versado puede ver una particular “sic transit gloria mundi”. Y la gloria del mundo que pasa es la del Codex Seraphinianus realizado por Luigi Serafini.

cdex 0

La edición de Franco María Ricci de El Codex Seraphinianus

Los Signos del Hombre de Franco María Ricci (mañana hablamos de este exquisito y elegante editor) son una colección de libros de todo tipo realizada para el coleccionismo bibliófilo. Cada uno de los ejemplares son independientes y lo mismo ha sido editado una reproducción (con su debida explicación) del Kamasutra, de los Beatos, de El libro de las ruinas de Borges o el Codex Seraphinianus que ahora nos ocupa.

Los libros de Los Signos del Hombre son de tamaño infolio realizados con un exquisito papel en color gris de Fabriano (una de las papeleras más ilustres del mundo). Sin embargo, para esta obra se optó por un encargo personal y se ha utilizado uno de algodón en color hueso que es un placer para el tacto. Todos los libros van encuadernados en seda brillante en color negro con grabados en oro y debidamente protegidos en un estuche a tono para resguardarla de cualquier intruso externo.

En tiradas limitadas (aunque el Codex Seraphinianus fue un best seller casi), rara vez alcanzan los 2.000 ejemplares. Para este número se hicieron 5.000 que la casa se encargaba de numerar debidamente y de firmar.

Es una obra, en definitiva, que es un placer para los sentidos espirituales y sensoriales, apta para las bibliotecas más exigentes.

Del Codex Seraphinianus puedes comprar un ejemplar impecable en nuestra tienda online

 

 Por Candela Vizcaíno

 

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 141
    [title] => ¿Cómo son los libros manuscritos o códices conocidos como Beatos de Liébana?
    [alias] => beatos
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

En esencia son un grupo de libros medievales que están entre los más bellos jamás “fabricados” sobre el planeta Tierra.

Pero, vayamos por partes y te cuento un poco más lentamente una historia fascinante que tiene como centro libros iluminados, manuscritos preciosos, historias de renuncia (o no) en un monasterio.

Una introducción muy somera a la situación socio-cultural en la Alta Edad Media en España

Beato nació, vivió y murió en el siglo VIII. Fue un monje de cultura (ya que escribió una obra original) que pasó su vida en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Por eso, se le conoce también con el sobrenombre de Beato de Liébana. Dicho centro de oración asturiano se encuentra en los Picos de Europa en una carretera con unas curvas endemoniadas al día de hoy. En aquella época era, sencillamente, casi inaccesible. ¿Y por qué se les ocurrió construir un lugar de oración y recogimiento importante en tal lugar? Es bastante fácil: porque allí se guarda el Lignum Crucis, el trozo de mayor tamaño del madero donde fue clavado Jesucristo. Y reliquia de tal magnitud había (y hay) que ponerla a salvo de ladrones y gentes mal intencionadas.

Y de eso había mucha en la época de Beato. La Alta Edad Media era peligrosa, extremadamente peligrosa. El Imperio Romano que construyó las mismas calzadas sobre las que hemos levantado nuestras  modernas autopistas (como si de un palimpsesto de la ingeniería se tratara) había desaparecido. Las comunicaciones eran lentísimas, escasas, imposibles casi con unos caminos llenos de bandidos que lo mínimo que te podían hacer era robar. Las atrocidades en los bosques durante esta época (incluido el canibalismo) se cuentan como las más terribles en la historia de la humanidad.

La población pasaba hambre endémica (esto es, siempre). Los señores feudales se embarcaban en guerras de poder que diezmaba a soldados y juventud por algunas hectáreas de tierra. Las enfermedades y las pestes eran tan recurrentes que rara vez se alcanzaban los cincuenta años de edad entre los más pobres. La mortandad infantil era aterradora y el analfabetismo lo más normal del mundo incluso entre la clase noble. Una mala cosecha condenaba a toda una región al hambre y a la muerte por inanición o por enfermedades por mal nutrición extrema.

En este escenario de penuria e incultura absoluta el mundo era bastante parecido al narrado en el Apocalipsis descrito por San Juan (Nuevo Testamento, para los que se pierdan) y así, seguramente, era visto por la mayoría de la población de la época.

Beato 14 B Escorial 108v

La cultura en la Alta Edad Media

Con estas mimbres y estos bueyes vivió Beato, el de Liébana, un afortunado monje que residía en un monasterio rico (guardaba y guarda una reliquia importante) y que, pudo crear una obra “original”. Y pongo entre comillas original porque en esta época tal cosa en los escritos era mínima, aunque Beato sí levantó su libro y se convirtió en lo que Umberto Eco calificó como un auténtico “best-seller medieval”.

Porque en el siglo VIII y en los posteriores poder entrar en un monasterio era casi un lujo y, de alguna manera u otra, la única vía para acceder a la cultura. Aquí los monjes y las monjas disfrutaban de algo de paz al abrigo del señor local (la mayoría de las veces) y dedicarse no solo a la oración, al cuidado del huerto o la elaboración de alcohol, sino también a la producción y a la copia de manuscritos.  Aprendían latín, griego, gramática, algo de historia, de literatura… Algunas afortunados tenían acceso a información farmacéutica (fitoterapia) o médica.

Beato 3

Los libros en la Alta Edad Media

La creación literaria o científica, tal como hoy la conocemos, no existía. Los libros eran bienes escasos, únicos, preciados y preciosos. Eran tesoros a mimar y a cuidar. El saber que allí residía no podía perderse de ninguna manera.  Si esto es así siempre, en la Alta Edad Media aún más. Cualquier obra que hubiera llegado del pasado tenía que cuidarse con respeto y se copiaban en los scriptoria de los monasterios. Si el texto no era muy importante o el libro que se iba a realizar era “económico”, se hacía al dictado lentamente sobre materiales (tinta, pergamino o papel) muy escasos o caro. Una obra ilustrada (miniada) eran palabras mayores y solo podían afrontarla monasterios con buena financiación y con mejores calígrafos, filólogos y artistas.

La cultura estaba reducida en estos enclaves de tal manera que un monje viajado (como pudiera ser Gonzalo de Berceo, el de las Cantigas de Nuestra Señora) lo mismo había recorrido únicamente cincuenta kilómetros a la redonda desde su lugar de origen en toda su vida. Nada que ver, por tanto, con nuestros parámetros contemporáneos. Los libros eran tan escasos que un monasterio rico (como el de Bobbio, el mismo que sirvió de inspiración al citado Umberto Eco para ambientar su En nombre de la rosa), en sus mejores tiempos, podía atesorar solo 200 ejemplares. Cuenta los libros de tu biblioteca. Esos caben en una balda.

Los monasterios más humildes necesitaban pedir obras prestadas para ser copiadas y que fueran material para el rezo o como fuente “de investigación” para los monjes. Que dejaran salir un libro importante de un lugar a otro era más difícil que conseguir una hipoteca sin ingresos hoy en día. Las cartas con las peticiones iban y venían y los años pasaban. Todo era lento. Todo era local. Los libros y el saber estaban enclaustrados en los conventos y monasterios. Para la gran mayoría de las almas sensibles era la única manera de acceder al conocimiento tanto literario, científico (médico o farmacéutico, sobre todo) y espiritual.

800px B Urgell 19

Beato de Liébana, el escritor de uno de los best seller de la Edad Media

En este ambiente vivió nuestro protagonista (probablemente entre el año 701 y 798). Aunque la fecha de su muerte sí está referenciada no es así la de su nacimiento y, con toda probabilidad, no pudo durar en las condiciones antes descritas la edad, nada más y nada menos, que de 97 años. Beato tuvo acceso a una buena biblioteca y escribió un libro: unos comentarios al Apocalipsis de San Juan, algo frecuente en la época. Esto es, a falta de trabajos originales, los creadores de conocimiento siempre se basaban en la autoritas de los padres de la Iglesia y con estas bases ejecutaban su texto.

Los escritos de Beato no destacan ni por su calidad literaria ni por su novedad a la hora de exponer una idea. Algún crítico (como el citado Eco) ha llegado a decir, incluso, que la obra es infumable, pero tenía una finalidad muy importante en la época: saber la fecha exacta de la llegada del Anticristo, algo que sería inminente a tenor de la realidad circundante. Para ello, se basó en complejas operaciones matemáticas sacadas de la Cábala y en los escritos de los Padres de la Iglesia.

El trabajo de Beato se hizo popular y más popular, teniendo en cuenta que no era entre la gente de a pie sino entre los integrantes de los monasterios y su texto se copió una y otra vez. Tanto fue así que recibió el mismo tratamiento artístico que el Nuevo Testamento (el libro por excelencia). Esto es, fue considerado un libro importante y, por tanto, copiado una y otra vez con mimo y materiales preciosos.

Para los Beatos futuros (los que se realizaban pacientemente en los scriptoria) se buscaron las mejores vitelas (pergamino de corderos jóvenes muy lisos, sin arrugas y perfectamente pulidos). Se encuadernaban con joyas y adornos valiosos. Se buscaban a los mejores calígrafos, aquellos que no les temblaba el pulso en las largas horas de trabajo a la luz de una vela con el estómago vacío. Se cotejaba con gramáticos expertos para que no hubiera ni una sola errata. Y se ilustraban con las manos más diestras y más exquisitas con pigmentos en los que se usaban materiales preciosas tales como el rojo de la Chinchilla o el azul del lapislázuli. Si el monasterio tenía buena protección (real o de un noble con posibles) no había empacho en buscar láminas de oro y plata.

Con el trabajo, el monje o la monja (que también las había) no solo podía dedicarse a una satisfactoria labor intelectual sino que elaboraba un bien que redimía a toda la comunidad.

  • Beato de la Seo de Urgell
    Beato de la Seo de Urgell
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato de Facundo
    Beato de Facundo
  • Beato de Facundo
    Beato de Facundo
  • Beato de El Escorial
    Beato de El Escorial
  • Beato de El Escorial
    Beato de El Escorial
  • Beato de Valladolid
    Beato de Valladolid
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma

¿Cómo son los manuscritos miniados conocidos como Beatos?

Son, en esencia, una maravilla tanto del arte caligrafiado como del miniado. De este tipo (de los lujosos que entran por los ojos) se conservan apenas 31. Algunos son unas cuantas hojas y otros están afortunadamente completos. Los textos corresponden al mencionado Apocalipsis de San Juan y, a continuación, el comentario de Beato con la fecha del acontecimiento reseñado (recordemos, la llegada del Anticristo).

Dependiendo del scriptoria y del momento de su ejecución, las miniaturas son de calidad o estilo diverso, aunque lo general es que alcancen lo sublime. El más antiguo se realizó en el siglo X y se conserva en el Monasterio de San Millán de la Cogolla. El más moderno es ya del siglo XIV y se guarda en la Biblioteca Nacional de París. Todos los beatos son de producción hispánica y se hicieron en monasterios situados en territorio de lo que hoy conocemos como España. Otra cosa son las manos a las que han ido a parar después de tanto tiempo.

Las miniaturas, las iluminaciones, han superado el paso de los siglos no solo por los materiales utilizados sino también por el celo con el que han sido guardados. Abundan los elementos simbólicos, tan extremadamente realizados que, a veces, rozan la abstracción. Y quizás, por eso, gustan tanto entre el  público de hoy. No podemos perder de vista que, en esta época, entre la élite ilustrada monástica, el conocimiento, sentido y significado de los símbolos universales era conocido al dedillo. Los colores se utilizan para representar elementos físicos (tierra, mar o aire) pero también estados espirituales. En los más “modernos” vemos castillos u objetos arquitectónicos entre los que se presentan pasajes del Apocalipsis. Mucho celo se puso en casi todos los Beatos en la reproducción de la “mujer y el dragón”, pero también en el Juicio Final, en los Jinetes del Apocalipsis, en la Babilonia destruida por sus pecados… Eso no quita para que nos encontremos con algo de espacio para la esperanza, como la imagen del Cristo Redentor del Beato del Burgo de Osma, protagonista, de refilón, de este reportaje.

Beato 6

El Beato del Burgo de Osma

Y digo protagonista porque tenemos la suerte de tener uno para vender. Y no digo que tengamos el libro en nuestras estanterías porque es tesoro nacional y tal cosa nos llevaría (con buenos motivos) a la cárcel. Me refiero a un facsímil que reproduce con todo lujo de detalles, al milímetro y con el color exacto el libro original. Estos trabajos se realizaron en la última década de siglo XX, auspiciados por grandes editoriales que podían abonar los derechos de reproducción exacta de la obra y, además,  tenían medios suficientes para realizar estas reproducciones casi gemelas. El precio, a pesar de la tecnología, nunca fue barato. Hoy han subido un poco porque ya están agotados por las editoriales y solo se pueden adquirir de segunda mano, como el que traemos hoy.

El de Osma es un gran infolio realizado en vitela a finales del siglo XI siendo su escriba un tal Pedro y su ilustrador un monje que responde al nombre de Martín. La vanidad artística en esta época, como podemos ver, no tiene nada que ver con la contemporánea. Tiene 71 ilustraciones de un colorido brillante en el que predominan los rojos, azules o verdes muy intensos entrelazados con pinceladas de oro y plata. Eso no quita para que también se puedan disfrutar de representaciones en un extraño (para estos manuscritos) color verde aguamarina, como la que nos sumerge en el Cristo Vencedor y Redentor.

Este tipo de obras son un capricho y un placer al alcance únicamente de bibliotecas selectas. Sé que tienes muchas preguntas (o no porque ya sabes de estos maravillosos libros). La casilla comentarios o cualquier medio en las redes sociales están abiertos a tus sugerencias o compras.

Tenemos un facsímil del Beato del Burgo de Osma para su venta

 

 

 

 

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2016-09-19 17:51:19 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2016-09-19 18:06:45 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2016-09-19 17:51:19 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 20 [featured] => 1 [featured_ordering] => 56 [image_caption] => Facsímil del Beato de Osma [image_credits] => [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 3005 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => Una introducción y descripción al los libros manuscritos hispánicos conocidos como beatos. [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => beatos, beato de liébana, códices beatos, manuscritos beatos, facsímiles beatos, bibliofilia, beato de liébana, [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2016-09-19 19:54:20 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030358 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/beatos.html [printLink] => /literatura/beatos.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/b8cc41f2c23fcd5970f74c3c49efafec_Generic.jpg [cleanTitle] => ¿Cómo son los libros manuscritos o códices conocidos como Beatos de Liébana? [numOfComments] => 2 [text] =>

 

En esencia son un grupo de libros medievales que están entre los más bellos jamás “fabricados” sobre el planeta Tierra.

Pero, vayamos por partes y te cuento un poco más lentamente una historia fascinante que tiene como centro libros iluminados, manuscritos preciosos, historias de renuncia (o no) en un monasterio.

Una introducción muy somera a la situación socio-cultural en la Alta Edad Media en España

Beato nació, vivió y murió en el siglo VIII. Fue un monje de cultura (ya que escribió una obra original) que pasó su vida en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Por eso, se le conoce también con el sobrenombre de Beato de Liébana. Dicho centro de oración asturiano se encuentra en los Picos de Europa en una carretera con unas curvas endemoniadas al día de hoy. En aquella época era, sencillamente, casi inaccesible. ¿Y por qué se les ocurrió construir un lugar de oración y recogimiento importante en tal lugar? Es bastante fácil: porque allí se guarda el Lignum Crucis, el trozo de mayor tamaño del madero donde fue clavado Jesucristo. Y reliquia de tal magnitud había (y hay) que ponerla a salvo de ladrones y gentes mal intencionadas.

Y de eso había mucha en la época de Beato. La Alta Edad Media era peligrosa, extremadamente peligrosa. El Imperio Romano que construyó las mismas calzadas sobre las que hemos levantado nuestras  modernas autopistas (como si de un palimpsesto de la ingeniería se tratara) había desaparecido. Las comunicaciones eran lentísimas, escasas, imposibles casi con unos caminos llenos de bandidos que lo mínimo que te podían hacer era robar. Las atrocidades en los bosques durante esta época (incluido el canibalismo) se cuentan como las más terribles en la historia de la humanidad.

La población pasaba hambre endémica (esto es, siempre). Los señores feudales se embarcaban en guerras de poder que diezmaba a soldados y juventud por algunas hectáreas de tierra. Las enfermedades y las pestes eran tan recurrentes que rara vez se alcanzaban los cincuenta años de edad entre los más pobres. La mortandad infantil era aterradora y el analfabetismo lo más normal del mundo incluso entre la clase noble. Una mala cosecha condenaba a toda una región al hambre y a la muerte por inanición o por enfermedades por mal nutrición extrema.

En este escenario de penuria e incultura absoluta el mundo era bastante parecido al narrado en el Apocalipsis descrito por San Juan (Nuevo Testamento, para los que se pierdan) y así, seguramente, era visto por la mayoría de la población de la época.

Beato 14 B Escorial 108v

La cultura en la Alta Edad Media

Con estas mimbres y estos bueyes vivió Beato, el de Liébana, un afortunado monje que residía en un monasterio rico (guardaba y guarda una reliquia importante) y que, pudo crear una obra “original”. Y pongo entre comillas original porque en esta época tal cosa en los escritos era mínima, aunque Beato sí levantó su libro y se convirtió en lo que Umberto Eco calificó como un auténtico “best-seller medieval”.

Porque en el siglo VIII y en los posteriores poder entrar en un monasterio era casi un lujo y, de alguna manera u otra, la única vía para acceder a la cultura. Aquí los monjes y las monjas disfrutaban de algo de paz al abrigo del señor local (la mayoría de las veces) y dedicarse no solo a la oración, al cuidado del huerto o la elaboración de alcohol, sino también a la producción y a la copia de manuscritos.  Aprendían latín, griego, gramática, algo de historia, de literatura… Algunas afortunados tenían acceso a información farmacéutica (fitoterapia) o médica.

Beato 3

Los libros en la Alta Edad Media

La creación literaria o científica, tal como hoy la conocemos, no existía. Los libros eran bienes escasos, únicos, preciados y preciosos. Eran tesoros a mimar y a cuidar. El saber que allí residía no podía perderse de ninguna manera.  Si esto es así siempre, en la Alta Edad Media aún más. Cualquier obra que hubiera llegado del pasado tenía que cuidarse con respeto y se copiaban en los scriptoria de los monasterios. Si el texto no era muy importante o el libro que se iba a realizar era “económico”, se hacía al dictado lentamente sobre materiales (tinta, pergamino o papel) muy escasos o caro. Una obra ilustrada (miniada) eran palabras mayores y solo podían afrontarla monasterios con buena financiación y con mejores calígrafos, filólogos y artistas.

La cultura estaba reducida en estos enclaves de tal manera que un monje viajado (como pudiera ser Gonzalo de Berceo, el de las Cantigas de Nuestra Señora) lo mismo había recorrido únicamente cincuenta kilómetros a la redonda desde su lugar de origen en toda su vida. Nada que ver, por tanto, con nuestros parámetros contemporáneos. Los libros eran tan escasos que un monasterio rico (como el de Bobbio, el mismo que sirvió de inspiración al citado Umberto Eco para ambientar su En nombre de la rosa), en sus mejores tiempos, podía atesorar solo 200 ejemplares. Cuenta los libros de tu biblioteca. Esos caben en una balda.

Los monasterios más humildes necesitaban pedir obras prestadas para ser copiadas y que fueran material para el rezo o como fuente “de investigación” para los monjes. Que dejaran salir un libro importante de un lugar a otro era más difícil que conseguir una hipoteca sin ingresos hoy en día. Las cartas con las peticiones iban y venían y los años pasaban. Todo era lento. Todo era local. Los libros y el saber estaban enclaustrados en los conventos y monasterios. Para la gran mayoría de las almas sensibles era la única manera de acceder al conocimiento tanto literario, científico (médico o farmacéutico, sobre todo) y espiritual.

800px B Urgell 19

Beato de Liébana, el escritor de uno de los best seller de la Edad Media

En este ambiente vivió nuestro protagonista (probablemente entre el año 701 y 798). Aunque la fecha de su muerte sí está referenciada no es así la de su nacimiento y, con toda probabilidad, no pudo durar en las condiciones antes descritas la edad, nada más y nada menos, que de 97 años. Beato tuvo acceso a una buena biblioteca y escribió un libro: unos comentarios al Apocalipsis de San Juan, algo frecuente en la época. Esto es, a falta de trabajos originales, los creadores de conocimiento siempre se basaban en la autoritas de los padres de la Iglesia y con estas bases ejecutaban su texto.

Los escritos de Beato no destacan ni por su calidad literaria ni por su novedad a la hora de exponer una idea. Algún crítico (como el citado Eco) ha llegado a decir, incluso, que la obra es infumable, pero tenía una finalidad muy importante en la época: saber la fecha exacta de la llegada del Anticristo, algo que sería inminente a tenor de la realidad circundante. Para ello, se basó en complejas operaciones matemáticas sacadas de la Cábala y en los escritos de los Padres de la Iglesia.

El trabajo de Beato se hizo popular y más popular, teniendo en cuenta que no era entre la gente de a pie sino entre los integrantes de los monasterios y su texto se copió una y otra vez. Tanto fue así que recibió el mismo tratamiento artístico que el Nuevo Testamento (el libro por excelencia). Esto es, fue considerado un libro importante y, por tanto, copiado una y otra vez con mimo y materiales preciosos.

Para los Beatos futuros (los que se realizaban pacientemente en los scriptoria) se buscaron las mejores vitelas (pergamino de corderos jóvenes muy lisos, sin arrugas y perfectamente pulidos). Se encuadernaban con joyas y adornos valiosos. Se buscaban a los mejores calígrafos, aquellos que no les temblaba el pulso en las largas horas de trabajo a la luz de una vela con el estómago vacío. Se cotejaba con gramáticos expertos para que no hubiera ni una sola errata. Y se ilustraban con las manos más diestras y más exquisitas con pigmentos en los que se usaban materiales preciosas tales como el rojo de la Chinchilla o el azul del lapislázuli. Si el monasterio tenía buena protección (real o de un noble con posibles) no había empacho en buscar láminas de oro y plata.

Con el trabajo, el monje o la monja (que también las había) no solo podía dedicarse a una satisfactoria labor intelectual sino que elaboraba un bien que redimía a toda la comunidad.

  • Beato de la Seo de Urgell
    Beato de la Seo de Urgell
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato de Facundo
    Beato de Facundo
  • Beato de Facundo
    Beato de Facundo
  • Beato de El Escorial
    Beato de El Escorial
  • Beato de El Escorial
    Beato de El Escorial
  • Beato de Valladolid
    Beato de Valladolid
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma
  • Beato del Burgo de Osma
    Beato del Burgo de Osma

¿Cómo son los manuscritos miniados conocidos como Beatos?

Son, en esencia, una maravilla tanto del arte caligrafiado como del miniado. De este tipo (de los lujosos que entran por los ojos) se conservan apenas 31. Algunos son unas cuantas hojas y otros están afortunadamente completos. Los textos corresponden al mencionado Apocalipsis de San Juan y, a continuación, el comentario de Beato con la fecha del acontecimiento reseñado (recordemos, la llegada del Anticristo).

Dependiendo del scriptoria y del momento de su ejecución, las miniaturas son de calidad o estilo diverso, aunque lo general es que alcancen lo sublime. El más antiguo se realizó en el siglo X y se conserva en el Monasterio de San Millán de la Cogolla. El más moderno es ya del siglo XIV y se guarda en la Biblioteca Nacional de París. Todos los beatos son de producción hispánica y se hicieron en monasterios situados en territorio de lo que hoy conocemos como España. Otra cosa son las manos a las que han ido a parar después de tanto tiempo.

Las miniaturas, las iluminaciones, han superado el paso de los siglos no solo por los materiales utilizados sino también por el celo con el que han sido guardados. Abundan los elementos simbólicos, tan extremadamente realizados que, a veces, rozan la abstracción. Y quizás, por eso, gustan tanto entre el  público de hoy. No podemos perder de vista que, en esta época, entre la élite ilustrada monástica, el conocimiento, sentido y significado de los símbolos universales era conocido al dedillo. Los colores se utilizan para representar elementos físicos (tierra, mar o aire) pero también estados espirituales. En los más “modernos” vemos castillos u objetos arquitectónicos entre los que se presentan pasajes del Apocalipsis. Mucho celo se puso en casi todos los Beatos en la reproducción de la “mujer y el dragón”, pero también en el Juicio Final, en los Jinetes del Apocalipsis, en la Babilonia destruida por sus pecados… Eso no quita para que nos encontremos con algo de espacio para la esperanza, como la imagen del Cristo Redentor del Beato del Burgo de Osma, protagonista, de refilón, de este reportaje.

Beato 6

El Beato del Burgo de Osma

Y digo protagonista porque tenemos la suerte de tener uno para vender. Y no digo que tengamos el libro en nuestras estanterías porque es tesoro nacional y tal cosa nos llevaría (con buenos motivos) a la cárcel. Me refiero a un facsímil que reproduce con todo lujo de detalles, al milímetro y con el color exacto el libro original. Estos trabajos se realizaron en la última década de siglo XX, auspiciados por grandes editoriales que podían abonar los derechos de reproducción exacta de la obra y, además,  tenían medios suficientes para realizar estas reproducciones casi gemelas. El precio, a pesar de la tecnología, nunca fue barato. Hoy han subido un poco porque ya están agotados por las editoriales y solo se pueden adquirir de segunda mano, como el que traemos hoy.

El de Osma es un gran infolio realizado en vitela a finales del siglo XI siendo su escriba un tal Pedro y su ilustrador un monje que responde al nombre de Martín. La vanidad artística en esta época, como podemos ver, no tiene nada que ver con la contemporánea. Tiene 71 ilustraciones de un colorido brillante en el que predominan los rojos, azules o verdes muy intensos entrelazados con pinceladas de oro y plata. Eso no quita para que también se puedan disfrutar de representaciones en un extraño (para estos manuscritos) color verde aguamarina, como la que nos sumerge en el Cristo Vencedor y Redentor.

Este tipo de obras son un capricho y un placer al alcance únicamente de bibliotecas selectas. Sé que tienes muchas preguntas (o no porque ya sabes de estos maravillosos libros). La casilla comentarios o cualquier medio en las redes sociales están abiertos a tus sugerencias o compras.

Tenemos un facsímil del Beato del Burgo de Osma para su venta

 

 

 

 

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

stdClass Object
(
    [id] => 80
    [title] => La historia de al -Ándalus guardada en Tombuctú: el fondo Kati y otras bibliotecas del desierto
    [alias] => bibliotecas-africanas
    [catid] => 33
    [published] => 1
    [introtext] => 

 

Nos preparamos con mucha antelación para la muestra a celebrar en Toledo, Jerez de la Frontera y Tarifa, en 2017, con los la biblioteca andalusí del Fondo Kati cuya sede se encuentra en Tombuctú.

Una introducción al Fondo Kati

Amanecían los primeros días del año dos mil y las páginas culturales de los diarios se despertaban con un manifiesto encabezado por el poeta José Ángel Valente y firmado por reconocidos intelectuales y artistas. Entre ellos se encontraban Juan Goytisolo y José Saramago y se hacía un llamamiento instando a la comunidad política y a los poderes económicos a la conservación del denominado Fondo Kati, malamente guardados en la remota Tombuctú.  Desde entonces la biblioteca ha sufrido avatares de todo tipo que el integrismo y la barbarie no es solo cosa de ayer. Pero vayamos por partes.

La biblioteca andalusí de Alí b. Ziyad al-Quti

Aquel día nos enterábamos de una fabulosa biblioteca de manuscritos que se remontaban a finales del siglo XI y llegaban hasta mediados del siglo XIX escritos en árabe, hebreo y castellano aljamiado (recordemos, lengua castellana escrita con los caracteres del alfabeto árabe y/o hebreo). Nos enterábamos, aquel día, que el origen de la biblioteca se remontaba a finales del siglo XV y fue su “hacedor” un exiliado de un al-Ándalus que comenzaba a abandonar la tolerancia. Era un exiliado que tiene que abandonar su patria y espera encontrar la tranquilidad más allá del desierto del Sahara. Su nombre Alí b. Ziyad al-Quti.

Es esta una biblioteca con más de cinco siglos de historia en la que las sucesivas generaciones de la familia se vieron involucradas, de alguna manera u otra, en la conservación e, incluso, ampliación del fondo original.

Para el Fondo Kati se construyó una biblioteca ex profeso en Tombuctú con fondos de la Junta de Andalucía. Y de allí tuvo que salir, de nuevo, en 2012 con la llegada del yihadismo. En la actualidad, se encuentra dispersa entre Bamako y Tombuctú y está siendo digitalizada para realizar una exposición en 2017. Los fondos más emblemáticos, antiguos y/o de importancia se llevarán (provisionalmente) a Toledo, Jerez de la Frontera y Tarifa. Esperemos que para su regreso definitivo a Tombuctú donde puedan ser estudiados y guardados sin tanto sobresalto.

Las otras bibliotecas del desierto: los libros de Tombuctú

Se calcula que solo en la ciudad de Tombuctú (con solo  poco menos de  36.000 habitantes) hay sesenta colecciones privadas de fondos de muy diversa entidad y carácter. Y es así porque volúmenes raros y antiguos (algunos se remontan a la época medieval) conviven junto con libros impresos de finales del siglo XIX.

Casi todas están sin inventariar, catalogar y estudiar como es debido. La mayoría están conservadas en pésimas condicionas guardadas en arcones o en dependencias vacías de distintas casas de la misma familia. Y lo que es peor, sin posibilidad económica y/o logística de remediar el asunto a corto plazo a no ser que intervenga la cooperación extranjera. 

Doy un solo dato que atestigua la importancia que la palabra escrita tiene para estas familias. En estas colecciones se suele encontrar copias de la misma obra (hasta una decena de ejemplares del mismo título), lo que pone de manifiesto que los sucesivos propietarios de la biblioteca adquirían cualquier obra que estuviera a su alcance, sobre todo si se trataba de compendios o resúmenes de otras. Estas servían como libros de texto para la enseñanza.

¿Cómo eran los libros antiguos que llegaban hasta Tombuctú en el pasado?

La tradición islámica, en la que sustenta esta parte de África tiene una fuerte impronta cultural basada en el libro y lo escrito. Así, en las ciudades caravaneras del Sur del Sahara cuya población mayoritaria profesaba y profesa la fe de Mahoma existió desde el siglo XIII una importante clientela que demandaba libros. Eran ejemplares de muy diversa temática (lengua, gramática, historia, teología, astrología, matemáticas, física, derecho, ciencias naturales, medicina o música) que pudieran satisfacer las necesidades de conocimientos de los ulemas o de las familias pudientes de la zona.

Entre las mercancías más preciadas que cruzaban el desierto hasta el “País de los Negros” se encontraban manuscritos procedentes de al-Ándalus, Fez, Arabia, El Cairo, Marrakech… Eran obras que las familias se encargaban de transmitir celosamente a las generaciones futuras con la conciencia de que en ellos (tanto como en los documentos jurídicos o comerciales) recaía la memoria del clan.

Los talleres de copistas de Tombuctú

Estos libros, una vez que llegaban a las ciudades, eran copiados sucesivamente en auténticos talleres del libro muy parecidos a los scriptoria medievales de Europa con una estricta división y especialización del trabajo.

  • En el primer taller permanecían los manuscritos y documentos para ser copiados bajo la responsabilidad de un especialista en el dominio de la lengua y literatura árabes.
  • En el segundo taller estaban los copistas de alto rango, los cuales habían tenido que superar duros exámenes para acceder al puesto y cuya ocupación era tenida por prestigiosa a la par que era muy bien remunerada. Debían dominar tanto la escritura cúfica (de trazos rectilíneos y rectos) como la nasji (de trazo curvado y sinuoso).
  • El tercer taller era el de los correctores encargados de repasar minuciosamente cada una de las copias y que tuviera una terminación impecable. Un dato atestigua el celo que se ponía en el trabajo. Si se encontraba una errata, para que no hubiera ni una sola tachadura, se volvía a copiar la hoja de nuevo. Los correctores eran elegidos entre los mejores especialistas y tenían bajo su responsabilidad la materia que dominaban.
  • En el cuarto taller se encuadernaba (preferentemente en cuero) y se iluminaban los manuscritos con esa decoración geométrica tan característica del arte musulmán, utilizando, en algunos casos, materias preciosas como el oro.
  • En el quinto taller se recortaba el papel (también llegado con las caravanas y procedente de Italia) y se le daba forma al libro.
  • El último y sexto taller era dirigido por sabios de las diversas disciplinas que tenían por misión la búsqueda y contratación del personal más cualificado para los otros talleres.
  • Estos activos talleres de copistas se han mantenido abiertos hasta prácticamente antes de ayer, cerrando sus puertas el último de ellos, situado en Tombuctú, a finales del siglo XX. Han sido desplazados por las inevitables y necesarias tecnologías y por el mayor flujo de obras impresas en circulación que llegas a estas todavía remotas tierras. Manuscritos copiados en diversas épocas en este tipo de “fábricas” se encuentran hoy en países como Francia, Turquía, Siria, Líbano o Marruecos. Al tiempo son codiciados por los bibliófilos de alto poder adquisitivo de Europa, América, Japón o el mundo árabe.
  • Las bibliotecas del desierto
  • Esta ferviente actividad editorial abastecía las bibliotecas de notables del país. De ellas han llegado hasta nosotros ejemplos de sobresaliente importancia, aunque todos los expertos coinciden en señalar que quedan algunas escondidas y desconocidas. Paso a enumerar las más importantes:
  • De Malí hay que destacar la famosa biblioteca del sabio al-Havy Umar Tal que vivió durante el siglo XIX (no conocemos la fecha exacta de nacimiento pero sí de su muerte acaecida en 1984). Este letrado dedicó tiempo y fortuna a la adquisición y formación de una espléndida biblioteca compuesta por 500 volúmenes-compilaciones que suman un total de 12.000 hojas escritas en lengua árabe.
  • En Boujbéha, una pequeña población casi abandonada a 200 kms de Tombuctú, existe una biblioteca que se remonta al siglo XVIII. Esta aldea fue en el pasado un lugar no solo de comercio sino también de peregrinación religiosa. Uno de los sabios del lugar, enterrado en la mezquita, fue el fundador del legado que, dispersa tras su muerte, sus descendientes la han reorganizado y ampliado. Según la primera peritación de los expertos, entre las 1300 obras que componen la colección, hay aproximadamente 600 manuscritos de los cuales algunos son raros y valiosos. Aquí, por ejemplo, se encuentran algunas de las más extensas compilaciones de fetuas o dictámenes jurídicos de la zona con su importancia para conocer el código civil y la forma de vida de esta parte de mundo.
  • La de Abd-al-Quadir Haydara, cuyo catálago, publicado en árabe por la Fundación al-Furqan en tres volúmenes durante el año 2000, recoge 6000 manuscritos entre libros y documentos de la más diversa temática.

La biblioteca más importante del país es, sin duda, el CEDRAB (Centre de Documentation et de Recherches Ahmed Baba), fundado en 1973 en la ciudad de Tombuctú bajo los auspicios de la UNESCO. En 2002 cambió su nombre por IHERIAB (Institut des Hautes Études et de la Recherche Islamique Ahmed Baba). Como objetivo prioritario se propuso la búsqueda y adquisición de cuanto documento o libro pudiera ser de interés.  Bibliotecarios y empleados sin apenas herramientas tecnológicas habían conseguido reunir e inventariar más de 12.000 documentos y manuscritos a mediados de los noventa del pasado siglo.

El Fondo Kati, la biblioteca más importante de Tombuctú

El fondo inicial de esos manuscritos habían salido de al-Andalus en el equipaje de Alí Ben Ziyad al-Quti (o Kati, es decir, “descendiente de godos”), un andalusí de piel blanca cuyos ancestros abandonaron la fe de la cruz por la de la media luna. Era un jurisconsulto musulmán que había tenido que huir de su Toledo natal, dejando atrás familia y hacienda, al parecer, por haberse visto envuelto en los tristes disturbios que culminaron en el “incendio de la Magdalena”, disturbios que ya proclamaban que Toledo no era la tierra de las tres culturas.

Pues este Alí b.Ziyad al-Quti, buscando un sitio donde poder morir en paz, sale de Toledo en 1468 llevándose con él más de cuatrocientos manuscritos, a los que irá añadiendo durante su éxodo por todo al-Andalus, el norte de África, el peligroso y desconocido desierto hasta llegar a Gumbu –situada, como Tombuctú, en la curva que el río Níger dibuja en estas secas tierras-. Y es aquí donde instala su biblioteca y donde se une a una mujer del lugar para iniciar la rama de los Kati africanos.

Su hijo, Alfa Muhmud Kati, culto, erudito, escritor, diplomático, no solo heredó de su padre una magnífica biblioteca sino que la aumentó considerablemente en sus numerosos viajes y la trasladó a un lugar más seguro, aunque también, más remoto e inaccesible Tindirna. Y este sabio africano no solo heredó de su padre, el andalusí, la “mala costumbre” de ir anotando en los márgenes de los libros, tanto las circunstancias que rodearon la adquisición de sus manuscritos (tal como hiciera, por ejemplo, Hernando Colón) como la historia y vicisitudes de la familia, sino que también redactó opúsculos varios de medicina, religión, astronomía, filosofía… Y así los sucesivos descendientes africanos de este hijo de godos no solo han ido ampliando la biblioteca a lo largo de los siglos sino que también han ido configurando una paralela en la que se cuenta la historia de la familia y la del lugar remoto que los acogió, todo ello en el exiguo margen de los libros.

Las anotaciones que realizaban en los márgenes se hacían, por un lado, debido a una escasez de papel y por el deseo de consignar en las obras los eventos del clan (bodas, malas cosechas, inundaciones o una lluvia de estrellas o el paso de un cometa) tal como hacen, en la actualidad, algunas familias estadounidenses con la Biblia.

El fondo, a lo largo de tantas generaciones, ha sido dispersado y reunido y aumentado y vuelto a dispersar entre los últimos miembros del clan, hasta la última reunificación llevada a cabo y terminada por un descendiente directo de aquel andalusí que tuvo que abandonar  el paraíso porque en el comenzaba a anidar la intolerancia. Su nombre es Ismaël Diadié Haidara, estudioso del Corán, filósofo, historiador y poeta, el mismo que pedía ayuda para que los antiguos manuscritos no se deterioran irremediablemente más de lo que estaban.

Fue la Junta de Andalucía se hizo cargo de la construcción de un edificio adecuado que conserve y facilite el estudio de estas joyas bibliográficas. Aunque el ataque yihadista acosó el fondo, este se encuentra, en la actualidad, a buen recaudo y, durante el año 2017, las obras más insignes viajaran, de nuevo, a España (Tarifa, Jerez de la Frontera y Toledo) para ser centro de una exposición.

Para saber más:

Abd al Quadir: Biblioteca Mamma Haidara de Manuscritos y Documentos. 2000. Londres. Fundación al-Furqan para el Legado Islámico.

Diadié, Ismaël y Pimentel, Manuel: Los últimos visigodos. La biblioteca de Tombuctú.  2003. Sevilla. RD editores.

Diadié, Ismaël y Pimentel, Manuel: Los otros españoles. Los manuscritos de Tombuctú: andalusíes en el Níger. 2004. Madrid. Ediciones Martínez roca.

Johansen, Julian (editor): Handlist of Manuscrits in the Centre de Documentation et de Recherces Historiques Ahmed Baba. 1995-1998. Tombuctú. Fundanción al-Furqan para el Legado Islámico.

Vizcaíno, Candela: “Las bibliotecas del desierto” en Hibris. Revista de Bibliofilia. 2004. Alcoy. Miseria y Compañía. Número 21. Páginas 19-26. 

Por Candela Vizcaíno

 

[fulltext] => [video] => [gallery] => [extra_fields] => [] [extra_fields_search] => [created] => 2016-07-06 15:47:17 [created_by] => 953 [created_by_alias] => [checked_out] => 0 [checked_out_time] => 0000-00-00 00:00:00 [modified] => 2016-07-06 15:59:50 [modified_by] => 953 [publish_up] => 2016-07-06 15:47:17 [publish_down] => 0000-00-00 00:00:00 [trash] => 0 [access] => 1 [ordering] => 13 [featured] => 1 [featured_ordering] => 9 [image_caption] => Fondo Kati [image_credits] => Fondo Kati [video_caption] => [video_credits] => [hits] => 3079 [params] => Joomla\Registry\Registry Object ( [data:protected] => stdClass Object ( [enable_css] => 0 [jQueryHandling] => 1.8remote [backendJQueryHandling] => remote [userName] => 1 [userImage] => 1 [userDescription] => 1 [userURL] => 1 [userEmail] => 0 [userFeedLink] => 1 [userFeedIcon] => 1 [userItemCount] => 10 [userItemTitle] => 1 [userItemTitleLinked] => 1 [userItemDateCreated] => 1 [userItemImage] => 1 [userItemIntroText] => 1 [userItemCategory] => 1 [userItemTags] => 1 [userItemCommentsAnchor] => 1 [userItemReadMore] => 1 [userItemK2Plugins] => 1 [tagItemCount] => 10 [tagItemTitle] => 1 [tagItemTitleLinked] => 1 [tagItemDateCreated] => 1 [tagItemImage] => 1 [tagItemIntroText] => 1 [tagItemCategory] => 1 [tagItemReadMore] => 1 [tagItemExtraFields] => 0 [tagOrdering] => [tagFeedLink] => 1 [tagFeedIcon] => 1 [genericItemCount] => 10 [genericItemTitle] => 1 [genericItemTitleLinked] => 1 [genericItemDateCreated] => 1 [genericItemImage] => 1 [genericItemIntroText] => 1 [genericItemCategory] => 1 [genericItemReadMore] => 1 [genericItemExtraFields] => 0 [genericFeedLink] => 1 [genericFeedIcon] => 1 [feedLimit] => 10 [feedItemImage] => 1 [feedImgSize] => S [feedItemIntroText] => 1 [feedTextWordLimit] => [feedItemFullText] => 1 [feedItemTags] => 0 [feedItemVideo] => 0 [feedItemGallery] => 0 [feedItemAttachments] => 0 [feedBogusEmail] => [introTextCleanup] => 0 [introTextCleanupExcludeTags] => [introTextCleanupTagAttr] => [fullTextCleanup] => 0 [fullTextCleanupExcludeTags] => [fullTextCleanupTagAttr] => [xssFiltering] => 0 [linkPopupWidth] => 900 [linkPopupHeight] => 600 [imagesQuality] => 95 [itemImageXS] => 100 [itemImageS] => 200 [itemImageM] => 600 [itemImageL] => 800 [itemImageXL] => 1200 [itemImageGeneric] => 300 [catImageWidth] => 1200 [catImageDefault] => 1 [userImageWidth] => 100 [userImageDefault] => 1 [commenterImgWidth] => 48 [onlineImageEditor] => splashup [imageTimestamp] => 0 [imageMemoryLimit] => [socialButtonCode] => [twitterUsername] => [facebookImage] => Medium [comments] => 1 [commentsOrdering] => DESC [commentsLimit] => 10 [commentsFormPosition] => below [commentsPublishing] => 1 [commentsReporting] => 2 [commentsReportRecipient] => [inlineCommentsModeration] => 0 [gravatar] => 1 [antispam] => 0 [recaptchaForRegistered] => 1 [akismetForRegistered] => 1 [commentsFormNotes] => 1 [commentsFormNotesText] => [frontendEditing] => 1 [showImageTab] => 1 [showImageGalleryTab] => 1 [showVideoTab] => 1 [showExtraFieldsTab] => 1 [showAttachmentsTab] => 1 [showK2Plugins] => 1 [sideBarDisplayFrontend] => 0 [mergeEditors] => 1 [sideBarDisplay] => 1 [attachmentsFolder] => [hideImportButton] => 1 [googleSearch] => 0 [googleSearchContainer] => k2GoogleSearchContainer [K2UserProfile] => 0 [redirect] => 113 [adminSearch] => simple [cookieDomain] => [taggingSystem] => 1 [lockTags] => 0 [showTagFilter] => 0 [k2TagNorm] => 0 [k2TagNormCase] => lower [k2TagNormAdditionalReplacements] => [recaptcha_public_key] => [recaptcha_private_key] => [recaptcha_theme] => clean [recaptchaOnRegistration] => 0 [akismetApiKey] => [stopForumSpam] => 0 [stopForumSpamApiKey] => [showItemsCounterAdmin] => 1 [showChildCatItems] => 1 [disableCompactOrdering] => 0 [metaDescLimit] => 150 [enforceSEFReplacements] => 0 [SEFReplacements] => À|A, Á|A, Â|A, Ã|A, Ä|A, Å|A, à|a, á|a, â|a, ã|a, ä|a, å|a, Ā|A, ā|a, Ă|A, ă|a, Ą|A, ą|a, Ç|C, ç|c, Ć|C, ć|c, Ĉ|C, ĉ|c, Ċ|C, ċ|c, Č|C, č|c, Ð|D, ð|d, Ď|D, ď|d, Đ|D, đ|d, È|E, É|E, Ê|E, Ë|E, è|e, é|e, ê|e, ë|e, Ē|E, ē|e, Ĕ|E, ĕ|e, Ė|E, ė|e, Ę|E, ę|e, Ě|E, ě|e, Ĝ|G, ĝ|g, Ğ|G, ğ|g, Ġ|G, ġ|g, Ģ|G, ģ|g, Ĥ|H, ĥ|h, Ħ|H, ħ|h, Ì|I, Í|I, Î|I, Ï|I, ì|i, í|i, î|i, ï|i, Ĩ|I, ĩ|i, Ī|I, ī|i, Ĭ|I, ĭ|i, Į|I, į|i, İ|I, ı|i, Ĵ|J, ĵ|j, Ķ|K, ķ|k, ĸ|k, Ĺ|L, ĺ|l, Ļ|L, ļ|l, Ľ|L, ľ|l, Ŀ|L, ŀ|l, Ł|L, ł|l, Ñ|N, ñ|n, Ń|N, ń|n, Ņ|N, ņ|n, Ň|N, ň|n, ʼn|n, Ŋ|N, ŋ|n, Ò|O, Ó|O, Ô|O, Õ|O, Ö|O, Ø|O, ò|o, ó|o, ô|o, õ|o, ö|o, ø|o, Ō|O, ō|o, Ŏ|O, ŏ|o, Ő|O, ő|o, Ŕ|R, ŕ|r, Ŗ|R, ŗ|r, Ř|R, ř|r, Ś|S, ś|s, Ŝ|S, ŝ|s, Ş|S, ş|s, Š|S, š|s, ſ|s, Ţ|T, ţ|t, Ť|T, ť|t, Ŧ|T, ŧ|t, Ù|U, Ú|U, Û|U, Ü|U, ù|u, ú|u, û|u, ü|u, Ũ|U, ũ|u, Ū|U, ū|u, Ŭ|U, ŭ|u, Ů|U, ů|u, Ű|U, ű|u, Ų|U, ų|u, Ŵ|W, ŵ|w, Ý|Y, ý|y, ÿ|y, Ŷ|Y, ŷ|y, Ÿ|Y, Ź|Z, ź|z, Ż|Z, ż|z, Ž|Z, ž|z, α|a, β|b, γ|g, δ|d, ε|e, ζ|z, η|h, θ|th, ι|i, κ|k, λ|l, μ|m, ν|n, ξ|x, ο|o, π|p, ρ|r, σ|s, τ|t, υ|y, φ|f, χ|ch, ψ|ps, ω|w, Α|A, Β|B, Γ|G, Δ|D, Ε|E, Ζ|Z, Η|H, Θ|Th, Ι|I, Κ|K, Λ|L, Μ|M, Ξ|X, Ο|O, Π|P, Ρ|R, Σ|S, Τ|T, Υ|Y, Φ|F, Χ|Ch, Ψ|Ps, Ω|W, ά|a, έ|e, ή|h, ί|i, ό|o, ύ|y, ώ|w, Ά|A, Έ|E, Ή|H, Ί|I, Ό|O, Ύ|Y, Ώ|W, ϊ|i, ΐ|i, ϋ|y, ς|s, А|A, Ӑ|A, Ӓ|A, Ә|E, Ӛ|E, Ӕ|E, Б|B, В|V, Г|G, Ґ|G, Ѓ|G, Ғ|G, Ӷ|G, y|Y, Д|D, Е|E, Ѐ|E, Ё|YO, Ӗ|E, Ҽ|E, Ҿ|E, Є|YE, Ж|ZH, Ӂ|DZH, Җ|ZH, Ӝ|DZH, З|Z, Ҙ|Z, Ӟ|DZ, Ӡ|DZ, Ѕ|DZ, И|I, Ѝ|I, Ӥ|I, Ӣ|I, І|I, Ї|JI, Ӏ|I, Й|Y, Ҋ|Y, Ј|J, К|K, Қ|Q, Ҟ|Q, Ҡ|K, Ӄ|Q, Ҝ|K, Л|L, Ӆ|L, Љ|L, М|M, Ӎ|M, Н|N, Ӊ|N, Ң|N, Ӈ|N, Ҥ|N, Њ|N, О|O, Ӧ|O, Ө|O, Ӫ|O, Ҩ|O, П|P, Ҧ|PF, Р|P, Ҏ|P, С|S, Ҫ|S, Т|T, Ҭ|TH, Ћ|T, Ќ|K, У|U, Ў|U, Ӳ|U, Ӱ|U, Ӯ|U, Ү|U, Ұ|U, Ф|F, Х|H, Ҳ|H, Һ|H, Ц|TS, Ҵ|TS, Ч|CH, Ӵ|CH, Ҷ|CH, Ӌ|CH, Ҹ|CH, Џ|DZ, Ш|SH, Щ|SHT, Ъ|A, Ы|Y, Ӹ|Y, Ь|Y, Ҍ|Y, Э|E, Ӭ|E, Ю|YU, Я|YA, а|a, ӑ|a, ӓ|a, ә|e, ӛ|e, ӕ|e, б|b, в|v, г|g, ґ|g, ѓ|g, ғ|g, ӷ|g, y|y, д|d, е|e, ѐ|e, ё|yo, ӗ|e, ҽ|e, ҿ|e, є|ye, ж|zh, ӂ|dzh, җ|zh, ӝ|dzh, з|z, ҙ|z, ӟ|dz, ӡ|dz, ѕ|dz, и|i, ѝ|i, ӥ|i, ӣ|i, і|i, ї|ji, Ӏ|i, й|y, ҋ|y, ј|j, к|k, қ|q, ҟ|q, ҡ|k, ӄ|q, ҝ|k, л|l, ӆ|l, љ|l, м|m, ӎ|m, н|n, ӊ|n, ң|n, ӈ|n, ҥ|n, њ|n, о|o, ӧ|o, ө|o, ӫ|o, ҩ|o, п|p, ҧ|pf, р|p, ҏ|p, с|s, ҫ|s, т|t, ҭ|th, ћ|t, ќ|k, у|u, ў|u, ӳ|u, ӱ|u, ӯ|u, ү|u, ұ|u, ф|f, х|h, ҳ|h, һ|h, ц|ts, ҵ|ts, ч|ch, ӵ|ch, ҷ|ch, ӌ|ch, ҹ|ch, џ|dz, ш|sh, щ|sht, ъ|a, ы|y, ӹ|y, ь|y, ҍ|y, э|e, ӭ|e, ю|yu, я|ya [k2Sef] => 0 [k2SefLabelCat] => contenido [k2SefLabelTag] => etiqueta [k2SefLabelUser] => autor [k2SefLabelSearch] => buscar [k2SefLabelDate] => fecha [k2SefLabelItem] => 0 [k2SefLabelItemCustomPrefix] => [k2SefInsertItemId] => 1 [k2SefItemIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseItemTitleAlias] => 1 [k2SefInsertCatId] => 1 [k2SefCatIdTitleAliasSep] => dash [k2SefUseCatTitleAlias] => 1 [sh404SefLabelCat] => [sh404SefLabelUser] => autor [sh404SefLabelItem] => 2 [sh404SefTitleAlias] => alias [sh404SefModK2ContentFeedAlias] => rss [sh404SefInsertItemId] => 0 [sh404SefInsertUniqueItemId] => 0 [cbIntegration] => 0 [show_page_heading] => [categories] => Array ( [0] => 33 ) [menu_text] => 1 [secure] => 0 [page_title] => Literatura [page_description] => [page_rights] => [robots] => [vfolder] => [afolder] => [vwidth] => [vheight] => [autoplay] => [galleries_rootfolder] => [enabledownload] => [inheritFrom] => 0 [num_leading_items] => 0 [num_leading_columns] => 1 [leadingImgSize] => Large [num_primary_items] => 10 [num_primary_columns] => 1 [primaryImgSize] => Medium [num_secondary_items] => 0 [num_secondary_columns] => 1 [secondaryImgSize] => Small [num_links] => 0 [num_links_columns] => 1 [linksImgSize] => XSmall [catCatalogMode] => 0 [catFeaturedItems] => 1 [catOrdering] => rdate [catPagination] => 2 [catPaginationResults] => 0 [catTitle] => 1 [catTitleItemCounter] => 0 [catDescription] => 1 [catImage] => 1 [catFeedLink] => 1 [catFeedIcon] => 1 [subCategories] => 0 [subCatColumns] => 2 [subCatOrdering] => alpha [subCatTitle] => 1 [subCatTitleItemCounter] => 0 [subCatDescription] => 1 [subCatImage] => 1 [catItemTitle] => 1 [catItemTitleLinked] => 1 [catItemFeaturedNotice] => 0 [catItemAuthor] => 1 [catItemDateCreated] => 1 [catItemRating] => 0 [catItemImage] => 1 [catItemIntroText] => 1 [catItemExtraFields] => 0 [catItemHits] => 0 [catItemCategory] => 1 [catItemTags] => 1 [catItemAttachments] => 0 [catItemAttachmentsCounter] => 0 [catItemVideo] => 0 [catItemVideoAutoPlay] => 0 [catItemImageGallery] => 0 [catItemDateModified] => 0 [catItemReadMore] => 1 [catItemCommentsAnchor] => 1 [catItemK2Plugins] => 1 [itemDateCreated] => 1 [itemTitle] => 1 [itemFeaturedNotice] => 0 [itemAuthor] => 1 [itemFontResizer] => 1 [itemPrintButton] => 1 [itemEmailButton] => 1 [itemSocialButton] => 1 [itemVideoAnchor] => 1 [itemImageGalleryAnchor] => 1 [itemCommentsAnchor] => 1 [itemRating] => 1 [itemImage] => 1 [itemImgSize] => Large [itemImageMainCaption] => 1 [itemImageMainCredits] => 1 [itemIntroText] => 1 [itemFullText] => 1 [itemExtraFields] => 1 [itemDateModified] => 0 [itemHits] => 0 [itemCategory] => 1 [itemTags] => 1 [itemAttachments] => 1 [itemAttachmentsCounter] => 1 [itemVideo] => 1 [itemVideoAutoPlay] => 0 [itemVideoCaption] => 1 [itemVideoCredits] => 1 [itemImageGallery] => 1 [itemNavigation] => 1 [itemComments] => 1 [itemTwitterButton] => 0 [itemFacebookButton] => 0 [itemGooglePlusOneButton] => 0 [itemAuthorBlock] => 0 [itemAuthorImage] => 0 [itemAuthorDescription] => 0 [itemAuthorURL] => 0 [itemAuthorEmail] => 0 [itemAuthorLatest] => 0 [itemAuthorLatestLimit] => 5 [itemRelated] => 1 [itemRelatedLimit] => 3 [itemRelatedTitle] => 1 [itemRelatedCategory] => 0 [itemRelatedImageSize] => Small [itemRelatedIntrotext] => 0 [itemRelatedFulltext] => 0 [itemRelatedAuthor] => 0 [itemRelatedMedia] => 1 [itemRelatedImageGallery] => 0 [itemK2Plugins] => 1 [catMetaDesc] => Información y consejos de viajes por España, Europa, Africa, Asia y América. [catMetaKey] => viajes, turismo, vacaciones, viajes por España, viajes Europa, viajes Asia, Viajes Africa, información viajes, qué ver y hacer en... viajes en familia, rutas naturaleza [catMetaAuthor] => Candela Vizcaíno ) [separator] => . ) [metadesc] => Una historia de los libros andalusí que se guardan en Tombuctú. [metadata] => robots= author=Candela Vizcaíno [metakey] => bibliofilia, libros andalusí, al-andalus, fondo kati, tombuctú [plugins] => [language] => * [acy_created] => 2016-07-06 17:49:20 [categoryname] => Literatura [categoryid] => 33 [categoryalias] => literatura [categoryparams] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [itemGroup] => leading [category] => TableK2Category Object ( [id] => 33 [name] => Literatura [alias] => literatura [description] =>

Libros y palabras, poemas y cuentos, pausas y tertulias, recursos estilísticos, autores que nos inspiran, estilos que nos atrapan... Literatura de todos los tiempos y de todos los lugares que nos ayudan a viajar por el mundo. 

[parent] => 0 [extraFieldsGroup] => 0 [published] => 1 [image] => 33.jpg [access] => 1 [ordering] => 3 [params] => {"inheritFrom":"1","theme":"","num_leading_items":"2","num_leading_columns":"1","leadingImgSize":"Large","num_primary_items":"4","num_primary_columns":"2","primaryImgSize":"Medium","num_secondary_items":"4","num_secondary_columns":"1","secondaryImgSize":"Small","num_links":"4","num_links_columns":"1","linksImgSize":"XSmall","catCatalogMode":"0","catFeaturedItems":"1","catOrdering":"","catPagination":"2","catPaginationResults":"1","catTitle":"1","catTitleItemCounter":"1","catDescription":"1","catImage":"1","catFeedLink":"1","catFeedIcon":"1","subCategories":"1","subCatColumns":"2","subCatOrdering":"","subCatTitle":"1","subCatTitleItemCounter":"1","subCatDescription":"1","subCatImage":"1","itemImageXS":"","itemImageS":"","itemImageM":"","itemImageL":"","itemImageXL":"","catItemTitle":"1","catItemTitleLinked":"1","catItemFeaturedNotice":"0","catItemAuthor":"1","catItemDateCreated":"1","catItemRating":"0","catItemImage":"1","catItemIntroText":"1","catItemIntroTextWordLimit":"","catItemExtraFields":"0","catItemHits":"0","catItemCategory":"1","catItemTags":"1","catItemAttachments":"0","catItemAttachmentsCounter":"0","catItemVideo":"0","catItemVideoWidth":"","catItemVideoHeight":"","catItemAudioWidth":"","catItemAudioHeight":"","catItemVideoAutoPlay":"0","catItemImageGallery":"0","catItemDateModified":"0","catItemReadMore":"1","catItemCommentsAnchor":"1","catItemK2Plugins":"1","itemDateCreated":"1","itemTitle":"1","itemFeaturedNotice":"1","itemAuthor":"1","itemFontResizer":"1","itemPrintButton":"1","itemEmailButton":"1","itemSocialButton":"1","itemVideoAnchor":"1","itemImageGalleryAnchor":"1","itemCommentsAnchor":"1","itemRating":"1","itemImage":"1","itemImgSize":"Large","itemImageMainCaption":"1","itemImageMainCredits":"1","itemIntroText":"1","itemFullText":"1","itemExtraFields":"1","itemDateModified":"1","itemHits":"1","itemCategory":"1","itemTags":"1","itemAttachments":"1","itemAttachmentsCounter":"1","itemVideo":"1","itemVideoWidth":"","itemVideoHeight":"","itemAudioWidth":"","itemAudioHeight":"","itemVideoAutoPlay":"0","itemVideoCaption":"1","itemVideoCredits":"1","itemImageGallery":"1","itemNavigation":"1","itemComments":"1","itemTwitterButton":"1","itemFacebookButton":"1","itemGooglePlusOneButton":"1","itemAuthorBlock":"1","itemAuthorImage":"1","itemAuthorDescription":"1","itemAuthorURL":"1","itemAuthorEmail":"0","itemAuthorLatest":"1","itemAuthorLatestLimit":"5","itemRelated":"1","itemRelatedLimit":"5","itemRelatedTitle":"1","itemRelatedCategory":"0","itemRelatedImageSize":"0","itemRelatedIntrotext":"0","itemRelatedFulltext":"0","itemRelatedAuthor":"0","itemRelatedMedia":"0","itemRelatedImageGallery":"0","itemK2Plugins":"1","catMetaDesc":"Un repaso a los movimientos, autores y obras de la literatura universal de todos los tiempos","catMetaKey":"literatura, obras literarias, literatura contemporanea, literatura medieval, poesía, literatura universal, literatura griega, literatura clásica, literatura barroca, libros, escritores, lengua y literatura","catMetaRobots":"","catMetaAuthor":"Candela Vizcaíno"} [trash] => 0 [plugins] => [language] => * [_tbl:protected] => #__k2_categories [_tbl_key:protected] => id [_tbl_keys:protected] => Array ( [0] => id ) [_db:protected] => JDatabaseDriverMysqli Object ( [name] => mysqli [serverType] => mysql [connection:protected] => mysqli Object ( [affected_rows] => -1 [client_info] => mysqlnd 5.0.12-dev - 20150407 - $Id: 38fea24f2847fa7519001be390c98ae0acafe387 $ [client_version] => 50012 [connect_errno] => 0 [connect_error] => [errno] => 0 [error] => [error_list] => Array ( ) [field_count] => 3 [host_info] => Localhost via UNIX socket [info] => [insert_id] => 0 [server_info] => 5.6.40-84.0-log [server_version] => 50640 [stat] => Uptime: 6198247 Threads: 10 Questions: 10191030361 Slow queries: 155556 Opens: 63258124 Flush tables: 1 Open tables: 2048 Queries per second avg: 1644.179 [sqlstate] => 00000 [protocol_version] => 10 [thread_id] => 79703792 [warning_count] => 0 ) [nameQuote:protected] => ` [nullDate:protected] => 0000-00-00 00:00:00 [_database:JDatabaseDriver:private] => candelav_joom624 [count:protected] => 121 [cursor:protected] => [debug:protected] => [limit:protected] => 0 [log:protected] => Array ( ) [timings:protected] => Array ( ) [callStacks:protected] => Array ( ) [offset:protected] => 0 [options:protected] => Array ( [driver] => mysqli [host] => localhost [user] => candelav_joom624 [password] => yZU?(Dzm)[,W [database] => candelav_joom624 [prefix] => candv_ [select] => 1 [port] => 3306 [socket] => ) [sql:protected] => SELECT * FROM #__k2_tags WHERE name = 'bibliofilia' [tablePrefix:protected] => candv_ [utf:protected] => 1 [utf8mb4:protected] => 1 [errorNum:protected] => 0 [errorMsg:protected] => [transactionDepth:protected] => 0 [disconnectHandlers:protected] => Array ( ) ) [_trackAssets:protected] => [_rules:protected] => [_locked:protected] => [_autoincrement:protected] => 1 [_observers:protected] => JObserverUpdater Object ( [observers:protected] => Array ( ) [doCallObservers:protected] => 1 ) [_columnAlias:protected] => Array ( ) [_jsonEncode:protected] => Array ( ) [_errors:protected] => Array ( ) [link] => /literatura.html ) [link] => /literatura/bibliotecas-africanas.html [printLink] => /literatura/bibliotecas-africanas.html?print=1&tmpl=component [imageXSmall] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_XS.jpg [imageSmall] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_S.jpg [imageMedium] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_M.jpg [imageLarge] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_L.jpg [imageXLarge] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_XL.jpg [imageGeneric] => /media/k2/items/cache/852967248dd3e6cb3942a1fe6af42945_Generic.jpg [cleanTitle] => La historia de al -Ándalus guardada en Tombuctú: el fondo Kati y otras bibliotecas del desierto [numOfComments] => 0 [text] =>

 

Nos preparamos con mucha antelación para la muestra a celebrar en Toledo, Jerez de la Frontera y Tarifa, en 2017, con los la biblioteca andalusí del Fondo Kati cuya sede se encuentra en Tombuctú.

Una introducción al Fondo Kati

Amanecían los primeros días del año dos mil y las páginas culturales de los diarios se despertaban con un manifiesto encabezado por el poeta José Ángel Valente y firmado por reconocidos intelectuales y artistas. Entre ellos se encontraban Juan Goytisolo y José Saramago y se hacía un llamamiento instando a la comunidad política y a los poderes económicos a la conservación del denominado Fondo Kati, malamente guardados en la remota Tombuctú.  Desde entonces la biblioteca ha sufrido avatares de todo tipo que el integrismo y la barbarie no es solo cosa de ayer. Pero vayamos por partes.

La biblioteca andalusí de Alí b. Ziyad al-Quti

Aquel día nos enterábamos de una fabulosa biblioteca de manuscritos que se remontaban a finales del siglo XI y llegaban hasta mediados del siglo XIX escritos en árabe, hebreo y castellano aljamiado (recordemos, lengua castellana escrita con los caracteres del alfabeto árabe y/o hebreo). Nos enterábamos, aquel día, que el origen de la biblioteca se remontaba a finales del siglo XV y fue su “hacedor” un exiliado de un al-Ándalus que comenzaba a abandonar la tolerancia. Era un exiliado que tiene que abandonar su patria y espera encontrar la tranquilidad más allá del desierto del Sahara. Su nombre Alí b. Ziyad al-Quti.

Es esta una biblioteca con más de cinco siglos de historia en la que las sucesivas generaciones de la familia se vieron involucradas, de alguna manera u otra, en la conservación e, incluso, ampliación del fondo original.

Para el Fondo Kati se construyó una biblioteca ex profeso en Tombuctú con fondos de la Junta de Andalucía. Y de allí tuvo que salir, de nuevo, en 2012 con la llegada del yihadismo. En la actualidad, se encuentra dispersa entre Bamako y Tombuctú y está siendo digitalizada para realizar una exposición en 2017. Los fondos más emblemáticos, antiguos y/o de importancia se llevarán (provisionalmente) a Toledo, Jerez de la Frontera y Tarifa. Esperemos que para su regreso definitivo a Tombuctú donde puedan ser estudiados y guardados sin tanto sobresalto.

Las otras bibliotecas del desierto: los libros de Tombuctú

Se calcula que solo en la ciudad de Tombuctú (con solo  poco menos de  36.000 habitantes) hay sesenta colecciones privadas de fondos de muy diversa entidad y carácter. Y es así porque volúmenes raros y antiguos (algunos se remontan a la época medieval) conviven junto con libros impresos de finales del siglo XIX.

Casi todas están sin inventariar, catalogar y estudiar como es debido. La mayoría están conservadas en pésimas condicionas guardadas en arcones o en dependencias vacías de distintas casas de la misma familia. Y lo que es peor, sin posibilidad económica y/o logística de remediar el asunto a corto plazo a no ser que intervenga la cooperación extranjera. 

Doy un solo dato que atestigua la importancia que la palabra escrita tiene para estas familias. En estas colecciones se suele encontrar copias de la misma obra (hasta una decena de ejemplares del mismo título), lo que pone de manifiesto que los sucesivos propietarios de la biblioteca adquirían cualquier obra que estuviera a su alcance, sobre todo si se trataba de compendios o resúmenes de otras. Estas servían como libros de texto para la enseñanza.

¿Cómo eran los libros antiguos que llegaban hasta Tombuctú en el pasado?

La tradición islámica, en la que sustenta esta parte de África tiene una fuerte impronta cultural basada en el libro y lo escrito. Así, en las ciudades caravaneras del Sur del Sahara cuya población mayoritaria profesaba y profesa la fe de Mahoma existió desde el siglo XIII una importante clientela que demandaba libros. Eran ejemplares de muy diversa temática (lengua, gramática, historia, teología, astrología, matemáticas, física, derecho, ciencias naturales, medicina o música) que pudieran satisfacer las necesidades de conocimientos de los ulemas o de las familias pudientes de la zona.

Entre las mercancías más preciadas que cruzaban el desierto hasta el “País de los Negros” se encontraban manuscritos procedentes de al-Ándalus, Fez, Arabia, El Cairo, Marrakech… Eran obras que las familias se encargaban de transmitir celosamente a las generaciones futuras con la conciencia de que en ellos (tanto como en los documentos jurídicos o comerciales) recaía la memoria del clan.

Los talleres de copistas de Tombuctú

Estos libros, una vez que llegaban a las ciudades, eran copiados sucesivamente en auténticos talleres del libro muy parecidos a los scriptoria medievales de Europa con una estricta división y especialización del trabajo.

  • En el primer taller permanecían los manuscritos y documentos para ser copiados bajo la responsabilidad de un especialista en el dominio de la lengua y literatura árabes.
  • En el segundo taller estaban los copistas de alto rango, los cuales habían tenido que superar duros exámenes para acceder al puesto y cuya ocupación era tenida por prestigiosa a la par que era muy bien remunerada. Debían dominar tanto la escritura cúfica (de trazos rectilíneos y rectos) como la nasji (de trazo curvado y sinuoso).
  • El tercer taller era el de los correctores encargados de repasar minuciosamente cada una de las copias y que tuviera una terminación impecable. Un dato atestigua el celo que se ponía en el trabajo. Si se encontraba una errata, para que no hubiera ni una sola tachadura, se volvía a copiar la hoja de nuevo. Los correctores eran elegidos entre los mejores especialistas y tenían bajo su responsabilidad la materia que dominaban.
  • En el cuarto taller se encuadernaba (preferentemente en cuero) y se iluminaban los manuscritos con esa decoración geométrica tan característica del arte musulmán, utilizando, en algunos casos, materias preciosas como el oro.
  • En el quinto taller se recortaba el papel (también llegado con las caravanas y procedente de Italia) y se le daba forma al libro.
  • El último y sexto taller era dirigido por sabios de las diversas disciplinas que tenían por misión la búsqueda y contratación del personal más cualificado para los otros talleres.
  • Estos activos talleres de copistas se han mantenido abiertos hasta prácticamente antes de ayer, cerrando sus puertas el último de ellos, situado en Tombuctú, a finales del siglo XX. Han sido desplazados por las inevitables y necesarias tecnologías y por el mayor flujo de obras impresas en circulación que llegas a estas todavía remotas tierras. Manuscritos copiados en diversas épocas en este tipo de “fábricas” se encuentran hoy en países como Francia, Turquía, Siria, Líbano o Marruecos. Al tiempo son codiciados por los bibliófilos de alto poder adquisitivo de Europa, América, Japón o el mundo árabe.
  • Las bibliotecas del desierto
  • Esta ferviente actividad editorial abastecía las bibliotecas de notables del país. De ellas han llegado hasta nosotros ejemplos de sobresaliente importancia, aunque todos los expertos coinciden en señalar que quedan algunas escondidas y desconocidas. Paso a enumerar las más importantes:
  • De Malí hay que destacar la famosa biblioteca del sabio al-Havy Umar Tal que vivió durante el siglo XIX (no conocemos la fecha exacta de nacimiento pero sí de su muerte acaecida en 1984). Este letrado dedicó tiempo y fortuna a la adquisición y formación de una espléndida biblioteca compuesta por 500 volúmenes-compilaciones que suman un total de 12.000 hojas escritas en lengua árabe.
  • En Boujbéha, una pequeña población casi abandonada a 200 kms de Tombuctú, existe una biblioteca que se remonta al siglo XVIII. Esta aldea fue en el pasado un lugar no solo de comercio sino también de peregrinación religiosa. Uno de los sabios del lugar, enterrado en la mezquita, fue el fundador del legado que, dispersa tras su muerte, sus descendientes la han reorganizado y ampliado. Según la primera peritación de los expertos, entre las 1300 obras que componen la colección, hay aproximadamente 600 manuscritos de los cuales algunos son raros y valiosos. Aquí, por ejemplo, se encuentran algunas de las más extensas compilaciones de fetuas o dictámenes jurídicos de la zona con su importancia para conocer el código civil y la forma de vida de esta parte de mundo.
  • La de Abd-al-Quadir Haydara, cuyo catálago, publicado en árabe por la Fundación al-Furqan en tres volúmenes durante el año 2000, recoge 6000 manuscritos entre libros y documentos de la más diversa temática.

La biblioteca más importante del país es, sin duda, el CEDRAB (Centre de Documentation et de Recherches Ahmed Baba), fundado en 1973 en la ciudad de Tombuctú bajo los auspicios de la UNESCO. En 2002 cambió su nombre por IHERIAB (Institut des Hautes Études et de la Recherche Islamique Ahmed Baba). Como objetivo prioritario se propuso la búsqueda y adquisición de cuanto documento o libro pudiera ser de interés.  Bibliotecarios y empleados sin apenas herramientas tecnológicas habían conseguido reunir e inventariar más de 12.000 documentos y manuscritos a mediados de los noventa del pasado siglo.

El Fondo Kati, la biblioteca más importante de Tombuctú

El fondo inicial de esos manuscritos habían salido de al-Andalus en el equipaje de Alí Ben Ziyad al-Quti (o Kati, es decir, “descendiente de godos”), un andalusí de piel blanca cuyos ancestros abandonaron la fe de la cruz por la de la media luna. Era un jurisconsulto musulmán que había tenido que huir de su Toledo natal, dejando atrás familia y hacienda, al parecer, por haberse visto envuelto en los tristes disturbios que culminaron en el “incendio de la Magdalena”, disturbios que ya proclamaban que Toledo no era la tierra de las tres culturas.

Pues este Alí b.Ziyad al-Quti, buscando un sitio donde poder morir en paz, sale de Toledo en 1468 llevándose con él más de cuatrocientos manuscritos, a los que irá añadiendo durante su éxodo por todo al-Andalus, el norte de África, el peligroso y desconocido desierto hasta llegar a Gumbu –situada, como Tombuctú, en la curva que el río Níger dibuja en estas secas tierras-. Y es aquí donde instala su biblioteca y donde se une a una mujer del lugar para iniciar la rama de los Kati africanos.

Su hijo, Alfa Muhmud Kati, culto, erudito, escritor, diplomático, no solo heredó de su padre una magnífica biblioteca sino que la aumentó considerablemente en sus numerosos viajes y la trasladó a un lugar más seguro, aunque también, más remoto e inaccesible Tindirna. Y este sabio africano no solo heredó de su padre, el andalusí, la “mala costumbre” de ir anotando en los márgenes de los libros, tanto las circunstancias que rodearon la adquisición de sus manuscritos (tal como hiciera, por ejemplo, Hernando Colón) como la historia y vicisitudes de la familia, sino que también redactó opúsculos varios de medicina, religión, astronomía, filosofía… Y así los sucesivos descendientes africanos de este hijo de godos no solo han ido ampliando la biblioteca a lo largo de los siglos sino que también han ido configurando una paralela en la que se cuenta la historia de la familia y la del lugar remoto que los acogió, todo ello en el exiguo margen de los libros.

Las anotaciones que realizaban en los márgenes se hacían, por un lado, debido a una escasez de papel y por el deseo de consignar en las obras los eventos del clan (bodas, malas cosechas, inundaciones o una lluvia de estrellas o el paso de un cometa) tal como hacen, en la actualidad, algunas familias estadounidenses con la Biblia.

El fondo, a lo largo de tantas generaciones, ha sido dispersado y reunido y aumentado y vuelto a dispersar entre los últimos miembros del clan, hasta la última reunificación llevada a cabo y terminada por un descendiente directo de aquel andalusí que tuvo que abandonar  el paraíso porque en el comenzaba a anidar la intolerancia. Su nombre es Ismaël Diadié Haidara, estudioso del Corán, filósofo, historiador y poeta, el mismo que pedía ayuda para que los antiguos manuscritos no se deterioran irremediablemente más de lo que estaban.

Fue la Junta de Andalucía se hizo cargo de la construcción de un edificio adecuado que conserve y facilite el estudio de estas joyas bibliográficas. Aunque el ataque yihadista acosó el fondo, este se encuentra, en la actualidad, a buen recaudo y, durante el año 2017, las obras más insignes viajaran, de nuevo, a España (Tarifa, Jerez de la Frontera y Toledo) para ser centro de una exposición.

Para saber más:

Abd al Quadir: Biblioteca Mamma Haidara de Manuscritos y Documentos. 2000. Londres. Fundación al-Furqan para el Legado Islámico.

Diadié, Ismaël y Pimentel, Manuel: Los últimos visigodos. La biblioteca de Tombuctú.  2003. Sevilla. RD editores.

Diadié, Ismaël y Pimentel, Manuel: Los otros españoles. Los manuscritos de Tombuctú: andalusíes en el Níger. 2004. Madrid. Ediciones Martínez roca.

Johansen, Julian (editor): Handlist of Manuscrits in the Centre de Documentation et de Recherces Historiques Ahmed Baba. 1995-1998. Tombuctú. Fundanción al-Furqan para el Legado Islámico.

Vizcaíno, Candela: “Las bibliotecas del desierto” en Hibris. Revista de Bibliofilia. 2004. Alcoy. Miseria y Compañía. Número 21. Páginas 19-26. 

Por Candela Vizcaíno

 

[event] => stdClass Object ( [BeforeDisplay] => [AfterDisplay] => [AfterDisplayTitle] => [BeforeDisplayContent] => [AfterDisplayContent] => [K2BeforeDisplay] => [K2AfterDisplay] => [K2AfterDisplayTitle] => [K2BeforeDisplayContent] => [K2AfterDisplayContent] => ) )

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto