Viajar sola: Creta, la isla de los dioses griegos

Mar de Creta

Mar de Creta

Laura Vélez

 

Nos vamos hasta Creta. O mejor dicho, me voy hasta Creta. Me voy sola como hacen cada vez más mujeres que dejan atrás prejuicios y temores para viajar a donde quieren, cuando quieren y como quieren. Para todas esas mujeres que viajan solas, que no esperan a nadie, pero especialmente para esas que aún no se atreven a hacerlo, para todas ellas está dedicado este artículo. Es posible viajar sola, es posible disfrutar del viaje en solitario y más si se trata de un lugar como Creta.

Motivos para visitar la isla de Creta

Sobran los motivos y faltan las páginas para explicar por qué visitar la isla de Creta, así que será mejor que confiese los míos. Viajo a Creta por amor. Me enamoré de Creta la primera vez hace ya tanto tiempo. Fue un amor a primera vista, un flechazo. Fue llegar a Creta y descubrir que todo por lo que había luchado hasta entonces valía la pena. Esa es la isla de Creta y su acción reafirmante, como la de las cremas, pero en el alma. Al minuto uno me di cuenta de que mi viaje en solitario había sido un acierto. Al minuto dos descubrí el milagro de Creta.

No soy la única que ha experimentado el milagro de Creta, te lo contarán más, ese milagro que hace que el tiempo no sea un concepto absoluto sino relativo, ese otro milagro de las emociones indescriptibles que te recorren todo el cuerpo. Y el mayor milagro, el de descubrir toda la fuerza que tienes, inmensa e intensa como toda la isla. Es cosa de magia. O cosa de dioses.

foto2

En las guías turísticas se exponen muchos motivos para visitar Creta, la historia de la isla, la naturaleza de la isla, los paisajes paradisiacos, la gastronomía adictiva, LA HOSPITALIDAD, así con mayúsculas, las gentes, los olores, los sabores, el clima, el sol, los monumentos. Sin embargo el principal motivo para visitar Creta es el carácter de la isla. Indomable. Pero no me voy a poner intensa, que Creta tiene mil motivos más para acercarse a ella, motivos más frívolos pero tan necesarios como sus playas, su música, sus fiestas y sus hombres. El hombre cretense, ese otro capítulo con el que podríamos hacer una novela no apta para todos los públicos. ¿Necesitas más motivos para viajar a Creta?

La magia de la isla de Creta

El viaje acaba de empezar y en este particular regreso a modo de la Ítaca de Kavafis solo pido que el viaje sea largo. Me instalo lo más rápido que puedo en mi lugar en el mundo, en Rethymno, una ciudad de unos 33.000 habitantes en la costa norte de Creta con un faro veneciano que es el que lleva guiándome e iluminándome durante 15 años (y los que quedan) esté donde esté. Es la primera visita que hago nada más llegar y ahí acaban las prisas y ahí es donde empiezo a vivir en modo cretense. En calma, pero no sosegada, con el corazón palpitando a mil por hora anticipándose a la magia de Creta.

Creta es la isla de los dioses griegos y se percibe nada más llegar. Esa fuerza de lo sobrenatural, de lo que escapa a la razón, de lo que se agarra al corazón. Una fuerza que te convierte en poderosa, que es una fuerza transmitida directamente desde el rayo de Zeus. Cuentan que en esta isla nació el dios que movía los hilos del Olimpo. Pero en realidad no nació aquí, llegó de bebé escapando de la voracidad de su padre Cronos que se comía (literalmente) a todos sus hijos de recién nacidos. Lo cuentan así.

foto4

Rea, la madre de Zeus, estaba muy harta de que su marido Cronos devorara a todos sus hijos nada más nacer. Así que cuando nació Zeus no lo llevó ante su padre, sino que lo envió a una cueva de Creta en el monte Ida (aún hoy se puede visitar la cueva) donde lo crió la cabra Amaltea mientras unos festivos Curetes bailaban, cantaban y tocaban la flauta para acallar el llanto del bebé. El bebé fue sustituido por unas piedras envueltas en un pañal y eso fue precisamente lo que se tragó Cronos. Teniendo en cuenta que fue la isla de Creta la que salvó a Zeus de acabar en el estómago de su padre, no es extraño que el propio dios convirtiera la isla en un paraíso. Un paraíso al alcance de todos.

La mitología es una constante en Creta, como también lo es la Historia, la más antigua y la más contemporánea. Desde la civilización minoica tan atractiva y misteriosa a la vez hasta la Batalla de Creta en la II Guerra Mundial, la isla ha pasado por todo tipo de acontecimientos y ha visto asentarse en sus tierras a gentes de lo más variopintas. Bizantinos, turcos, venecianos, alemanes…han ido dejando su impronta mientras los dioses, desde el Olimpo, se encargaban de mantener intacto el carácter cretense.

Creta es también un lugar para la literatura. Homero hace mención especial a esta Isla en su obra y nos transmite una admiración poco usual en el autor de Ilíada y Odisea. También es la isla de ese vividor inolvidable de nombre Alexis Zorba que nos legó el escritor cretense Nikos Kazantzakis como emblema del ser humano libre. Carácter y libertad, ya vamos acumulando souvenirs en este viaje por la isla en la que nació uno de los pintores más aclamados de todos los tiempos: El Greco. Y seguimos el viaje entre libros, arte, Historia y mares.

Lugares imprescindibles para vivir Creta

Es difícil quedarse con unos pocos lugares de la isla, más difícil es evaluar la importancia de cada lugar porque todo en Creta puede llegar a ser imprescindible. Los mejores lugares no los deciden las guías turísticas, las decide el corazón cuando encuentra un sitio donde quedarse un poco más de tiempo o acaso para siempre. Nos vamos sin planes, sin prisas y con muchas pausas a ver algunos de estos lugares en los que se puede vivir Creta.

foto5

1. Rethymno

Que la ciudad de Rethymno, Retimno o Retimnon (que son muchas las formas en las que puedes encontrar el nombre de cada localidad) esté situada en el número 1 y ocupe el lugar privilegiado no responde a una visión precisamente objetiva. A partir de aquí, nuestras viajeras decidirán el orden y la importancia de cada rincón.

En la costa norte de Creta se encuentra esta ciudad de la que otro día os hablaré más extensamente. Fortezza, faro veneciano y fuente Rimondi como pilares de la visita a esta ciudad con un encanto especial e inolvidable. Y las calles para perderse con calma, y la playa para pasearla con amor y la noche para vivirla dejándote llevar por viento.

2. Anogia

Para conocer Creta en todo su esplendor Anogia es el lugar donde perviven las costumbres y tradiciones cretenses. Un pueblo de montaña en el que la hospitalidad adquiere otra significado y en el que disfrutar con el espíritu más genuino de la población local.

foto6

3. Heraclio

La capital de Creta es Heraclio, Heracklion, Iraklio o tal vez te sorprenda con alguna otra grafía diferente. En cualquier caso suele ser el lugar de llegada, la primera toma de contacto con la isla en donde no te puedes perder la visita a su Museo Arqueológico a modo de introducción o resumen de lo que puedes encontrarte en este viaje.

4. Elafonisi

La playa de Elafonisi (nos vamos hasta el sur de Creta) es esa playa de arena rosa y aguas cristalinas que no puede faltar en un periplo por esta isla. Con suerte, y si no vas en temporada alta, tendrás para ti sola un auténtico paraíso.

foto7

5. Knossos

Si hay algo que caracteriza una visita turística a Creta es la cantidad de palacios minoicos que hay diseminados por toda la geografía. El palacio de Knossos es el más accesible, el más visitado, aunque no el más auténtico. Sin embargo, se trata de una visita obligada para aprender a recorrer tus propios laberintos, pues es aquí donde se encuentra el famoso laberinto del Minotauro.

6. Matala

¿Te imaginas un pueblo absolutamente encantador en la costa sur de Creta donde reinan la paz y el amor? Las cuevas de la playa de Matala sirvieron de alojamiento hace ya unas cuantas décadas a numerosos hippies venidos de todas partes del mundo que lograron hacer realidad un sueño.

foto8

7.- Chania

La ciudad de Chania, Xaniá o La Canea es uno de esos lugares capaces de quitar la respiración. El puerto veneciano, el faro tan impresionante como sus aguas de un azul que casi duele y sus maravillosas calles llenas de buganvillas te transportan a un mundo feliz del que no vas a querer salir jamás. Feliz y tan real que lo tienes en la mano.

8.- Agios Nikolaos

De punta a punta de la isla, de Chania a Agios Nikolaos por todo el norte de Creta. Agios Nikolaos te sorprenderá por muchas cosas, pero su puerto es pura magia y su noche es esa noche donde todo lo que imagines se puede hacer realidad.

foto9

9.- Spinalonga

A la isla de Spinalonga se puede llegar desde el pueblo de Elounda. El motivo de la visita a este lugar es para reencontrarte con esa parte oscura del pasado de los pueblos, una pequeña isla donde recluían a los leprosos cuya historia relata de forma magnífica la escritora Victoria Hislop en su novela ‘La Isla’.

10

Dejamos el último lugar imprescindible a gusto del consumidor porque hay más de 10 lugares imprescindibles en Creta, solo tienes que descubrirlos. Y tú, ¿te atreves a hacer un viaje en solitario para descubrir Creta? Nunca vas a estar sola en este viaje, te encontrarás con otros que viajan solos, con las gentes del lugar y, casi seguro, que te encontrarás conmigo por estas tierras de olivos y de dioses.

Foto y texto por Laura Vélez

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto