• Portada
  • Arte
  • Museo de Bellas Artes de Sevilla | Guía para su visita

Museo de Bellas Artes de Sevilla | Guía para su visita

Museo de Bellas Artes de Sevilla

Museo de Bellas Artes de Sevilla

Candela Vizcaíno

 

Situado un poco apartado de la ruta más conocida que ver en Sevilla, el Museo de Bellas Artes de Sevilla aglutina una interesante pinacoteca que nos dice de los modos, las historias y las formas de vida de una ciudad peculiar en extremo. De 1835 es su acta de fundación aunque la inauguración oficial fue en 1841. Esa primera colección, germen principal y una de las dos patas fundamentales de la institución, se formó con los fondos de conventos y monasterios tras la Desamortización de Mendizábal. La segunda pata del museo está conformada por obras de finales del siglo XIX y principios del XX procedentes de artistas locales influenciados por  las características del impresionismo, por la pintura costumbrista o por las posibilidades de la pintura de naturaleza. Pero vamos por partes.  

La colección de pintura barroca del Museo de Bellas Artes de Sevilla

Cuando el museo abrió sus puertas a mediados del siglo XIX la cultura del Neoclasicismo estaba totalmente asentada en Andalucía y eso a pesar de la particular idiosincrasia del lugar. La Desamortización de Mendizábal que da comienzo en 1836 expropia todos los bienes de las órdenes religiosas y entre ellos se encuentran maravillosas pinturas barrocas e inmuebles como el Convento de la Merced, sede del actual Museo de Bellas Artes de Sevilla. Esto es, cuando la pinacoteca abre sus puertas al público guiados por los ideales ilustrados del Siglo de las Luces que daba sus coletazos por entonces, había un fondo de pinturas (y un pequeño grupo escultórico) de los siglos anteriores que responden a las características del arte barroco fundamentales. 

Museo Bellas Artes Sevilla 8 

Y llegados a este punto tenemos que anotar que Sevilla es eminentemente barroca y, con todas sus luces y sus sombras, supuso la época de esplendor de la ciudad. Era, por entonces, Puerto de Indias y en sus calles se daban cita desde aristócratas venidos a menos con aventureros de cualquier pelo y pluma. De esta situación se hace eco con magistral originalidad la novela picaresca. El lugar era la salida para América y hasta aquí llegaban mercancías de todo tipo que, a pesar de esa abundancia, no sirvió para crear riqueza debido a los múltiples frentes bélicos abiertos por la monarquía hispana. España abandera la Contrarreforma y la sociedad se encierra en sí misma guiada tanto por profundas creencias religiosas como por una arraigada superstición. Las sucesivas crisis económicas hacen mella en el ánimo de la población que busca refugio en la vida en el más allá mientras se evade con el fértil teatro barroco de capa y espada tan de éxito en la época. Mientras esto sucede en la calle, los conventos y monasterios se llenan de obras de arte realizadas por encargo a los mejores artistas. Y es aquí donde nos encontramos la base de la colección original del Museo de Bellas Artes de Sevilla.  

Museo Bellas Artes Sevilla 2. jpg

De los muros de esos centros religiosos se trajeron ejemplares del mejor Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682), uno de los más importantes pintores barrocos españoles y el mayor representante de la escuela sevillana (sin contar a Velázquez que realiza su carrera en Madrid). Del maestro es la delicada obra la Virgen de la Servilleta pintada en 1666 con una original técnica en el que el claroscuro de Caravaggio nos introduce en una escena que se aleja de lo sagrado. Tanto la Virgen como el Niño Jesús están representados sin atributos divinos y miran con sereno desparpajo al espectador como si estuvieran asomándose a una ventana. La belleza tranquila de la figura femenina se complementa con un infante saludable, risueño que nos aporta una actitud positiva ante la vida. No era esto lo frecuente en el estilo barroco español ya que el pesimismo que impregnaba la sociedad se transparentaba en el arte con recuerdos de la muerte y llamadas a renunciar a cualquier gloria o éxito. En este sentido Valdés Leal (1662-1690) es el maestro indiscutible de unas obras que nos advierten de la corrupción de la carne y de las penas del olvido con furibunda intensidad. Este artista también está presente con sus obras en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, aunque las de mayor intensidad se custodian en el Hospital de la Caridad de la capital hispalense. Grandes obras basadas en las reglas y milagros de los cartujos realizadas por Zurbarán (1598-1664) completan la muestra de lo mejor de la pintura barroca de la pinacoteca sevillana. 

 

El arte del Siglo XIX en el Museo de Bellas Artes de Sevilla 

 

Andando el tiempo, un grupo de pintores con otra formación y perspectiva vital coparán la escena artística de la capital hispalense. De entre todos ellos sobresalen, sobre todo, Gonzalo Bilbao (1860-1938) y José Villegas Cordero (1844-1921), quien ocupó durante varios años la dirección del Museo del Prado de Madrid. Eran artistas con educación burguesa que conocían las nuevas tendencias europeas y que se interesaron por las técnicas que se ensayaban en París. El exotismo, de moda en la época, encuentra la base en las costumbres locales, como la lucha a vida o muerte del toreo, los bailes flamencos o las mujeres vestidas con coloridos mantones de manila. 

Museo Bellas Artes Sevilla 6 

Siguiendo las ideas estéticas del realismo literario o del naturalismo, los olvidados, los mendigos, los huérfanos abandonados se convierten, por primera vez, en protagonistas de las pinturas. A la par, se mira hacia la naturaleza, hacia las posibilidades del color y de la luz. En este sentido, cabe encuadrar las grandes obras de Gonzalo Bilbao en las que predominan esa técnica aprendida de los impresionistas parisinos. La sociedad había cambiado. Por eso, este nuevo grupo de obras nada tienen que ver con la pintura religiosa del siglo XVII sobre las que se formó el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Ahora el foco se pone en la belleza femenina, en el costumbrismo, en los  paisajes, en los retratos de personajes ilustres (el del rey Alfonso XII por ejemplo),  burgueses o, incluso, anónimos. La estética es la de la alegría mundana. Y estas conforman las últimas salas de la pinacoteca sevillana. 

Breve introducción al edificio donde se ubica el Museo de Bellas Artes de Sevilla  

El eje central lo forma el Convento de la Merced donde fue invitado a un exilio interior (y exterior) el gran Tirso de Molina, fraile de dicha orden con obra (El Burlador de Sevilla) demasiado profana según el criterio de sus superiores. Como todas las construcciones de las órdenes religiosas de la época, está estructurado alrededor de un patio porticado, ajardinado y adornado con fuentes y azulejos. Sobre este se desarrollan otros espacios similares en los que los cipreses en combinación con naranjos bordean albercas, estanques o fuentes. Junto con la escalera imperial (realizada en mármol blanco bifurcándose en dos tramos), son los elementos arquitectónicos más característicos del emplazamiento. 

 Museo Bellas Artes de Sevilla 3

Horarios y precios del Museo de Bellas Artes de Sevilla  

Es, además, uno de esos espacios imprescindibles cuando llueve en la capital andaluza. Aunque los días de sol son muchos, también la lluvia (y con intensidad) hace de las suyas, especialmente a finales de otoño y principios de primavera. Recuerda además:  

1.- Que abren a las 9 de la mañana y cierran a las 9 de la tarde. 

2.- Los lunes está cerrado. 

3.- Los días grandes de Navidad también cierran sus puertas así como algunos festivos especiales. 

4.- La entrada es gratuita para los ciudadanos de la UE. 

5.- Para el resto (2021) es de tan solo 1,50 euros. 

6.- La colección al completo (sin contar exposiciones temporales) se visita en menos de dos horas. 

7.- Los domingos entre otoño y primavera en la plaza por la que se accede se sitúan artistas locales actuales ofreciendo sus obras. 

El Museo de Bellas Artes de Sevilla a pesar de ser desconocido para la gran mayoría es parada imprescindible para los amantes de la pintura. Y para aquellos viajeros apresurados, aquí os dejo un vídeo de mi canal de Youtube con el resumen del artículo. 

Fotos y texto por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
CURSOS DGMAX

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto