Realismo literario | características, obras y autores

Realismo literario | características, obras y autores

Los grandes temas que son principales características del Romanticismo (idealismo, espíritu rebelde, inconformismo…) da paso a mitad del siglo XIX a un cambio radical en literatura. El realismo literario nace, a la par, como una contestación del movimiento anterior, el Romanticismo literario, y, también, ante un deseo de plasmar la vida cotidiana circundante. Como no podemos entender esta nueva forma literaria (con un fuerte predominio de la novela) sin conocer sus condicionantes, lo anoto a continuación.   

Contexto histórico del realismo literario

La burguesía no es ya una clase nueva en pugna con la rancia aristocracia sino, más bien, la única dominante. Por tanto, sus postulados e intereses se van imponiendo de forma progresiva y arrolladora. En estas décadas queda asentada totalmente la revolución industrial y con ella el proletariado, mano de obra sin derechos y sin rumbo que alimenta un incipiente capitalismo. De los abusos y vida miserable de estas personas, en primera instancia, se va a nutrir la novela para, a la vez, crear arte sin olvidar un punto de denuncia (aunque esta no es como la entendemos hoy). 

La burguesía va progresivamente acaparando riquezas y por tanto, poder y cultura. Junto con la aristocracia antigua se apropia de bienes (de todo tipo) y recursos. Son los mismos que ocupan puestos de responsabilidad en fábricas, plazas en las aulas universitarias y se ponen a recorrer el mundo en los modernos (para la época) trenes de viajeros. 

Este afán por apropiarse de bienes materiales les lleva, por un lado, a aceptar gobiernos conservadores y también a enfrascarse en las colonias. En África y Asia instalan centros de producción que abastecen la necesidad de materias primas que se necesitan en Europa. 

Para hacer frente a este panorama socio-económico surge, por un lado, en 1864 la primera Internacional de Trabajadores que será el germen de revueltas, huelgas salvajes y, a la postre revoluciones. Y, por el otro lado, se van desarrollando los primeros movimientos independentistas en América, África y Asia. 

Contexto cultural del realismo literario

Cada época gusta de reaccionar contra la anterior dando un bandazo hacia posiciones contrarias a las mantenidas hasta entonces. Así el realismo literario reacciona contra el idealismo del Romanticismo abrazando el positivismo y el método empírico. En este sentido, para los protagonistas intelectuales del realismo nada puede ser aceptado si no se ha demostrado previamente. Por eso, cualquier otra afirmación que se salga de esta premisa entra en la clasificación de la ensoñación. La obra de cabecera de estos literatos fue Sistema de filosofía positiva de Compte, libro que publicado en 1850, justo cuando empieza el movimiento realista.  

Otra fecha clave para entender el pensamiento cultural de la época es el Manifiesto comunista de Marx y Engels que vio la luz en 1848. El Capital de Marx se editaría un poco después, en 1867. La perspectiva filosófica cambia ahora radicalmente. La tarea de los pensadores no sería etérea o descriptiva de la realidad. El intelectual tiene la obligación de cambiar y de transformar el mundo ya que es el más apto para darse cuenta de sus disonancias y contradicciones. De aquí se promueven las revoluciones posteriores que luchan por eliminar de un plumazo la burguesía y las llamadas clases extractivas de la riqueza. 

En 1859 aparece otra obra fundamental para el pensamiento de la época y, por supuesto, para el posterior. Se trata de El origen de las especies de Charles Darwin donde propone su teoría de la evolución. Con ella abre otro frente de confrontación. Esta vez es con los estamentos religiosos y su visión bíblica de la humanidad. 

10 características del realismo literario 

Con todos estos condicionantes en el aire no es de extrañar que el novelista se erija en una especie de rebelde con la función de movilizar las masas. La temática del realismo literario, por otro lado, siempre presenta una confrontación entre los oprimidos y los opresores, entre los que disponen de recursos y libertad contra los que están condenados a la miseria. Entresaco 10 características del realismo literario para poder entenderlo con mayor claridad: 

1.- El novelista ya no es un demiurgo (alguien que ve lo que nadie ve) sino un testigo de la realidad. 

2.- Los autores se posicionan a favor de las clases desfavorecidas en los retratos y caracterizaciones de sus personajes. 

3.- No hay lugar para el sueño o el lirismo. Se pretende una comprobación de la obra literaria casi en la estela del periodismo, que empieza, por otro lado, a adquirir importancia en la época. Era frecuente que incluso se documentaran sobre el terreno para dar más realismo y verosimilitud a la obra. 

4.- El afán de los autores del realismo es retratar la sociedad con toda su crudeza y detalles. Por eso, toma fuerza las descripciones prolijas, largas y exhaustivas hasta el cansancio. 

5.- Los personajes son descritos también desde un punto de vista anímico, espiritual o de caracteres. Con ello, el realismo literario va a abrir la puerta a la moderna psicología que arrolla el pensamiento nada más comenzar el siglo XX. 

6.- Hay un gusto por los escenarios urbanos, por los conflictos dentro de las fábricas, por los personajes que se agolpan en las afueras en condiciones miserables. 

7.- Por otro lado, la naturaleza es descrita con afán científico. 

8.- Nacen las primeras editoriales modernas y tal como las conocemos hoy en día, con un promotor que se encarga de la impresión y marketing de las obras. Por tanto, el escritor, de alguna manera u otra, está condicionado por la aceptación de sus obras. 

9.- Con el auge del periodismo y las gacetas, algunos creadores del realismo literario compaginan su labor como periodista o publican sus obras por capítulos en estos medios. 

10.- Hay un protagonismo indiscutible de la novela frente a otro género artístico.  

Autores del realismo literario

El movimiento fue principalmente europeo. De Francia destacamos tres: 

1.-Stendhal (1783) 1842). Nacido como Henri Beyle está considerado como uno de los principales autores del realismo literario por su agudo análisis interior que lleva a cabo de sus personajes. Su capacidad de indagación psicológica consiguió que pudierea plasmar personajes contradictorios, oscuros anímicamente, tanto que muchos caen en la línea narcisista. Sus complejos protagonistas dan nombre, incluso, a síndromes o cuadros médicos por lo minucioso de la descripción que realizó el novelista. 

2.- Balzac (1799-1850) creó una obra extensa hasta la extenuación englobada en lo que denominó “La comedia humana”. Artista complejo, de vida azarosa y condicionado por malas decisiones personales y empresariales, su legado artístico aún sigue vivo. Inicia su ingente producción literaria con una finalidad de utilidad casi: la de describir y poner nombre a todas las personalidades en cualquier clase social de la época. El resultado fue una obra que aún hoy en día puede servir para explicar caracteres atípicos por lo minucioso, prolijo y profundo de su escritura. 

3.- Flaubert (1821-1880). Si Balzac y Stendhal querían indagar en la personalidad humana hasta llegar a la célula casi, esto lo consiguió Gustave Flaubert con su novela Madame Bovary, obra cumbre de la literatura de todos los tiempos.  

4.- Fiodor Dostoyevsky (1821-1881) no solo es uno de los grandes escritores de la literatura rusa sino también de la occidental de todos los tiempos. Sus personajes son presentados con una minuciosidad psicológica y con un retrato de personalidad tan complejo que aún al día de hoy su obra sigue totalmente viva. Sus novelas están ambientadas en el ocaso de la Rusia zarista que acabaría abruptamente con las revoluciones de principio del siglo XX.  

5.- León Tolstói (1828-1910) es otro de los grandes autores del realismo ruso con una ingente producción que denota un espíritu inasequible al desaliento.  

6.- Uno de los grandes autores del realismo literar en Inglaterra fue Charles Dickens (1812-1870)  el cual retrata la sociedad victoriana de la época con una crudeza terrible poniendo en evidencia los males de la socidad,  a la par que se detiene en desmenuzar los peores vicios del ser humano. 

7.- De entre los autores del realismo ingleses no nos podemos olvidar de Tackeray (1811-1863) con una amplia obra que compaginó con su faceta de periodista. 

8.- Benito Pérez Galdós (18431920) es, quizás, el más insigne representante del realismo literario español. A igual que sus colegas franceses, su afán era dejar consignado un retrato al natural de la sociedad de la época con todos sus tipos psicológicos posibles. Fue designado para el Premio Nobel de Literatura y, además, fue miembro de la Real Academia de la Lengua. 

9.- Emilia Pardo Bazán (1851-1921) con una obra más cercana al naturalismo y en la que apreciamos tintes de un incipiente femenismo. De clase aristocrática (fue condesa), para ella (y para todas nosotras) era fundamental que las mujeres recibieran la misma instrucción que los hombres. Recuerdo que, en la época, las universidades eran eminentemente masculinas y la formación académica de las niñas y chicas era, a todas luces, deficiente, sesgada y encaminada simplemente al ámbito privado y del hogar. Ni que decir tiene que Pardo Bazán pudo desarrollar una actividad literaria e intelectual debido a sus orígenes aristocráticos. 

10.- Leopoldo Alas “Clarín” (1852-1901), el cual forma parte del canon español. Recibió formación como jurista y también trabajó en la incipiente crítica literaria de la prensa diaria. 

En Alemania, los autores evitaron los grandes temas conflictivos que son una de las características del realismo literario principales. Por eso, la novela no llega a tener la gran importancia que en España, Francia o en Inglaterra. En estas tierras el movimiento se convirtió en el llamado realismo poético cuyo mayor representante es Theodore Fontane (1819-1898). 

Obras del realismo literario 

Enumero únicamente algunos de los títulos de los autores del realismo reseñados con anterioridad

1.- Stendhal

Rojo y negro (1830)

La cartuja de Parma (1839) 

2.- Balzac

La piel de zapa (1831)

Eugenia Grandet (1834)

Papá Goriot (1834) 

Las ilusiones perdidas (1837-1843)

La prima Bette (1846)

El primo Pons (1847)

3.-  Flaubert

Madame Bovary (1857)

4.- Fiódor Dostoyevski

Humillados y ofendidos (1861)

Crimen y castigo (1866)

El jugador (1866)

El idiota (1868-1869)

Los hermanos Karamázov (1879-1880)

5.-León Tolstói

Guerra y Paz (1865-1869)

Anna Karenina (1875-1877)

Resurrección (1879)

6.- Charles Dickens

Oliver Twist (1837-1839)

Cuento de Navidad (1843)

David Copperfield (1849-1850)

Tiempos difíciles (1854)

Grandes esperanzas (1860-1861)

7.- Tackeray

La feria de las vanidades (1847) 

8.- Benito Pérez Galdós

Doña Perfecta (1876)

Marianela (1878)

La de Bringas (1884)

Fortuna y Jacinta  (1886-1887)

Miau (1888)

Torquemada en la hoguera (1889)

Tristana (1992)

La loca de la casa (1992)

Misericordia (1997)

Episodios nacionales (1872-1912)

8.- Emilia Pardo Razón

Los pazos de Ulloa (1886-1887)

Insolación (1889)

Morriña (1889)

9.- Leopoldo Alas “Clarín”

La Regenta (1884-1885)

Si por algo se caracterizó el realismo literario fue por dar a luz novelas psicológicas donde se ponen en evidencia todo tipo de personajes.

Por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto