10 autores del realismo literario

10 autores del realismo literario

El realismo literario fue un movimiento estético centrado casi exclusivamente en la novela con un fuerte carácter de denuncia social.  No podemos entenderlo sin el contexto socio-económico de la época. En este sentido, el capitalismo comenzaba a dar sus primeros frutos a costa de una clase desfavorecida de trabajadores sin ningún tipo de protección. Por tanto, las plusvalías recaían íntegramente en una pujante burguesía dueña de centros de producción y de extracción. A la par, asistimos a un conservadurismo político, al colonialismo en África o Asia… Una población deseosa de abandonar las hambrunas del campo se agolpan en las grandes urbes en busca de trabajo en inmensas fábricas. Las desigualdades son patentes, escandalosas y a la orden del día. Eso lo saben estos 10 autores del realismo literario, un puñado de escritores de entre lo más granado de las letras internacionales que levantan obras colosales con un punto de denuncia evidente. Y ello a pesar de que ellos provienen, en su inmensa mayoría, de la élite económica y social.  

1.- Stendhal, el más exquisito de entro los autores del realismo literario  

De familia burguesa y con una cuidada formación tanto militar como humanística, no solo escribió novelas en la línea del realismo literario sino también ensayos y biografías. Nació en 1783 en Grenoble y murió en París en 1842 tras, al parecer sufrir un derrame cerebral. Es uno de los ilustres habitantes del Cementerio de Montmatre. Aquí se quedó para la eternidad como buena parte de su obra. Reconocido especialmente por Rojo y negro (1830) y La cartuja de Parma (1839), sus novelas hacen gala de un estilo conciso, limpio y sin concesión al adorno.  Fue uno de los primeros autores del realismo literario que se enfrascó en el análisis psicológico pormenorizado y detallado de la personalidad de sus personajes. Para estos escritores, la literatura tenía que cumplir una función de cambio y mejora social. Por tanto, la única manera de empezar este camino es reconociendo los vicios y virtudes de los tipos anímicos individuales. Estos se trasladan a la novela con una precisión nunca tratada hasta entonces.

2.- Balzac, el más prolífico de los autores del realismo literario

Nace en Tours en 1799 en una familia en la que se reconoce un desapego emocional importante. Todo ello condicionaría (como es natural en cualquier individuo) la vida futura de uno de los autores más importantes del realismo literario. Hasta su muerte en París a la edad de 51 años por una gangrena, Balzac haría de su vida un maratón de actividad tanto en el plano literario como empresarial. Aunque en este último aspecto no le fue bastante bien y vivió siempre acosado por deudas y compromisos, en la faceta artística levantó una obra ingente. Era su intención, y así lo expresó, en alguna que otra ocasión, dejar reflejados todos y cada uno de los tipos psicológicos que se desplegaban a su alrededor. Y, en buena manera casi lo consiguió. Sus personajes son descritos de una forma exhaustiva sin escatimar detalles de su personalidad, la cual se refleja en sus actos y en la trama misma de la novela. Si bien la lista de obras publicadas (tanto en el formato novela como cuento) es larguísima, dejo aquí algunos títulos de uno de los más prolíficos autores del realismo literario. 

  • Eugenia Grandet (1834)
  • Papá Goriot (1834) 
  • Las ilusiones perdidas (1837-1843)
  • La prima Bette (1846)
  • El primo Pons (1847) 

3.- Flaubert, el creador de Madame Bovary 

Nacido en Ruan en 1821, sus primeros años pasan en su ciudad natal sin pena ni gloria aunque se inició a una edad muy temprana en la literatura. A pesar de ser un estudiante mediocre, se muda a París para estudiar derecho aunque pronto regresa a su preciosa propiedad normanda en la Croisset donde acabaría sus días. De él se conoce un solo amor, con la poeta Louise Colet. Quedan cartas apasionadas y tormentosas publicadas a su muerte.  Pero el tranquilo Flaubert ha pasado a la historia por levantar la grandiosa Madame Bovary donde se empeña en poner la palabra justa para crear arte y belleza a lo grande. En la obra levanta no solo el perfil psicológico de una Madame Bovary aburrida en busca de emociones intensas sino de todos los personajes de la obra. Por ella sola ha entrado en el parnaso del realismo literario y de las letras universales.  

4.- Fiódor Dostoyevski, el genio de entre los autores del realismo literario 

Aquejado de epilepsia, de un fuerte sentimiento de culpa, arrastrando problemas emocionales del clan familiar… nada de ello fue un obstáculo para crear una de las obras más sublimes de la literatura universal. Nacido en 1821 de padres terratenientes, la temprana muerte de su madre dejó a nuestro autor a cargo de un padre indolente, alcoholizado e iracundo. Fue tan mal progenitor que el escritor deseó su muerte para librarse de su violencia verbal y física. Eso fue muy pronto y, según cuenta la leyenda, fue asesinado por sus criados al obligarlo a beber vodka. Sea como fuere, uno de los más grandes autores del realismo literario y de la literatura de todos los tiempos comenzó a formar parte de círculos nihilistas y contrarios al régimen zarista. Por esta causa fue encarcelado y condenado a muerte en 1849. Afortunadamente, la pena fue conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia. La delicada salud del escritor (tanto mental como física) se resintió notablemente. En 1854, gracias a una amnistía, recuperó la libertad, sus títulos y el permiso para publicar sus obras. Se casa y se convierte al cristianismo. De ideas pacifistas e inmerso en el delirante sistema feudal de almas (esclavos o siervos) y señores de la última Rusia zarista, todas esas contradicciones la plasmó en sus grandes obras. Murió en 1881 con el reconocimiento de crítica y público. Imprescindibles son las siguientes obras: 

  • Humillados y ofendidos (1861)
  • Crimen y castigo (1866)
  • El jugador (1866)
  • El idiota (1868-1869)
  • Los hermanos Karamázov (1879-1880) 

5.- León Tolstoi, el escritor ruso incansable

Todo en uno de los autores del realismo literario más universales es contradictorio y grandioso. Nació en 1828 y vivió hasta los 82 años. Perteneciente a la rica aristocracia terrateniente de Rusia, llegó a ejercer (por capricho) el oficio de zapatero. Aunque fue un pacifista convencido, se le acusa de violento en el hogar. Aparte de levantar una obra grandiosa en todos los aspectos también fue un precursor del modo de vida vegetariano y hasta podría decir que ecológico. Tuvo trece hijos y una larga lista de obras publicados. Imprescindibles son las que siguen: 

  • Guerra y Paz (1865-1869)
  • Anna Karenina (1875-1877)
  • Resurrección (1879)

6.- Charles Dickens, quien mejor describió la miseria 

De distinto origen fue uno de los más grandes autores del realismo literario en lengua inglesa. Nacido en 1812, su familia era de clase media-baja. Tanto es así que el escritor no comenzó a recibir una formación reglada hasta la edad de 9 años. Sus orígenes sencillos hace que comience a trabajar de oficinista. De carácter profundamente espiritual, muy pronto comenzó a publicar sus primeras obras por entregas en los periódicos de la época cosechando gran éxito de público y crítica. Si por algo se caracterizó durante su vida fue por su vitalidad y energía en todos los ámbitos tanto en el cotidiano como en el social. Adquirió pronto gran fama y llegó incluso a desempeñarse como editor de sus propias obras. Fundamentales son las que siguen:  

  • Oliver Twist (1837-1839)
  • Cuento de Navidad (1843)
  • David Copperfield (1849-1850)
  • Tiempos difíciles (1854)
  • Grandes esperanzas (1860-1861)

7.- William Thackeray el más desconocido de entre los autores del realismo literario

Nació en La India en 1811 donde su padre estaba destinado. Quedó huérfano a la edad de cinco años y su madre, al parecer enamorada de otro hombre, lo mandó a Inglaterra para que estudiara en un internado. Ni que decir tiene que este desafecto tan terrible hizo mella en el carácter del escritor quien siempre aparece retratado de manera seria. Al heredar la gran fortuna de su padre, intentó algunos negocios fallidos. Comenzó a escribir en 1840 y también cosechó una gran fama con sus obras. Dotado de un fino humor satírico, es conocido actualmente por La feria de las vanidades publicada en 1847. 

8.- Benito Pérez Galdós, uno de los grandes de la literatura española

De uno de los más grandes artífices de las letras españolas se puede decir de todo. Nacido en Canarias en 1843, de una familia militar, estudió en Madrid donde desarrollaría toda su carrera literaria y política. Más que como Diputado a Cortes fue un revolucionario en el ámbito de las letras. Con él finaliza el largo periodo del Romanticismo literario en España creando una obra ingente desde todos los puntos de vista. Como buen autor del realismo literario nos presenta unos personajes ambivalentes que describe con gran soltura psicológica. Si bien su obra es larga hasta la extenuación casi cabe destacar las siguientes: 

  • Doña Perfecta (1876)
  • Marianela (1878)
  • La de Bringas (1884)
  • Fortuna y Jacinta  (1886-1887)
  • Miau (1888)
  • Torquemada en la hoguera (1889)
  • Tristana (1992)
  • La loca de la casa (1992)
  • Misericordia (1997)
  • Episodios nacionales (1872-1912)

Murió en 1920 en su casa de Madrid aquejado de una ceguera irreversible y, al parecer, pobre y olvidado por los poderes públicos a pesar de la fama cosechada en vida.  

9.- Emilia Pardo Bazón, la feminista de entre los autores del realismo literario 

Y para ser instruida y feminista en la época había que pertenecer a la aristocracia rica, tal cual nuestra protagonista que nace en La Coruña en 1851 y sigue a Galdós en la tumba un año después, en 1921. Y fue precisamente su familia la que se empeñó en formarla con una educación completa en literatura, filosofía e historia cuando las muchachas de clase alta de aquellos años recibían una formación a todas luces deficiente. ¡Y no digamos ya las pertenecientes al resto de estamentos sociales!  Gracias a esta educación exquisita y a la libertad que da la cultura y el dinero, Emilia Pardo Bazán no solo fue una escritora sobresaliente sino también una ferviente feminista defensora a ultranza de la instrucción femenina, cuando incluso las propias mujeres negaban esta posibilidad.  De sus obras hay que destacar: 

  • Los pazos de Ulloa (1886-1887)
  • Insolación (1889)
  • Morriña (1889)

10.- Leopoldo Alas “Clarín” y La Regenta

Porque esta es la obra con la que ha pasado a la historia el escritor y jurista Leopoldo Alas que se hacía llamar “Clarín”. Nacido en Zamora en 1951, acaba sus días en Oviedo en 1901, trasunto de la Vetusta de su mejor obra, La Regenta, con la que ha entrado en el canon de las letras españolas y se erigió en uno de los autores del realismo literario en lengua española fundamentales.

La lista pudiera ser más larga aunque estos son los diez autores del realismo literario principales. Solo destacar al poeta Theodore Fontane de las letras alemanas donde el movimiento no arraigó con la fuerza de Francia, España o Inglaterra. 

Por Candela Vizcaíno

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto