10 características del realismo literario

10 características del realismo literario

El realismo literario es el movimiento artístico que se extiende por Europa (especialmente España, Francia, Inglaterra o Rusia) durante la segunda mitad del siglo XIX. Es una época de profundos cambios sociales y de mentalidad. Una pujante burguesía se hace con el poder económico a la par que hay una polarización extrema de la riqueza. El proletariado sin derechos va creciendo conforme avanza el siglo. La ciencia, la filosofía y la técnica producen notables avances con obras señeras como el Manifiesto comunista (1818-1883) de Marx y Engels, el Origen de las especies de Charles Darwin en 1859 o el Sistema de filosofía positiva de Compte en 1850. Todo ello lleva a un transfondo cultural en el que prima el empirismo, la razón y la objetividad como meta. Ni que decir tiene que todos estos condicionantes influyen en las características del realismo literario.  

Aunque, en un principio, el realismo surge como una evolución del Romanticismo literario, muy pronto se convertirá en una reacción. En este sentido, será normal el rechazo, como indicaré al final de este texto, al idealismo, a la ensoñanción, a la fantasía, a los mundos imaginarios y a todas aquellas características del Romanticismo que se consideraban poco objetivas. 

1.- Hay una preponderancia del género novelístico sobre cualquier otro

Los autores del realismo literario desdeñan casi de plano la poesía por considerarla un género propenso al idealismo, al lirismo y contraria a esa deseo de constatar la realidad que es una de las características del realismo literario principales. Aunque se producen algunas obras de teatro, se olvida casi del todo el drama. A finales del siglo XIX el género que predomina es la novela con autores que han entrado en el canon universal y que forman parte de lo más granado de la literatura universal de todos los tiempos. Dostoyevski, Tolstói, Balzac, Flaubert, Dickens o Benito Pérez Galdós en España son los nombres imprescindibles de este movimiento literario.  

2.- El artista es un testigo de la realidad y su deseo es reproducirla fielmente

Sin ensoñación, sin imaginación, sin mundos de fantasmas y aparecidos tan propios del Romanticismo, el realismo literario se centra en el aquí y el ahora, en las vidas de los tipos psicológicos contemporáneos. Es esa realidad que quieren llevar a la obra con la ambición de un cronista o un periodista.  

3.- Por eso una de las características del realismo literario es la documentación de los hechos

Para ello, el novelista no tenía empacho en ponerse a estudiar enfermedades con sus síntomas y remedios, en visitar emplazamientos del extra-radio, en conocer las condiciones de las clases desfavorecidas… Y todo ello, teniendo en cuenta que la mayoría de los autores del realismo literario pertenecían a la élite burguesa e, incluso, aristocrática. Hay un gusto por aquellos que se encuentran en una encrucijada, por los desfavorecidos, por los que no tienen más opción.  

4.- Se tiende a largas descripciones pormenorizadas de los ambientes

Para conseguir adentrar al lector en este mundo desconocido a veces para quien gustaba de estas obras no hay empacho en hacer gala de larga descripciones. Estas son pormenorizadas, al detalle, largas, claras y dedicadas a cualquier objeto o situación. Así se describen hasta la extenuación desde los interiores de las viviendas, los vestidos o cualquier esenario posible. Esto lleva a crear largas novelas en las que no se da opción al lector a ningún tipo de idea imaginativa. 

5.- Una de las características del realismo literario es el énfasis en la psicología de los personajes

Si las descripciones de paisajes, situaciones o escenarios son prolijas y abundantes, lo mismo sucede con los personajes. Estos se describen en toda su complejidad psicológica y también físicas. El detalle es de tal calibre que el realismo literario fue capaz de levantar tipos psicológicos tan bien descritos y planteados que sirvieron como base de los análisis del inconsciente que se llevaron a cabo décadas posteriores. Si cada obra tiene su personaje, por la hondura y la influencia que ha realizado en la literatura posterior, tengo que destacar a la Madame Bovary de Flaubert quizás como el cenit de la literatura realista del siglo XIX. 

6.- Las novelas quieren ser un reflejo de la sociedad y los tipos de la época 

Otra de las características del realismo literario es ese afán por ser un compendio de todas las personalidades y situaciones de la época. Los autores se enfrascan en hacer verdaderas enciclopedias de todas las personalidades posibles desde el avaro que no sabe vivir hasta la señorita caprichosa que desperdicia cualquier oportunidad de crecimiento. Hay un gusto por las personalidades cercanas al psicópata a la par que por sus víctimas. Son frecuentes también la narrativa centrada en familias tóxicas,  como la afamada Ana Karenina. Si estos nombres y términos pertenecen a la última década del siglo XX, las características ya estaban formuladas en las obras del realismo literario más de un siglo antes. Y, de hecho, la psicología posterior ha utilizado estos personajes para describir caracteres, disfunciones psicológicas e, incluso, dolencias que hoy se tratan con fármacos o con profundas terapias.  

7.- Sobriedad de la prosa como una de las características del realismo literario

No hay concesión a la metáfora, al barroquismo,  a la sintaxis rebuscada. En estas obras la sobriedad es una característica tanto que, a veces, abruma. Se describen situaciones complicadas en toda su crudeza y fealdad incluso sin dar pie alguno (de manera deliberada) a cualquier tipo de plurisignificación, aunque esta siempre está presente en la obra literaria.  

8.- El autor pretende remover conciencias y poner de manifiesto los males de la época

Y los escritores se empeñan en este realismo que bautiza al movimiento porque ven la única vía para cambiar la sociedad. En este sentido, si bien abandonan el papel de demiurgo (el que ve lo que los demás no ven) es para tomar la antorcha del revolucionario. Las obras del realismo literario quieren ser un detonante del cambio social que ven necesario en vistas a la polaridad de la sociedad en ricos y pobres. También se han visto en ellas un sustrato ideológico de las revoluciones posteriores. 

9.- Una de las características del realismo literario es la reacción contra el idealismo

A veces incluso de una manera agresiva. El escritor tiene una función social y, para ello, no puede apartarse de aquello que ve o puede contrastar. No se trata de crear mundos posibles a la manera clásica donde la fantasía da rienda suelta. Todo lo contrario, hay que recoger la realidad tal cual se presenta. Por eso hay una afinidad con la temática  cotidiana, los ambientes contemporáneos, las problemáticas de la gente corriente.  

10.- Las mejores obras son las que tratan los temas del momento

Son las que se enfrascan en el nihilismo del egoísta, en los males de incipiente lucha de clases, en los horrores de la guerra, en la soledad de los nuevos habitantes de las insalubres ciudades.. Son frecuentes los temas alrededor de dudas y contradicciones de una época que quería ser luz y avance pero, a la par, ofrecía grandes sombras y espejismos.  

Si bien estas son las principales características del realismo literario, el estilo, los personajes y las formas serán propias, ni que decir tiene, de cada obra. El movimiento creó grandes títulos que al día de hoy, pertenecen al canon. Son, por citar algunas, Crimen y castigo de Dostoyevski, Oliver Twist o el corto Cuento de Navidad de Dickens, la citada Madame Bovary, Las ilusiones perdidas de Balzac o La Regenta de Clarin. Ni que decir tiene que no están todas las que son, pero sí son las imprescindibles de cualquier biblioteca. 

Por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto