Lino | Propiedades, beneficios y usos

Lino | Propiedades, beneficios y usos

 

Quizás porque la planta del lino es de sobra conocida para hacer hilaturas (y con ellas tejidos) nos choca un poco considerarla como hierba medicinal. Pero así es y, en los últimos años, es una de las más comunes en la botica natural. El lino se ha cultivado desde antiguo en la cuenca mediterránea y en áreas asiáticas. Su tallo puede llegar a medir más de un metro de altura y, debidamente tratado, se obtiene un hilo fuerte, suave, resistente y repelente del calor que lo ha hecho muy apreciado desde tiempos remotos para confeccionar paños y con ellos ropa de casa y de vestir.  

Usos del lino 

Hoy, es un producto de cierto lujo que se inserta en las tendencias bohemias en busca constante con lo natural. Un tanto de lo mismo sucede con las propiedades del lino y sus beneficios para la salud. En este sentido, adelanto que sus semillas son comestibles e indicadas para múltiples contratiempos o patología.  

Aparte de sus usos en ropa fresca, ligera, resistente y con una textura que va ganando con el tiempo, también se realiza con esta planta un producto utilizado en pintura, la linaza. Es secante y sellante. Sin embargo, las verdaderas propiedades y beneficios para la salud se aprovechan al ser ingeridas. Podemos tomarlas crudas sin más manipulación o bien remojadas con agua. De esto modo, a igual que la  chía, produce un mucílago que, en primera instancia, es un potente regulador del tránsito intestinal. Adelanto también que se sitúa en el podio (junto con las semillas de calabaza, los arándanos, los vegetales de hoja oscura, el aceite de rosa mosqueta, la papaya o el aloe vera) de los nutrientes antioxidantes. Por tanto, es un aliado (uno de los mejores) contra el envejecimiento celular.

Propiedades del lino 

1.- Ya sabemos que los aceites esenciales no se producen por el organismo. Por tanto, hay que ingerirlos a través de la dieta. Pues bien, las semillas de lino es uno de los más ricos en ácidos grasos polisaturados esenciales. Nos referimos a los archiconocidos Omega 3 (del que tiene el 75 por ciento) y el los ácidos grasos Omega 6 (que son el 25 por ciento restante).

2.- Aparte de los mucílagos (la sustancia viscosa que se produce al contacto con agua), el lino es rico en fibras tanto solubles como insolubles. 

3.- También tiene un buen balance entre carbohidratos y proteínas. 

4.- Dispone d e una alta concentración de vitaminas del grupo B, carotenos, y la antioxidante E.

5.- De entre los minerales destacan el yodo, zinc, calcio, hierro, magnesio, fósforo, manganeso y los más raros molibdeno,  cobalto y cromo. 

Beneficios del lino

1.-  El lino es beneficioso para el sistema digestivo  

Esto se debe a la sinergia entre su alto componente en fibra y los mucílagos que producen al contacto con agua. Aunque las semillas se pueden remojar antes de ingerirla, también se pueden comer crudas y enteras, ya que está función la  realizará los líquidos  del estómago. Este gel se adhiere a las paredes del sistema digestivo ayudando a que los deshechos se eliminen con mayor rapidez y no pasen a la sangre.  

2.- Beneficios del lino para el equilibrio de la glucosa

Al crear esta pared protectora también realiza una función, no ya con la síntesis de la glucosa, sino con su traspaso hacia la sangre. Por eso, es un aliado para todas aquellas personas que, por las razones que sean, tiene que controlar sus niveles de azúcar.  En sinergia con la función anterior, el lino  puede ser un coadyuvante a la hora de perder peso.  

3.- Beneficios del lino para el sistema circulatorio 

Su buena proporción de ácido grasos, así como su efecto limpiador del organismo, actúa de manera correcta sobre venas, arterias y corazón. Aquí también intervienen las vitaminas antioxidantes (especialmente la E de la que es rica) y buena combinación de casi todos los minerales necesarios para la salud. El lino también ayuda a reducir la agregación plaquetaria y, por tanto, el riesgo de trombosis. También es un regulador del colesterol.  

4.- Beneficios del lino para el sistema nervioso

Su buena combinación de vitaminas del grupo B, así como de los minerales zinc, magnesio y manganeso, ayudan a mantener a tono el ánimo vital y el humor. Por tanto, es una de esos alimentos que contribuyen a que mantengamos la actividad cerebral y emocional en un punto óptimo. Por eso, es tan buena idea incorporarlo a la dieta diaria si eres una persona con trabajo exigente, estrés laboral o sometido a tensión intelectual. En este sentido, podemos ayudarnos también con tisanas o infusiones de tila alpina o espino blanco.  

5.- Beneficios del lino para huesos y cartílagos

Esta propiedad medicinal proviene de los lignanos que posee. Estos micronutrientes son unos fitoestrógenos naturales que, aliados con los minerales calcio, zinc y magnesio, ayuda a mantener a tono huesos y ligamentos. Por eso, su consumo diario ayuda a prevenir cuadros de reuma, artritis y, también artrosis. Los lignanos también actúan en sinergia para regular la presión arterial y ya hemos indicado que el lino es un buen compañero para combatir todos los contratiempos coronarios. 

6.- Beneficios del lino para la piel 

Una buena alimentación libre de grasas, exceso de azúcar y con un buen balance de micronutrientes, proteínas y carbohidratos incide, por supuesto,  en una piel joven y fresca. Ni que decir tiene que el lino (ni ningún otro alimento o producto que provenga de la madre naturaleza) es la panacea para todos los males ni la fuente de la eterna juventud. Pero sí podemos ayudarnos con una alimentación sana y equilibrada en la que recurramos a antioxidantes que actúen en sinergia con otras fuentes. Y aquí es donde entra el lino a la hora de mantener una piel con luminosidad y más joven.

¿Cómo aprovechar los beneficios del lino en la dieta diaria?  

Las semillas de lino se pueden tomar enteras o remojadas en agua unas cuantas horas antes de cualquier desayuno saludable. De esta forma incentivamos la producción de su especial mucílago que tan beneficioso es para el sistema digestivo. Adelanto que de esta forma no es agradable al paladar. 

Por eso, es mejor aprovechar sus propiedades utilizando las semillas enteras. Se puede añadir a los mueslis naturales, a los bizcochos caseros, a la repostería natural de los desayunos saludables para niños o adultos. También está delicioso en ensaladas e, incluso, como complementos de los empanados, emparedados o cachopos. Aquí tenemos que dar rienda suelta a la imaginación y dejar salir el gran chef que todos llevamos dentro. 

También puedes comprar aceite de lino e incorporarlo a la dieta diaria. Está disponible en herbolarios y en tiendas especializadas. Aunque las semillas sí han llegado a los supermercados de Occidente, el aceite aún es raro encontrarlo. Sí es importante que busques esta maravillosa planta medicinal procedente de la agricultura ecológica, ya que, como la soja, ha sido uno de los cultivos con más manipulación.  

Por último, recordar que las propiedades y beneficios de las semillas del lino se usa especialmente (y así se recomienda) para combatir el estreñimiento. Con esta utilidad no se debe tomar más de una cucharada sopera al día. De lo contrario, será contraproducente y lo que conseguiremos es hacer una abrasión en el sistema digestivo. Recuerda la sabia máxima de Hipócrates: “Que la comida sea tu alimento y tu alimento tu medicina”.  

Por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto