Qué es la fitoterapia

Qué es la fitoterapia

 

Si te preguntas qué es la fitoterapia la respuesta es muy sencilla: la salud a través de la curación de las plantas. Ya en el antiguo Egipto se conocían algunas propiedades de algunas hierbas medicinales y se ensayaron los principales métodos para extraer sus componentes sanadores. Y, a lo largo de estos largos milenios, las plantas se han convertido en parte fundamental no solo de la botica tradicional sino también de tratamientos comprobados mediante el método científico empírico avalando, así, los usos conocidos a través de la medicina tradicional. No podemos olvidar que, basadas en la fitoterapia, tienes a tu disposición desde las píldoras naturales que puedes conseguir en la farmacia para poder conciliar el sueño hasta la morfina a la que se recurre en el área hospitalaria. Dicho esto, al día de hoy, con el avance de la medicina moderna centrada en fármacos sintéticos o terapias genéticas, se ha recluido la fitoterapia a las alternativas naturales que, a veces, no requieren de receta médica. ¡Ojo! Eso no indica que algunas de ellas no necesiten control y hay que tener cuidado con los efectos secundarios de algunos dosis o plantas específicas.  

Para qué sirve la fitoterapia en tu vida cotidiana

Al día de hoy, buena parte de las hierbas con propiedades terapéuticas o bien están protegidas y no es posible su recolección en su estado natural o bien están sometidas a regulación controlada. Por eso, la mayoría de los productos que encontramos tanto en farmacias, parafarmacias, herbolarios e, incluso, supermercados corrientes proceden de la agricultura intensiva. En este sentido, es muy importante que te asegures que se han utilizado técnicas, al menos, respetuosas con el medio ambiente y la salud de las personas, si te has decidido a usar el poder de las infusiones en tu día a día. Porque la fitoterapia no es solo un conocimiento exotérico en el que se usan formulaciones complejas para arreglar o mitigar cualquier trastorno, también se convierte en un maravilloso placer a poco que tengas algunos conocimientos de las propiedades de las distintas plantas medicinales.  

Modos básicos de aplicar la fitoterapia

Hoy en día, con el auge de la medicina natural y de formas de vida alternativas a las exigentes de la sociedad contemporánea, esta forma de cuidarse en extremo ha vuelto con fuerza. Por eso puedes aprovechar este poder medicinal de la siguiente manera: 

1.- Por mediación de una infusión a través de la extracción de las propiedades medicinales utilizando agua caliente. Es la más común y la aplicada mayoritariamente en casa tanto para deleitarse con un té verde como para aprovechar los beneficios de la manzanilla tras copiosas comidas, por poner solo dos ejemplos del uso cotidiano de la fitoterapia. Las hojas, flores, tallos o raíces de la planta seleccionada se dejan reposar en agua hirviendo (y apartada del fuego) para, posteriormente, colarla y degustar el líquido resultante. 

2.- La tisana se diferencia de la infusión porque, en este supuesto, las plantas seleccionadas se cuecen en agua durante unos minutos (según la formulación) y, además, en la mayoría de los casos, la composición está formada por varias plantas medicinales o partes de la misma. Así se puede elaborar una tisana en fitoterapia con cortezas de árboles, flores o tallos. La mezcla, previamente cortada y tamizada, se deja hervir en el agua durante unos minutos. A continuación, se permite el reposo, se cuela y se ingiere. 

3.- Los extractos se obtienen por maceración; esto es, se ha dejado la planta el tiempo indicado en la formulación en un líquido que puede ser agua, aceite, alcohol, o éter. Una vez las propiedades han pasado a la sustancia acuosa, se utiliza con fines medicinales. Hay que tener en cuenta que, a no ser que la maceración sea en vino, cuando se utiliza un elemento distinto al agua, lo normal es que la fitoterapia se utilice vía tópica o mediante la interposición de compresas.  

Seguimos desentrañando qué es la fitoterapia y sus formas de aprovechamiento 

4.- Las tinturas se obtienen utilizando ciertos disolventes que son capaces de extraer las propiedades realizando un concentrado. Este método es difícil de realizar en el día a día y requiere un conocimiento más amplio de la fitoterapia y sus métodos. Una vez obtenidas estas composiciones, suelen presentarse en frascos con gotas. 

5.- Los linimentos son preparados en forma de gel para utilizarlos de forma tópica y se aprovecha mediante la absorción a través de la piel. Los ungüentos y cremas se comportan de la misma manera. Y no hay que olvidarse de las posibilidades de la balneoterapia, especialmente cuando se utilizan barros medicinales o algas en estado puro o mezcladas con otros componentes. En este sentido, la rosa mosqueta (en aceite) y la lavanda (en jabones) son dos de los nombres imprescindibles en la fitoterapia utilizada de forma tópica desde tiempos inmemoriales. 

6.- En las últimas décadas han aparecido píldoras y pastillas ya preparadas cuya base es la molienda de las plantas medicinales previamente secadas. 

7.- Otra forma de aprovechar el poder de la fitoterapia es a través de jarabes, vinos medicinales e, incluso, vinagres en los que se han añadido plantas enteras. 

8.- Y, por último, también podemos servirnos de las propiedades terapéuticas de las plantas medicinales por vía respiratoria a través de vapores o disfrutando de los placeres de la aromaterapia (inciensos, saquitos, semillas, colonias, aceites para quemar…)

Clasificación básica de las plantas medicinales utilizadas en fitoterapia 

1.- Las plantas astringentes son las que drenan los tejidos ejerciendo una acción antiinflamatoria. En esta clasificación entran hierbas tan conocidas como el arándano, el hipérico, las cortezas de roble, el orégano… 

2.- Las carminativas son las que ayudan a realizar digestiones pesadas controlando el vientre hinchado y los gases. En este grupo entran la manzanilla, el anís, el hinojo, el enebro, el comino… 

3.- Las plantas diuréticas son muy demandadas en fitoterapia ya que ayudan a controlar la hinchazón, a luchar contra las afecciones urinarias y a bajar de peso. Las más conocidas son la cola de caballo, la fresa, la capuchina, el abedul…

4.- Las expectorantes contribuyen a desinflamar y a eliminar flemas o mocos de las vías respiratorias realizando, a veces, un efecto antiséptico. Las más conocidas son el eucalipto, la malva, el regaliz, el musgo de Islandia o las semillas de lino

5.- Las plantas colagogas son las que ayudan a aumentar la bilis contribuyendo, por tanto, a realizar una buena digestión y a mantener el equilibrio de la glucosa en sangre. Las más usadas y eficaces son el boldo, el cardo, el ruibarbo… 

6.- Las plantas laxantes ayudan a una correcta evacuación aunque algunas como el sen (que se puso de moda hace un par de décadas) pueden ser peligrosas. Con este propósito la mejor opción en fitoterapia es el aloe vera

7.- También nos encontramos plantas que ayudan a controlar la tensión como la avena, el centeno o el espino albar

8.- La naturaleza también nos regala elementos para la salud de la mujer como la pimienta acuática, el hipérico o la ruda. ¡Ojo con esta última porque también está en la lista de las plantas venenosas utilizadas en medicina! 

9.- Para el estrés, el dolor psíquico, las tristezas o una ayuda a la hora de conciliar el sueño también nos encontramos plantas que pueden usarse en fitoterapia como la valeriana, el lúpulo, la pasionaria o la tila alpina

10.- La fitoterapia también nos ayuda a mantener una piel sana y joven con plantas como el aloe vera o el aceite de rosa mosqueta, uno de los más poderosos cicatrizantes. 

A poco que nos preguntemos qué es la fitoterapia nos damos cuenta que aquí se engloba un mundo de posibilidades dentro de la medicina natural y tradicional que nos puede ayudar a mantener la salud de manera fácil y sencilla. En este sentido, es especialmente eficaz cuando se utiliza para dolencias comunes que no requieren de los grandes avances de la medicina contemporánea. 

 

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto