Qué ver en Cáceres y alrededores

Qué ver en Cáceres

Qué ver en Cáceres

Candela Vizcaíno

 

Aunque su población alcanza casi los cien mil habitantes, lo que tienes que ver en Cáceres está reducido a un apabullante casco antiguo que se ha quedado paralizado (literal) en el tiempo. Una vez te has adentrado por este espacio empedrado, entenderás los porqués de su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Eso fue en 1986 y hoy en día es considerada una de las mejores ciudades medievales amuralladas europeas, compitiendo con Tallín y Praga. 

Historia mínima para entender qué ver en Cáceres

En 1229 Alfonso IX de León recuperó la plaza para la causa cristiana tras los asentamientos musulmanes y judíos. Con el fin de desplazar a la población local, se le ocurrió nombrar la plaza de libre comercio. Este sistema especial en cuanto a los impuestos, hizo que, muy pronto se repoblara con comerciantes de la lana, artesanos de todo tipo y, un poco más tarde, con miembros de la aristocracia. La pujante riqueza hizo que cada uno de sus vecinos levantara casas, palacios o talleres a cada cual más hermoso, grande y majestuoso. Todo ello contribuyó a abigarrar la ciudad medieval con bellos edificios a los que se sumaban iglesias y templos religiosos. Todo eso tienes que ver en Cáceres, ya que alguno está abierto al público, otros han sido reconvertidos en museos y muchos de ellos se utilizan como sedes administrativas u hoteles de lujo donde vivir pausadamente como antes.  

Sin embargo, la vanidad y el espíritu narcisista de sus habitantes fue cortada (literal) de raíz por los Reyes Católicos, siempre ojo avizor para no perder poder. Por eso, las altas torres que se levantaban rivalizando unas con otras fueron desmochadas (demolidas) dando a Cáceres un aspecto más mundano. Eso sucedió en 1477 y, a pesar del desbarajuste, aún se siguieron construyendo palacios y edificios siguiendo las características de la arquitectura renacentista. El declive llegó después y si bien entrando en siglo XVII, con el Barroco español pisando fuerte, en Cáceres pasó de puntillas. La ciudad quedó casi abandonada y olvidada sin cambio alguno hasta bien entrada el siglo XX que se recuperó con los grandes movimientos turísticos. 

Imprescindibles que ver en Cáceres 

1.- El recorrido es bastante sencillo y no tiene pérdida. Eso sí, ten en cuenta que, aunque pueden acceder algunos vehículos de abastecimiento, el tráfico está vetado. Así que lo mejor es que dejes el coche aparcado en uno de los múltiples parkings que hay alrededor y te dispongas a hacer piernas. ¡Y a subir escaleras! 

2.- A la ciudad medieval se accede por la Plaza Mayor con uno de sus lados porticado y repleta de bares, restaurantes y tiendas de souvenirs. Aquí puedes parar para degustar la consistente gastronomía regional a base de buenos embutidos, productos del cerdo y vinos más que honestos. 

3.- La entrada se encuentra en la escalera empedrada junto al Arco de la Estrella y la torre homónima. Es una de las últimas construcciones de la ciudad medieval y fue concebida por Manuel de Larra Churriguera. Sin embargo, la torre es anterior, del siglo XV. 

Que ver en Caceres 3

4.- La Casa de los Golfines de Abajo es uno de los palacios más hermosos y representativos de la historia de Cáceres. Es del siglo XV y, al día de hoy, está abierto a su visita al público. 

5.- Casa y torre de Carvajal también de acceso al público. Tiene un bello jardín de inspiración árabe a igual que se torre circular. 

6.- Palacio episcopal y Concatedral de Santa María, en la misma plaza. La iglesia tiene las características de la arquitectura gótica aunque no abandona el estilo románico. En ella se venera la talla del siglo XIV del llamado Cristo Negro. 

7.- Perdiéndonos por las laberínticas calles en cuesta de Cáceres llegamos a la Casa del Sol o de los Solís también de estilo renacentista. 

8.- De la escabechina de torres demolidas ordenada por los Reyes Católicos se salvó la Casa de los Cáceres-Ovando, hoy conocida como la Torre de las Cigüeñas por dar cobijo a estas aves que se pueden ver por toda la provincia. Ha sido reconvertida en sede administrativa militar. 

9.- El Museo Provincial de Cáceres ocupa dos casas aristocráticas: la Casa de los Caballos y la Casa de las Veletas. Las mismas habían sido levantadas sobre los restos de la alcazaba árabe de la que se mantiene su aljibe. 

Katharina Grosse Faux Rocks 2006

10.- Una vez traspasas todos los límites de las murallas de la ciudad aristocrática y renacentista, no te puedes perder el recién inaugurado Museo Helga de Alvear de rabiosa actualidad contrastando con las viejas piedras que sí o sí tienes que ver en Cáceres. El luminoso edificio del arquitecto Emilio Tuñón Álvarez ha sido concebido exprofeso para albergar 145 obras cedidas por la coleccionista y galerista Helga de Alvear a la ciudad. Están implicadas económicamente administración local, provincial y autonómica. Aquí se puede disfrutar de obras de artistas vivos como el reconocido Ai Weiwei o Louise Bourgeois. También están representados creadores de las vanguardias históricas como Kandinsky o Klee, principales representantes del expresionismo o Pablo Picasso. De entrada gratuita, es un imperdible que ver en Cáceres.  

Mucho que ver en Cáceres: naturaleza y pueblos de alrededor 

1.- Los Barruecos, escenario de película

La última batalla de Juego de Tronos con su derroche de efectos especiales (dragones incluidos), extras y artistas fue rodada en este espectacular lugar situado en Malpartida de Cáceres a pocos kilómetros de la capital de provincia. El paisaje natural que hoy podemos disfrutar está conformado por grandes rocas de granito salpicado por lagos y ríos de poco caudal.  

2.- Trujillo, cuna de conquistadores 

También escenario de película, de aquí salieron para el Nuevo Mundo, Francisco Pizarro, conquistador de Perú y bautizando con “Trujillos” buena parte de Sudamérica. En la localidad también nació Francisco Orellana quien daría cuenta a los europeos de la existencia del Amazonas. Hay mucho que ver en Trujillo y por eso le he dedicado un reportaje individual. El centro neurálgico de la localidad es la Plaza Mayor también atestada de restaurantes, cafeterías y tiendas. Aquí se encuentra el Palacio del Marqués de la Conquista y la Iglesia de Santa María de la Mayor. Disfrutando de sus callejuelas renacentistas se llega hasta el castillo, antigua alcazaba árabe.  

3.- Plasencia, el otro gran punto que ver en Cáceres provincia

El monumental emplazamiento amurallado y rodeado por el Jerte, aún celebra su mercado medieval puntual cada martes desde el siglo XII. Y es uno de los pocos puntos de España con dos catedrales, la vieja lleva el sello de las características de la arquitectura románica y la nueva tiene elementos del siglo XVI y del arte barroco. Desde aquí puedes aventurarte hacia la Garganta de los Infiernos cuyo último tramo hay que recorrerlo a pie, pero, sin lugar a dudas, merece la pena por la belleza de sus pozas y cascadas. 

4.- Parque Nacional de Monfragüe 

A corta distancia desde Plasencia se encuentra uno de los emplazamientos naturales más importantes de España. Se puede llegar en coche hasta el mismo mirador con vistas a la peña de los buitres, refugio de estas aves en el sur de Europa. 

Guadalupe 1 

5.- Guadalupe y su monasterio Patrimonio de la Humanidad

La carretera de montaña (aunque en bastante buen estado) sale de Trujillo y nos adentra por un maravilloso paisaje de las Villuercas y los Íbores repleto de plantas medicinales. Guadalupe gira en torno a su monasterio que guarda la imagen de la Virgen Negra. Fue fundado en 1340 tras encontrarse la imagen por un pastor. Tras el hallazgo, y en los últimos años de la reconquista, los sucesivos reyes regaron con prebendas y abundancia material a la localidad. Por eso fue posible una escuela de gramática, una maravillosa biblioteca, el desarrollo de una botica, hospitales… Así hasta que Guadalupe se convirtió en centro de peregrinación. El nombre se llevó al Nuevo Mundo y continúo su desarrollo a la par que su devoción. En 1808, las tropas napoleónicas arrasaron con todo lo que había, resurgiendo de sus cenizas un siglo después. Hoy se pueden realizar visitas guiadas para admirar la sala capitular con sus enormes manuscritos miniados (de entre los más bellos de los libros medievales conservados), la sacristía, el museo de los bordados, el claustro gótico o la capilla de San Jerónimo con obras de Zurbarán. A su alrededor se despliega la judería con sus casas con soportales hoy reconvertidas en tiendas de cerámica y carnicerías gourmets donde se venden la afamada morcilla de Guadalupe. Se toma cocida y la sirven en todos los restaurantes de la zona, incluido el del Parador (junto al monasterio) con un bello patio con fuentes y naranjos.  

Datos prácticos, gastronomía y hoteles en Cáceres 

1.- Los transportes públicos en toda Extremadura son tan deficientes que, de vez en cuando, hasta copan las entradas de los periódicos. Por eso, lo mejor es acercarse en coche. Aunque el casco histórico, imprescindible que ver en Cáceres, es peatonal, sí hay buenos aparcamientos en los aledaños. Los otros puntos de los alrededores a la capital reseñados aquí, tienen una circulación más fluida.  

2.- En cuanto a la gastronomía, esta es consistente al máximo y muy sencilla. Destacan los productos del cerdo (blanco) y las carnes en guiso de cordero o cabrito. Los embutidos alcanzan el punto de delicatessen especialmente en la ya nombrada morcilla de Guadalupe. También son típicos algunos dulces realizados en fritura con envoltura de miel o con una mezcla de azúcar y canela. Los mejores vinos proceden de la vecina Tierra de Barros y algunos han alcanzado bastante fama.  

3.- Hoteles en Cáceres

Tanto el casco antiguo de la capital como desperdigados por toda la provincia nos encontramos con maravillosos hoteles, buena parte de ellos reconvertidos desde casas señoriales. No es de extrañar en un emplazamiento caracterizado por la aristocracia del pasado y el olvido de la historia reciente. En alguno de ellos, la experiencia es completa con salones antiguos o vistas al paisaje de alrededor. La selección a continuación es personal y no está completa.  

1.- Parador de Cáceres, en pleno corazón de callejuelas renacentistas del casco histórico, tiene un delicioso patio ajardinado usado como restaurante y con el aval de la red nacional. 

2.- Hospes Palacio de Arenales, en las afueras y el único cinco estrellas de la provincia. Reconvertido desde un palacio olvidado de la otrora poderosa familia de los Golfines, lo mejor es su piscina con vistas infinitas y al peculiar paisaje de los nidos de cigüeñas. La experiencia al atardecer en el restaurante anexo, alcanza la categoría de sublime.

Palacio de Arenales 

3.- NH Collection Cáceres Palacio de Oquendo, en pleno centro y con acuerdo con uno de los parkings aledaños, rehabilitado con gusto y elegancia. 

4.- El Eurostar Palacio de Santa Marta, se encuentra en la misma Plaza Mayor de Trujillo y dispone de una pequeña piscina en la azotea con vistas a las torres de la localidad. El precio es muy competitivo. 

5.- También en esta localidad se ha rehabilitado el único palacio del mundo con puerta y ventana de esquina cuyo origen data del siglo XVI. Los interiores están decorados para Instagram y dispone de piscina y jardín. Es el Palacio Chaves Hotel

Parador de Guadalupe

6.- Junto al monasterio, se encuentra el Parador de Guadalupe, reconvertido desde un antiguo hospital con un jardín fascinante y vistas (desde algunas habitaciones) a los tejados de la localidad. 

Y si todo esto que tienes que ver en Cáceres y sus alrededores no es suficiente, también hay que detenerse en sus tiendas de cerámica tradicional para llevarse algún capricho a casa. Y así, con el recuerdo, estirar el viaje. 

 

Fotos y texto por Candela Vizcaíno 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

 

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto