Qué ver en Venecia en dos días con 10 básicos

El Gran Canal a la altura de Rialto

El Gran Canal a la altura de Rialto

© Candela Vizcaíno


Guía básica para empaparse del sabor de Venecia en 48 horas sin morir en el intento.


Que la Serenísima atrae y subyuga a los viajeros de medio mundo no es nada nuevo. Su halo misterioso, un poco como Estambul y también como la sureña Sevilla, original, romántico y único hace que Venecia sea objeto de nuestro sueño. Pero tú estás en las prisas contemporáneas y tienes solo cuarenta y ocho horas. Así que toca acotar y anotar. Y lo primero es que la gran joya del Adriático no es una ciudad para las prisas. Sin coches, sin atascos, rodeada de agua, con los vaporettos cruzando de forma inverosímil el Gran Canal a un ritmo desesperadamente lento a veces, Venecia es un lugar para saborear lentamente. Lo bueno es que es relativamente pequeña y se recorre en nada. Así, que esto es lo que no te puedes perder.  

Venecia 19
1.- Un paseo en góndola desde el Puente de los Suspiros


Nada más empezar y nada más llegar. Es lo primero que debes hacer. Venecia sin una góndola es como París sin Torre Eiffel, Nueva York sin rascacielos o Londres sin autobuses rojos. Los precios están perfectamente indicados y van en función del tiempo. En una góndola caben cuatro o seis personas acomodadas (según el peso). Lentamente te vas a adentrando en la Venecia profunda que también se ve en dos días al ritmo acompasado de los remos y de los gritos de los gondoleros, quienes se saludan por su nombre: Vai Roberto, Vai Lucca, Vai Antonio, Vai Telmo… Estamos en Venecia da igual que sea para dos días.

 Venecia 18
2.- Plaza de San Marcos y Campanile al atardecer


Junto a San Marco hay una parada de góndolas. Como el recorrido es circular, nada más bajarte y sin anestesia ni nada tienes que dirigirte hacia la fotogénica y cinematográfica (también peliculera) Plaza de San Marcos. Si has tenido la suerte de llegar al atardecer, la experiencia se va a quedar en tu alma durante toda tu vida. Por la mañana está hasta arriba de gentío llegados desde todos los rincones del orbe, pero, al caer la tarde, ¡mamma mía!, ya no hay tanto personal, las luces se difuminan, el halo romántico y exótico de Venecia se despliega en todo su esplendor... Cuando suena el Campanile, las bandadas de palomas salen en desorden hacia el cielo llenando aún más de espíritu nostálgico uno de los lugares más hermosos del planeta Tierra.


3.- Basílica de San Marcos


Al interior de la iglesia hay que acceder con tiempo y teniendo en cuenta los horarios porque las colas dan vueltas a la manzana. Si su fachada ya quita el sentido por hermosa con sus mosaicos dorados reluciendo a cualquier hora del día, en el interior te tienes que sentar porque seguramente no vas a poder con el Síndrome de Stendhal.

IMG 20160320 172220


4.- Palacio Ducal


Tanto si vas a Venecia en dos días como si visitas la Serenísima durante meses, hay que agenciarse los tickets del Palacio Ducal vía online para no perder horas maravillosas en la cola de acceso. Bien es verdad que tienes la Plaza de San Marcos de paisaje, pero no deja de ser una cola. Si no están en obras (son constantes en toda Italia y llegan a ser desesperante, a veces, en Roma), accede por la Escalinata de los Gigantes y no te pierdas la Porta della Carta. En el interior destacan la Sala del Maggio Consiglio, la Scala d’Oro, la Salas de Collegio… Todas tan profusamente decoradas que dan mareo. La salida se hace por el interior del Puente de los Suspiros hacia los calabozos. Desde las ventanas se ve la Punta della Dogana y entiendes ese estremecimiento de los condenados por cualquier causa en la época de la República.

IMG 20160321 134559

5.- Desde San Marco hasta Santa Luzia en el vaporetto línea 1


Como hay poco tiempo lo mejor es recorrerse el Gran Canal en Vaporetto. Desde San Marco hasta llegar a la Estación de Trenes hay aproximadamente una hora. El barco (al que se puede acceder con mascotas, carritos de bebés y sillas de ruedas) va lentísimo cruzando de un lado a otro para ir amarrando en cada una de las paradas. Puedes recrearte con la sucesiva visión de las iglesias, palacios, museos y casas señoriales o bien ir bajando o subiendo. En este caso vas a necesitar más tiempo porque no se puede ver Venecia en dos días en este plan. Hay que rentabilizar las horas.


6.- Academia


Eso sí, una de esas paradas obligatorias es en Academia o Accademia, al otro de la Plaza de San Marcos y una de las primeras en dirección a la estación de tren. La zona es conocida como Dorsoduro y está repleta de museos, galerías e iglesias apabullantes. Como soy una amante del arte (por eso he montado una galería online), no puede dejar de recomendar este espacio dedicado a las musas que se puede recorrer en unas cuantas horas. Aunque la colección tiene ejemplos de arte bizantino, lo mejor corresponde al cuattrocento y cinquecento. Imprescindibles son La tempestad (1507) de Giorgione, el Rapto de San Marcos de Tintoretto y el Ciclo de Santa Úrsula de Vittore Carpacio.

IMG 20160321 172640 1


7.- Un paseo por el barrio bohemio alrededor de la colección Peggy Guggenheim


Situado también en Dorsoduro, está dominado por el museo abierto con las obras de la colección particular de esa coleccionista, marchante y mujer de negocios estupenda que fue Peggy Guggenheim. Las esculturas del patio son más que fascinantes. Si te da tiempo, merece la pena una visita a la colección ya que tiene obras de todos los grandes de la primera mitad del siglo XX. El barrio rezuma ese aire bohemio, cosmopolita y cultivado que solo el arte puede dar. Hay galerías, tiendas, pequeños puentes, plazas recoletas con pozos y un sinfín de gentío de un lado a otro. Me recuerda al de Brera, aunque el de Venecia no tiene las tiendas de infarto del de Milán.

IMG 20160320 173437

8.- Pizza al lado del Puente de Rialto


Siguiendo el recorrido del vaporetto, otra parada imprescindible es en Rialto y no solo para hacerse la foto con el fotogénico puente, sino también para darse un paseo por el mercado y las tiendas de artesanía que hay alrededor. Una recomendación es que hagas coincidir esta parada con la hora del almuerzo o la cena porque en los márgenes (en el de la derecha sobre todo, donde está el mercado) hay fantásticos restaurantes con terrazas hacia el Gran Canal. La experiencia de una pizza con ese marco tampoco se va a borrar de tu alma así como así.

9.- Un foto en la Punta della Dogana al atardecer


Ya de vuelta, si es al atardecer mucho mejor, no puedes dejar de recorrer la Punta della Dogana y no es porque tenga nada en particular (bueno sí todo el sabor de la gran Venecia) es más bien por las vistas de toda la laguna, con San Marcos a un lado y el Lido desde lejos. La foto (cuidado con las caídas) es imprescindible.


10.- Compras de cristal en la isla de Murano


Es bien verdad que para hacer compras se necesita algo más de tiempo que la meta que te has propuesto: ver Venecia en dos días. Pero, alrededor de las zonas más concurridas hay buenas tiendas con cristal de Murano. La mayoría de lo expuesto no pasa el examen de los aficionados a las cosas bellas, pero si miras bien, te vas a encontrar con piezas de una indudable calidad y elegancia. Estas son artesanía. Así que el precio es también más elevado. Los viajeros más organizados, lo mismo pueden sacar algunas horas para irse hasta la Isla de Murano donde aún hay maravillosas fábricas con sus colecciones abiertas (y en venta) al público.

Venecia 16
Y si el tiempo te ha cundido, pasando el Puente de los Suspiros hacia Castello hay un callejón mínimo que indica una dirección a San Zaccaria. Sales a la iglesia homónima. Callejeando y punteando desde aquí te vas a encontrar con talleres artesanos que venden tejidos de seda emulando las del siglo XVIII, jabones artesanales, preciosas máscaras de carnaval, cuadernos de apuntes con papeles al agua…


Venecia es un destino para visitar despacio y para quedarse algo más que dos días. No te puedes perder (con más tiempo, claro está) sus playas cercanas, o un paseo por el Lido o un recorrido por las islas de la laguna (la colorida Burano o la recóndita Torcello, por ejemplo). Desde la estación de Santa Luzía a la que se accede en vaporetto salen trenes para las ciudades más hermosas del Veneto (Padua, Verona, Vicenza…) Eso para otro día.


Textos y fotos por Candela Vizcaíno

  • Caffé Florian
    Caffé Florian
    © Candela Vizcaíno
  • El Puente de los Suspiros en góndola
    El Puente de los Suspiros en góndola
    © Candela Vizcaíno
  • Palacio Ducal de Venecia
    Palacio Ducal de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • Puente de Rialto
    Puente de Rialto
    © Candela Vizcaíno
  • Por los Canales de Venecia
    Por los Canales de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • Santa Maria della Salute de Venecia
    Santa Maria della Salute de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • El Gran Canal de Venecia
    El Gran Canal de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • El Gran Canal de Venecia
    El Gran Canal de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • Por los Canales de Venecia
    Por los Canales de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • Máscaras de Venecia
    Máscaras de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • Monasterio de Torcello
    Monasterio de Torcello
    © Candela Vizcaíno
  • Burano
    Burano
    © Candela Vizcaíno
  • Murano
    Murano
    © Candela Vizcaíno
  • Capilla Scrovegni de Padua
    Capilla Scrovegni de Padua
    © Candela Vizcaíno
  • Capilla Scrovegni de Padua
    Capilla Scrovegni de Padua
    © Candela Vizcaíno
  • Mascaras venecianas
    Mascaras venecianas
    © Candela Vizcaíno
  • Gran Canal a la altura de Rialto
    Gran Canal a la altura de Rialto
    © Candela Vizcaíno
  • Plaza de San Marco
    Plaza de San Marco
    © Candela Vizcaíno
  • Por los canales de Venecia
    Por los canales de Venecia
    © Candela Vizcaíno
  • En Burano
    En Burano
    © Candela Vizcaíno
  • Iglesia de Santa María y San Donato de Murano
    Iglesia de Santa María y San Donato de Murano
    © Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto