José de Espronceda | obras, poemas y biografía

José de Espronceda

José de Espronceda

Candela Vizcaíno

 

José de Espronceda (1808-1842) junto con Mariano José de Larra (1808-1837) ocupan el podio del Romanticismo en España sin olvidarnos de la figura de Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) que hay que catalogar como postromántico. De vida tan agitada que, incluso, como veremos a continuación, es hasta difícil poner en pie algunos pasajes de la misma, su poesía es siempre un canto a la libertad. Y aquí hay que encuadrar su obra más famosa: Canción del pirata.  

Biografía de José de Espronceda 

Formación y primeros años

Críticos hay del escritor que lo sitúan desde el momento mismo de su nacimiento en el campo de batalla. Y lo entendemos cuando conocemos los pormenores de los primeros años de su vida. Nuestro protagonista fue hijo del teniente coronel Juan José Camilo de Espronceda Pimentel (1750-1833) llamado a comandar el Regimiento de Caballería tras los sucesos de Aranjuez. Eso ocurrió el 18 de marzo de 1808 y supuso el derrocamiento de Godoy, favorito del rey. Nuestro escritor nació el 25 de marzo en un lugar indeterminado del municipio extremeño de Almendralejo, ya que su madre (fuera de cuentas y en la retaguardia) acompañaba la tropa militar. A partir de aquí, vienen las especulaciones puesto que algunos biógrafos apuntan a que el futuro poeta acompañó de niño a su padre en todas las campañas militares en las que participó. Sin embargo, este extremo no está corroborado y más bien parece que vivió plácidamente con su madre en Madrid. Se sabe que en 1820 estaba empadronado en la Calle Lobo de la capital y que en 1821 estaba matriculado como cadete en el Colegio de Artillería de Segovia. Así que  hay dos puntos contrastados: primero, que recibió instrucción militar y, segundo, que manejaba el arte de la esgrima. Esta habilidad sacó a José de Espronceda de más de un apuro económico al poder impartir clases durante su exilio europeo. 

Los rigores de los cuarteles fueron sustituidos por el Colegio de San Mateo ese mismo año (1821) donde enseñaba Alberto Lista que ejercería una notable influencia en el futuro poeta José de Espronceda. Aquí recibió clases hasta 1823 cuando un nuevo golpe político (el fin del Trienio Liberal) pone en una situación comprometida al joven estudiante. ¿Por qué? Porque llevado por sus ideales, funda con sus compañeros una sociedad secreta: Los Numantinos, la cual preside. Aunque eran todos unos niños jugando a la revolución, con la reposición del absolutismo de Fernando VII se perseguía (a veces con saña) estos grupos de opinión. Espronceda fue obligado a recluirse en el Convento de San Francisco de Guadalajara donde comenzó su poema Pelayo que no concluiría hasta pasados diez años.  

La escritura y la política de la mano en la biografía de José de Espronceda

A partir de esa fecha la biografía del poeta sería un ir y venir entre el exilio y España siempre en búsqueda de una ansiada libertad que no terminaría de cuajar a nivel institucional. En 1826 (tras completar el periodo de instrucción con Alberto Lista) marcha a Lisboa tras pasar por Gibraltar. En la capital portuguesa está en 1827 ya que su nombre aparece en la lista de los recluidos en el Castillo de San Jorge. Es en ese emplazamiento donde conoce a quien sería el amor de su vida: Teresa Mancha. En 1829 escribe desde Bruselas y ese mismo año aparece en Burdeos como agente del general Torrijos (1791-1831). Al año siguiente se encuentra en París combatiendo en las barricadas. Y por esa fecha se fragua su carácter revolucionario y es fichado como tal por la policía española. Aún le quedan fuerzas para luchar contra el zar Nicolás en las filas polacas. 

Todo este deambular guerrillero termina en 1832 con la amnistía tras los Sucesos de la Granja. Regresa junto con Teresa a España. Comienza a escribir artículos políticos para El Español y El Artista. En el primero publica la Canción del Pirata en 1835. Antes, en 1834, nació su única hija (Blanca). Y en 1836 Teresa abandona el domicilio conyugal, a la bebé y a nuestro poeta el cual se resbala hacia un profundo dolor. Su actividad política se exalta progresivamente hasta el punto de ser considerado peligroso. En este sentido no podemos olvidar que ya se había desempeñado como poeta y que sus escritos tenían un notable éxito. La causa de su muerte está rodeada de un espeso misterio, ya que falleció repentinamente de una dolencia de garganta el 15 de mayo de 1842 tras asistir a un banquete ofrecido por Espartero. Desde el primer momento, los que elaboraron la biografía de José de Espronceda tuvieron en mente el envenenamiento como causa de la muerte del poeta. A partir de aquí comenzó la leyenda.  

Obras de José de Espronceda 

La primera edición de sus poemas reunidos apareció en 1840, aunque algunos de los versos allí publicados ya habían visto la luz en periódicos o revistas.  

1.- Pelayo, comenzado en 1825, fue publicado en El Artista en 1835 e incluido en la edición reseñada anteriormente. Consta de seis fragmentos sin conexión temática entre sí utilizando octavas. En la obra se afronta la figura de don Pelayo siguiendo el gusto por el medievalismo, una de las principales características del Romanticismo

2.- Las imitaciones de Ossian fueron escritas entre 1830 y 1833. En la obra se hace un canto a los astros y a la naturaleza. 

3.- Poemas políticos dedicados a personajes afines a su ideología o en los que se reflejan su carácter subversivo o su vida de proscrito. Hay que anotar A la muerte de Torrijos y sus compañeros, ¡Guerra!, A la Patria, El Dos de Mayo, A Guardia… La situación política de la época dio material más que suficiente para levantar estas obras en las que se reflejan un espíritu exaltado y pasional en busca de la ansiada libertad. 

4.- Poemas amorosos dedicados a su querida Teresa Mancha. Señalo Canto a Teresa, A una estrella, A Jarifa en una orgía… 

5.- Canciones reunidas junto con los dos poemas largos y donde se localizan lo mejor de las obras de José de Espronceda: Canción del pirata, Canto del cosaco, El mendigo, El reo de muerte y El verdugo. En este apartado hay que insertar también El estudiante de Salamanca y El diablo mundo, sus dos poemas largos. 

6.- La novela histórica Sancho Saldaña o el castellano de Cuéllar publicada en 1834. Está ambientada en el siglo XIII siguiendo la tradición del medievalismo tan del gusto de la estética romántica. 

7.- También hay que anotar entre las obras de José de Espronceda tres obras para teatro. Son la comedia Ni el tío ni el sobrino escrita en verso y estrenada en 1834. El drama en prosa Amor venga sus agravios, estrenada en 1838. Y, por último, hay que anotar la tragedia (siguiendo las características de la literatura neoclásica) Blanca de Borbón. Esta última recoge los amores entre Pedro el Cruel y doña María de Padilla que supuso la cárcel para la legítima reina: doña Blanca. Todas ellas tuvieron un éxito muy discreto. 

Cómo son los poemas de José de Espronceda 

Resumiendo mucho nos encontramos siempre las siguientes características:  

1.- En todos ellos brilla su ideología cívica en búsqueda constante de una moral individual llevada por el afán de libertad. 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi única patria la mar. 

2.- En buena parte de ellos se adivina un poso personal entresacado de su biografía y de su manera de estar en el mundo. 

3.- Se eliminan (como en la Canción del pirata) los adjetivos priorizando sustantivos y verbos. Esto otorga un ritmo trepidante a la composición a la par que se recalca la acción.

4.- Por primera vez en la historia de la literatura castellana (obviando los cantares de gesta medievales) se escribe para un público amplio. Por eso, todos los poemas son sencillos sin tropos rebuscados ni cultismos. 

5.- Canción del pirata se ha convertido en el himno del Romanticismo y en la obra (a pesar del carácter del protagonista) se ensalza la libertad a toda costa. Esta misma temática la encontramos en El mendigo cuyo protagonista hace alarde de un interesado cinismo. 

6.- Por su parte, Canción del cosaco es una crítica a los valores burgueses acomodaticios y centrados en el materialismo. 

7.- En El reo de muerte y en El verdugo se pone énfasis en una sociedad carente de empatía y se apunta a la moderna concepción de la dignidad humana. 

8.- La obra El estudiante de Salamanca fue publicada por primera vez en El Español en 1836 y sigue la temática del don Juan y de El burlador de Sevilla. Sin embargo, el protagonista del poema de José de Espronceda no es un conquistador como las figuras levantadas por Zorrilla o Tirso de Molina. Es más bien un rebelde que se adentra en los recovecos de la muerte sin miedo alguno. En este sentido, la obra adquiere un cariz simbólico y onírico en el que se ensalza, de alguna manera u otra, la figura del ángel caído, el Luzbel castigado por proclamar su libertad en ese “non serviam.”

9.- El diablo mundo se inició en 1839 y quedó inconclusa. Obra, como la anterior, de carácter simbólico, gira en torno a la percepción personal del artista que se ve acorralado por demonios. A la misma pertenece el Canto a Teresa (el número II).  

Yo amaba todo; un noble sentimiento 

exaltaba mi ánimo, y sentía

en mi pecho un secreto movimiento,

de grandes hechos generoso guía. 

En definitiva, las obras y poemas de José de Espronceda responde a ese espíritu libertario que supuso el Romanticismo. Es el mismo que encontramos en su azarosa vida del escritor, espoleada por el afán de libertad y de cambio. Recoge ese gusto por el pasado (una Edad Media totalmente idealizada) que hacía las delicias de los artistas de la época. Son los mismos que se regodean en seres espectrales (El estudiante de Salamanca), en el amor desmedido, en una dimensión que adelanta el concepto de inconsciente según Freud (El diablo mundo) y que capta a personajes que están fuera del ordenamiento social. Y estos pueden ser un pirata, un verdugo o un condenado a muerte.  

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto