Jardines de París: Parque Monceau

Parque Monceau de París

Parque Monceau de París

 

Hay ciudades que, a pesar de su amplitud y saturación, por la gran cantidad de zonas verdes de las que dispone, apenas se nota esa supuesta congestión. Podríamos nombrar Donostia, en el norte de España, mirando al mar y con magníficos parques y jardines, o Londres o ¿qué decir del Central Park neoyorkino? Es un pulmón dentro de la gran urbe. No oculto mi fascinación por los jardines, lugares a medio camino entre el arte y la naturaleza. Quizás por eso, ya me he entretenido en dar un repaso a los Jardines Boboli de Florencia y también te he dejado una lista con los 10 mejores jardines del mundo. Ni que decir tiene que la selección es muy personal, pero (en mi descargo) digo que no hay lista que sea objetiva.

Los jardines de París responden, en su mayoría, a la ordenación “a la francesa”, aunque alguno hay que no llevan esa estructuración tan cuadriculada en el sentido literal del término. Esos maravillosos parques que se ven desde arriba son más frecuentes a las afueras, formando parte de castillos, palacios y recintos amurallados. También los he tratado y te he dejado el link un poco más arriba. Ese tipo de jardines, como los de Japón, responden a un plan simbólico, aunque los franceses se combinan con lo lúdico. Sin embargo el Parque Monceau responde a otra concepción. Es un jardín, con su ordenación por supuesto, pero sin ser tan estructurado. Lo vemos un poquito más adelante.

Parque Monceau 2

Los parques más bonitos de París

París también entra en esta lista de las ciudades con buenos parques y jardines, ya que no solo dispone de una vida cultural apabullante o un patrimonio artístico de mareo, sino también de buenos y magníficos jardines. El Jardín de Luxemburgo, el de las Tullerías, el del Carrusel, los Bulevares de los Campos Elíseos, el Bosque de Bolonia o el menos conocido Parque Monceau, del que hoy nos acordamos, forman parte de esa lista.

Y eso sin contar los impresionantes jardines de poblaciones cercanas como Versalles o Fontainebleau. Quien quiera, además, impregnarse de la sutil belleza de los famosos jardines estructurados a la francesa tiene una cita con las inmensos cotos de caza, parques y jardines que proliferan por el vecino Valle del Loira, Chambord o Cheverny, por poner solo dos nombres, son imprescindibles.

Parque Monceau 3

El Parque Monceau, un poco de historia

El Parque Monceau se encuentra al norte de París y su ejecución data de finales del siglo XVIII. El por entonces exquisito y sibarita Duque de Orléans encarga a un artista polifacético, a Luis Carmontelle, el diseño de un gran parque en lo que era una zona de bosque semi-salvaje.

Este parque se encuadra en las reformas urbanísticas que se llevan a cabo por esta época. Los cambios sociales se van transparentando a la ordenación de las ciudades y ahora se “invita” a la población general a disfrutar de espacios verdes y soleados. Hasta esa época era un privilegio reservado a la nobleza. La tendencia comienza en Francia y se va extendiendo poco a poca al resto de Europa. El Parque de María Luisa de Sevilla, por poner un caso, responde a esta misma idea.

Seguimos con el Parque Monceau y su historia que me pierdo un poco con las relaciones. Carmontelle se dedicaba también a los decorados teatrales  y, siguiendo esa estética, propuso un jardín onírico repleto de caminos, senderos, lagos, riachuelos, puentes, y arquitecturas extravagantes que sobresalen entre las plantas y los árboles.

Aunque el parque ha sufrido transformaciones a lo largo de la historia, hoy es el jardín más elegante de París, que ya es decir algo. Ocupa nueve hectáreas y está abierto al público.

Al Parque Monceau se accede por las impresionantes verjas en hierro que flanquean la llamada Casa de Aduanas, un edificio porticado circular que data del siglo XVIII.

Parque Monceau 4

Una vez dentro del Jardín Monceau, no hay que perderse los siguientes puntos de interés:

  • Monumento a Guy de Maupassant, de estilo modernista con reminiscencias románticas.
  • La columnata corintia (en la imagen) que flanquea el estanque repleto de nenúfares y plantas acuáticas. Este tipo de intervenciones responden al gusto de la época por las llamadas culturas antiguas. Pompeya ya ha sido descubierta y el Grand Tour (el viaje iniciático de la nobleza europea) está en su apogeo. Hay un gusto por colocar elementos artísticos de la antigua Grecia o Roma en emplazamientos públicos europeos.
  • La pirámide del siglo XVIII, la cual hay que estudiarla siguiendo la misma línea que te he comentado un poco más arriba. Un porcentaje de nobles europeos emprenden viaje hacia Italia, Grecia… Algunos llegan hasta Estambul, Oriente Próximo y Egipto. Los elementos de esa cultura se hacen más conocidos por la alta sociedad y se intentan imitar (o directamente coger sin que nadie te mire) elementos artísticos de estas sociedades.
  • El puente renacentista (en la imagen) que cruza un río que sale del lago. Este tipo de estructuras son típicas de los parques de la época. Son frecuentes, sobre todo, en los jardines a la inglesa en los que se intentan imitar la naturaleza con un cuidado desorden.
  • La escultura en homenaje al músico Ambroise Thomas.
  • La cascada de la montaña simulando una gruta natural que también sigue el gusto por la época en el que se imita un estudiado desorden.
  • El monumento a Chopin.
  • El monumento a Alfred de Musset.
  • El Parque Monceau termina en el precioso Bulevard de Malesherbes, flanqueado por impresionantes villas, mansiones y residencias del Siglo XIX. Merece la pena seguir el paseo por aquí y nuestro recorrido estará completo. Poder permitirse pasar unos días en la zona es de auténtico lujo.

Si la caminata te ha dejado exhausto, ya que son más de 3 kilómetros, recuerda que puedes tomar un refrigerio cerca del puente renacentista. El paisaje alrededor es, literalmente, perfecto. ¡Eso sí no puede faltar una vueltecita por la Torre Eiffel y por el Museo del Louvre!

¿Te apuntas a pasear por el Parque Monceau? ¿Has ido? ¿Vas a ir? Recuerda que la casilla comentarios está abierta para ti.

Por Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto