• Portada
  • Arte
  • Los museos de Madrid: del Prado al Thyssen y mucho más

Los museos de Madrid: del Prado al Thyssen y mucho más

El descendimiento de la cruz de Weyden en El Museo de El Prado

El descendimiento de la cruz de Weyden en El Museo de El Prado

Contenido libre

 

Que Madrid compite con Londres o París en lo que respecta a sus museos de arte eso nadie lo discute. El Prado, por poner solo un caso, rivaliza con el Louvre, por poner también solo otro caso, aunque el francés se lleve la palma en su mareante calendario de exposiciones temporales.  Me parece (y es opinión personal) que sin contar otros atractivos (teatros, paseos o patrimonio monumental) a Madrid hay que ir solo por sus museos. Así que no me entretengo más y te doy la lista. A la tres fantásticos (Prado, Thyssen y Reina Sofía) hay que añadir muchos más. Te he dejado solo cinco, pero es que en algún momento tenemos que parar. Anota:

  • El descendimiento de Weyden
    El descendimiento de Weyden
    Museo de El Prado de Madrid
  • La Rendición de Breda de Velázquez
    La Rendición de Breda de Velázquez
    Museo de El Prado de Madrid
  • Inmaculada Concepción de Zurbarán
    Inmaculada Concepción de Zurbarán
    Museo Cerralbo de Madrid
  • El Aquelarre de Goya
    El Aquelarre de Goya
    Museo Lázaro Galdiano de Madrid
  • Los disparates de Goya
    Los disparates de Goya
    Museo Lázaro Galdiano de Madrid
  • La Dama de Elche
    La Dama de Elche
    Museo Arqueológico de Madrid
  • Isabel II de Federico Madrazo
    Isabel II de Federico Madrazo
    Museo del Romanticismo de Madrid
  • Sala del Museo del Romanticismo de Madrid
    Sala del Museo del Romanticismo de Madrid
  • David matando a Goliat de Caravaggio
    David matando a Goliat de Caravaggio
    Museo de El Prado de Madrid
  • Los Fusilamientos de Mayo de Goya
    Los Fusilamientos de Mayo de Goya
    Museo de El Prado de Madrid
  • El Guernica de Picasso
    El Guernica de Picasso
    Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • La convaleciente de María Blanchard
    La convaleciente de María Blanchard
    Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • Jesús entre los doctores de Durero
    Jesús entre los doctores de Durero
    Museo Thyssen Bornemisza de Madrid
  • La buscona de Ernst Ludwig Kirchner
    La buscona de Ernst Ludwig Kirchner
    Museo Thyssen Bornemisza de Madrid
  • Retrato de Giovanna Tornabuoni
    Retrato de Giovanna Tornabuoni
    De Domenico Ghirlandaio en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid.

Los tres grandes museos de arte de Madrid

1.- El Museo del Prado de Madrid

Fue inaugurado en 1819 y, en sus inicios, nada tenía que ver con la gran pinacoteca que conocemos porque era, nada más y nada menos, una institución  dedicada a la historia natural cuyo estudio estaba, por entonces, en alza.  La colección germinal procede de fondos reales (esto es de la monarquía) que se guardaba en distintos palacios con mayor o menor fortuna. A ésta se añadieron los fondos del Museo de la Trinidad tras ese sindiós que fue la Desamortización de Mendizábal (año 1835, recordemos) por lo que supuso de pérdida de patrimonio artístico y monumental en España.  Aquí no quedó la cosa porque durante el siglo XX se fueron sumando más fondos y colecciones, algunas por compra (pocas) y otra por cesión o legado (casi todos herederos que no podían pagar los impuestos). Y así lo conocemos hoy en día.

Museos 1 Velazquez The Surrender of Breda

Ni que decir tiene que en estos largos dos siglos, la colección ha sufrido avatares diversos desde incendios, robos (José Bonaparte) o regalos generosos de un rey poco versado en estas cuestiones. Me refiero al generoso presente de Fernando VII (que no ha pasado a la historia precisamente por su inteligencia) al Duque de Wellington.  Además, el mal del desorden ha perseguido siempre al Museo del Prado y no ha sido hasta relativamente poco (con la ampliación y el uso de las herramientas informáticas) cuando se ha podido poner algo de cordura en muchos de sus fondos. 

Como las colecciones son amplísimas y las salas diversas, te dejo aquí una lista (muy personal, como cualquier selección) de lo mejorcito del Museo del Prado, aquello que no te puedes perder en tu primera visita. Anota:

  • ¿Cómo te vas a ir sin echar un vistazo a la Escuela Española? Me refiero a las grandes obras de Velázquez (Las Meninas, Los Borrachos, La Rendición de Breda…), El Greco (imprescindible su Caballero de la mano en el pecho, que lo mejorcito se encuentra en Toledo), Goya (las dos majas, por poner un ejemplo) o Zurbarán.
  • De la escuela flamenca y holandesa quédate con alguna obra de Rubens, Roger Van der Weyden y, sobre todo El Bosco (imprescindible El Jardín de las delicias).
  • De la alemana, busca las obras de Durero. Hay un Autorretrato de joven que va a dejar extasiado a más de un amante del arte.
  • Tampoco se queda atrás la escuela italiana, ya que están representados Rafael, Botticeli, Caravaggio, Tintoretto, Tiziano, Veronés…

Museos 5 Guernica Picasso

2.- Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Las obras del siglo XX (de las vanguardias históricas como el Cubismo, Expresionismo o el Surrealismo) se exponen en este centro de arte moderno que, en los últimos años, ha desarrollado muy buenas exposiciones temporales.

La semilla de este museo de arte contemporáneo se remonta a 1952 cuando una pequeña colección se expuso en la Biblioteca Nacional de Madrid. Sin embargo, hay que esperar a 1986 para que se abra al público el centro de arte en el edificio Sabatini, ampliado en 2001 con la remodelación de Nouvel.

Su visita es muy fácil y sencilla y, al contrario que el Prado, puede recorrerse al completo en un par de días. La joya de la corona del Reina Sofía es, sin duda, el Guernica de Picasso, encargo de la II República para retratar el primer bombardeo sobre la población civil de la historia, acaecido en 1937 sobre la villa vasca homónima. Aparte de esta obra cumbre del genial malagueño, se pueden admirar ejemplos de Gutiérrez Solana, Maruja Mallo, Dalí, Juan Gris, Miró, María Blanchard (buenísima), Magritte, Bacon, Delaunay, Braque, Tàpies… 

Museos 8 Ernst Ludwig Kirchner Calle con buscona de rojo

3.- El Museo Thyssen Bornemisza

Es quizás el referente en exposiciones temporales no solo de entre los museos de Madrid sino entre los españoles. Sus muestras (con artistas de renombre internacional) son de una calidad sobresaliente y eso sin contar el grueso de la colección permanente con nombres de primera fila.

Situado en un edificio fantástico (el Palacio Villahermosa) a dos pasos del Museo del Prado, el grueso de la colección lo compone pinturas que van desde la Edad Media hasta el siglo XX con buena representación de las vanguardias históricas. No te puedes perder: 

  • Importante son los ejemplos de pintura flamenca que se puede disfrutar nada más entrar, como Nuestra Señora del Árbol Seco de Petrus Christus.
  • De la escuela italiana hay ejemplos de Tiziano o de Rubens (La Venus del baño).
  • De la española destacan obras de Zurbarán.
  • Encontramos también pequeñas muestras de los impresionistas (Van Gogh o Renoir).
  • De las vanguardias históricas destaca un Arlequín con espejo de Picasso.
  • La famosa Habitación de hotel  (1931) de Edward Hopper, símbolo de la soledad contemporánea, se exhibe entre sus paredes.
  • Como nobleza obliga, se recurrió a Lucian Freud (quien consiguió que posara para él la mismísima Reina Isabel II) para el Retrato del barón Thyssen-Bornemisza.

Los otros museos de Madrid aparte de sus tres magníficos 

Y si aún te has quedado con más ganas de arte y no quieres visitar las galerías de la capital, Madrid aún ofrece más museos donde perderse un buen rato. Hay más, pero hoy te he seleccionado estos cinco. Anota:

1.- Museo Sorolla

Es otro de esos sitios originales que conforman la lista de los museos de Madrid porque tampoco es una sala de exposiciones al uso. El de Sorolla está formado por el estudio del pintor valenciano  y está tal cual el artista lo dejó en 1923, aunque algo habrán hecho los promotores para poner un poco de orden en lo que suelen ser este tipo de leoneras. No solo son interesantes sus cuadros (se conservan algunos de la primera época con escenas costumbristas) sino también la casa en sí y el jardín.

Museos 10 Francisco de Zurbaran Immaculate Conception 2 Museo Cerralbo

2.- Museo Cerralbo

Es en puridad un decimonónico show-room porque su propietario, Don Enrique de Aguilera y Gamboa, a la sazón marqués de Cerralbo, donó todo su palacio en 1922 a la nación. Este gran coleccionista de arte de todo tipo (desde pintura hasta objetos de decoración) puso una sola condición: que todo quedara tal cual. Así que la visita a este singular espacio no se hace a la manera de los modernos espacios de arte. Más bien se accede a una casa particular (aristocrática eso sí) y curioseamos (lo que deje el guía, ¡claro está!) entre los objetos expuestos. El Museo Cerralbo se muestra como una villa aristocrática victoriana con lámparas, tapices, esculturas, muebles y alfombras. Es uno de los museos de Madrid más originales.

Museos 11 Francisco de Goya y Lucientes Witches Sabbath Google Art Project

3.- Museo Lázaro Galdiano

Situado en el elitista Barrio de Salamanca también es similar al Cerralbo, ya que muestra la colección del mecenas y coleccionista José Lázaro Galdiano quien donó parte de sus conquistas en 1947. No se trata de chucherías lo que se atesora aquí, ya que podemos encontrar obras de Goya, Velázquez, El Greco, Murillo, El Bosco e, incluso, Leonardo da Vinci. Así que es uno de las visitas obligadas de los museos de Madrid.

Museos 13 Dama de Elche

4.- Museo Arqueológico

Aunque hay piezas provenientes de yacimientos de toda España y no hace falta que te diga que por aquí han pasado desde fenicios, romanos o árabes solo por deleitarse con la enigmática Dama de Elche ya merece la pena la visita a esta institución.

5.- Museo del Romanticismo

Similar al Museo Cerralbo, el del Romanticismo, fue creado por Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer en el año 1921. Aquí podemos deleitarnos con objetos de todo tipo de la España de finales del Siglo XIX y nos podemos hacer una idea de cómo se vivía en esa época.

Museos 14 Museo del Romanticismo CE7854 Isabel II Madrazo

El Museo del Traje, el Museo de América, el Municipal, el del Ejército (que expone la espada del mítico Cid, La Tizona), el de Artes Decorativas… son otros nombres que debe apuntar el viajero curioso pateándose todos los museos de Madrid, una ciudad rica en ellos.

Fotos de contenido libre y texto por Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 

Gente en la conversación

  • Invitado - José Ramón

    Me gustaría hacer un comentario sobre el cuadro Jesús entre los doctores que se conserva en el museo Thyssen.
    Siempre me ha llamado la atención ese grupo de cuatro manos tan juntas que ocupan el centro del cuadro (dos de Jesús y dos de uno de los doctores). Aunque se han dado distintas interpretaciones, a mi modo de ver ninguna justifica suficientemente tanto protagonismo dentro del cuadro ni lo forzado de alguno de los gestos.
    Finalmente, después de mucho mirarlas he llegado a la conclusión de que las cuatro manos están ahí apelotonadas formando una calavera.
    No es que sea demasiado evidente, pero yo creo que es intencionado. De ser así creo que justificaría mejor ese lugar tan destacado, como si el autor invitara al espectador a mirar un poco más allá.
    La posición del dedo índice de la mano derecha del rabino, junto con el hecho de que el dedo pulgar de la misma mano no sobresalga lo más mínimo, parecen marcar de forma intencionada la forma del cráneo. También el dedo meñique de la mano izquierda toma una posición forzada para contribuir a dar forma a la calavera. Con los dedos índice y pulgar de la mano izquierda de Jesús y el índice de su mano derecha se daría forma a la cuenca del ojo.
    Este tipo de trucos o juegos tampoco sería tan extraño. Pintores como Leonardo, Pieter Bruegel el Viejo o Baldung Grien gustaban de esconder detalles en sus cuadros, con significados que no estaban a la vista de todos.
    El caso más parecido que se me ocurre es el trampantojo de la calavera que Hans Holbein el Joven pintaría años más tarde en su cuadro de Los embajadores. He de decir que ésta me gusta más, la de Holbein siempre he pensado que estropeaba el cuadro.
    Me gustaría conocer alguna opinión.

    Me gusta 0 URL corta:
  • Invitado - Candela

    Estimado Jose Ramón, gracias por tu magnífica interpretación y comentario a una obra, sin duda, sublime que nos obliga (como bien dices) a mirar más hacia allá. Y ese más allá está en el cuadro y también fuera de él. Saludos cordiales.

    Me gusta 0 URL corta:
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto