Doñana: flora, fauna, marismas y visitas

Cómo visitar y qué ver en Doñana

Cómo visitar y qué ver en Doñana

Candela Vizcaíno

 

Este trocito de mundo, a pesar de su belleza paisajística y sus bondades tanto en lo culinario como en el clima es uno de los menos conocidos de Andalucía. Eclipsada por la abrumadora herencia cultural y patrimonial de Sevilla, Córdoba o Granada (te dejo los links por si quieres hacer una visita), no se disfruta como es debido: sin prisas y con tiempo. Doñana forma parte de la provincia de Huelva con playas kilométricas y una sierra que, en otoño, es para quitar el hipo. Es un lugar para recorrer en coche (ya hemos hecho la ruta, así que te lo dejo aquí). Y los más aventureros pueden acercarse a la cercana Tavira e incluso extenderse hasta Faro para visitar la Ría Formosa, otro paraíso natural sobre el planeta Tierra.

Porque lo que traemos hoy es un recorrido por uno de esos lugares apartados de la mano del hombre: El Parque Nacional de Doñana. Se puede recorrer, pero solo en parte y con empresas especializadas. Puede uno pernoctar allí, sí, ¡claro! en la cercana aldea de El Rocío, uno de los lugares más originales de Europa y único como él solo. También te he dejado un reportaje amplio aquí. Así que no me repito más. Ya sé… ya sé… ya sé… estoy enamorada de la zona. ¡Y no es para menos! Porque, una vez te has adentrado, quedas prendido de su luz, de su forma de ser, de su aspecto salvaje e irrepetible. ¿Te vienes conmigo a Doñana?

Doana1

El Parque Nacional de Doñana en la provincia de Huelva

Se extiende por tres provincias andaluzas (Sevilla, Cádiz y Huelva) en la desembocadura del Río Guadalquivir con el Océano Altántico. Es un lugar privilegiado entre dos continentes, refugio de aves y de mamíferos como el lince, en vías de extinción. Bosques de pinos, dunas de arena, marismas saladas y vetustos alcornoques pueblan este espacio surcado por caminos religiosos  y por los mitos. Es Reserva de la Biosfera, Patrimonio de la Humanidad y, según algún estudio, lugar donde reposa La Atlántida. ¡Sería genial que pudiéramos encontrarla! En ese caso se entendería el halo mágico que emana este lugar.

Si el aroma del romero y la retama impregna todo el aire en primavera, en invierno se avistan más de 200.000 aves que cruzan el Estrecho de Gibraltar rumbo al Sur, a África. Porque Doñana tiene el calificativo tanto de parque natural como el de nacional y su ecosistema único, aunque con límites, puede ser visitado y disfrutado. Es perfecto para los amantes de la naturaleza, pero también para familias con niños o jóvenes. Si te decides por el viaje, recuerda que debes buscarte alojamiento en El Rocío, la aldea inserta en Doñana. En el lugar solo existen rústicos refugios, el Palacio de las Marismillas, cerrado al público general, y el Palacio de Acebrón, que actúa como centro de visitantes. Por eso, la única opción es dirigirse al peculiar y particular El Rocío.

El parque llega hasta el Atlántico mismo y sus playas son totalmente salvajes donde no se puede levantar ni un mal chiringuito o un quiosco. Una de ellas, con el nombre tan curioso de Rompeculos, junto al Parador de Mazagón, tiene más de 20 kilómetros. ¡Vamos para perderse en mitad de la naturaleza!

Doana 5

Las marismas de Doñana

Este vasto espacio se caracteriza por un ecosistema de humedales  que se extienden kilómetros y kilómetros entre dunas, arenales, bosques de pinos y matorrales.

El clima mediterráneo suave y el movimiento de las mareas hacen que los límites de Doñana se extiendan hacia el norte, hacia zonas de cultivo de arroz en la provincia de Sevilla. Lo que no debe perderse ningún amante de la naturaleza es la visión de la llanura pantanosa salpicada por especies mediterráneas. Es realmente espectacular y sobrecogedor.

Las marismas hacen frontera con dos provincias (Cádiz y Huelva) y se puede ver desde las dos riberas. Desde la zona gaditana se puede tomar un pequeño barco que recorre parte del río, pero a mí me gusta más la parte onubense donde se pillan los camiones que recorren (¡en más de cuatro horas!) toda la zona visitable del parque.

La particular flora de Doñana

El paisaje de dunas y arena de Doñana está salpicado de pequeños bosques mediterráneos y matorral de sotobosque. En tu recorrido te vas a encontrar:

Los árboles predominantes son los pinos y alcornoques. Estos bosques se sitúan entre lo que se denominan trenes de dunas. Esto es, están literalmente rodeados por arenas que, debido a la fuerza del viento, va tapando el bosque, el cual se va “trasladando” un poco más hacia el interior. Los alcornoques se sitúan en la zona más cercana a la desembocadura del Guadalquivir donde también conviven más pinos.

Arbustos como la adelfas -¡cuidado que pueden ser venenosas para los niños, si se ingieren!, retamas, tomillos, romeros, eneas, brezos, zarzamoras… Cuando haces el safari puedes bajar de vez en cuando de los camiones y es todo un placer el olor de estos arbustos resinosos. Ni que decir tiene que no se puede tocar nada, que todo (absolutamente todo) está protegido.

En primavera, si las lluvias han sido importantes, está todo salpicado de flores y plantas como los narcisos silvestres, los helechos, los cardos, las clavellinas y plantas acuáticas.

Doana 4

Una introducción a la fauna de Doñana

Va a ser difícil que puedes ver alguno de los pocos linces ibéricos, Lynx pardinus, que viven en el parque. En peligro de extinción, son escurridizos y suelen salir por la noche. Además, son muy inteligentes y en cuanto escuchan los camiones se esconden. Si, de todos modos, aún no renuncias a toparte con uno, lo mejor es coger la visita por la mañana en primavera u otoño. Sí será más fácil avistar: 

  • Caballos salvajes de la raza marismeño o de las retuertas; también burros y asnos. Los caballos se ven muy fácilmente desde el mismo Paseo de las Marismas que se ubica en la Aldea de El Rocío.
  • Ciervos, gatos monteses, jabalíes, zorros y gamos. Estos últimos, además, pastan tan ricamente junto al Palacio de las Marismillas y en algunas lagunas que se encuentran en el interior de Doñana.
  • Murciélagos, musarañas y nutrias. También difíciles de ver a no ser que vayas al atardecer.
  • Lagartijas, tritones, tortugas, salamanquesas, lagartos, culebras o víboras.
  • Cigüeñas, golondrinas, garzas, águilas, patos, alcatraces, lechuzas, perdices, petirrojos, vencejos… Incluso en las afueras de la ruta más organizada del parque puedes ver esta inmensidad de aves, ya que hay espacios preparados al efecto. No hace falta ser un experto para avistar cigüeñas o malvasías incluso en la laguna que bordea El Rocío. Están allí tan tranquilos. No necesitas ni un mal prismático. En primavera, otoño e invierno te los encuentras seguro a cualquier hora del día.
  • En las lagunas viven anguilas y lucios entre otros peces. Esto ya es más complicado de ver

Doana3 Acebrn

¿Cómo visitar Doñana?

A través del Palacio de Acebrón

Aunque desde la Edad Media existía una construcción palaciega en la zona, propiedad de los Duques de Medina Sidonia y donde, al parecer, Goya pintó sus majas, de ese caserío nada queda. Doñana está salpicada de construcciones rústicas y al sur se sitúa el conocido Palacio de las Marismillas, realizado al estilo cortijo andaluz y lugar de veraneo de distintos presidentes españoles. 

El Palacio del Acebrón, por su parte, fue levantado a mediados del siglo XX auspiciado por Don Luis Espinosa Fondevilla y es el lugar al que debes dirigirte, ya que actúa como centro de visitantes, ya que te guían por las distintas rutas y caminos. Está gestionado por la Junta de Andalucía y se llega a través de la Aldea del Rocío. Tiene también una ruta de senderismo.

Muy cerca hay una laguna, pero no se puede acceder a través de los camiones que hacen el safari. Está muy cerca de la Aldea del Rocío.

Centro de visitantes de La Rocina

Dispone de zonas para hacer senderismo y unos refugios para avistar las aves. Aquí se encuentra una curiosa reproducción de las típicas chozas marismeñas.

Centro de visitantes El Acebuche

Desde aquí se lleva la reproducción y la repoblación del lince. Es el más completo porque tiene caminos señalados para hacer senderismo, lugares para avistar las aves y salen los camiones de los safaris.

  • Calles de El Rocío
    Calles de El Rocío
    El sol sobre las particulares calles de tierra de la aldea de El Rocío
  • El Rocío al atardecer
    El Rocío al atardecer
    Vista de la Aldea de El Rocío en Almonte al caer la tarde.
  • Arquitectura tradicional de El Rocío
    Arquitectura tradicional de El Rocío
    La aldea de El Rocío tiene una especial protección arquitectónica.
  • Casa tradicional en El Rocío
    Casa tradicional en El Rocío
    Las casas tradicionales de El Rocío están realizadas con adobe, paja, palos de madera y rematadas con cal
  • Dunas de Doñana
    Dunas de Doñana
    Nada más dejar la playa se encuentran los trenes de dunas móviles de Doñana
  • Corrales con pinos en el interior de Doñana
    Corrales con pinos en el interior de Doñana
    Entre dunas y dunas crecen pinos apoyadas por el agua del subsuelo en Doñana.
  • Muelle de las Carabelas
    Muelle de las Carabelas
  • Muelle de las Carabelas
    Muelle de las Carabelas
  • Paseos por Doñana
    Paseos por Doñana
  • Equitación en Doñana
    Equitación en Doñana
  • La Virgen de El Rocío
    La Virgen de El Rocío
    Destino de devoción, la Virgen del Rocío procesiona durante las primeras horas de luz del lunes de Pentecostés.
  • Hotel La Malvasía
    Hotel La Malvasía
  • Hotel La Malvasía
    Hotel La Malvasía
    Hotel Boutique La Malvasía cerca de El Acebuche de El Rocío y con vistas a las marismas.
  • Apartamento Luz del Camino
    Apartamento Luz del Camino
    Un alojamiento económico en la Aldea de El Rocío
  • Vivienda típica de El Rocío
    Vivienda típica de El Rocío
    Las viviendas contemporáneas de El Rocío se han levantado en dos plantas pero conservando parte de los elementos tradicionales.
  • Vivienda tradicional de El Rocío
    Vivienda tradicional de El Rocío
    Rodeada por los amarres de madera para los caballos las casas tradicionales de El Rocío son humildes y sencillas.
  • Centro del Vino del Condado de Huelva
    Centro del Vino del Condado de Huelva
    Arquitectura de vanguardia para este centro donde conocer las bondades del vino del Condado de Huelva
  • Centro del Vino del Condado de Huelva
    Centro del Vino del Condado de Huelva
    Viñas de la variedad Zalema en el Centro del Vino del Condado de Huelva.
  • Playa de Doñana
    Playa de Doñana
    Gaviotas en vuelo en la Playa de Doñana.
  • Playa del Parador de Mazagón
    Playa del Parador de Mazagón
    La playa virgen junto al Parador de Mazagón
  • Playa del Parador de Mazagón
    Playa del Parador de Mazagón
  • Playa de Rompeculos
    Playa de Rompeculos
    Playa virgen sin servicios de Rompeculos, en el municipio de Moguer.
  • Dunas de Doñana
    Dunas de Doñana
    Paisaje con las dunas de Doñana
  • Ciervos en Doñana
    Ciervos en Doñana
    Ciervos y gamos pueblan Doñana
  • Palacio de las Marismillas
    Palacio de las Marismillas
    El Palacio de las Marismillas se encuentra en el corazón de Doñana.
  • Yeguada en el Charco de la Boca
    Yeguada en el Charco de la Boca
    Junto al Paseo de las Marismas en El Rocío es frecuente ver pastar las yeguadas de raza marismeñas.
  • Choza marismeña
    Choza marismeña
    Choza típica marismeña en el Centro de Interpretación de la Rocina
  • Interior de una choza marismeña
    Interior de una choza marismeña
  • Azulejos con textos de Platero y yo
    Azulejos con textos de Platero y yo
  • Centro del Acebuchal
    Centro del Acebuchal
  • Caminos de Doñana
    Caminos de Doñana
  • Apartamento Luz del Camino
    Apartamento Luz del Camino
  • Apartamento Luz del Camino
    Apartamento Luz del Camino

A través de la aldea de El Rocío

Uno de los lugares más originales de Andalucía (y probablemente de Europa) es la aldea de El Rocío, destino de la peregrinación homónima. Con el coche puedes acceder a los centros de visitantes y al Palacio de Acebrón (a través del de la Rocina). El lugar merece, al menos, un día para empaparse (además en el sentido literal) de sus calles de tierra donde los caballos tienen preferencia absoluta sobre peatones y, por supuesto, sobre vehículos. Te dejo esta galería de imágenes de la Aldea de la Blanca Paloma a continuación.

¿Te animas a visitar Doñana? Pregúntame si tienes alguna duda. Conozco el sitio muy bien. ¡Me encanta!

Textos y fotos por  Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto