Cueva de Benagil | Cómo llegar y qué ver

Cueva de Benagil | Cómo llegar y qué ver

 

Está en el top ten de lo que hay que ver en el Algarve y es uno de los destinos más fotografiados de este trocito de mundo. Tanto es así que te doy un dato curioso para la reflexión. En toda Portugal es difícil que te encuentres un policía haciendo labores de vigilancia. Esta forma de proceder se explica cuando se conoce el educado pueblo luso, el cual deja gran parte de la convivencia cívica a la responsabilidad más que a medidas coercitivas. Pues bien, en la Cueva de Benagil hay apostada constantemente una patrulla de la policía marítima ojo avizor a todo tipo de infractores de las múltiples normas que hay en el lugar. ¡Tal es gentío que se agolpa en este puñado de metros cuadrados entre la playa, el mar, el sol y las rocas! 

Dónde está la Cueva de Benagil  

Para centrarnos donde estamos, voy a dividir la línea rocosa del Algarve en cuatro zonas principales si nos dirigimos de este hacia oeste. Pueden ser más, pero, a groso modo, son las siguientes:  

1.- Los grandes arenales de playas inmaculadas desde Vila Real de Santo Antonio o Castro Marim con Praia Verde como la joya de la corona que terminan en las barras frente a Faro. 

2.- La Ría Formosa, un paraíso sobre el planeta Tierra que se extiende desde Tavira hasta Faro. 

3.- Las zonas de acantilados que se abren a maravillosas calas con las playas de Lagos o de Vale de Lobo como nuevos destinos tops. 

4.- La zona surfera de Sagres que se extiende por todo el parque del denominado Sudeste Alentejano.

Pues bien, la Cueva de Benagil, se encuentra en la división tercera, entre los grandes acantilados de arenisca de Carvoeiro (con su zona de senderismo que es para quitar el sentido) y la también afamada Praia da Senhora da Rocha. Todo ello con una peculiaridad que la hace aún más inaccesible: que el pueblo de Benagil es pequeño, encajonado entre acantilados, con unas cuestas endiabladas y con aparcamiento imposible en cualquier época del año. Por eso, si te estás preguntado cómo llegar a Benagil, lo mejor es barajar todas las opciones antes de poner este nombre en el navegador del coche. 

¿Qué es lo que hay que ver en la Cueva de Benagil y por qué es tan famosa? 

También conocida como Algar de Benagil, la denominación portuguesa, la de Benagil forma parte de una serie de peculiares concavidades frecuentes por esta parte de mundo. Tenemos, por un lado, los acantilados de color amarillo y, por el otro lado, la acción constante del mar que va abriendo huecos, cuevas, puertas, pasos, ventanas… En algún lugar será estrecho, por otra zona puede pasar un barco pequeño sin mucho calado.  

A la acción del mar sobre los acantilados se une el viento y todo ello no solo va impactando frontalmente sobre la roca sino también por la parte de arriba (el techo) de algunas cuevas. Esto hace que los huecos que el mar abre sobre los acantilados también se vayan abriendo, cual ventana al cielo, hacia el firmamento. El sol termina de rematar esta maravilla de la naturaleza filtrándose a través de estas especiales claraboyas rocosas al reflejarse sobre la arena que el mar, en retirada, deja en descubierto. 

  • Cueva de Benagil
    Cueva de Benagil
  • Cómo llegar a la Cueva de Benagil
    Cómo llegar a la Cueva de Benagil
  • Excursión a la Cueva de Benagil
    Excursión a la Cueva de Benagil
  • En barco a la Cueva de Benagil
    En barco a la Cueva de Benagil

La Cueva de Benagil, aún no siendo el único algar de esta línea rocosa es la más famosa porque lo tiene todo. Tiene la suficiente amplitud de arena dorada protegida por los acantilados ocres y al frente el mar de agua tan limpia y transparente que se ven los bancos de peces, mientras que la claraboya natural está justo en el centro del espacio. A la par, el sol va haciendo que se reflejen sus rayos nítidamente mientras, alrededor, se despliegan las sombras.  

Cómo llegar a la Cueva de Benagil  

Todo esto que la hace especial también contribuye a que sea destino tanto de los amantes a las cosas curiosas como a los adictos a Instagram. El algar, por tanto, se llena de gente especialmente en temporada alta. ¿Y cómo se llega? ¿Andando sin más? No. Eso es imposible ya que no hay acceso peatonal ni siquiera con marea baja. Puedes elegir entre lo siguiente:  

1.- Arriesgarte a dejar el coche muy alejado de la playa de Benagil que está colindante con la cueva y allí atreverte a alcanzarla a nado. No es recomendable ni siquiera para deportistas en punto óptimo ya que el mar puede hacer de las suyas y hacerte chocar contra las rocas. Sí he visto a algunos que se han aventurado con la ayuda de un colchón hinchable. Aunque tengas que hacer un esfuerzo físico siempre tienes este apoyo para llegar de manera airosa al arenal. Eso sí, esta opción solo es apta para los que no se saltan el gimnasio ni un solo día.  

2.- Los deportistas con más conciencia de su integridad física que se preguntan cómo llegar a la Cueva de Benagil eligen un kayac para alcanzar la zona. De este modo pueden desembarcar en la orilla y pasearse por la playa que está dentro de la cueva con más facilidad. Se puede alquilar por horas en la misma playa y no hay que andar mucho hasta hacerse al mar. 

3.- La Cueva de Benagil también se puede disfrutar desde arriba a través de la zona de senderismo que está habilitada al efecto. Es otra forma y la mejor si estás por esta parte de mundo en invierno u otoño. 

4.- Sin obviar estas posibilidad, la mejor opción es, sin duda, una excursión en barco apto para toda la familia. ¿Cómo llevarlo a cabo? A continuación algunos datos prácticos.  

Booking.com

Consejos prácticos para una excursión a la Cueva de Benagil en barco desde distintos puntos del Algarve

1.- Aunque salen lanchas desde la misma playa está tan masificada que es mejor que tomes la embarcación en otros puntos. 

2.- Así también puedes disfrutar de otras cuevas cercanas y menos conocidas pero, no por ello, menos hermosas en el trayecto tanto de ida como de vuelta. La experiencia es tan maravillosa que el sobrecosto (apto para casi todos los bolsillos) merece la pena. 

3.- Además del disfrute del mar, también hay excursiones a la Cueva de Benagil que te permiten bañarte en una playa desierta e, incluso, rematar la jornada con una barbacoa o un almuerzo en una cala desierta. Las aguas limpias, transparentes, llenas de peces y fresquitas se quedarán en tu recuero por mucho tiempo. 

4.- En su contra, las excursiones en barco a la Cueva de Benagil no tienen permitido el desembarco en la misma. Y de eso se encarga la policía marítima que he nombrado al principio. La experiencia no da lugar al desembarco pero sí al disfrute desde la nave muy cerquita de la arena. 

5.- Las mejores excursiones a la Cueva de Benagil se ofrecen en el mismo puerto de Portimâo. Allí hay compañías que van saliendo cada hora (incluso con más frecuencia) y la ruta va hacia al oeste pasando Ferragudo y Carvoeiro para dar la vuelta luego directamente por mar. Otra opción es tomar una embarcación en Albufeira que hace el recorrido hacia al oeste. Esta excursión es menos vistosa porque aquí los acantilados no son tan altos como en la otra zona pero, sin lugar a dudas, también es una maravillosa experiencia. En ambos puertos es fácil el aparcamiento. 

Nosotras para hacer la visita a la Cueva de Benagil nos decantamos por Portimâo simplemente porque pasábamos nuestras vacaciones en Lagos y nos pillaba más cerca. Para la próxima haremos el recorrido desde Albufeira porque este maravilloso algar y la naturaleza que le rodea merece una y otra vez una visita.  

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto