Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/candelav/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 460
De compras por Vila Real de Santo Antonio y muchas más ideas - Candela Vizcaíno

De compras por Vila Real de Santo Antonio y muchas más ideas

De compras por Vila Real de Santo Antonio y muchas más ideas

 

Vila Real de Santo Antonio, en el extremo sureste de Portugal es uno de los sueños del racionalista Marqués de Pombal, el mismo que diseñó matemáticamente Lisboa tras su devastador terremoto. Y eso se ve nada más llegar a esta localidad en su plaza homónima y sus bellos edificios del siglo XVIII alrededor de ella, en sus calles perfectamente lineadas, en la Avenida da República que mira hacia la desembocadura del Guadiana y, más allá hacia Ayamonte, último bastión de Huelva, la provincia española más desconocida.  

Vila Real de Santo Antonio

En los últimos años el lugar se ha puesto de moda y ha surgido en su maravilloso casco antiguo hoteles de lujo y restaurantes elegantes. ¡No es para menos ya que la localidad no ha perdido la elegancia con la que se construyó antaño! Aparte de su maravillosa y kilométrica playa está muy cerca de ese paraíso natural sobre el Planeta Tierra que es la Ría Formosa, a unos cuantos minutos de una de las perlas del Algarve, Tavira y es puerta de entrada a toda la línea de playas entre acantilados favorita de los veraneantes de media Europa.  

En Vila Real de Santo Antonio, además, de pasear por sus plazas y sus calles empedradas, sus gentes invitan al sosiego, a la calma del slow life tan buscado por los occidentales aquejados con el mal del estrés. Aunque el casco antiguo no es marinero al cien por cien, ya que se abre a la ensenada de una desembocadura, todo en la antigua villa nos dice del aire del Atlántico.  

La Plaza Marqués de Pombal de Vila Real de Santo Antonio 

Pero si hay algo que hace único a este pueblo que hace frontera con España son sus mercados, mercadillos y tiendas con ropa de casa, menaje y loza. Tanto es así que decir Vila Real de Santo Antonio es invocar el poder de las compras como se hacía antaño, de tienda en tienda y de puesto en puesto. El punto de origen de esta peculiaridad es la maravillosa Plaza del Marqués de Pombal, perfectamente cuadrada y presidida por un obelisco de arte barroco, la cual luce el típico empedrado con mármol y granito portugués. A su alrededor se disponen los edificios del siglo XVIII, los mismos que adelantan las características del neoclasicismo, que mandó levantar el aristócrata portugués. En este puñado de metros cuadrados se agolpa la iglesia (consagrada a la Anunciación), el ayuntamiento, una posada que al día de hoy espera para inaugurarse, tiendas con ropa de casa expuesta en la fachada, cafeterías con delicioso café y tostadas…  

Además, raro es el día que no te encuentras en el centro de la plaza algún evento o mercadillo. El más famoso es el de antigüedades que se celebra el primer fin de semana de cada mes. En puestos endebles los comerciantes exponen objetos rescatados del pasado. Hay mucha porcelana fina, incluso de la afamada casa Vista Alegre, cuberterías de plata, trabajos bordados, objetos decorativos, libros antiguos y cacharros de todo tipo que hacen las delicias de los amantes de lo bello.  

Vila Real de Santo Antonio

Voy frecuentemente a Vila Real de Santo Antonio y cada vez hay puestos distintos. Es normal encontrarte con alguna feria gastronómica donde se ofrecen los dulces de higo y miel locales, la sal de la vecina Castro Marim, frutos secos y productos elaborados. En Navidad puedes toparte con oferta de artesanía diversa. Y a lo largo del año están a piñón fijo María, con su quiosco de loza a precios imbatibles y un par de puntos de venta con bolsos de piel y productos realizados en corcho. 

De compras por Vila Real de Santo Antonio, tiendas y mercadillos 

Pero las compras en Vila Real de Santo Antonio no se reducen solo a su famosa Plaza Marqués de Pombal. Desde aquí, y en las calles paralelas te vas a encontrar múltiples tiendas familiares que ofrecen ajuar de algodón bordado, paños de cocina personalizados, toallas de alta calidad de la casa local Corona o los distintos puntos de Casa Caravela que han concentrado todo lo que necesitas para lla cocina y la mesa en sus tres tiendas. También venden la maravillosa loza portuguesa de Bordallo Pinheiro y algunas piezas de Vista Alegre (estas a un precio que se escapa a la mayoría de los bolsillos). 

Mercado de antigüedades Vila Real de Santo Antonio

Desperdigados hay alguna tienda de regalos de una franquicia internacional, ropa para los niños y  moda de mujer sin más pretensiones que la comodidad. Entre tienda y tienda se disponen las cafeterías y restaurantes locales con sus mesas y sillas de metal siguiendo un diseño estándar que da un aire elegante a todo el pueblo. ¡Ah! Y los días grandes o que se prevé más afluencia de público se acercan algunos artistas locales que llenan el aire con canciones de fado o de otras tendencias lusas.

Las tiendas, además, se extienden por la margen construida de la Avenida da República, la misma que mira a la desembocadura del Guadiana con sus barcos de recreo, de blanco reluciente, amarrados en el pantalán.  

Navidad en Vila Real de Santo Antonio  

A cuatro pasos de la Plaza Marqués de Pombal se encuentra el Centro Cultural Antonio Aleixo siguiendo un estilo regionalista de principios de siglo. A lo largo del año puedes encontrar exposiciones diversas pero llegadas las fechas de Navidad, el lugar se viste de gala para albergar el Belén más grande del Algarve. Y es tan grande que causa asombro con sus miles de figuras, decorados y espacios primorosamente montados. El precio de la entrada es simbólico y, sin lugar a dudas, es una bonita manera de pasar un rato más que agradable.  

Belén gigante de Vila Real de Santo Antonio

Además, durante esas fechas, en la plaza suelen colocar tiovivos y atracciones para los pequeños que se confunden, con mucho orden y concierto, entre los puestos que toque ese día. El carácter elegante, aristocrático y silencioso del pueblo portugués no se pierde en esos días cy nunca se resbalan hacia el bullicio. Quizás, al público español puede que le sorprenda el silencio que reina en todo el lugar a pesar del ambiente festivo acostumbrados como estamos a sufrir decibelios en cuanto se celebra algo. Otro dato más si visitas Vila Real de Santo Antonio en Navidad, es el curioso y extravagante Belén de Sal de la vecina Castro Marim. En menos de diez minutos en coche te encajas en esta villa que fue refugio de los templarios y que ha hecho de la sal uno de sus productos estrella. ¡Te va a encantar!  

La playa de Vila Real de Santo Antonio 

Y dejamos para lo último el lado marítimo de esta localidad portuguesa que no tiene más de 20.000 habitantes y que da para mucho. A ella se accede por una carretera en línea recta rodeada por un parque protegido repleto de altos pinos. Te puedes guiar por el maravilloso faro que se encuentra justo a la mitad del recorrido.

Playa de Vila Real de Santo Antonio

Es su playa kilométrica, de arena dorada y respaldada por la vegetación local. Si en la línea que da a Monte Gordo se han ido levantando en las últimas décadas edificios espantosos que dan hasta grima, la que llega hasta la desembocadura del Guadiana es totalmente salvaje y nada tiene que ver con el desarrollismo sin control. Tanto es así que no te vas a encontrar ni un chiringuito ni un quiosco. Tendrás para ti, el bosque bajo, la arena, el cielo y un mar de aguas cálidas.  

Hoteles y alojamientos en Vila Real de Santo Antonio 

Aunque hay quienes prefieren pernoctar al otro lado de la frontera, en España, los alojamientos portugueses, en líneas generales, son mejor elección. A la misma relación de calidad tienen mejor precio y, además, en la mayoría de los casos están puestos, decorados y montados con mucho gusto. Mis favoritos son: 

  • La Pousada de Vila Real de Santo Antonio, cuando la abran, porque está en el mismo corazón de la Plaza Marqués de Pombal. 
  • El lujoso Grand House, rehabilitado sobre el Hotel Guadiana de los años veinte y al que no le falta ningún detalle. Tanto es así que pertenece a la prestigiosa cadena Relais & Chateaux.
  • En la vecina Castro Marim, tienes el Castro Marim Golfe and Country Club organizado alrededor de villas amplias y cuidadas. 
  • Fachada del Hotel Grand House de Vila Real de Santo Antonio

La luz de Vila Real de Santo Antonio y ese ambiente entre aristocrático y decadente de antaño te va a enamorar. Además, es fácil llegar y aparcar con el coche. ¿Qué más puedes pedir? 

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

 

También te interesará...

Más en Viajes Europa

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto