Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/candelav/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 460
Recetas fáciles de pollo - Candela Vizcaíno

Recetas fáciles de pollo

Recetas fáciles de pollo

 

Tanto que incluso puedes hacerlas si eres un principiante y es tu primera vez en la cocina. Los platos que traigo hoy son tan sencillos que los puedes hacer si no tienes ninguna experiencia con los fogones. Además, son baratos, nutritivos, sabrosos y bajos en calorías porque vamos a utilizar el horno para que todo salga con un mínimo de grasa. Recuerda que en cocina siempre hay que utilizar las materias primas de primera calidad. Por eso, debes elegir para estas recetas fáciles de pollo una carne de criadero natural, de campo o, en su defecto, que el ave haya sido alimentada exclusivamente con vegetales (verduras, legumbres y cereales). Los puede distinguir a simple vista en los comercios tradicionales porque tienen un ligero color amarillento (si han comido maíz u otros alimentos de este color) o incluso rojizo (si se han engordado con mondas o tomate). Estos últimos son más extraños. Este tipo de pollos necesitan un poco más de tiempo en el horno que los convencionales de criadero, pero, en contraprestación, su carne tiene más textura y con un sabor especial. Empezamos.


1.- Cuartos al limón cocinado al horno, la base de todas estas recetas fáciles de pollo

Esta es una de mis preparaciones favoritas que realizo cuando invito a los amigos a casa. Gusta a todos: a los pequeños y a los adultos siempre a dieta. Es fácil de realizar y no nos complicamos mucho en la cocina cuando vamos a recibir en casa. Además, es tan básica, elemental y sencilla de hacer que a partir de esta receta puedes preparar las siguientes que te pongo a continuación. Son variaciones de la misma idea. Aunque yo utilizo los cuartos traseros enteros (contramuslo y muslo o pata), lo puedes preparar con el pollo entero. ¿Por qué lo hago con estas partes del animal? Simplemente, porque la carne queda muy jugosa y no se reseca tanto como la zona de la pechuga. Si lo deshuesas, despiezas y le quitas todas las partes feas en la cocina, se van a apuntar chicos y mayores. Seguimos.

Ingredientes por persona del pollo al limón ¡Acuérdate de multiplicar por comensal adulto!

  • Un cuarto trasero de pollo de corral o criado con vegetales entero con piel y huesos por comensal.
  • Un limón pequeño por comensal.
  • Cuatro dientes de ajo.
  • Sal, aceite de oliva y un poco de perejil.
  • Dos patatas pequeñas por comensal.
  • Tres cucharadas soperas de agua.

  • Receta facil de pollo
    Receta facil de pollo
  • Receta facil de pollo
    Receta facil de pollo
  • Receta facil de pollo
    Receta facil de pollo
  • Receta facil de pollo
    Receta facil de pollo

Preparación del pollo al limón, una de las recetas fáciles de pollo que pueden hacer los principiantes

1.- En una fuente de horno, introduce los cuartos de pollo con la piel hacia arriba, riega con el zumo del limón previamente cortado y deja las mitades entre las piezas de carne. Pon un poco de sal gruesa sin exagerar.

2.- Pon el horno a 250 grados tanto por la parte de arriba como la de abajo. 

3.- Pela los dientes de ajo y córtalos haciendo filetes. Colócalos sobre el pollo. Riega con un chorrito de aceite de oliva y pon tres o cuatro cucharadas de agua por comensal en la base de la fuente.

4.- Lava las patatas y déjales la piel. Envuélvelas enteras con papel de aluminio y colócalas junto al pollo. A continuación, tapa con papel de aluminio o de horno la fuente al completo.


5.- Es fundamental la temperatura del horno. Nada más meter la fuente, baja la temperatura a 180 grados y cocina así durante 45 minutos. Cuida de que no se quede sin agua. Pasados estos cuarenta y cinco minutos, con mucho cuidado, retira el papel de aluminio y sube la temperatura a 220 grados. Cocina entre 20 y 30 minutos hasta que la piel haya adquirido un bonito color dorado. Deja enfriar un poco y retira del horno.


6.- Con sumo cuidado deshuesa los mulos y contramuslos y disponlos en una bandeja. Corta las patatas por la mitad y añade un poco de sal y acomoda al lado. Puedes preparar una ensalada de hojas verdes al gusto con una vinagreta de aceite de oliva, limón y sal. La de la foto está realizada con tomates, aguacate, brotes de hojas verdes y un pepinillo en vinagre cortado en rodaja. Y… ¡listo!


2.- Atrévete a añadirle a las recetas fáciles de pollo pimientos de varios tipos

La receta anterior es la base para cocinar este tipo de platos que son jugosos a gusto de todos, bajos en calorías y muy fáciles de hacer. Si no te gusta mucho la idea del limón que puede quedar muy fuerte pero también muy sabroso, puedes sustituirlo por pimientos de varios colores. En los supermercados occidentales es fácil encontrar un pack con una pieza de cada color: rojo, amarillo y verde. Es tan sencillo como sustituir el limón por los pimientos cortados en tiras. Eso sí, tienes que añadir un poco más de agua. Todo lo demás es tal cual te indico en la receta anterior.

Si no te apetece las patatas panaderas al horno, también puedes sustituir este elemento por arroz aromatizado que puedes preparar aparte. A mí me gustan los risottos que van con setas. Otra idea de acompañamiento, especialmente cuando las recetas fáciles de pollo se hacen con pimientos de varios colores es hacer un revuelto de verduras. Los champiñones, los calabacines, los puerros e, incluso, las cebollas tienen un sabor suave que va perfectamente con estas ideas.

3.- Otra variación a estas recetas fáciles de pollo: tomate y albahaca

Este plato es más fácil aún y, además, es del gusto de los pequeños. Necesitas los mismos ingredientes que la receta uno (no me repito mucho más) excepto los limones. Estos los sustituyes por un tomate rojo maduro por comensal y una hoja de albahaca por plato. Tritura en la batidora los tomates con la albahaca y, en lugar del zumo de los limones exprimidos, lo rocías sobre el pollo. En este caso tienes que tener en cuenta que no se queme la salsa. Por eso, debes cocinar todo a 180 grados durante una hora y cuarto aproximadamente bien tapado con papel de aluminio.

A esta opción le va divinamente la pasta realizada sencillamente simplemente cocida y luego pasada por la sartén con un poco de ajo o las patatas fritas que tanto gustan a los más pequeños de la casa. Eso sí, pon servilletas adicionales porque suele pasar que en la mesa haya accidentes con las manchas.

4.- Las más sencilla de todas estas recetas fáciles de pollo: asado y regado con un poco de vino

Aunque hay quienes se apuntan a la sopa de pollo de brick ya preparada, no es una opción muy saludable (aunque te puede sacar de un apuro más de un día). Y no lo es por su alto contenido en sal. Por eso, podemos hacer un delicioso pollo al horno simplemente regado con un poco de vino. Esta idea es mejor para una pieza completa. Anota:

Ingredientes de la receta fácil de pollo al horno (de cuatro a seis personas dependiendo del hambre)

  • Un pollo entero limpio sin vísceras ni tripas.
  • Un poco de sal, perejil y pimienta al gusto.
  • Un vaso de vino blanco y otro de agua.
  • Un chorrito de aceite.
  • Guarnición: patatas panaderas, una por comensal.

Preparación de la receta fácil de pollo al vino

1.- Limpia bien el pollo y asegúrate que no tiene tripas o vísceras. Quita las plumas sobrantes o las partes más feas.


2.-Mezcla en un bol el chorrillo de aceite con el agua, el vino, la sal, la pimienta y el perejil y bate un poco para que todo se ligue. Añádelo a continuación al pollo que estará situado sobre una fuente de horno. En un lado previamente lavadas (sin mondar) coloca las patatas envueltas en papel de aluminio. Tapa la fuente al completo con papel de cocina o de aluminio.


3.- Coloca en el horno que estará previamente calentado a 220 grados. Baja la temperatura a 180 grados y cocina aproximadamente durante 90 minutos cuidando que no se queme (tiene que estar dorado) ni se quede sin jugo. Más fácil imposible. Puedes incluso servir en la mesa el pollo entero acompañado de sus patatas y trinchar in situ.

A pesar de que esta última receta se presenta con el ave en una bandeja para trocear en la mesa, mi consejo es que, una vez cocinado todo, deshueses el pollo en la cocina. Así llegará toda la carne limpia al plato. Al poco que te esmeres poniendo la mesa o con un emplatado sencillo tal como el que te pongo en las fotos, estas recetas fáciles de pollo te pueden servir para un almuerzo o una cena especial con familia y amigos. Si quieres un menú más consistente, tan solo tienes que preparar un postre dulce y acompañarlo con alguna infusión digestiva como la manzanilla o el té verde.

Por Candela Vizcaíno

Visto 440 veces
Modificado por última vez en
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto