Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/candelav/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 460
5 Recetas fáciles con carne - Candela Vizcaíno

5 Recetas fáciles con carne

5 Recetas fáciles con carne

 

Y puedes utilizar tanto ternera como pollo e, incluso, atreverte con el cordero. Estas cinco recetas fáciles con carne sirven para toda ocasión, desde los maravillosos picnics de primavera hasta las celebraciones de invierno pasando por las comidas contundentes de otoño. Si aún quieres más ideas, en este mismo sitio te he dejado recetas de hamburguesas caseras y de albóndigas de carne. Así tendrás ideas para todos los días y todas las ocasiones.  

1.- Recetas fáciles con carne de ternera canela, ajo y orejones

Aunque se puede utilizar cualquier trozo magro y tierno, a mí me gusta el rabillo pez que es un corte delicioso, tierno y bastante económico. Eso sí, si te decides por esta parte de la ternera, asegúrate de que el carnicero te haya extraído el nervio del interior. Esta receta es lo suficiente novedosa como para que sea la protagonista de un encuentro entre amigos y tan fácil de hacer que no te va a llevar mucho tiempo. 

Ingredientes para  6 personas de la receta con ternera, canela, ajo y orejones

  • 1 kilogramo de rabillo pez entero o de  otra parte de la ternera siempre que sea magra. También puedes utilizar carne de cordero de la parte de la pierna. 
  • 200 gramos de orejones secos. 
  • 100 ml. (un vasito pequeño) de aceite de oliva virgen extra. 
  • Unas cuantas hebras de azafrán. 
  • Media cucharadita de canela. 
  • 6 dientes de ajo. 
  • Cuscús al gusto que también se puede sustituir por risotto o algún tipo de arroz aromatizado. 
  • Sal y pimienta al gusto. 

Elaboración de la receta con carne, canela, ajo y orejones 

1.- Calienta el horno a 200 grados. Coloca el rabillo pez entero previamente salpimentado al gusto (se recomienda ser moderados) en una cazuela que puedas tapar. Añade a la cazuela los orejones enteros, las hebras de azafrán, la canela espolvoreada, el aceite de oliva y los ajos pelados y cortados en trozos pequeños. 

2.- Llena de agua hasta cubrir toda la carne. Tapa con una tapadera. Coloca la cazuela en el horno durante 45 minutos a 200 grados. Asegúrate de que no se quede sin agua y que la salsa vaya tomando una consistencia cremosa resultante de mezclar los jugos de la carne con la salsa, los ajos y los orejones que irán deshaciéndose. Antes de retirar con cuidado comprueba que la carne esté tierna. Solo tienes que introducir un cuchillo. Deja enfriar un poco. Cuece el chuscos con agua, aceite y sal hasta que haya adquirido su consistencia.  

3.- Para la presentación corta la carne al gusto. Puede ser en cuadrados o en medallones y colócala sobra una fuente grande. Riega con la salsa de la cocción y deja los orejones a un lado. En otro plato, ofrece el cuscús. Esta receta es perfecta para colocar al centro de la mesa y permitir a los comensales que se vayan sacando mientras se acompaña el almuerzo o la cena con la charla. Si ha sobrado, excepto el cuscús, puedes congelar. 

Receta de rabo de toro 

2.- Una de las recetas fáciles con carne típica de Andalucía: rabo de toro en su jugo  

Realizado de forma guisado y con verduras, esta receta es muy similar al de osobuco a la milanesa que también te he dejado en este espacio. Ambos son calóricas, así que hay que tener cuidado si estás a dieta estricta, e ideales para disfrutar de la chimenea y las tardes de lluvia. Tanto las recetas con rabo de toro como osobuco son perfectas a la hora de disfrutar de un almuerzo familiar y maridan con vinos tintos con cuerpo. Las dos se pueden acompañar con patatas fritas o verduras como los guisantes, las habitas con jamón o las alcachofas al gusto. De las dos recetas fáciles con carne os dejo aquí las que llevan rabo de toro. 

Ingredientes para tres personas de rabo de toro en su jugo  

  • 1 kilo de rabo de toro. Ten en cuenta que parte de este peso se va en el hueso central que, ni que decir tiene, no nos comemos. Pide al carnicero que te lo corte en trozos grandes. 
  • Aceite para freír, a ser posible de oliva. 
  • Verduras para el sofrito: ajos, puerros, cebollas, pimientos verdes y rojos, tomates y zanahorias. 
  • Harina al gusto que puede ser de maíz, trigo, garbanzos, soja o avena. 
  • Sal, pimienta, clavo de olor y unas hojas de laurel. 
  • Medio litro de vino tinto, 
  • Agua o caldo de carne. 
  • Patatas panaderas o fritas para acompañar. Esta deliciosa receta con rabo de toro se puede acompañar también con habitas verdes, alcachofas, judías troceadas e, incluso, espárragos trigueros.  

Elaboración del rabo de toro al estilo de Andalucía

1.- Salpimentamos la carne al gusto. Calienta el aceite en una sartén. Espolvorea la carne con la harina. Y pásala por el aceite hasta que tenga un color dorado. Reserva.  

2.- Pela y pica el ajo, las cebollas, los puerros, los pimientos y los tomates. En otra sartén,  sofríe o pocha todas las verduras hasta que estén tiernas sin que lleguen a tomar demasiado color. Deja enfriar un poco y tritúralas en una batidora. En la misma sartén, sofríe las zanahorias cortadas a rodajas pero no las incorpores a la trituradora. Déjalas aparte.  

3.- Pon la carne en una olla a presión (preferiblemente) o, en su defecto en una tapada. Riega con el vino y deja que se evapore el alcohol. Añade la majada de verduras, sal y pimienta al gusto. Recuerda que ya está aderezada la carne. A continuación, incorpora el clavo y el laurel.  

4.- Añade agua o el caldo de carne hasta cubrir el rabo de toro por completo. Dejar cocer, al menos, 45 minutos en una olla a presión o el doble en una cazuela tradicional. El resultado tiene que ser una salsa gelatinosa, espesa y la carne muy tierna sin quemarse.  

5.- Las recetas fáciles con carne de rabo de toro son un plato tradicional que entra por los ojos de cualquier manera, hasta en una cazuela de barro. Acompaña con patatas panaderas, fritas o una ensalada campera.  

Carne al estilo agridulce

3.- Recetas fáciles con carne de cordero: trocitos de cordero lechal agridulce

Esta receta es versátil a más no poder. Te la puedes llevar al trabajo en un tupper. Es perfecta para hacer con antelación y congelar. Acompañada con ensalada o arroz y poca cantidad, es apta para una cena no muy calórica. Puede servir, incluso, para alegrar un picnic divertido. También puede ser el centro de una reunión con amigos o ese plato especial los domingos que nos quedamos en casa. 

Ingredientes de las recetas fáciles con carne de cordero agridulce para cuatro personas

  • 750 gramos de carne de cordero cortado en trozos preferiblemente de la parte de la pierna. Intenta darle forma de juliana (como las patatas fritas tradicionales) ayudándote con unas tijeras. 
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • Dos cucharadas soperas de azúcar morena. 
  • 100 ml (media taza) de salsa de soja. 
  • Un pizca de jengibre y sal al gusto. 
  • Media cebolla. 
  • 3 dientes de ajos muy picados. 

Preparación de las recetas fáciles con carne de cordero agridulce 

1.- Corta la carne en trozos o en tiras. Sazona al gusto con sal y un poco de jengibre. En una sartén, coloca un poco de aceite y ve removiendo hasta que quede perfectamente dorada. No dejes que se queme. Reserva. 

2.- En otra sartén, prepara la salsa. Añade la cebolleta muy picada y dórala con un poco de aceite. Con cuidado, añade media taza de agua, la salsa de soja y el azúcar. Ve removiendo hasta que no tenga grumos y quede un poco espesa. A continuación, añade la carne y mézclala bien en la salsa de soja durante unos cinco minutos. Y… ¡listo! Puedes acompañar con arroz aromatizado o con alguna ensalada ligera. 

 Recetas fáciles de carne con alcachofa

4.- Recetas fáciles con carne de ternera guisada con alcachofas para llevarte al trabajo en un tupper 

Somos conscientes de que la única manera de llevar una dieta equilibrada (con el fin que deseemos) es reducir las comidas fuera de casa. Y ¡claro está! Esto se vuelve una tarea imposible o titánica si no podemos regresar a nuestro hogar para almorzar. Por eso, la única solución es el tupper preparado la noche anterior. Esta receta es perfecta tanto si quieres adelgazar o si sigues algún régimen saludable. La carne en salsa y cortada en trozos es fácil de comer sin mover mucho menaje y el acompañamiento de las verduras hacen un menú ideal. 

Ingredientes por comensal de la receta con carne de ternera con alcachofas

  • 250 gramos de carne de ternera. A mí me gusta especialmente para esta elaboración la parte de la culata. Pide al carnicero que te la prepare a trozos o en tiras. 
  • Para el sofrito: medio pimiento verde, un trocito de pimiento rojo, medio tomate, media cebolla, media zanahoria, tres dientes de ajo y medio puerro cortado en rodajas. 
  • Sal y pimienta. 
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • 1/2 vaso de vino blanco. 
  • Agua o caldo de carne.
  • Medio limón. 
  • Dos o tres alcachofas por comensal.  

Preparación de la receta con carne de ternera y alcachofas

1.- Corta la carne en dados y dórala en una sartén con un poco de aceite. Sazona y añade el vino hasta que se evapore. Reserva. Pica todas las verduras (tomate, pimientos, zanahoria, dos dientes de ajo y cebolla) y póchalas en una sartén. Deja enfriar y pásalas por la batidora. En una olla, añade la carne ya dorada, la majada de verduras y cubre con agua. Deja cocinar, al menos, 45 minutos en una cacerola tradicional o 20 minutos en una olla a presión.  

2.- Mientras tanto, quita las hojas duras de las alcachofas, riégalas con zumo de limón para que no se oscurezcan y ponlas en una vaporera con agua y sal. Cuécelas así hasta que estén blandas. En una sartén, sofríe medio diente de ajo sin que se quemen y pasa las alcachofas con cuidado de que no se partan. Comprueba que la carne esté tierna y que la salsa está espesa y melosa. 

3.- Coloca en un tupper la carne con su salsa a un lado y en el otro las alcachofas. Si se mezcla la salsa, no pasa nada porque esta combinación marida estupendamente. Se puede degustar frío o caliente si dispones de microondas en el trabajo. La carne, además, puede congelarse fácilmente (no así las alcachofas ya cocinadas). Por eso, si quieres optimizar el tiempo de la cocina, puedes hacer para varios días y guardar en el congelador. Las alcachofas se pueden sustituir por habitas baby o judías verdes salteadas. 

5.- Recetas fáciles con carne de ternera y castañas 

Las castañas, junto con las manzanas (aunque de estas hay todo el año) y las setas, son las delicias vegetales más exquisitas del otoño. Si le unimos carne de ternera de la parte del solomillo, el resultado es un plato digno de estrellas. Este corte es, indudablemente, el rey por su jugosidad y por  su textura. Además, esta es una de las recetas fáciles de carne perfecta para un almuerzo en familia. Y lo es más cuando los días empiezan a ser fríos pero aún podemos disfrutar del aire libre, justo cuando las castañas están en todo su esplendor. Se presta a acompañarlo con patatas panaderas o revueltos de ajetes, de trigueros, de alcachofas, de habitas…  

Ingredientes para 6 personas de la receta de ternera y castañas

  • 1 solomillo de ternera de primera calidad cortado en medallones. 
  • Sal, pimienta y un poquito de tomillo. 
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • 1 chalota. 
  • 1 puerro. 
  • Media cebolla. 
  • 5 dientes de ajos. 
  • 400 gramos de castañas. 
  • Media manzana.  

Elaboración de la receta de ternera y castañas

1.-  Tenemos que preparar la salsa de castaña hasta reducirla a una mermelada espesa. Para que quede más sabrosa y con más sabor, primero tuéstalas en el horno durante 15 minutos a 200 grados. A continuación, móndalas con mucho cuidado sin que quede ningún resto de la cáscara exterior. Pártelas en varios trozos. Así terminas antes con el siguiente paso que es el de la cocción. En una olla con agua hasta cubrir estos deliciosos frutos, junto con la manzana mondada y cortada en trozos, hierve aproximadamente unos 20 minutos hasta que estén tiernas. Una vez hayas enfriado un poco, pásalas por la trituradora.  

2.- En una sartén con un poco de aceite, sofríe hasta que estén tiernas las verduras: ajo, chalota, puerros, cebollas. Pásalas por la trituradora. Vuelve a colocar el majado vegetal en la sartén con un poco de agua y mezcla la compota de castañas que hemos preparado antes hasta que quede una salsa ligera, suave y cremosa. Conserva aparte sin dejar que se enfríe. 

3.- En una plancha muy caliente, asa los medallones de solomillo previamente sazonados al gusto de los comensales. Puedes rematar el plato de dos maneras diferentes: colocando los solomillos con la salsa aparte o bien mezclando ambas cosas y dando un último hervor de un par de minutos.  

Esta última propuesta de entre las cinco recetas fáciles con carne de este post es válida para los días de fiesta. Se presta a las mil maravillas a compaginarlo con un revuelto de verduras maridado todo con vino tinto. Como es un plato un poco más elaborado, disfruta también con la puesta en escena del comedor. 

Por Candela Vizcaíno | Autora del libro Recetas sencillas con ternera de la Sierra de Guadarrama (ISBN 978-84-944227-1-3) y del sitio La mesa gourmet de Candela Vizcaíno

 

 

Visto 79 veces
Modificado por última vez en
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto