Qué ver en Marbella y qué hacer para no aburrirte nunca

Qué ver en Marbella

Qué ver en Marbella

Candela Vizcaíno

 

Que a la Costa del Sol se va para la playa, para el sol, para disfrutar de sus beach clubs con ambiente exquisito, para las fiestas hasta el amanecer… Así que todos estos planes, que son muchos cuando tratamos con las vacaciones, eclipsan todo lo que hay que ver en Marbella y alrededor. Porque, ¿sabías que en plena Milla de Oro hay un museo de arte espléndido con obras de artistas internacionales de primer nivel? ¿Te has dado una vuelta por su casco histórico al estilo de los pueblos blancos andaluces? ¿Te atreves con un kayak o iniciarte en el paddle surf aprovechando las aguas calmas del Mediterráneo. Pues todo esto y más tienes que ver en Marbella y también hacer si eres de los afortunados que puedes estar más de una semana en la zona. 

Los museos de arte, imprescindibles que ver en Marbella

Porque, aparte de buenísimos, son gratis. El destino se asocia a fiestas infinitas, a discotecas, a champán recorriendo noches cálidas con pandillas vestidas de blanco a orilla del mar. Y quizás ni siquiera lleguemos a acertar que tiene mucho más y ese mucho más (en primer lugar) son sus museos. Te dejo los tres principales.  

1.- Museo Ralli de Marbella con arte contemporáneo internacional 

Se encuentra en plena Milla de Oro en un edificio impoluto con suelos brillantes de mármol. El acceso es gratuito y la colección permanente es apabullante, ya que la exposición luce obras de grandes representantes del surrealismo sobre todo. Aquí te encontrarás trabajos de artistas latinoamericanos (su especialidad), pero también esculturas de Dalí, lienzos de Miró, Chagall, Bacon…  

  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
  • Museo Ralli Marbella
    Museo Ralli Marbella
 

2.- Museo del Grabado, en pleno casco antiguo 

Centrado en las artes gráficas del siglo XX con propuestas de artistas españoles y buenas exposiciones temporales. Está muy bien representado el informalismo español y la agenda está repleta de actos, talleres y encuentros para todos los públicos. Están muy enfocados al público infantil. Se encuentra en pleno Casco Antiguo donde el aparcamiento se hace un poco difícil, especialmente en temporada alta.  

3.- Museo del Bonsai  

Tiene una colección pequeña con estas miniaturas vegetales cuya técnica es oriunda de Japón. Las especies son mediterráneas.  

También tienes que ver en Marbella sus tres puertos deportivos 

Porque no solo tiene uno (que es lo que cabía esperar de un destino con mar) sino que podemos disfrutar de tres, rodeados de tiendas, cafeterías y restaurantes.  

4.- Puerto deportivo de Marbella 

Se abre al Paseo Marítimo y está flanqueado por bulevares con esculturas contemporáneas. Si eres una familia viajera, aquí tienes, además, una escuela de vela y de actividades acuáticas para los peques con campamentos semanales en los meses de verano. Los restaurantes y las tiendas se amontonan mirando al mar.  

5.- Puerto de Cabopino 

Es el más pequeño de los tres. Lo mejor es su playa (una de las más recomendables de Marbella) junto a las instalaciones. La playa tiene una zona nudista y está repleta de buenos beach clubs con hamacas y restaurantes. 

  • Puerto Banús 1
    Puerto Banús 1
  • Puerto Banús 2
    Puerto Banús 2

6.- Puerto Banús, la meca del lujo del sur de Europa 

Es uno de los destinos imprescindibles que ver en Marbella y, además, su silueta blanca repleta de enormes yates es la mejor representación de la localidad. Se inauguró en 1970, cuando el pueblo se abría al turismo internacional de élite. El proyecto no pudo ser más acertado, ya que se hizo una intervención respetuosa con la tradición mediterránea. Alrededor de la dársena se levantaron viviendas de blanco impoluto mirando al mar. En los bajos se sucedían los restaurantes y las tiendas con ropa local. Hoy, Puerto Banús mira a yates de gran calado, de súper lujo y propiedad de las familias más ricas sobre la Tierra. Las tiendas tradicionales han dado paso a la grandes firmas internacionales que lucen sus mejores escaparates: Valentino, Hermés, Louis Vuitton, La Perla, Salvatore Ferragamo, Dior, Gucci, Dolce & Gabanna… Entre bolsos que sobrepasan los mil euros abren sus puertas bares, pubs (con música en directo), cafeterías, heladerías o restaurantes con todo tipo de cocina y decorados dramáticamente. Y todo ello salpicado de Ferraris y deportivos exclusivos. Para terminar pronto: Puerto Banús es, hoy por hoy, el epítome de la ostentación. 

Que ver en Marbella

7.- El casco antiguo, un imprescindible que ver en Marbella 

Si bien los coches de gran cilindrada aparcados junto a la bocana con yates relucientes nos da una cara que ver en Marbella. La otra se concentra en su casco antiguo. Caminando desde el primer puerto y cruzando una avenida concentrada de tráfico, se accede a otro mundo, a uno que nos recuerda que estamos en Andalucía. Alrededor de la Plaza de los Naranjos, Marbella se extiende por calles sinuosas, estrechas y sin salida a veces. La construcción tradicional (en poca altura y de blanco inmaculado) se ha mantenido. Y todo este espacio es un canto a la tradición de los patios (cuya apoteosis artística se encuentra en la vecina Córdoba) con sus macetas de colores brillantes y flores olorosas. Naranjos, fuentes, recuerdos del flamenco y muchas mesas en las plazas para tomar o comer nos sumergen en esa parte alegre de Andalucía. También te anoto que un paisaje semejante (o incluso mejor) también tienes que ver en Estepona, la localidad vecina, con una maravillosa Ruta de la Poesía vertebrando la totalidad de su casco viejo.  

8.- Días de playa, la mejor la de Guadalmina 

Porque a Marbella se va por las compras, por la fiesta o los conciertos en cualquier parte y también a sus playas. El litoral no se prodiga ni con arena dorada ni con grandes olas. Sin embargo, se compensa con la limpieza del mismo y con el amontonamiento de servicios de todo tipo. La gran mayoría son de guijarros oscuros e, incluso de piedras en dirección a Estepona. Ahora bien, no tendrás ningún problema para acceder a los múltiples beach club con hamacas sobre la arena y cocina exquisita inspirada en cualquier rincón del planeta. Otra opción a la hora de disfrutar de la brisa del mar es recorrer la senda litoral de Málaga. Está casi terminada por la parte de Estepona, pero te vas a encontrar tramos importantes en San Pedro de Alcántara (pedanía de Marbella) o la zona de Guadalmina. Por cierto, esta última playa quizás sea la más adecuada para pasar un día tumbados al sol sin pensar en nada. 

9.- Qué hacer en Marbella con deportes para todos los gustos  

Allá por los años setenta, cuando el antiguo pueblo de pescadores se convirtió en destino favorito de la aristocracia europea, Marbella se llenó con campos de golf. Era el deporte, junto con el tenis, solicitado por los visitantes de esas épocas. Así siguió durante varias décadas hasta que empezó a irrumpir un nuevo perfil que demandaba (y demanda) aventuras diferentes. Al calor de esta nueva ola, han surgido empresas que, desde distintos puntos (algunas se concentran en Puerto Banús), ofertan paddel surf, kayak, moto de agua, navegación con embarcaciones pequeñas… Es una opción que hacer en Marbella para las familias con niños crecidos o adolescentes en busca de nuevas emociones. Recuerda que la Senda Litoral está preparada para el ciclismo, los patines, running o, simplemente, caminar.  

10.- Marbella es una de las mecas del shopping de Europa

Y no solo de moda, complementos o perfumería de las casas de la pasarela internacional sino también de otros productos. Eso sí, los amantes de la ropa de alto nivel lo tienen fácil ya que la oferta (súper concentrada en Puerto Banús) es apabullante. Por otro lado,  los veraneantes con viviendas de lujo también han facilitado los emprendimientos alrededor de la decoración de interiores. Por eso, también es fácil encontrar anticuarios, mercados de loza local o tiendas de muebles con propuestas exquisitas. Aunque había buenas galerías de arte, en los últimos años han ido cerrando algunas firmas.  

Hoteles en Marbella y dónde comer 

1.- Empiezo con las cosas gastronómicas y no voy a dar ningún nombre. ¿Por qué? Sencillamente porque la oferta es tan amplia y la competencia tan grande que da igual donde te sientes y el estilo que elijas para disfrutar a base de bien. Salvo excepciones, todo está buenísimo y es del más alto nivel. Aunque lo normal (que todo dependerá de cada carta en concreto) es que los platos no sean desorbitados, si hay un exceso de precio (para los parámetros baratos andaluces) en las bebidas. Te vas a encontrar restaurantes italianos en Puerto Banús, marisquerías al lado del mar, parrillas argentinas conforme te adentras en la montaña de Sierra Blanca, restaurantes con muchas estrellas Michelin, como el del chef local Dani García, firmas de comida rápida, puestos callejeros, locales tradicionales y propuestas internacionales… 

2.- Marbella fue creciendo alrededor de la llamada Milla de Oro, entre el Hotel Marbella Club, junto al Puente Romano, y Los Monteros. Allí se concentraban ricos vividores internacionales con artistas de relumbrón cuando todos buscaban una eterna primavera (hoy perdida por el cambio climático) y fiestas infinitas. A raíz de aquí se fue ampliando la oferta pero todos con un denominador común: el lujo. Tanto es así que lo que predomina son los cinco estrellas o los cuatro estrellas dando poco espacio para alguna opción más económica. Mi selección (totalmente personal) para aquellos que no tengan tantos posibles para este despliegue brillante son: el Barceló Marbella, el Hotel Fuerte Marbella, el Don Carlos Marbella (un cinco estrellas con precios contenidos en temporada baja), el Hotel Guadalmina a pie de playa… En los últimos años, además, puedes encontrarte apartamentos y casas (también villas) gestionadas por particulares. Recuerda que Marbella, a pesar de ser un destino de sol, “está abierta” todo el año y son pocos los hoteles, restaurantes y tiendas que cierran en invierno. 

Si esta lista de los imprescindibles que ver en Marbella se queda corta, aún puedes organizar una excursión a Ronda, cuna de bandoleros y viajeros románticos, o atreverte con las pasarelas colgantes del Caminito del Rey o, incluso, pasaporte en mano, atravesar hacia Gibraltar o Tánger. 

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto