Qué ver en Valencia

Qué ver en Valencia

Qué ver en Valencia

Candela Vizcaíno

 

Podemos resumir todo lo que tienes que ver en Valencia en tres puntos. Y vamos a hacer un recorrido desde lo más reciente hasta lo que lleva con nosotros más siglos. Por eso, el primer emplazamiento que merece nuestra atención es la intervención a finales del siglo XX en los márgenes del río Turia. Esta se remató con la culminación de los edificios de corte futurista que se engloban en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Que su original estampa ha sustituido cualquier icono del pasado ningún valenciano o viajero lo pone en duda. El segundo eje es la Valencia del pasado que comienza con los primeras piedras de la Catedral para seguir por la Loja de la Seda y culminar en ese maravilloso edificio de corte modernista que es el Mercado Central. Se encuentran uno del otro a un corto paseo. Y un poco más retirado de este eje que se descubre caminando está el tercer punto que tienes que ver en Valencia o, mejor, disfrutarlo a tope: su naturaleza. Y esta llega a la apoteosis en la Albufera. Por supuesto, no nos olvidamos de las largas playas de arena de Valencia. ¿Comenzamos? 

Lo primero que tienes que ver en Valencia son sus intervenciones de las últimas décadas

Y esta, como he apuntado nada más empezar, gira alrededor de la Ciudad de las Artes y las Letras levantada alrededor de los jardines del río Turia que ha sido soterrado para evitar inundaciones. El agua es, por supuesto, protagonista pero también el juego de luces sobre unos edificios de corte tan futurista que, cuando se quiere hacer cualquier spot en el que lo novedoso tenga algo que ver, se elige este emplazamiento. ¿Y qué hay en este amplio lugar que se disfruta caminando? Anota: 

1.- El Oceonogràfic, primer lugar que ver en Valencia aunque no vayas con niños (aparece en todas las guías de los viajes familiares). Sencillamente, es uno de los mejores del mundo con varios espacios perfectamente delimitados según el hábitat de cada especie (desde los fríos de los polos hasta el calor sofocante de los trópicos). Cuidado, limpio, enorme y bien diseñado, se ha hecho famoso su túnel de los tiburones y su delfinario con varias exhibiciones al día. También nos encontramos aves, restaurantes, tiendas de recuerdos y sitios para descansar. Es tan interesante y entretenido que quizás te tires aquí un día entero. 

2.- En dirección hacia el centro de la ciudad vieja te encuentras el Museo de la Ciencia

El objetivo es que sea interactivo, con talleres para los más jóvenes para poner a prueba su pericia y su conocimiento de las leyes que rigen la naturaleza. 

3.- El Hemisfèric es un cine en 3D e IMAX.

4.- Las artes escénicas tienen una cita en el edificio contiguo: Palau de les Arts Reina Sofia

5.- Aunque se encuentra al otro lado de la avenida, en este tramo, nos topamos también con el Museo Fallero donde se exhiben los ninots que se salvaron de la quema (por su excepcionalidad) junto con un recorrido didáctico de lo que suponen las fiestas de Valencia reconocidas internacionalmente. 

Qu ver en Valencia 6

En el otro extremo de los Jardines del Turia nos encontramos la particular Isla de los Museos de Valencia

Aunque la obra de su hijo más ilustre, Sorolla, se encuentra recogida en una pinacoteca temática que enriquece la lista de los múltiples museos de Madrid, los amantes del arte también tienen una cita que ver en Valencia. 

7.- De entrada gratuita, el Museo de Bellas Artes de Valencia exhibe obras (menores) de Goya y maravillosos ejemplos de la pintura flamenca. También tiene una importante colección de los artistas locales que retrataron la luz, el sol y el color de esta tierra siguiendo las características del impresionismo. De hecho buena parte de ellos viajaron hasta París para empaparse de esa nueva forma de hacer arte. 

8.- Caminando hacia el norte nos encontramos la Casa Museo de Mariano Benlliure con actividades y talleres para toda la familia. 

9.- Entre las torres que en tiempo daban paso a la ciudad cuando esta tenía murallas (la de Serranos y de Quart) nos encontramos el Museo de la Prehistoria de Valencia

10.- Y, por último, lo antiguo se une en el Centro del Carmen Cultura Contemporánea donde se exhiben obras de autores vivos en un antiguo convento levantado en estilo gótico 

La segunda parada que tienes que ver en Valencia: el casco antiguo

La plaza conquistada para la causa cristiana por Rodrígo Díaz de Vivar (cuyas hazañas quedaron reflejadas en el Poema del Mío Cid) ha sabido guardar sus tesoros monumentales centenarios. 

11.- El “más joven” de esos emplazamientos que se encuentran en la Valencia medieval y renacentista que se abría al comercio es precisamente un mercado moderno. El edificio del Mercado Central levantado según los principios modernistas. Alrededor de una enorme cúpula por donde se filtra la luz, el hierro junto con los azulejos son los protagonistas. Hoy ofrece todo tipo de productos en puestos bien señalizados, limpios, coloridos y rebosantes de abundancia. Abrió en 1928 y hoy en día es punto de encuentro de viajeros y locales.

Mercado Central de Valencia

12.- Justo al lado se encuentra la imponente Loja de la Seda cuya estructura en estilo gótico es tan apabullante que tiene la consideración de Patrimonio de la Humanidad. Para visitar tal maravilla lo más recomendable es contratar alguna visita guiada (las hay incluso gratuitas) que nos introduzcan en los entresijos artísticos de este edificio levantado para servir de administración e intermediación comercial a los comerciantes locales o foráneos de la Valencia que se abría a la Edad Moderna. 

13.- En el mismo recorrido nos encontramos la Catedral y el conocido como Miguelete. Comenzó a levantarse en 1262. Tiene tres puertas y cada una corresponde a una escuela diferente, ya que las obras duraron siglos. La principal es de estilo barroco. La denominada de los Apóstoles (gótica)  respalda al Tribunal de las Aguas que ha cumplido sus buenos mil años (¡casi nada para una institución de justician o de mediación más bien!). La Catedral de Valencia también es famosa porque, según cuenta la leyenda, en ella se custodia el mismísimo Santo Grial. El campanario fue terminado en el siglo XV y recibe el nombre de Miguelete. 

14.- El paseo por el casco histórico tiene que terminar en la Plaza de la Reina atestadas de tiendas y cafés a igual que la Plaza del Ayuntamiento. 

El tercer eje que tienes que ver en Valencia es su naturaleza 

15.- Y por supuesto no te puedes perder sus playas que dan al Mediterráneo. Son todas kilométricas con aguas calmadas, cálidas y arenales extensos. Las más famosas son las del Cabañal cuyo barrio de pescadores con fachadas coloridas está siendo rehabilitado después de un periodo atrapado en el abandono más absoluto. En la de la Malvarrosa se organizan conciertos en verano. 

16.- Sin embargo, la joya natural de Valencia es su Albufera, una zona pantanosa alrededor de un lago de agua dulce separado del mar por una estrecha franja de tierra. Aquí se cultivan distintas variedades de arroz con el que se prepara el plato local reconocido internacionalmente: la paella. En sus orígenes era bastante humilde y se cocinaba con ñoras, verduras y sobras de pescado. Hoy es todo un manjar con combinaciones casi infinitas. La albufera se puede visitar con guía para conocer su ingenioso sistema de riego y las múltiples aves que buscan refugio entre sus juncos. Desafortunadamente, la desecación va achicando esta maravilla natural hasta tal punto que se calcula que hoy es un diez por ciento de lo que fue en la Edad Media. 

Hoteles en Valencia e ideas para gastrónomos

1.- En las últimas décadas la Ciudad del Turia se ha convertido en otro destino de los amantes de la buena mesa con siete restaurantes con estrellas en la prestigiosa Guía Michelín. Eso unido a sus locales tradicionales que ofrecen la paella en todas sus combinaciones posibles no es de extrañar que sea punto de encuentro de los sibaritas de medio mundo. Tampoco te puedes ir sin probar su deliciosa horchata, elaborada con chufa y agua. 

2.- En cuanto a los hoteles en Valencia la oferta es casi infinita comenzando con el lujoso Hotel Las Arenas levantado sobre lo que fuera un balneario cuando se puso de moda tomar los baños de mar hasta buenas opciones en forma de apartamentos, como el Ramírez Flats Valencia.

3.- Recomendables son el Valencia Palace de cinco estrellas, el Helen Berger Boutique Hotel en el centro o el NH Collection Colón en el Exaimple. 

Si te has quedado con más ganas de ampliar emplazamientos que ver en Valencia, la capital mantiene una ruta de ferrys con las islas de Ibiza, Menorca y Mallorca. Xátiva, con su castillo, Denia o Xábia se encuentran a corta distancia y harán que el viaje sea más largo. No te olvides que las fiestas de las Fallas es temporada alta y que el día grande de la celebración es el 19 de marzo cuando se prende fuego a todas aquellas que no han tenido el favor de los jueces entre el estruendo a lo grande de pirotecnia.

Por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

 

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto