• Portada
  • Arte
  • El estilo figurativo de las obras de Guillermo Pérez Villalta

El estilo figurativo de las obras de Guillermo Pérez Villalta

El estilo figurativo de las obras de Guillermo Pérez Villalta

 

El pintor andaluz Guillermo Pérez Villalta (1948) es uno de los máximos exponentes actuales de la permanencia del denominado estilo figurativo en las artes plásticas. 

Abanderado de la filosofía de la deconstrucción, uno de los más conocidos integrantes del movimiento underground la década de los ochenta conocida como Movida Madrileña, en sus cuadros –muchos de ellos autorretratos- abundan los personajes míticos y bíblicos.

  • Guillermo Pérez Villalta
    Guillermo Pérez Villalta
  • Guillermo Pérez Villalta
    Guillermo Pérez Villalta
  • Guillermo Pérez Villalta
    Guillermo Pérez Villalta
  • Guillermo Pérez Villalta
    Guillermo Pérez Villalta

 Guillermo Pérez Villalta

Hay quienes desde muy jóvenes tienen clara su vocación creadora aún sin saber muy bien por el camino que deben dirigirse. Algo parecido debió suceder con Guillermo Pérez Villalta al iniciar sus estudios de Arquitectura, carrera que concluyó y que le ha servido para firmar varios proyectos ubicados, sobre todo, en Andalucía (el edificio denominado El Kursaal de Algeciras – en la provincia de Cádiz- es uno de ellos), pero su vocación artística aparcó, en sus inicios, estos asuntos de la construcción para dedicarse casi de lleno a la pintura.

Esto no ha impedido que, a lo largo de su carrera, se pudiera permitir pequeñas o medianas incursiones en campos tan dispares como la escultura, el diseño de mobiliario o la colaboración en grandes obras de bibliofilia. En esta última faceta, el de la ilustración de títulos literarios clásicos, destacan sus intervenciones plásticas editadas por firmas tan señeras como Turner (La Odisea homéricaEl Faetón del Conde Villamediana) y Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores (Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift).

La movida madrileña y Guillermo Pérez Villalta 


El artista gaditano empezó a ser conocido por su plena implicación en el movimiento socio-cultural conocido en la década de los ochenta como Movida Madrileña, la primera manifestación underground reconocida como tal en España.

Las ansias de apertura, de libertad y de democracia de la juventud de entonces encontró un cauce de expresión en la capital española donde la estética punk se mezclaba con un afán aperturista y los nuevos modelos de creación tanto musicales (Los secretos sería el grupo emblemático), cinematográficos (abanderado por Pedro Almodóvar), televisivos (La bola de cristal y la artista Alaska), comunicativos en todas las áreas y, por supuesto, artísticos. Es aquí donde encontró acomodo, junto a los también pintores Luis Gordillo, Carlos Franco y Manolo Quejido, el entonces joven Guillermo Pérez Villalta.

 

Obras de Guillermo Pérez Villalta

Es el suyo un arte totalmente original en el que se transparentan influencias de los maniquíes silenciosos de Giorgio de Chirino, del surrealismo de Dalí, de las primeras performances de Marcel Duchamp o la estética kirsch de la factoría Disney. 

Catalogado como barroco e, incluso, manierista, en sus cuadros predomina la figura humana, la cual es tratada con redondeces, con excesivas curvas y prestancias mientras que el paisaje (en el que predominan los elementos arquitectónicos clásicos) es representado con tintes evocadores y oníricos

Muy imbuido por los mitos de la Antigüedad Clásica y por las parábolas bíblicas, en sus cuadros aparecen los grandes personajes que han conformado la civilización occidental tratados, en ocasiones, de forma irreverente, pero siempre con un punto audaz y personal. Los títulos de sus últimas creaciones lo dicen todo: Ninfa y sátiroLa venganza de Letona, Salomé con la cabeza del bautista y Hombre luchando contra un dragón

Reconocido por la crítica, favorito de los coleccionistas privados, sus obras forman parte del fondo permanente de las grandes pinacotecas de España comenzando por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo de Bellas Artes de Bilbao para terminar por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla o la Fundación Juan March de Palma de Mallorca, por solo citar algunos. 

Premio Nacional de Artes Plásticas (galardón que recibe en 1985), Guillermo Pérez Villalta es, hoy por hoy, uno de los mejores exponentes en el campo de la expresión plástica de la posmodernidad española.

¿Has visto alguna exposición suya? ¿Te gusta? Tienes la casilla comentarios para tus impresiones.

Por Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto