Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/candelav/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 460
Algas marinas comestibles | beneficios, propiedades y tipos - Candela Vizcaíno

Algas marinas comestibles | beneficios, propiedades y tipos

Algas marinas comestibles | beneficios, propiedades y tipos

 

¿Cómo pueden ayudarte las algas marinas comestibles a mantener una salud de hierro y cuál es su papel en la alimentación del futuro?  

Las algas marinas comestibles y las que no se comen son organismos fotosintéticos. Esto es, necesitan, como las plantas, la luz para poder crecer, desarrollarse y reproducirse.  Están en la base de la cadena biológica y producen de manera primaria alimento orgánico. Se considera un organismo autótrofo y también pueden realizar quimiosíntesis.  Es decir y aquí viene lo importante: pueden producir materia orgánica a partir de materia inorgánica.

¿Qué significa esto? Pues que las algas marinas comestibles y el resto de algas (aunque vivan en medios distintos a los océanos y mares) son las encargadas básicas de transformar la materia inorgánica en orgánica. Por ellas mismas crean nutrientes que incorporan a la cadena alimentaria.  En la actualidad, se han contabilizado más de 45.000 especies de algas y son poco más de un tercio de la biomasa del planeta. Su función, por tanto, es semejante a la de los grandes bosques y praderas de la corteza terrestre. A pesar de que en las últimas décadas ha habido un interés creciente por su funcionamiento y por las posibilidades de aprovechamiento (en cosmética, en alimentación, como combustible…), en la actualidad, solo se conoce una mínima parte de los recursos que pueden aprovecharse de las algas marinas y también las de agua dulce. 

Las algas marinas comestibles y su papel en las dietas que incluyen la alimentación consciente 

Aunque se han puesto de moda en Occidente en las últimas décadas entre personas interesadas por la alimentación consciente, su uso se conoce desde antiguo. Tanto es así que las algas marinas ya se utilizaban tanto como alimento como medicamento en la antigua China. Hay datos de su uso también como cosmético desde el segundo milenio antes de Cristo. Y no solo en China sino que también eran aprovechadas por las culturas aztecas, por los griegos y por los romanos.

Además, en Japón, Corea y China las algas marinas son utilizadas también como fertilizante, como pienso para el ganado aparte de incorporarla a deliciosos platos de la gastronomía local. Hoy asistimos a un boom creciente conforme se conocen todas sus posibilidades. 

 

Tipos de algas marinas comestibles 

Aunque aún no se conocen todas las especies y con esta sabiduría sus posibilidades para la humanidad, existen ya algunas variedades incorporadas a nuestro consumo. Las más frecuentes en los supermercados de Occidente son las que siguen: 

1.- Algas marinas conocidas como dulse tan ricas en potasio que la cantidad de este micronutriente se multiplica por treinta del que tienen normalmente los plátanos. Son muy conocidas porque con ellas se preparan ensaladas, de forma cruda y aliñadas con sésamo.

2.- De entre las algas marinas comestibles más conocidas sobresale la hiyiki, la cual multiplica por catorce la cantidad de calcio que tiene la leche. 

3.- De entre las algas marinas comestibles de color pardo sobresale la nori que también se utiliza en cosmética y en dietas para adelgazar. Tiene el doble de proteínas que la carne y es rica en vitamina A y en la imprescindible vitamina B12. 

4.- También muy usada en dietas para adelgazar por su poder saciante (como la chía) es el agar agar o kombu. Esta alga forma una gelatina en el estómago que impide que el organismo absorba el exceso de grasas y azúcar. Además es rica en fósforo. 

5.- La reina de las algas marinas comestibles es, sin duda, la espirulina que merece estudio aparte por su aprovechamiento en una dieta consciente. En seco tiene un 70 por ciento de proteínas y es rica en la vitamina B12, la cual interviene en la formación de glóbulos rojos, en la síntesis del ADN, en la correcta división celular y ayuda al perfecto funcionamiento del sistema digestivo.  

 

Propiedades de las algas marinas comestibles 

Ni que decir tiene que estos beneficios dependerán del tipo concreto de algas pero, como ocurre con las verduras o con algunas plantas medicinales, los distintos grupos realizan funciones específicas. Por eso:  

1.- Las variedades con un tono más oscuro, como pueden ser la wakame o la kombu, son ricas en ácido algénico. Esto es como una especie de gelatina que se adhiere a las paredes del sistema digestivo propiciando la eliminación de los metales pesados, responsables últimos de formas graves de cáncer y de otras enfermedades. Estudios recientes han encontrado que el ácido algénico es capaz de eliminar metales como el peligroso mercurio, el letal arsénico, el plomo e, incluso, las purinas que se forman por una dieta rica en productos de origen animal. 

2.- El ácido algénico también contribuye a eliminar las grasas y que no pasen a la sangre. Una función semejante la realizan algunas semillas como el lino. Lo mismo sucede con el exceso de azúcar. Por eso, las algas marinas comestibles han entrado en Occidente como un producto que ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades asociadas a esta epidemia de los países ricos. 

3.- Aunque cada tipo tiene una composición nutricional distinta sí hay un hilo conductor y son ricas en vitaminas del tipo B, tan necesarias para el sistema nervioso y cerebral. Tienen un gran contenido de vitamina B1 o tiamina, de la antioxidante E, de la B12 de la que carecen las dietas veganas y que es imprescindible para la división celular, de la C… 

4.- También son ricas en clorofila, especialmente las azules y la espirulina. Con este micronutriente se activan las enzimas que intervienen en la asimilación de proteínas, minerales y vitaminas. Además, ayudan a purificar la sangre e incrementan la formación de hemoglobina. 

5.- Todas las algas marinas comestibles son ricas en todos los minerales conocidos y especialmente en yodo del que adolecen los vegetales sometidos a cultivos intensivos. Destacan de la lista también el calcio, hierro, silicio, fósforo, potasio, magnesio y manganeso. Recordamos que el yodo es fundamental para la regulación de la función tirodea que, a su vez, interviene en múltiples procesos del organismo.  

 

Beneficios de las algas marinas comestibles

1.- Como hemos venido anotando son muy eficaces a la hora de incorporarla a las dietas de reducción de peso por esa gelatina que forman en el sistema digestivo que impiden que las grasas pasen a la sangre. Además ejercen un poder saciante bastante elevado. 

2.- Al ser reguladoras de las células sanguíneas son también unas buenas aliadas a la hora de luchar contra todas las enfermedades cardíacas. El mismo proceso señalado para inhibir la absorción de grasas actúa para el agregamiento del colesterol. También mejoran el sistema arterial ya que son capaces de purificar y regenerar pequeñas venas. 

3.- Las algas marinas comestibles son perfectas aliadas para mantener las funciones cerebrales y el sistema cognitivo a tono ya que son ricas en magnesio, otro de los minerales que escasean en los cultivos intensivos contemporáneos. 

4.- También se utilizan en cosméticos tanto para luchar contra la celulitis como para regenerar los tejidos de la epidermis. Está siendo tan popular esta función que, en la actualidad, forma parte de innumerables fórmulas y cremas. 

5.- En la actualidad se trabaja y se investiga con el poder antitumoral y antioxidante de las algas azules y pardas. 

 

Como norma general, las algas marinas comestibles son aliadas perfectas de esa alacena saludable que se busca últimamente. Cada variedad tiene una composición distinta y, por tanto, una beneficio para el organismo. Pero, como norma general, todas ellas son aliadas perfectas para adelgazar, mantener una buena dosis de yodo, para la salud cardiovascular y cerebral. En la actualidad, se investiga su poder regenerador como coadyuvante en la lucha contra el cáncer.

 

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

 

Más en Alimentación Saludable

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto