Pragmática | Aproximación al concepto y su significado

Pragmática, significado y concepto

Pragmática, significado y concepto

Candela Vizcaíno

Podemos definir la pragmática, en un sentido amplio y generalista, como los contextos que rodean a cualquier tipo de comunicación ya sea esta lingüística, artística e, incluso, en el ámbito cotidiano. Profundizamos en el término y su relación con la pragmática lingüística y literaria.  

Significado de pragmática. ¿Qué es la pragmática? Una definición 

El término pragmática fue tomado de la teoría de la comunicación y podría definirse como:  

“… el conjunto de conocimientos, creencias, supuestos, opiniones y sentimientos de un individuo en un momento cualquiera de la interacción verbal. Emisor y destinatario, en cuanto sujetos, poseen una serie de experiencias anteriores relativas al mundo, a los demás, a lo que les rodea… Hay una interiorización de la realidad objetiva. Pero no se trata solo de conocimientos; la información pragmática comprende todo lo que constituye nuestro universo mental, desde lo más objetivo a las manías más personales.” 

Escandell Vidal: Introducción a la pragmática, Barcelona, Ariel, 2002, página 31

Los teóricos de la pragmática aceptan que, a la hora de catalogar o de señalar cualquier texto tan lingüístico (de la vida cotidiana) como artístico -o literario-, debemos tener en cuenta tanto las propiedades inherentes del mismo como el uso o la función social en el que este se inserta. En este sentido, bástenos recordar que muchos textos consagrados como literarios por la historiografía y los estudios académicos no nacieron con ese fin (biografías, relatos, históricos, cartas, libros de viaje, etc.) y fueron calificados como artísticos cuando el lector receptor del texto así lo entendió y consideró. 

Pragmática lingüística y pragmática literaria 

La pragmática literaria es heredera de la pragmática lingüística propuesta por Ch. Morris (Signification and significance, 1964). Es esta una ciencia desgajada de la semántica que estudia los signos en relación con los intérpretes. De Morris es la división de la teoría de los signos en sintáctica, semántica y pragmática. La sintaxis se ocupa de las relaciones entre los signos sin tener en cuenta los usuarios y los significados. Por su parte, la semántica se centra -haciendo abstracción de los usuarios- en las relaciones entre signos y objetos. Y por último, la pragmática analiza el lenguaje en una situación comunicativa dada. Desde este punto de vista, la pragmática puede entenderse en sentido amplio, como el estudio de los contextos que aparecen en cualquier comunicación lingüística o artística. También podemos circunscribir su campo de acción a lo que serían los rasgos propios de la literariedad.  

Pragmática literaria  

Entendemos que la pragmática literaria debe extender su horizonte más allá de los elementos que denoten su posible literariedad o elementos artísticos inherentes. Si aceptamos con la Escuela de Tartu que todo texto artístico está estructurado tanto por un código interno como por otros externos ajenos al mismo, tenemos, necesariamente, que sobrepasar el término de literariedad: 

“En los últimos años, y teniendo como base teórica los estudios de Austin y Searle, la Pragmática se ha venido especificando como la parte del estudio del lenguaje que trata de la acción (Sintaxis) y unos contenidos referenciales (Semántica), también es una función en la que un hablante ejecuta un “acto de habla” (speech act) o una serie de actos de habla (por ejemplo, “promesa”, “orden”, “amenaza”, “pregunta”, etc).”  

Pozuelo Yvancos, Poética de la ficción, Madrid, Siruela, 1994, página 85

 

Los estudios realizados desde la perspectiva de la pragmática, en su búsqueda de las relaciones que establecen entre sí los distintos elementos de un texto y la función que realiza cada una de las estructuras artísticas, rebasa el ámbito del propio texto para ir más allá: al conocimiento que de la “realidad”, del “mundo”, tienen tanto el oyente como el hablante. En definitiva, la pragmática se centrará en lo que Coseriu denominó “contexto extraverbal”, término creado sobre uno de los elementos del esquema de comunicación lingüística propuesto por Jakobson. 

 

Significado de pragmatica 

Por tanto, al analizar un enunciado cualquiera desde el punto de vista de la pragmática, nos tendremos que centrar en el contexto, en todos aquellos condicionantes físicos, empíricos, naturales, históricos, culturales o convencionales que inciden en la comunicación entre un emisor y un destinatario. 

 

La pragmática en su relación con el texto artístico 

Ahora bien, si en la comunicación lingüística común los interlocutores hacen uso de lo que se ha denominado entorno cognoscitivo compartido; es decir, una mínima parcela de conocimientos comunes que hacen posible la interacción comunicativa, en particular, y en el arte en general, esos referentes externos pertenecientes tanto al emisor como al receptor no se producen de la misma manera. 

En el lenguaje artístico se dan una serie de peculiaridades. Por un lado, el emisor -el autor o el “gran imaginador”- no espera una respuesta inmediata, un movimiento por parte del receptor, sino que la obra sea “comprendida”, “entendida”, en su totalidad o en la mayor parte de los aspectos que ella misma irradia. Por otro lado, el texto artístico se encuentra cerrado -el mensaje concluido- y, todo ello, independientemente de la interpretación dada por el receptor, el cual, además, es el que lleva la iniciativa, el que procede al acercamiento en este tipo de comunicación. 

Por último, para el desciframiento, para la comprensión del lenguaje artístico, el receptor necesita de una “competencia”, requiere conocer los códigos especiales que rigen el lenguaje plurisignificativo de la obra artística. Esta competencia se hace más difícil cuanto más alejado estén el receptor y el emisor tanto en las coordenadas temporales como en las espaciales; esto es, en las culturales. 

“La participación del lector es, pues, cognoscitiva e imaginativa: tiene que utilizar sus conocimientos y capacidades para reconstruir todo el mundo de ficción que se representa ante sus ojos; debe imaginar quién es el emisor y quién el destinatario, cuál es el contexto; cuáles son los detalles de la localización de acciones… Toda esta información debe inferirla a partir de su conocimiento de las convenciones que rigen los actos alocutivos en la vida ordinaria: de los actos realizados en la obra literaria extrae juicios acerca de las intenciones de sus emisores y de las acciones que se están llevando a cabo.”  

Escandell Vidal: Introducción a la pragmática, Barcelona, Ariel,  2002, página 207

No se puede entender, por tanto, el significado de pragmática y su concepto, sin esas relaciones contextuales o culturales que se dan en cualquier texto ya sea lingüístico, literario o artístico.  

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

Extracto y edición de la Tesis Doctoral Tradición literaria e interdiscursividad en Los sueños de Akira Kurosawa. Espacios simbólicos. Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, mayo de 2009. 

 

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto