Carlos Drummond de Andrade | biografía, obras y un poema

Carlos Drummond de Andrade | biografía, obras y un poema

 

Aproximación a la figura literaria del poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade, uno de los más importantes representantes del modernismo.

Mínima biografía de Carlos Drummond de Andrade 

Nació en una plantación, hijo de un rico hacendado, allá por el año 1902. Eso fue en un pueblo recóndito de Brasil y el que, andando el tiempo, estaba llamado a ser uno de los más grandes poetas de ese país, se trasladó muy pronto a Río de Janeiro.  

Allí estudió farmacia, aunque nunca llegó a ejercer.  Acabados los estudios y debido a su posición social y económica, logró ostentar  cargos políticos y la dirección de algunos periódicos.  Y llegado a este punto el lector estará tentando de pensar que, con estas notas biográficas,  Carlos Drummond de Andrade fue un auténtico privilegiado dedicado al oficio de las letras sin más contacto con la realidad. 

Pues, nada más lejos de la verdad, ya que el poeta brasileño hizo, en todo momento, gala de una humildad sin precedentes en la profesión llegando a rechazar premios e, incluso, dando a entender que no le interesaba el Nobel para el que fue propuesto en diversas ocasiones. Su empatía con las gentes sencillas  le llevó a estos gestos, así como a crear una obra magna repleta de poemas que celebran, ante todo, la vida y el amor.

Murió el 17 de agosto de 1987, un par de semanas después del fallecimiento de su única hija. Con toda probabilidad, la pena por esta pérdida no le permitió estar en este mundo un minuto más. Hoy es uno de los poetas más reconocidos de las letras brasileñas y  en lengua portuguesa.   

El  estilo en las obras de Carlos Drummond de Andrade  

En su larga vida y dilatada trayectoria literaria escribió una extensa obra rebosante de títulos de todo tipo. Esta está traducida a casi todas las lenguas de cultura. Se caracteriza porque rezuma esa belleza preciosista propia del modernismo en el que se entretiene en las cosas sencillas, en los elementos de la naturaleza o en los amores serenos. Su obra poética, además, está cargada de rimas, de pasajes de la mitología clásica entresacados de lo mejor de la literatura griega o romana, de elementos bucólicos pero todo en ella va más allá.  

Algunos de sus libros de poesía nos dicen ya desde el título del cariz de su obra, como Amar se aprende amando (1985); Os hombros suportam o mundo (1935) y  O Amor natural (1992) por poner solo algunos ejemplos. 

Y es así, porque en sus poemas se respira armonía y comunión con los otros.  No hay nada en ellos que pueda llevarnos por el resentimiento o el dolor (tan propio, por otro lado, de los poetas españoles dados al pesimismo extremo). En los poemas de Carlos Drummond de Andrade se canta al amor, a la amistad, a las cosas pequeñas… El poeta baja a una realidad pura y fresca alejándose, en todo momento, de la manida y consabida torre de marfil. 

Además de su labor poética también escribió narrativa y obras para niños. Entre los primeros anoto Boca de luar (1984), Tempo vida poesia (1986). Los cuatro libros de  literatura infantil son O Elefante; Rick e a Girafa, O pintinho e Historia de dois amores. Y, por último, la obra poética de Carlos Drummond de Andrade ha sido traducido al español tanto por editoriales españolas como americanas. A la par, es frecuente encontrarlo en antología poéticas diversas. 

Un poema de Carlos Drummond de Andrade como muestra de su poesía 

Traigo este poema en el que esa unión con lo más pequeño (con lo inanimado e inerte)  se convierte en objeto literario para trascender, incluso, hacia un plano superior. 

Las plantas sufren como nosotros sufrimos.

¿Por qué no habrían de sufrir

si esta es la llave de la unidad del mundo?

La flor sufre, tocada

por la mano inconsciente.

Hay una ahogada queja

en su docilidad.

La piedra es sufrimiento

paralítico, eterno.

Nosotros -animales- no tenemos

ni siquiera el privilegio de sufrir.

 

El legado artístico de Carlos Drummond de Andrade  

Tal como he anotado, el 4 de agosto de 1987 muere María Julieta Drummond de Andrade, única hija del poeta. El golpe fue demasiado duro para un corazón cansado y sensible. Doce días más tarde, el poeta abandonaba este mundo convertido en un clásico. 

Su obra, sus versos y su poesía dicen lo mejor de la literatura universal. Las ediciones son constantes así como los homenajes, algunos en torno a su memorial.  La poesía de Carlos Drummond de Andrade, en definitiva, ha abandonado los límites del canon de las letras brasileñas para convertirse en un clásico universal. Y eso lo hizo un poeta de manera sencilla, silenciosa (si no fuera porque utilizó la escritura).

 

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla.

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto