5 cuentos infantiles clásicos con moraleja para reflexionar

5 cuentos infantiles clásicos con moraleja para reflexionar

 

Sé que me estoy metiendo en camisas de once varas. Pero no todos los relatos para niños tradicionales aportan una cosmovisión “adecuada” a los parámetros contemporáneos. Por decirlo con palabras amables. Y eso sin ánimo de hacer saltar por los aires la literatura clásica. Pero en buena parte de estas fábulas infantiles se ensalzan unos estereotipos poco “educativos” para nuestros niños, y no digamos ya para las niñas. Sin ánimo de hacer un alegato feminista, cuentos tradicionales como La Cenicienta o La Bella Durmiente presentan un estereotipo de mujer sumisa en espera de ser salvada que no es precisamente lo más saludable para nuestras hijas.

¿Quiero decir con esto que no debemos leer y hacer leer estos libros a nuestros niños? Sí, por supuesto, pero mostrando otras opciones y, en cierto modo, explicando que el tipo masculino del príncipe salvador no es el mejor de todos (ni siquiera es una opción) tal como nos explica Laura Vélez en este fantástico artículo sobre Los 10 cuentos de princesas que tu hija no debe leer. En verdad, no oculto mi preferencia por la literatura infantil en la que el empoderamiento femenino es el tema. Me gustan las princesas, como la de El Bosque de las Respuestas, que se salvan ellas solitas, que son aventureras y que no necesitan ningún príncipe que las bese para poder seguir su camino.

Bosque 1

Aún así, de la literatura tradicional podemos sacar fantásticos ejemplos de libros infantiles clásicos que sí muestran a héroes en su búsqueda y realización personal con tal éxito que van a ser un modelo para nuestros hijos. Son atrevidos, valientes e inteligentes y son esos valores o virtudes las que debemos potenciar en nuestros hijos (ya sean niños o niñas). La sumisión, la espera o la falta de libertad no es precisamente lo que queremos para nuestros niños vástagos. Y hago  hincapié en nuestras hijas porque buena parte de los roles que se les da en estos cuentos de princesas son, sencillamente, inasumibles.

Sin embargo, algunos de estos cuentos infantiles clásicos no tienen desperdicio y deberían también formar parte de las obras de cabecera de algunos adultos descarriados. ¡Nunca es tarde si el aprendizaje es bueno! Hoy te traigo estos cinco: 

traje nuevo rey

 

1.- El traje nuevo del emperador (o del rey, en otras versiones)

Argumento

Es uno de mis libros infantiles favoritos y no oculto mi preferencia. Me gustó desde que era niña (¡cosas de tener un corazón salvaje!). El cuento es muy corto y narra la humillación de un rey vanidoso engañado por unos astutos comerciantes. El rey, presumido y bastante tonto, encarga un vestido de lujo (de hilos de seda, oro y plata) a unos engañabobos que se hacen pasar por sastres. Piden mucho dinero para hacerse con los materiales necesarios para un traje tan magnífico y hacen como que se ponen a trabajar.  Realizan los movimientos de cortar, coser y pegar a la par que dicen: “quien no vea nuestro traje es que es tonto”. Y, como nadie quiere pasar por tal, todos y cada uno de ellos se callan la boca. Son políticamente correctos.

Llega el día de estrenar el traje y se lo hacen probar al rey diciendo “quien no vea nuestro traje es que es tonto”. Y el monarca que, tampoco tiene criterio, se hace vestir con esa prenda inexistente. Todos los de alrededor hacen como si verdaderamente fuera una vestimenta hermosa y única a la par que alaban el trabajo ficticio de los embusteros.

Y así se comportan todos los adultos de la corte e, incluso, el pueblo que asiste al desfile posterior con el rey (desnudo) luciendo un lujoso e  inexistente traje. La farsa acaba cuando un niño pequeño e inocente que no tenía que demostrar absolutamente nada ni hacerse pasar por alguien inteligente suelta la frase más concienzuda que es (no podía ser de otra manera) la de la verdad de los hechos: “El rey está desnudo”.

Moraleja

Y con el vocerío infantil señalando la desnudez del rey comienza el murmullo de aceptación por parte de todos los allí congregados: que el rey estaba en bolas. Que había sido engañado y que ningún adulto de alrededor se atrevió a decir lo que veían sus ojos por miedo a ser apartado del grupo. El que era puro de corazón, limpio de mente y se conducía por “su verdad” sin tener en cuenta los convencionalismos sociales no es que no fuera tonto es que demostró ser el más inteligente y, a la par, el más valiente.

Es uno de los cuentos infantiles clásicos más instructivos porque enseña a los niños a conducirse según su propio criterio y no a lo que digan los demás.

Libre Tortuga 001

2.- La Liebre y la Tortuga

No sé si es el segundo o el primero, pero es otro de mis cuentos favoritos. Una liebre y una tortuga se miden en velocidad  por medio de una carrera. La liebre, vanidosa y arrogante, comienza dando ventaja a la pobre tortuga que es lenta como ella sola. Así, la liebre se deja confiar en sus fuerzas y agilidad y, en lugar de correr al instante y ganar la competición inmediatamente, se pone a fardar sobre sus posibilidades dando ventaja a la humilde tortuga. En una de estas se echa una siesta y se queda dormida. La tortuga, casi sin hablar, si alardear, con constancia y humildad se dispone, paso tras paso, con muchísimo esfuerzo (porque no estaba genéticamente dotada para ganar) a recorrer todos los metros de la carrera. Y, poco a poco, pasito a pasito, alcanza la meta antes que la arrogante (y veloz) liebre que está tan tranquila durmiendo bajo un árbol.

Moraleja

No creo que sea una sola sino varias a la vez. ¿Qué es eso de burlarse de las pocas habilidades del otro? Que tú eres veloz o ágil, pues enhorabuena y saca partido de tus virtudes con la mayor humildad posible.  Quien así se conduce solo demuestra arrogancia y este vicio (que no defecto) nos impide progresar. Sin embargo, la sencilla tortuga, sin apenas posibilidades de conseguir el objetivo, con constancia, esfuerzo y valentía (porque aceptó un reto en el que se encontraba en desventaja) ganó la carrera.

Uno de los cuentos infantiles que hay que leer o hacer que lean para enseñarles a los niños el valor de la humildad, el trabajo bien hecho y la valentía a la hora de afrontar lo difícil. Imposible no es una opción. Recuerda. La tortuga ganó la carrera a pesar de que la liebre era más veloz.

PatitoFeo 001

3.- El patito feo

Argumento

El patito feo que resultó ser un hermoso cisne es otro de mis cuentos favoritos porque muestra el poder de la transformación y la belleza inherente al distinto. El pobre patito feo está totalmente acomplejado porque era distinto a sus hermanos, porque no nadaba como ellos, no era ágil y tampoco mostraba belleza. Apartado del grupo, malvive como puede alrededor de la charca enfrentándose a otros animales que le reprochan su “diferencia”. Duro fue el invierno, pero el pobre patito feo pudo sobrevivir a todos los rigores sociales y de la naturaleza. Un buen día de primavera (símbolo universal del renacer, recordemos) se acerca al lago transparente y, por casualidad, se mira en el reflejo del lago ¡Sorpresa! ¿Qué ven sus ojos? Pues que él no es un pato (y por tanto no puede medirse en belleza con ellos) sino un hermoso cisne de cuello largo, tan guapo y resultón que todos se acercan para admirar su porte y garbo.

Moraleja

¿Quiénes somos en realidad? ¿Cómo nos tenemos que medir? Somos seres únicos, distintos y diferentes a los demás. Jamás nos podrán decir del poder hermoso que anida en nuestro interior. El pato feo fue tan valiente que se apartó del grupo y se enfrentó a otros animales. Su recompensa fue la transformación en un ser bello, pero no solo por fuera ¡eh!  que también fue por dentro, donde reside la auténtica belleza.

Sastrecillo Valiente 001

4.- El sastrecillo valiente

Argumento

Lo que este humilde costurero hizo con su vida es creer en sí mismo y todo lo demás son tonterías. Este es uno de los cuentos infantiles que más se adaptan a ese espíritu emprendedor que nuestros niños tienen que dominar si no quieren quedarse rezagados en un futuro incierto. Un sastre pobre, fanfarrón, imaginativo (como El gato con botas del que hablaré en otro momento) sale de su humilde rincón pueblerino en busca de fortuna. Llega a ser rey puesto que, con muchísimos recursos intelectuales, logra convencer a todos que es un fantástico guerrero aunque, en verdad, no llega a entablar batalla alguna con nadie. Se las apaña para ganar una apuesta con un gigante haciendo trapas, vence a unicornios, jabalíes salvajes y hasta a forzudos simplemente con maña, imaginación y espíritu de empresa.

Moraleja

Y es que la historia del sastrecillo valiente es la de un triunfador que llega lejos simplemente confiando en sí mismo hasta extremos insospechados. Y ese poder que anima en su interior es el que le permite llegar a ser rey (otro símbolo universal del poder que reside en nuestro interior) a pesar de ser un humilde sastrecillo.

MataHabas 001

5.- La mata de habas

Argumento

Es el cuento de la bondad, el de la recompensa por hacer lo que es debido. El protagonista del cuento para niños La mata de habas, a pesar de tener el apoyo del mismísimo San Pedro, se deja engañar en varias ocasiones. Confía demasiado en sus vecinos que se mofan y se aprovechan del buen corazón del muchacho. Pero, la divinidad, que estaba de su parte, le echa una mano para que él se dé cuenta de que le estaban robando y timando.  

Moraleja

La bondad siempre tiene su recompensa.

Y con esta sencilla y corta frase (creo que una de las mejores para nuestros niños) dejamos el repaso de los cuentos clásicos por hoy. Otro día más.

Por Candela Vizcaíno

 

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto