Receta de canelones de carne

Canelones de carne paso a paso

Canelones de carne paso a paso

Candela Vizcaíno

 

Esta propuesta es deliciosa para cualquier temporada. Gusta a los niños y eso ya es un punto. Adelanto que, aunque no es difícil de hacer, sí se ensucian muchos cacharros. El resultado, sin embargo, merece la pena. La receta de canelones de carne que te dejo a continuación puede modificarse sustituyendo el relleno con pollo, pavo e, incluso, verduras con consistencia: calabacín, champiñones, berenjenas… Una vez que hemos hecho el primero, los siguientes pueden dejarse al vuelo de la imaginación gastronómica.  

Ingredientes para 4 personas  

  • Entre 4 y 6 canelones grandes y secos por persona.
  • Agua en abundancia, sal y pimienta. 
  • Un cacharro grande y amplio que al cocer los canelones no se peguen entre sí. 

Para el relleno:  

  • 400 gramos de carne picada de cerdo y ternera a partes iguales. 
  • Media cebolla.
  • Un diente de ajo. 
  • Una zanahoria pequeña. 
  • Un tomate. 
  • Un pimiento pequeño. 
  • Tres cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.  

Para la bechamel y el gratinado: 

  • Dos cucharadas soperas de mantequilla.
  • Dos cucharadas soperas de harina blanca. 
  • Un vaso de leche. 
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto. 
  • Queso rallado o cortado en trocitos al gusto. 
  • Orégano para decorar.

 

Elaboración de los canelones de carne 

1.- Preparamos primero el relleno. Cortamos la verdura (zanahoria, tomate, cebolla, ajos y pimientos)  en trocitos muy pequeños. En una sartén, colocamos las tres cucharadas de aceite de oliva (preferiblemente de calidad virgen extra). Calentamos sin que se queme y salteamos los vegetales. Es preferible que se quede pocho (con el fuego bajo) a que se doren demasiado. Introducimos la carne. Salpimentamos al gusto. Y vamos dando vueltas durante 20 minutos separando con una cuchara de palo los distintos ingredientes. Tiene que quedar todo tierno, sin líquido y, por supuesto, sin que esté pegado o quemado. Si es necesario, añade un poquito de agua para que no se seque demasiado y ve reduciendo poco a poco. Apartamos y dejamos enfriar.

Canelones de carne 2 

2.- A continuación,  realizamos la bechamel para el gratinado. En un cazo, derretimos la mantequilla sin que llegue a hacer burbujas. Va a amargar si se cuece. Añadimos la harina inmediatamente y removemos también con una cuchara de palo hasta que quede una crema dorada sin grumos y no demasiado espesa. Eso tarda menos de un minuto. Así que no te muevas del fuego. Añadimos la leche sin dejar de remover y sazonamos con sal, pimienta molida y la nuez moscada molida al gusto. Es muy importante que el fuego no esté demasiado alto y que no se deje de remover. Tiene que quedar una crema blanca, espesa, que pueda trabajarse y sin grumos. También dejamos aparte. 

Canelones de carne 3 

3.- Por último, en una olla grande y ancha vamos cociendo los canelones en agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante. Suele ser entre cinco y diez minutos. Es muy importante que no se partan y que los saques no demasiado pochos. Si es así, no vas a poder rellenar y te va a ser muy complicado. Ve refrescando con agua y dejando aparte. 

Rematamos la receta de los canelones de carne  

4.- Llegados este momento ya te habrás dado cuenta que se han ensuciado muchos cacharros y que no cabes en la cocina. ¡Que no cunda el pánico! Recogemos primero para que nos podamos revolver y seguir con los siguientes pasos. Busca una fuente de horno y engrásala con mantequilla.  

5.- Cogemos los canelones uno a uno y vamos rellenando con la carne. Es importante que no se rompan y que esté todo con su textura. Hay otro método que es mezclarlo con la bechamel, pero a mí personalmente me gusta así. Si realizas la receta de canelones de carne de este modo consigues un plato de cierta sofisticación donde cada una de las capas tiene un sabor y una textura distinta. El resultado merece la pena, aunque tengas que trabajar un pelín más. 

6.- Vamos rellenando uno a uno y colocando con mucho cuidado en la fuente sin que que se peguen. Una vez hemos terminado, y sin dejar de remover, añadimos la bechamel. Y, a continuación, el queso rallado y/o cortado en trozos.  

7.- Encendemos el horno al máximo solo por la parte de arriba y le damos un calentón de unos cinco minutos. Tiene que ser únicamente el tiempo suficiente para que el queso se derrita y/o gratine. Apagamos y podemos dejar en el horno hasta que montemos la mesa. Eso sí, todo esto se puede preparar con antelación y este paso (el del horno) lo hacemos un minuto antes de disfrutar de nuestros canelones de carne. 

Y… justo antes de llevar a la mesa le añadimos un poquito de orégano que se puede sustituir por albahaca e, incluso, por perejil. Para acompañar esta receta de canelones de carne podemos hacer una ensalada de hojas verdes, manzana, aguacates y zanahoria. ¡Delicioso, nutritivo y saludable! ¿Qué más se puede pedir? 

Por Candela Vizcaíno 

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto