Qué visitar en Marrakech y alrededores

Qué visitar en Marrakech y alrededores

Qué visitar en Marrakech y alrededores

Candela Vizcaíno

 

Caótica, bulliciosa, de color naranja, calurosa, volcada en el comercio, artística, cercana… Todo eso y más ofrece Marrakech al visitante. Enclavada a las puertas del Sahara, fue levantada alrededor de un oasis y un pozo. La medina y la kasbah (al sur del sur) se amurallaron para defenderse de otras tribus y de las inclemencias de una naturaleza hostil, desértica y que ofrece poco reposo. Aún así, desde el siglo XII, Marrakech supo construirse volcada en el comercio y arañando a la tierra los pocos recursos que pudiera ofrecerle. Hoy es un destino exótico (a ojos occidentales), cercano, económico (cada día menos), amigable y versátil. Bien comunicada con un aeropuerto internacional (con varios filtros de seguridad, así que ve con tiempo), visitar Marrakech va a ser del agrado tanto para parejas como para familias pasando por aventureros o grupos en busca de fiesta, que también la hay.  

Eso sí, lo primero que tienes que buscar es una tarjeta e-sim online que se superponga fácilmente a tu número habitual. Así tendrás internet nada más llegar y todo irá fluyendo. A mí me gusta la de Holafly que cuesta unos cuantos euros más que las más económicas disponibles, pero las prestaciones que te ofrece merecen la pena. Tiene cobertura incluso en el desierto, limitada eso sí. Y esto se agradece muchísimo cuando te ves en el espacio de la inmensidad. Puedes adquirirla, con un pequeño descuento, picando en el siguiente link.  

 E-sim-Holafly

Los 10 imprescindibles que visitar en Marrakech

1.- La plaza Jemaá-al-Fna 

Esta explanada, a simple vista, no tiene interés. Sin embargo, aquí late el corazón de Marrakech. Por la mañana, se llena con puestos de frutas, argán, agua; bailarines con monos; tatuadoras de henna; encantadores de serpientes… Y, al caer la tarde, un auténtico ejército levanta un campamento con bancos corridos donde compartir, a precio fijo y por muy poco, las recetas tradicionales marroquíes. 

 Zocos de Marrakech 0

2.- Los zocos de Marrakech  

Son un mundo aparte. Un laberinto de calles estrechas donde se vende prácticamente de todo entre motos, vehículos imposibles, paseantes e, incluso, burros. El más grande está al norte de la plaza Jemaá-al-Fna y se accede por distintas puertas. Lo más interesante está al fondo, en el interior donde los artesanos trabajan realizando las mismas piezas que luego venden. El regateo se impone a igual que la paciencia para ir perdiéndote por este laberinto de tiendas mínimas donde puedes comprar productos de latón (protegido por el gobierno), perfumes, jabones, especias, té, ropa, babuchas, prendas de piel, alfombras, cojines… 

Como el asunto da para mucho, te dejo este artículo sobre los zocos de Marrakech para mayor información.  

3.- La mezquita de la Koutoubía  (en la imagen de portada)

Esta, como la antigua de la Kasbah (del siglo XII) o las restantes de la ciudad, está cerrada al no musulmán. De lo único que se puede disfrutar es del exterior (donde aparcan los coches de caballos cuyo trayecto e importe también hay que negociar) y de las llamadas a la oración. 

 Marrakech 1 Tumbas Saadies

4.- Las tumbas saadíes  

Es uno de los principales espacios patrimoniales que visitar en Marrakech. La dinastía saadí lideró la ciudad durante los siglos XVI y XVII levantando palacios y jardines. Sin embargo, lo que mejor ha llegado hasta nosotros ha sido este mausoleo que estuvo tapiado durante un largo periodo de tiempo hasta que se abrió al público (con su consiguiente restauración) a mediados del siglo XX. Aquí están enterrados más de de 70 miembros de los saadíes, junto con un sinnúmero de criados y sirvientes que descansan en el jardín. El espacio es de una belleza sublime decorado con mármoles, azulejos tradicionales, yeserías intrincadas y maderas policromadas. La entrada es de pago. 

5.- El Palacio de la Bahía 

Es el otro gran recinto patrimonial que visitar en Marrakech. Su nombre se puede traducir como «palacio de la favorita» y es del siglo XIX. Aunque vacío, son de una gran belleza sus estancias decoradas y también el jardín tradicional. La entrada también es de pago. 

Marrakech 3 Jardin Secreto 

6.- El Jardín Secreto 

La propiedad es particular y nos muestra, con carácter divulgativo, un pequeño jardín tradicional adornado por una sinfonía de aromas ¡Sin duda lo mejor! Organizan exposiciones con artistas contemporáneos locales y han montado en el recinto una cafetería bastante agradable. También venden piezas realizadas allí mismo por artesanos y creadores de la zona. 

7.- El Jardín Majorelle y el Museo Yves Saint-Laurent

Están al norte de la medina y es recomendable reservar y comprar la entrada con antelación. Desde mediados del siglo XX, Marrakech se convirtió en un destino «exótico» para buena parte de los artistas occidentales. Algunos se quedaron tan prendados del lugar que lo convirtieron en su segunda residencia. Uno de ellos fue Jacques Majorelle que diseñó estos jardines con una vivienda en una azul índigo que ha dado nombre, incluso, a un color de Pantone. Es el mismo que se reivindica por los comerciantes del zoco. Otra figura internacional arraigada en Marrakech fue el diseñador de moda Yves Saint-Laurent. En su memoria, se ha abierto un museo rabiosamente contemporáneo junto a los jardines.  

9.- La escuela Ben Youssef 

Es la más hermosa escuela coránica de Marrakech. Su entrada también es de pago y en ella se puede admirar la tradicional arquitectura árabe. 

Marrakech 2 Galerias de Arte 

10.- Los museos de Marrakech: Dar Si Said, el del perfume, el de la fotografía, el de la moda…  

Los hay para elegir y para todos los gustos. En ellos se reivindica no solo el arte y la historia de Marrakech sino su forma de vida en la que está tan presentes los modelos artesanos. El de la moda es, sencillamente, una pasada para los amantes de la joyería y los trajes. El del perfume te sumerge en los aromas que se nos antojan de las mil y una noches. 

Aggafay 1 

Qué visitar en los alrededores de Marrakech  

1.- El Palmeral de Marrakech 

Está al norte y fuera de la ruta turística. Está formado por un desierto pedregoso y palmeras datileras que crecen en el desierto aprovechando las canalizaciones subterráneas que alimentan de agua Marrakech. Hoy solo viven algunas familias y está dedicado casi por completo a ofrecer experiencias de aventura de grado medio o bajo a los turistas (buggies, quads, camellos…) junto con el servicio del sempiterno té de menta. 

Agafay 3 

2.- El desierto de Agafay 

El más cercano, es el imprescindible que visitar en los alrededores de Marrakech por su gran oferta para el visitante occidental. Aquí puedes cenar al caer la tarde para disfrutar, a continuación, de un espectáculo tradicional; dormir en una jaima beréber con las estrellas como vigías; recorrerlo en algún vehículo motorizado o adentrarte pausadamente a lomos de un camello. Todas estas opciones pueden contratarse con garantía y con guías en español a través de los siguientes links. 

 

Y, si quieres más datos, te he dejado este artículo del desierto de Agafay en este link.  

3.- Las cascadas de Ouzoud 

A tres horas en coche desde Marrakech en una ruta que atraviesa pueblos tradicionales hasta llegar a este vergel alrededor de un salto de agua de 110 metros, con zonas de picnic y donde te vas a encontrar monos al acecho de la comida sobrante de los campistas.

4.- Desierto de Zagora  

Para cenar o montar en camello o atreverte con una ruta por la carretera de las kasbah en la que se incluye dormir una noche en una jaima tradicional (más que recomendable). Se hace parada en la fotogénica y Patrimonio de la Humanidad la kasbah de Ait Ben Haddou y en la de Ouarzazate. 

5.- Desierto de Merzouga con más tiempo 

Hay que adentrarse con guía, ya que llega un punto en el que se acaban las carreteras y los caminos de piedra. Lo mejor es contratar una ruta de dos, tres o cuatro días donde se combina el Valle del Dadés, noche en el desierto con cena y espectáculos tradicionales y la ruta de las kasbah. Es uno de los puntos más importantes que ofertan actividades que hacer en Marrakech para todos los gustos y bolsillos. Puedes hacerlo a través de estos links.  

 

6.- Essaouira, junto al Atlántico para los amantes de la vida bohemia y del surf 

Está a tres horas en coche desde Marrakech por una carretera plagada de radares. Así que lo mejor es contratar un chófer y pasar noche allí para disfrutar del ambiente artístico alrededor de la medina amurallada que mira al mar o bien disfrutar del ambiente surfero más al sur de la ciudad.  

Marrakech es un destino que enamora o espanta. No ofrece medias tintas. Quien se queda prendado lo hace por una mezcla de desorden, bullicio, oferta cultural o gastronómica y vuelve  una y otra vez. Hay quien le agota ese caos en el que se mezclan animales con vehículos o peatones con conductores y donde todo y absolutamente todo hay que negociarlo. Y los hay quienes sucumben a sus encantos. Su amor no es de medias tintas. Dicho esto, es un lugar que hay que visitar y vivir aunque solo sea una vez en la vida, independientemente de los gustos. La oferta hotelera es, además, apabullante: desde hoteles de súper lujo en palacios de ensueño hasta pequeños riad (casas tradicionales cerradas a la calle que se abren sobre un patio amenizado por una fuente) con un precio más que bueno. Picando sobre la imagen te vas a encontrar opciones para todos los gustos y bolsillos con reserva garantizada, que es también importante. 

Riad Sultan Bueno Booking 

Y, por último, entre todo esto que tienes que visitar en Marrakech y alrededores no hay que olvidarse de los asuntos del comer. Las recetas marroquíes también están catalogadas como dieta mediterránea y, por tanto, también disfrutan de su calificación de Patrimonio Intangible de la Humanidad. Es imposible volver a casa sin probar los tajines, los cuscús, los pinchos de los puestos de la Plaza Jemaá-al-Fna, el té a la menta, las pastas de almendra, las pastelas rellenas de pollo…  

© Candela Vizcaíno, del texto y las fotos 

 

Más en Viajes África

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
image.jpeg Filosofia Historia
 

Mi Último Libro

Cuento infantil
 
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto