Qué comprar en Chefchaouen o Chauen o Xauen

Qué comprar en Chefchaouen

Qué comprar en Chefchaouen

©Candela Vizcaíno

 

Chefchaouen es la llamada perla azul de Marruecos, un emplazamiento de poco más de 40 000 habitantes en el Alto Atlas. A pesar de la relativa dificultad de su acceso (desde Tetuán y solo por carretera con algunos tramos en condiciones regulares), hasta ella llegan miles de visitantes cada año. Y lo hacen atraídos por su belleza física y por su historia. Y esta es digna de las leyendas de España.  

Breve historia de Chefchaouen 

Sí, porque Chefchaouen fue fundada por los exiliados judíos y musulmanes que, a partir del siglo XV, fueron abandonando las tierras de al-Andalus por negarse a convertirse al cristianismo. Hasta aquí llegaron estas gentes expulsadas de sus casas. Eligieron un lugar elevado, construyeron una muralla y dentro de ella desplegaron un laberinto de calles estrechas, sinuosas, en espiral y con múltiples escaleras. Para protegerse de los enemigos invisibles (bacterias, virus e inmundicias) utilizaron la higiénica cal y el añil hasta donde alcanzaba la fuerza y la mano. A partir del primer o segundo piso luce el muro sin más tratamiento. Y para resguardarse de futuras persecuciones amañaron ser ciudad santa, vetada a los cristianos.

Todo ello cambió a principios del siglo XX, con el protectorado español, que situó aquí, junto con Tetuán, una de sus bases de operaciones. Chefchaouen se abre al mundo, muy poco a poco hasta llegar el siglo XXI que es invadida por una nueva oleada de visitantes. Son los que acuden (acudimos) en búsqueda de su singularidad, de su presencia anclada en el tiempo.  

Y uno de los alicientes para acercarse a la perla azul es, precisamente, las compras. De aquí te puedes llevar prácticamente las mismas cosas que comprar en Marruecos, en cualquier ciudad y en cualquier zoco. Porque Chefchaouen es, hoy por hoy, un gran mercado a cielo abierto donde en el zaguán de cada casa hay abierto un comercio, aunque sea mínimo. Desde aquí se despechan las delicias locales y la artesanía de la zona. Aún así, hay cuatro cosas que son oriundas de la zona y por ser manufacturas de gran calidad va a hacer las delicias de los adictos a las compras. 

 Que comprar en Marruecos 14 Jabones

Jabones artesanos realizados con esencias aromáticas de las plantas de las montañas alrededor 

Sobre el aceite de argán y otras grasas vegetales se vierten las esencias para crear productos cosméticos de gran calidad aromática y eficacia. Aunque se venden por todo el pueblo, es imprescindible una visita a La Botica de la Abuela de Aladdín, así en español. Es una especie de cueva con dependientes educados que hablan, entre otros idiomas, español y explican sin atosigar las propiedades de los productos. 

Que comprar en Marruecos 0 Entrada 

Muebles pintados con los colores característicos de este bello pueblo 

Si en el sur, en Marrakech, predominan las piezas realizadas con maderas africanas insertadas a modo de marquetería con hueso, marfil o resinas, aquí se imponen modelos más humildes pero, no por ello, menos bellos. Son piezas sin más adornos que la pintura sobre la madera. El resultado es alegre, joven fresco y un tanto bohemio.

Que comprar en Marruecos 12 Ceramica 

Cerámica que se puede encontrar amontonada (literal) en la carretera que sube al pueblo

Son humildes piezas de barro sin o con esmalte que se usan para la vida cotidiana. De entre todos los modelos posibles que comprar en Chefchaouen, sobresalen los tajines usados para la cocina y caracterizado por tener una tapa en forma de chimenea.

 Que comprar en Marruecos 1 Alfombras

Sus maravillosas alfombras realizadas con lana en telares tradicionales

Son piezas sencillas de gran calidad tanto en el color como en la fabricación con motivos geométricos; en alguna ocasión, son mínimas. Se utilizan en las casas tradicionales para colgar en la pared o extender sobre el suelo y así aislar los muros del frío y la humedad. Los motivos originales van estupendamente con cualquier decoración occidental, incluso con propuestas minimalistas, ya que estas piezas tienen un diseño muy intemporal. 

Los mercaderes de Chefchaouen hacen gala de una paciencia infinita. Se sientan a la puerta de sus tiendas a la espera de ese comprador que sepa entender la gracia y la belleza de su producto. Explican el proceso de elaboración pero sin atosigar, sin el estrés que produce, por ejemplo, una visita a los zocos de Marrakech. Otra opción es acercarse al Complejo de Artesanos de Chefchaouen que está junto al Parador. En un edificio pulcro, rehabilitado y tranquilo tienen su taller artesanos diversos (azulejos, telares, cuero...) que exponen sus productos para la venta al visitante. Es la forma más cómoda y ágil de hacerse con artesanía auténtica de gran calidad artística.   

©Candela Vizcaíno, fotos y texto 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
image.jpeg Filosofia Historia
 

Mi Último Libro

Cuento infantil
 
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto