Qué ver en Sotogrande y alrededores

Qué ver en Sotogrande y alrededores

Qué ver en Sotogrande y alrededores

Candela Vizcaíno

 

Hasta aquí llegó la élite económica española cuando Marbella comenzó a perder el gran halo de exclusividad. Iban buscando eso: privacidad y calma al margen de las fiestas de Puerto Banús. Y parece que lo consiguieron. Alrededor de su puerto (con acceso directo a las embarcaciones desde las viviendas) se fueron levantando sofisticadas tiendas de ropa o con exclusivos menajes de hogar para decorar con gusto rústico villas y chalets. De tanto en tanto te encuentras cafeterías y restaurantes de ambiente sosegado. No hay ni pubs ruidosos ni discotecas grandes. Aquí todo transcurre con la calma y tranquilidad de quien tiene posibles para pagar largas vacaciones. Aunque parezca que no hay mucho más que ver en Sotogrande, no es así y tanto el emplazamiento como los alrededores ofrecen múltiples opciones deportivas, para pasear o para vivir con la calma de la nueva aristocracia. Adelanto y hago spoiler: el destino no es apto ni para mochileros ni para bolsillos sin desahogo. Aquí todo se entiende en clave lujo. 

Sotogrande 1

El puerto de Sotogrande 

Es el corazón y el centro del lugar. Predominan las viviendas alrededor de una bocana circular donde se amontonan los barcos de poco calado. Algunas tienen acceso directo a sus embarcaciones. Todo está cuidado al máximo y es posible pasear tranquilamente. A su alrededor aún quedan bastantes locales libres y los que hay están copados con tiendas de ropa de estilo boho chic para pasearse sin desentonar, sombreros de panamá auténtico, alguna galería de arte o establecimientos con venta de menaje de estilo rústico. Estos han sido mis favoritos y no lo oculto, aunque los precios, como todo aquí, se elevan sobre la media. Salpicados entre tienda y tienda (sin grandes marcas ni nombres) te encuentras restaurantes y cafeterías de ambiente tranquilo y cuidado. Todo en Sotogrande está pensado para vacaciones familiares lejos del turismo de fiesta que tanto espacio ocupa en Marbella y Puerto Banús. 

La reserva Club Sotogrande y los otros campos de golf 

El destino se despliega a ambos lados de la desembocadura del Río Guadairo (que se puede recorrer en kayac o haciendo paddel surf) y el estuario es una importante reserva de aves marinas y migratorias. Así que aquí no te vas a encontrar ni grandes construcciones ni densidad urbanística. Más bien es todo lo contrario ya que las villas se caracterizan por disfrutar de jardines generosos y la zona luce arbolada. Además, se amontonan los campos de golf, tanto que quizás sea el destino de España que más instalaciones de este tipo concentre. Uno tras otro se suceden los nombres: Real Club de Sotogrande, la Reserva Club Sotogrande (donde se puede ir a pasar el día sin ser socio en su playa de interior), The San Roque Club o El Real Club Valderrama están (literal) uno detrás de otro. 

La playa de Sotogrande y el mirador de avistamiento de aves 

No hay grandes arenales y las playas son de piedras más o menos pequeñas. Y es una de las grandes pegas del lugar. Como el sitio, tal como estamos viendo, solo se entiende en clave lujo, el inconveniente se ha solucionado montando exclusivos Beach clubs. Sin duda el más accesible es el Búnker Beach Club situado en el extremo occidental y con acceso a una playa con pocas olas y con vistas a Gibraltar e, incluso, a las costas africanas. De infarto es el Trocadero Sotogrande con piscinas diferenciadas para adultos o familias. Los amantes de la naturaleza tienen que anotarse el mirador del estuario del Guadairo que está siendo habilitado para recorrerse utilizando un paseo realizado con tablas. 

Sotogrande 3 

El mercadillo de Sotogrande los domingos por la mañana 

Es un destino en sí por lo exclusivo de sus puestos. Eso sí, no hagas como yo que me encajé casi a la una de la tarde en agosto y el calor húmedo era sofocante al máximo. Es mejor irse a primera hora o bien en temporada alta aprovechar los días que se montan en horario nocturno. No esperes encontrar las cosas típicas de un mercadillo. Recuerda que aquí todo se mide en clave lujo y exclusividad. Por eso, hay un puesto con antigüedades, algunos con obras de arte auténticas, bastantes con joyas de plata artesanas, modelos de ropa boho chic en lino o seda, sombreros de panamá o un puesto con los quesos de la sierra gaditana, que Sotogrande, a pesar de su cercanía a la Costa del Sol, pertenece a la provincia de Cádiz. 

Alrededores de Sotogrande 

Si bien todo se diseñó y se organizó para que fuera una burbuja de placer, en los alrededores se encuentran lugares más que interesantes, anota estos nombres si te has decidido a veranear en la zona como un marqués o marquesa.  

Que ver en Estepona Ruta de la Poesia 2

1.- Estepona y sus rutas artísticas 

Es mi pueblo favorito de la Costa del Sol. Y lo es porque ha conservado su ambiente marinero con calles repletas de macetas de flores que rinden tributo a la poesía y a sus poetas. Hay mucho que ver en Estepona (tal como te he dejado en el link) desde un fascinante mariposario hasta la ruta de los murales que sigue creciendo cada año. Desde el puerto salen rutas en barco que intentan avistar cetáceos. También está casi completo el sendero de 20 kms que bordea todo el litoral. Es una gozada el tramo que va desde el Hotel Kempinski hasta la Playa de Guadalmansa. 

2.- Gibraltar y su ambiente british 

Acuérdate del pasaporte para pasar la verja y adentrarte en este trocito de tierra de oscura arquitectura británica pero bendecida por el sol. Aparte de los monos hay que callejear por sus tiendas y pubs. También es posible hacer alguna ruta por las cuevas o por el entorno marino en busca de delfines o cetáceos.  

3.- Genalguacil, el pueblo museo de la Sierra de Málaga 

Está en plena Sierra Bermeja y se llega por una carretera de montaña muy estrecha. La aventura merece la pena ya que todo el pueblo se ha reinventado en torno al arte contemporáneo. No solo hay que darse un paseo por su flamante museo sino también por sus calles andaluzas en cuesta donde se han situado estratégicamente esculturas de gran tamaño. La oferta creativa se completa con galerías y tiendas de artesanía.

Sotogrande 6 

4.- Castellar de la Frontera

Es uno de los pueblos más bonitos de los alrededores. Se divide en varias zonas: el pueblo nuevo que no tiene demasiado interés, la espectacular zona amurallada y la Almoraima donde te puedes alojar o darte un paseo en busca de ciervos entre un espeso bosque de alcornoques. El castillo de Castellar es una inmensa fortaleza amurallada en lo más alto de un risco con vistas a toda la campiña. El interior está habitado y aún puedes encontrar las huellas de antaño, de lo que era un refugio ante enemigos diversos. Las casas bajas se abren a calles engalanadas con flores donde proliferan las galerías, tiendas con productos gastronómicos de la zona o artesanía, alojamientos sencillos, restaurantes y puestos callejeros. En verano hay un festival con música, títeres o teatro al aire libre. 

5.- Casares, el pueblo blanco de moda 

Estuvo olvidado para el turismo durante mucho tiempo ya que, en las décadas doradas de la Costa del Sol, solo se buscaba sol y playa. Y, paralelamente, opciones de ocio alrededor de las fiestas. Lee salas de música, discotecas o pubs. Sin embargo, con la llegada de otro tipo de viajero (que demanda tranquilidad, exclusividad y deporte), Casares se ha puesto en el mapa con hoteles de alto standing, restaurantes de muchos tenedores y posibilidades de descansar en un spa. En este sentido rivaliza con Benahavís y las termas de Carratraca cuyas aguas medicinales ya eran conocidas por los romanos. 

Puerto Banus 1 

5.- Marbella y Puerto Banús  

Es la estrella sobre la que gira toda la zona. El puerto, creado por José Banús en los años setenta como destino para la élite, con sus altibajos, no ha perdido ni el tirón ni el glamour. Hoy Marbella tiene algunos museos de arte que intenta compensar el turismo de fiesta. Y Puerto Banús sigue siendo como siempre: uno de los amarres más caros del mundo con yates enormes, tiendas de alta gama (Dior, Gucci, Tous, Carolina Herrera, Vuitton…), marisquerías y bares de copa. 

Sotogrande 4

Qué hacer en Sotogrande 

Por si todo todo esto que hay que ver en Sotogrande y alrededores fuera poco, la zona al completo se está postulando como destino deportivo. Esto es, intenta alejar al que busca únicamente la fiesta y seduce a familias con niños y adolescentes con una oferta más saludable. Por aquí y por allá, uno detrás de otro casi, te vas a encontrar innumerables campos de golf o de deportes de raqueta (tenis o paddel). Aunque algunos días (marea alta o luna llena) se puede practicar surf en la parte de Estepona, tanto en Sotogrande como en la Costa del Sol hay pocas olas. Por eso, cada día hay más ambiente de kayak (en el río Guadiaro o en el mar), de paddel surf o de vela en todas sus modalidades.  

Hoteles en Sotogrande 

La oferta de alojamiento es mucho mejor incluso que la de los puntos más exclusivos de Marbella o de la nueva milla de oro de Estepona, aunque (eso sí) es escasa. Sotogrande sigue siendo un destino de veraneo tradicional y, por tanto, residencial de villas. Y lo es porque el lugar ya se ha levantado con un criterio más amigable sin alturas excesivas y haciendo protagonista a la naturaleza. Referencias son:  

  • SO Sotogrande Resort, un gran lujo con una maravillosa piscina, spa, gimnasio y acceso al golf. 
  • Hotel Encinar de Sotogrande de cuatro estrellas.
  • La Dulcinea, un pequeño  B&B con habitaciones decoradas con mucho gusto.
  • Hotel Mim Sotogrande en pleno puerto.  

En cuanto a las cosas de comer no te va a ser difícil encontrar cualquier opción tanto en el puerto o al lado de la playa con sublimes Beach clubs aptos para el pasar el día.   

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

 

 

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto