Qué ver en Sanlúcar de Barrameda, capital de la gastronomía y de la manzanilla

Qué ver en Sanlúcar de Barrameda

Qué ver en Sanlúcar de Barrameda

Candela Vizcaíno

 

Adentrarse por Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir, es, sencillamente, tener la oportunidad de disfrutar de la esencia del sur y de una de las más hermosas localidades del destino de moda: Cádiz. Entre calles encaladas, plazas soleadas y monumentalidad patrimonial se salpican las bodegas con su aroma a manzanilla, el vino blanco, refrescante, único y local. Para acompañar hay que ir en busca de los afamados langostinos y de los productos de la huerta, como las patatas cultivadas en arena y arcilla. Si de las cosas del comer y del beber anda sobrada la localidad gaditana, tampoco le va a la zaga todo lo mucho que ver en Sanlúcar de Barrameda. Y adelanto desde ya que, por su temperatura y su situación entre Doñana, el Guadalquivir y el mar es el destino elegido por la élite sevillana desde el siglo XIX para pasar los veranos. Por eso, entre bodegas, nos encontramos hermosas casas palaciegas abiertas hoy al público. ¿Vamos?  

Qué ver en Sanlúcar de Barrameda, lo imprescindible 

1.- Situada en la desembocadura del Guadalquivir y frente a Doñana, forma parte del triángulo de los vinos de Jerez. Por eso adentrarse entre sus calles es empaparse de la esencia enológica de estos maravillosos caldos únicos y afamados al máximo, especialmente los frescos, blancos y de bouquet seco. Si bien todas las variedades entran en esta denominación de origen (junto con las bodegas de Jerez de la Frontera y de El Puerto de Santa María), los denominados manzanillas son únicos de Sanlúcar de Barrameda. Son vinos criados bajo velo de flor (una especial levadura) en botas que se guardan en las catedrales del vino (bodegas sobre rasante). Y esto es lo primero que tienes que ver en Sanlúcar de Barrameda: sus bodegas abiertas al público. Nombres imprescindibles son “La Gitana” y Barbadillo. 

Sanlucar 2

2.- El otro punto esencial es la Playa de Bajo Guía, pequeña y original por participar tanto de esencia marítima como fluvial. Aquí se amontonan las barcas que salen en busca y captura de los pescados y mariscos que han dado fama a la localidad. No te puedes ir sin sucumbir a sus langostinos. 

3.- Desde la Playa de Bajo Guía hacia el Atlántico se celebra cada verano las populares carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda en la más pura tradición balnearia del Siglo XIX. 

4.- Punto de encuentro fundamental del patrimonio local es el Castillo de Santiago del siglo XV y que es puerta de entrada al casco viejo. Se visita su museo del traje y exposiciones temporales con temáticas diversas. 

5.- Abiertos al público se encuentran los palacios de Orleans-Borbons y el de los duques de Medina Sidonia. Estos recintos nos hablan de una época en la que la aristocracia descubría las bondades de los baños de mar y no se les ocurrió otra cosa que levantar lujosas residencias donde pasaban todo el verano. 

Más puntos que ver en Sanlúcar de Barrameda 

6.- Impresionante es también la Iglesia Matriz de Nuestra Señora de la O con una portada gótica y un alto campanario. 

Sanlucar 1

7.- Junto al mercado, donde se ofrecen todas las delicias culinarias que abundan en estas tierras y en estas aguas, se sitúan Las Covachas. Se accede por una cuesta endiabladamente empinada que divide la zona alta de la baja. Aquí se ha instalado el Centro de Interpretación de la Manzanilla y es otra oportunidad más para indagar en la particularidades de este vino único en el mundo. 

8.- La Plaza de San Roque tiene ambiente incluso las mañanas de los días de diario. Está rodeada por edificios interesantes como el Antiguo Ayuntamiento o la Biblioteca, que Sanlúcar de Barrameda también es eje de buenas librerías. El espacio central está ocupado perennemente por palomas que se aprovechan de las migajas (o del menú completo) de los viandantes. Y todo ello se remata con el bullicio de los bares, bodegas, cafeterías y restaures que atestan la zona. 

9.- Con más tiempo hay que hacer la Ruta de los Cargadores de Indias visitando las casas solariegas de aquellos que hicieron fortuna con negocios en América. 

10.- En la Playa de Bajo Guía se encuentra la Fábrica de Hielo siguiendo el estilo regionalista andaluz con su gusto por los azulejos sobre paredes encaladas. Ha sido reconvertida en un interesante museo antropológico y de historia. Y, a pocos pasos, un mínimo embarcadero es el amarre de un pequeño barco que une Sanlúcar de Barrameda con Doñana. La experiencia es perfecta tanto para los amantes de la naturaleza como para las familias con niños. 

Sanlucar 3

Dónde comer y beber en Sanlúcar de Barrameda 

Aunque en cualquier bar del centro los aficionados a los placeres de la gastronomía van a elevarse al cielo con las patatas aliñadas, los mariscos cocidos y los pescados (fritos o a la plancha) regados con la deliciosa manzanilla, hay nombres que son tan imprescindibles que se han convertido en míticos. Anota: 

1.- Casa Bigote, un clásico tan clásico que hay quienes solo van a Sanlúcar de Barrameda para sentarse a su mesa. Está en la Playa de Bajo Guía. 

2.- A pocos pasos se encuentra Restaurante Joselito Huerta con su amplia terraza con sombrillas blancas mirando hacia la desembocadura del río y, al fondo, Doñana.  

3.- En el centro, en la Plaza del Cabildo, tienes Casa Balbino, otro imprescindible en las cosas del comer de esta localidad andaluza. Ofrece, además, el buen jamón serrano de la vecina Huelva, otro punto imprescindible para los sibaritas del paladar. 

4.- Bodegón La Lola es otra dirección donde ponerse hasta las manillas de pescado frito, de marisco cocido e, incluso, de los dulces locales. Por supuesto, no puede faltar ni la manzanilla fresquita ni los buenos vinos de Jerez.  

Dónde dormir en Sanlúcar de Barrameda 

1.- En la Playa de Bajo Guía se encuentra el Macia Doñana, sencillo y con piscina. 

2.- De impoluto blanco y de estética bodeguera tienes el Albariza Hotel Boutique, en el centro y también un cuatro estrellas como el anterior. 

3.- Las habitaciones de Los Helechos, en el centro, se disponen alrededor de un patio andaluz con arcos sostenidos por columnas. Y, por supuesto, no le falta su fuente.  

Cualquiera que sea tu opción, recuerda que, salvo la temporada alta de verano, los precios no suelen ser elevados. Aparte de todo esto que ver en Sanlúcar de Barrameda, recuerda que ha sido elegida (en 2022) la primera capital gastronómica que no es capital de provincia. ¡Por algo será! Es, sin duda alguna, parada imprescindible de los que gustan del comer y del beber.  

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto