Qué ver en Huelva capital y en sus alrededores

Qué ver en Huelva capital

Qué ver en Huelva capital

Candela Vizcaíno

 

Cualquier viajero o familia caminante que se pregunte qué ver en Huelva capital le asalta enseguida la imagen de playas de arena fina mecidas por la brisa del Atlántico. Y si bien este tipo de paraísos se prodigan en la provincia, en verdad no hay ninguna en los límites difusos de la ciudad que nos ocupa. Entonces, ¿cómo se entiende su tradición marinera? Adelanto que es tanta que, desde aquí y desde la vecina Palos de la Frontera, se conmemoran, nada más y nada menos, que las gestas colombinas, las que llevaron a algunos intrépidos a descubrir América a ojos europeos. Entonces, ¿cómo llegan los barcos? La explicación es sencilla y además entendemos parte de su grandeza natural. 

La ciudad está encajonada en el triángulo que conforman los ríos Odiel y Tinto que vierten en este punto y un poco más al sur sus aguas en el Atlántico.  Por la especial configuración del terreno estos se desbordan formando marismas. Las más grandes e importantes se encuentran a la izquierda del mapa, mirando hacia Portugal y llevan por nombre Marismas del Burro y Marismas del Odiel. Esta última avanza hacia el oeste uniéndose con el maravilloso paisaje de las Marismas del Río Piedra que alcanzan su esplendor en El Rompido. Todas estas marismas que ver en Huelva capital y en sus alrededores se completan con la sin par Doñana, que también se encuentra en la provincia (hacia el este, hacia los límites con Sevilla). El entorno, a pesar de su belleza natural (con playas, sierras, marismas, pueblos pesqueros…), es aún bastante desconocido. Por eso, es aconsejable una ruta en coche por la provincia de Huelva y así empaparse de todos sus contrastes y deliciosa gastronomía. Pero, vamos a lo que vamos, a la lista de emplazamientos que ver en Huelva capital.  

Muelle de la Compañía del Río Tinto, la estampa de la ciudad 

La historia comienza con un consorcio inglés aterrizando por estas tierras a finales del siglo XIX con la finalidad de explotar las minas que se encuentran hacia el norte, en la actual Río Tinto. De resultas de esa actividad económica han quedado huellas arquitectónicas interesantes tanto en ese emplazamiento como en Huelva. En el primero, aún se pueden visitar las casas de estilo inglés que daban cobertura a ingenieros y gestores. De aquí procede el escritor andaluz Juan Cobo Wilkins, creador, entre otros títulos, de Mientras tuvimos alas. Además, hoy en día, los restos de las minas se pueden visitar disfrutando de un tren vintage que recorre los paisajes lunares (o de Marte) con bacterias únicas que han suscitado hasta el interés de científicos de la NASA.  

Pues bien, la Compañía del Río Tinto necesitaba trasladar hasta el mar esos minerales utilizando  vagonetas. ¿Cómo lo hicieron cuando llegaron a estas marismas de las que he hablado antes? Sencillamente, con una espectacular obra de ingeniería en hierro que permitía el acceso de las vagonetas (mediante una ingenioso sistema de vías) hasta el interior de la ría donde el material era descargado en barcos de mayor calado. Hoy esta construcción ha sido rehabilitada y además se ha limpiado el entorno paisajístico (en otro tiempo altamente contaminado) para disfrute de deportistas y caminantes. 

Huelva 2 

Muelle de Levante

Entre el mar, la tierra encharcada y el cielo se encuentra el Muelle de Levante, un pequeño puerto que, en la actualidad, comparten buques de salvamento o científicos con réplicas de barcos protagonistas de las gestas americanas (las carabelas de Colón, galeones de Indias…) o de Magallanes (la Nao Victoria). Estas suelen moverse por distintos emplazamientos españoles pero, los que busquen qué ver en Huelva capital y no quieran perderse estas joyas marineras pueden desplazarse hasta la vecina Palos de la Frontera (a apenas 15 o 20 minutos en coche) como veremos a continuación. Desde el Muelle de Levante pasando por la espectacular construcción en hierro y madera de la Compañía del Río Tinto hacia la desembocadura de los ríos se ha habilitado un luminoso paseo que se puede recorrer a pie, patinete o bicicleta mirando hacia las marismas, hacia el oeste y hacia las puestas de sol. También se han arreglado las cocheras y almacenes en estilo Art Decó del antiguo puerto que hoy sirven de espacios expositivos. 

 Huelva 3

Barrio Victoria, obrero o de la Reina Victoria, un imprescindible que ver en Huelva capital

Que con todos esos nombres se conoce este peculiar emplazamiento situado en un alcor de la ciudad. Volvemos a los ingleses del siglo XIX y su negocio minero siguiendo el Río Tinto. Como aquí se desembarcaban las mercancías y por entonces la ciudad española era apenas un pueblo de pescadores sin más servicios, los encargados de la empresa levantaron este barrio que lleva el nombre de su amada Reina Victoria. Y lo hicieron no siguiendo la arquitectura popular andaluza sino la inglesa, aunque se aprecia una mezcla ya que las paredes están pintadas de blanco. Hoy, es un imprescindible que ver en Huelva capital perdiéndose por sus estrechas calles que no estaban diseñadas para los coches, que los asuntos del tráfico y el aparcamiento llegarían después. La caseta del guarda ha sido reconvertida en una cafetería al más puro estilo pub londinense con su cabina telefónica roja incluida. 

 Huelva 4

Pasear por el centro desde la Plaza de España hasta la Plaza de las monjas 

Desde uno y otro punto se despliegan cafeterías, tiendas y restaurantes bajo soportales y con opciones gastronómicas para todos los gustos. A uno y otro lado, junto con los horribles edificios de las décadas de los setenta y ochenta del pasado siglo (que no hay manera de defenderlos) te encuentras bellas construcciones siguiendo las características de la arquitectura neoclásica. La gran mayoría de ellas son oficinas públicas: Hacienda, Gobierno Civil o Ayuntamiento. En el otro extremo tenemos la Plaza de las Monjas que ofrece un carácter más alegre con algunas casas siguiendo el estilo regionalista colorido de principios de siglo XX. También está adornada con un quiosco para la música y una estatua gigante de Cristóbal Colón, el descubridor a ojos europeos de América.  

Más emplazamientos que ver en Huelva capital  

1.- La catedral de Huelva, de pequeño tamaño y realizada siguiendo una mezcla de estilo que va desde el arte Barroco hasta el Neoclásico. 

2.- Pasear buscando las esculturas que celebran no solo los hitos históricos vinculados al lugar sino también las tradiciones culturales o religiosas: flamenco o la romería de la Virgen del Rocío, por poner dos ejemplos. 

3.- En las afueras se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de la Cinta siguiendo los parámetros del mudéjar, el peculiar estilo gótico de los antiguos territorios de Al-Andalus. Está pintada de blanco inmaculado. 

4.- En la plaza de San Pedro se encuentra la bonita iglesia homónima. 

5.- Imprescindible es el Palacio de los Duques de Medina Sidonia abierto al público. 

6.- También merece la pena disfrutar de la programación del Gran Teatro de Huelva en el ecléctico estilo clasicista, rodeado de cafeterías con opciones culinarias diversas. 

Huelva 5 

Qué ver en Huelva capital con más tiempo: en coche hacia Palos de la Frontera 

Hacia el sur, donde se unen las aguas del Tinto y del Odiel y en su camino hacia el mar (apenas 15-20 minutos en coche) se encuentra el espacio dedicado a las grandes gestas del descubrimiento de América. Desde lejos se divisa la gran escultura en estilo racionalista de Cristobal Colón. ¿Qué nos encontramos en este espacio? Anota que es importante:

1.- Es fácil aparcar (excepto los días complicados de mayor afluencia). Hay cafetería y se ofrecen descuentos para grupos y familias. 

2.- Estamos ante una auténtico espacio museístico con exposiciones, vídeos y objetos diversos. Lo mejor es, sin duda, la recreación de un puerto caribeño y las carabelas (Pinta, Niña y Santa María) que se adentraron en el desconocido océano buscando Las Indias y se encontraron con América. 

3.- Justo al lado se encuentra el Monasterio de la Rábida donde, según la tradición, Cristóbal Colón estudió los mapas que, desde Palos de la Frontera, le guiarían hacia la actual República Dominicana. Se puede visitar el claustro mudéjar y las estancias pintadas por Vázquez Díaz siguiendo el estilo Art Decó con ligeros ecos del cubismo

4.- Los amantes de la naturaleza no se van a perder el contiguo Parque Botánico Celestino Mutis, que lleva el nombre del primer científico que hizo un inventario de las especies vegetales americanas.

5.- Además, otro imprescindible es la aldea de El Rocío en pleno Parque de Doñana por lo que supone de original y único. Se encuentra a media hora en coche de la capital. Y hay que tener cuidado con el acceso ya que sus calles son de arena. Que aquí tienen preferencia los caballos sobre los peatones.  

Hoteles en Huelva capital y qué comer  

1.- Si empezamos por las cosas del paladar, no podemos olvidar que de aquí son las afamadas gambas blancas. Están deliciosas cocidas y posteriormente refrescadas. Lo mejor para acompañarlas es un vino blanco del Condado o, incluso, alguno salido de las vecinas bodegas de Jerez de la Frontera

2.- De Huelva (de la montaña) es el jamón de Jabugo, otra delicatessen para chuparse los dedos y todas las chacinas posibles que se aprovechan de este aristocrático animal. 

3.- Desde la Avenida Hermanos Pizón hasta los alrededores de la Plaza de las Monjas te vas a encontrar restaurantes de todo tipo con mesas en terrazas abiertas o bajo soportales con propuestas para todos los gustos, ocasiones, antojos y bolsillos.  

4.- En cuanto al alojamiento sí es verdad que es bastante escaso. Aunque los hoteles de playa tiran bastante (porque los hay muy buenos) en la capital tienes el Exe Tartessos o el NH Luz de Huelva. 

5.- En El Rompido se encuentra el cinco estrellas Preciso Resort El Rompido-The Hotel (con una inmejorable calidad-precio) y en Punta Umbría el Barceló Punta Umbría asomándose a la arena blanca. Aquellos que busquen la experiencia más exquisita tienen que anotar el Parador de Mazagón, aislado entre los acantilados de Doñana, el mar, los pinos y la arena. El plan, doy fe, es un acierto seguro.  

¿Y qué más hay qué ver en Huelva capital? Aunque, desde el inicio, sabemos que aquí no hay playa, estas están muy cerca, en Punta Umbría, en El Rompido, en El Portil o en Mazagón, en pleno Parque de Doñana. Recuerda, caminante o viajero, que Portugal se encuentra a un paso. Y nada más cruzar la frontera se sitúa el maravilloso pueblo de Vila Real de Santo Antonio, levantado siguiendo las ideas racionalistas del Marqués de Pombal. Es hoy destino preferente, como Huelva, de los amantes del mar, la gastronomía, las compras y la arquitectura.  

Fotos, vídeo y texto por Candela Vizcaíno

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto