Que ver en la Alpujarra granadina en 3 días

Que ver en la Alpujarra granadina en 3 días

Que ver en la Alpujarra granadina en 3 días

Candela Vizcaíno

 

Aun quedan territorios que, a pesar de estar explorados, se nos antojan (cuando lo visitamos por vez primera) todo un descubrimiento, como si sus calles y sus recodos hubieran estado paralizados esperándonos precisamente a nosotros. Y al poco que nos adentremos, queremos pertenecer a ellos volviendo una y otra vez. Esto puede sucederle al viajero que camina con cierto sentimiento de apertura, a los pueblos que suben por una empinada carretera (llena de curvas pero en buen estado) hacia Sierra Nevada. Nos adentramos en todo aquello que ver en la Alpujarra granadina en 3 días que es mucho, tanto que que te sabrá a poco. 

Situada en el extremo oriental de la provincia de Granada, estos pueblos blancos en los que sobresalen sus típicas y fotografiadas chimeneas, se cuelgan sobre la ladera sur de Sierra Nevada. La montaña ocupa todo el paisaje salpicado de huertas entre muros encalados y abundante vegetación. Aquí se libró la última batalla en defensa de la cultura morisca y también fue la última que este pueblo perdió. Tras las revueltas acontecidas entre 1568 y 1571 el rey Felipe II expulsó para siempre a los rebeldes e, incluso, se atrevió a vender como esclavos a miles de ellos. Paralelamente, estas tierras fueron repobladas por colonos cristianos procedentes de Galicia. Y si las acequias y las huertas árabes fueron una seña de identidad de estas tierras, a partir del siglo XVI se llenó con todo el imaginario de brujas que aún perdura (eso sí como un parque temático) en Pórtugos.  

Alpujarra 6

Imprescindibles que ver en la Alpujarra granadina en 3 días

1.- Pampaneira, uno de los pueblos más bonitos de España y del mundo 

La única carretera por la que se accede a estas tierras (endiabladamente trazada con curvas y con firme en buen estado) te deja, en primer lugar, en Pampaneira. Si aparcas el coche en la entrada, la localidad se va desplegando cuesta arriba y cuesta abajo mostrando sus encantos. ¡Y son muchos! Aunque hay puntos que, por sí solos, atraen al visitante, lo mejor es dejarse arrastrar (literalmente) por sus calles en cuesta por las que discurre el agua de Sierra Nevada en acequias excavadas en la mitad de la vía. La plaza central se cubre en verano con colchas de ganchillo a modo de toldos y los establecimientos sacan las coloridas alfombras a la calle. Paradas imprescindibles son el lavadero antiguo, el telar tradicional de Mercedes donde se puede admirar esta artesanía y sus resultados, la fábrica de chocolate o la de caramelos.  

Siguiendo el Paseo Federico García Lorca, con unas maravillosas vistas sobre la montaña, las huertas y el pueblo, te encuentras el lavadero antiguo que está un poco abandonado. Más que interesante es la fuente agria, una de las múltiples de agua potable que hay que disfrutar y que ver en la Alpujarra. La particularidad de esta es que mana agua ferruginosa, esto es con un gran contenido en hierro.  

Alpujarra 2 

2.- Capileira y la casa Museo Pedro Antonio de Alarcón  

Dedicada al escritor local, actúa como lugar de exposición del modo de vida alpujarreño con una buena muestra de aperos y material de labranza. Capileira, como cualquiera de los pueblos de la Alpujarra, se disfruta tranquilamente perdiéndose por sus calles empinadas y disfrutando del rumor y la frescura de sus fuentes. También es interesante el lavadero que está situado en un lugar escarpado en el que hay que tener máximo cuidado con su acceso, sobre todo si vas con niños pequeños. Para personas con movilidad reducida o con carritos de bebés es sencillamente imposible. En la plaza principal suelen celebrarse conciertos con músicos locales mientras se disfruta de mercadillos artísticos o de las deliciosas viandas de la zona. 

3.- Bubión y el Museo Casa Alpujarreña 

De los tres grandes nombres de la zona, Bubión es el que concentra la mayor parte de los servicios de hostelería, sencillamente porque el trazado urbano es menos endiablado que el de Capileira y Pampaneira. Se puede visitar el Museo Casa Alpujarreña para empaparse al máximo de la cultura local. 

Alpujarra 10

4.- Lanjarón, el pueblo balneario de Granada

A finales del siglo XIX, la aristocracia y la burguesía adinerada comenzó a aficionarse a “tomar las aguas”. Se buscaban sitios que tuvieran fuentes naturales de agua minero medicinal y alrededor de ellos se empezaron a construir balnearios donde se cuidaba del cuerpo a la par que se socializaba. Algunos de esos lugares fueron el foco de atracción de una clientela internacional adinerada (es el caso de Baden-Baden, en Alemania muy cerca de la frontera con Francia o Bath en Reino Unido cuyas termas datan de la época romana). De esa época, muchos más modestos y locales, son Liérganes (por poner un ejemplo) y Lanjarón. Hoy el pueblo no ha sabido recuperar el glamour del pasado o darle la pátina del actual. Aunque tiene un parque bonito y aún sigue en funcionamiento el balneario clásico que recuerda a los monumentos regionalistas del Parque de María Luisa de Sevilla (porque son de la misma época), algunas fuentes están cerradas y abandonadas. A pesar de su aire de decadencia es agradable pasear por Lanjarón, el municipio con mayor población y puerta de entrada para el viajero que busque que ver en la Alpujarra en 3 días. 

Visitar los pueblos de la Alpujarra con más tiempo  

5.- Pórtugos, el pueblo de las brujas 

Los colonos gallegos que se instalaron en estos lares tras la expulsión de los moriscos, se llevaron con ellos todos su mitos sobre meigas y brujas que encontraron acomodo en los riscos, barrancos y montañas de la Alpujarra. Pórtugos ha explotado esta tradición y todo el pueblo se ha convertido en un parque temático con esculturas sobre historias de brujas con sus calderos de pócimas y conjuros. Es imprescindible para las familias con niños. Si viajas en otoño, alrededor de Halloween, es, sencillamente, parada imprescindible.  

6.- Trévelez, el pueblo de la Alpujarra que da nombre a un jamón  

Es delicioso, con un paladar muy especial y suave. Aunque se puede degustar en cualquier cafetería, restaurante o colmao, lo mejor es acercarse a esta localidad, la más alta de Andalucía.  

7.- Sendero de la Cebadilla que sale del centro de Capileira

Y de reconocimiento internacional ya que se adentra en Sierra Nevada. Solo es apto para deportistas entrenados. 

8.- Cascada de Río Poqueira con acceso desde el pueblo de Bubión y de Pampaneira 

Tanto el puente como este emplazamiento es un imprescindible para los amantes de la naturaleza. Aunque es apta para el baño hay que tener cuidado al ir adentrándose en la poza. Ten en cuenta que el agua está especialmente fría en cualquier época del año. 

Y con más tiempo aun o con ganas de coger la carretera no hay que perderse los imprescindibles que en ver en Granada, una de las ciudades más bonitas del mundo. Esta tierra hace gala con orgullo de uno de los monumentos Patrimonio de la Humanidad que todo viajero deber conocer antes de abandonar este plano, ya que visitar la Alhambra y El Generalife te cambia, para siempre, la cosmovisión.  

 Alpujarra 8

De compras por la Alpujarra y datos prácticos 

Con todo esto que hay que ver en la Alpujarra granadina en 3 días hay que tener en cuenta el asunto del alojamiento. Los pueblos son tradicionales y así se han quedado. Esto es, no hay una parte viaja con su particular callejero en cuesta y otra nueva accesible en coche y apta para hoteles contemporáneos. Los alojamientos son, en su gran mayoría, casas rurales. Algunas han sido rehabilitadas con las comodidades modernas y, a la vez, conservan el encanto de la decoración tradicional de paredes encaladas y muebles de madera. Por nuestra parte, nos alojamos en Casa Nicolasa  (en Capileira) y vivimos una experiencia alpujarreña auténtica. Así que no puedo recomendarte otro sitio mejor.  

De las cosas de comer es tan fácil como pararse en cualquiera de los múltiples sitios que salpican todos estos pueblos. Ofrecen el jamón de Trévelez, los quesos de la zona, las calderetas con chivo y los platos tradicionales a precios más que contenidos. En los múltiples comercios de los pueblos de la Alpujarra también puedes encontrar los productos locales como la miel, las mermeladas, el chocolate o los caramelos.  

Y si todo esto que hay que ver en la Alpujarra granadina en 3 días no fuera suficiente, donde quieras que te pares es una tentación para los amantes de las compras. Las jarapas y las alfombras están expuestas en la calle con precios desde cuatro o cinco euros las más pequeñas. Abundan las piezas de loza, especialmente cuencos y los trabajos en cuero de muy buena calidad. También hay interesantes trabajos de esparto y puedes encontrar incluso jabones artesanos aromatizados con las hierbas medicinales que crecen en las montañas. Algunos artistas también han encontrado acomodo en esta tierra tan especial y única que invita a que las musas se dignen a repartir generosamente sus dones.  

Video, fotos y texto por Candela Vizcaíno

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios

el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto