• Portada
  • Moda
  • Yves Saint Laurent, biografía del diseñador que nos hizo amar el smoking

Yves Saint Laurent, biografía del diseñador que nos hizo amar el smoking

Yves Saint Laurent, biografía del diseñador que nos hizo amar el smoking

 

Comenzó con Christian Dior y su estilo refinado fue la bandera de una época en la que la mujer copaba poder y recursos. Es Yves Saint Laurent.

Nos hizo desear el estilo masculino más  elegante, el que remite a las noches de clubs privados entresacados de película. Aunque cuestionada sus últimas colecciones en manos de creadores al que el maestro no le habría dado un visto bueno ni en sueños, hoy decir Yves Saint Laurent es adentrarse en lo más artístico que ha dado la moda en el último siglo. Pero, empecemos por el principio.

Yves Saint Laurent, una biografía mínima de sus primeros años

Nació en 1936 bajo el signo de Leo en la capital de Argelia, por entonces, parte de territorio francés. Creció mirando el azul del mar y muy pronto dio señales de sus dotes para el diseño o la costura, ya que se entretenía con sus hermanas componiendo vestidos para las muñecas. De aquí pasó a hacerlo para las mujeres de la familia.

Sea por eso o por cualquier otra razón, sus padres lo envían a París con tan solo 18 años para que se formara en los entresijos de la Alta Costura. Un concurso para jóvenes talentos lo puso en contacto con Michel de Brunhoff, editor de Vogue. Fue  éste quien presentó a la incipiente promesa a Christian Dior. El  New Look estaba entonces desbancando de las primeras filas a Coco Chanel (que pudo recuperarse) y a Elsa Schiaparelli (que no pudo levantar cabeza).

El maestro fichó a un jovencísimo Yves Saint Laurent para que hiciera bocetos para la casa, aunque el primer año lo tuvo entretenido en labores menores como la decoración y puesta en escena de los desfiles. No se sabe qué pasaba por la cabeza de Dior con estas técnicas, pero sí que tenía un sentido, ya que lo nombró su sucesor inmediatamente.

Muere Dior y comienza Yves Saint Laurent al frente de la casa

La muerte repentina del maestro encumbró al joven modisto a la dirección de la que, por entonces, era la casa de moda más importante del planeta. Este éxito fulgurante no hacía presagiar el infierno que tendría que sufrir Yves Saint Laurent inmediatamente después.

Mucho se ha especulado sobre su paso por el ejército obligatorio en Argelia. Eso fue en 1960 y la tortura psicológica y física a la que fue sometido el modisto cambió, para siempre, su carácter. Nunca quiso hablar de aquella etapa que hizo, además, que perdiera su trabajo en la casa. Las malas lenguas dicen que fue empujado a filas por el propietario de la firma quien no soportaba su abierta homosexualidad.  Y eso que los diseños estilizados del artista salvaron a la firma de la bancarrota tras la muerte de su fundador creativo.

Lo que vino después fueron sus escarceos con el alcohol, las drogas, su colección de arte (disuelta tras su muerte ocurrida en 2008), su negativa a abandonar el lujo y la creatividad en sus colecciones y una infinidad de hitos en la costura del siglo XX.

Yves Saint Laurent, más que un diseñador de moda

Sí fue más que eso, ya que pudo llegar a ser un creador de iconos codeándose con el universo del arte. Repasemos:

  • No solo sus perfumes, también al día de hoy, fueron demandados por una clientela ávida de sensualidad, también todos sus complementos, desde gafas (las que luzca en la foto de portada son de esta casa) hasta zapatos, cinturones, bolsos…
  • Estilizó tanto el estilo de corsé de Dior que llegó hasta el minimalismo con ropa suelta, y favorecedora.
  • Puso de moda entre las mujeres más elegantes del planeta los trajes de pantalón; prendas que hacía tremendamente femeninas y glamurosas.
  • Sacó el smoking del guardarropa de los caballeros para hacerlo una prenda imprescindible entre las mujeres que empezaban a copar cotas de poder económico, social, laboral y cultural. De hecho, al día de hoy, más de una fémina dedicada a la política o a cualquier otra actividad con proyección social lo ha convertido en icono.
  • Como lo es su pieza de museo inspirada en la obra de Mondrian. El vestido confeccionado en lana fría sencillo al extremo lleva los colores del conocido pintor.

Fue, sin duda, uno de los grandes indiscutibles de la moda. Por eso lo hemos traído hoy.

Yves Saint Laurent, un creador complejo

Amante del arte, de vida tortuosa, creador imparable, fue un icono de la moda de los sesenta y setenta cuando la mujer se proyectaba al mundo laboral. Puso en los guardarropas femeninos el traje pantalón (hasta entonces reservado a los hombres) el smoking (hoy un básico), los vestidos sencillos (¡qué decir del modelo Mondrian!) y toda una panoplia de elegantes accesorios incluidos los zapatos. Es Yves Saint Laurent, el protagonista de hoy.

Considerado uno de los grandes de la moda internacional, no se puede entender los cambios en este terreno operados en los últimos cincuenta años sin el modisto de origen argelino que sucedió a Christian Dior. Depuración en extremo y un fino sentido artístico hicieron del diseñador uno de los más codiciados de la élite de su tiempo. Por eso lo hemos hecho hoy protagonista con este reportaje.

Por Candela Vizcaíno

candela

Habla con Candela

Quiero hablar con ella
 
  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
 x 

Carro vacío

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto