Figuras retóricas más comunes en español

Figuras retóricas

Figuras retóricas

Candela Vizcaíno

 

Las figuras retóricas son recursos lingüísticos aplicados especialmente en literatura y publicidad que tienen el fin de contribuir al embellecimiento del lenguaje mediante la sorpresa y las asociaciones poco comunes. Aunque la lista es amplia, nos vamos a centrar en las de carácter semántico, en aquellas que tienen como objetivo trastocar el sentido dado de una expresión, palabra o frase para abrir mundos posibles a través de la comunicación. 

Tropos o figuras retóricas más comunes en español 

Metáfora 

Es el más conocido y usado de los llamados tropos por sustitución. Consiste en trasladar a un término o a una frase el sentido de otro al que se asemeja. Ejemplos de metáforas son «perlas» por «dientes» o «cristales» por «lágrimas».

Dos cuerpos frente a frente

son a veces dos olas

y la noche es océano. 

     Dos cuerpos frente a frente

son a veces dos piedras

y la noche desierto. 

     Dos cuerpos frente a frente 

son a veces raíces 

en la noche enlazadas. 

     Dos cuerpos frente a frente

son a veces navajas 

y la noche relámpago. 

     Dos cuerpos frente a frente 

son dos astros que caen

en un cielo vacío. 

Octavio Paz

En este precioso poema del Nobel mexicano no solo destaca el uso recurrente de las metáforas sino también la repetición del primer verso y parte del segundo de cada estrofa, que actúa a la manera de estribillo aportando un ritmo sugestivo al máximo.  

Hipérbole  

Es el uso de la exageración llevándola a extremo. Cuando se utiliza en literatura, con alta probabilidad, tiene tintes satíricos, grotescos, irónicos o críticos. Por el contrario, hay que rehuir de este recurso retórico en la comunicación institucional, en el periodismo y, por supuesto, en los trabajos divulgativos y científicos. 

Érase un hombre a una nariz pegado, 

érase una nariz superlativa, 

érase una nariz sayón y escriba. 

érase un peje espada muy barbado:

[…]

Francisco de Quevedo

Ironía  

Es una figura retórica utilizada en cualquier contexto. Está siempre asociada a un alto grado de inteligencia y manejo lingüístico por parte del emisor del mensaje.  Consiste en expresar con palabras aquello contrario que se quiere decir. Por eso, es importante el contexto a la hora de reconocerla: tono, ritmo o entonación en la lengua oral y en la lengua escrita siempre resaltando la contradicción. Por otro lado, hay que tener cuidado a la hora de utilizar la ironía más allá de los textos literarios,  ya que corremos el riesgo de no ser interpretados de forma correcta por el receptor del mensaje y provocar, así, por tanto, una respuesta equivocada.  

Para llegar lejos no se necesita ni estudios ni esfuerzo ni talento. Basta con sentarte a criticar a todo el que pase. ¿A que es así como se progresa rápidamente? 

Sarcasmo  

Relacionado con el anterior recurso literario, tiene una intención hostil, malintencionada o cruel. 

Llegaste a creer que aquel mundo pueblerino y mediocre era un afán de inspiración. Nada había más allá de la frontera de sendos puentes. La asfixia espiritual se tornó alimento para el alma. ¿Qué más se puede pedir?

Llegados a este punto hay que hacer notar que este tipo de figuras retóricas deben manejarse con cuidado cuando estamos tratando cualquier tipo de comunicación que no sea la literaria.  

Metonimia 

Es un cambio de nombre por contigüidad, bien porque exista una relación de causa-efecto, de abstracción-concreción, de consecuencia, de continente-contenido o  bien de asimilación semántica.  

Aquí la envidia y la mentira 

me tuvieron encerrado. 

Fray Luis de León 

Antonomasia  

Cuando se produce un cambio del todo por la parte o viceversa entre nombres propios y comunes. Así se atribuye las cualidades que, supuestamente, se le concede o conoce al personaje que ostenta el nombre propio al personaje común. 

Ni un seductor Mañara ni un Bradomín he sido

-ya conocéis mi torpe aliño indumentario-,

más recibí la flecha que me asignó Cupido, 

y amé cuanto de ellas puedan tener de hospitalario. 

Antonio Machado   

Oxímoron  

El oxímoron es un recurso de la retórica que consiste en proponer o hacer aparecer dos palabras contradictorias en la misma frase. Con esta oposición de significados se consigue focalizar la atención hacia el mensaje. Su uso está reservado a la literatura y no es aconsejable como fórmula periodística por las posibles confusiones semánticas del formato (y, por tanto, de sentido o comprensión). Sí se utiliza en publicidad. 

Hacía gala de un cultivado corazón salvaje. 

El suicida se acercó prudentemente al balcón. 

El silencio del callejón oscuro nos introdujo en el barullo de la multitud. 

Analogía

Es una simple comparación, a menudo, precedida por un «como».  

Durante los años que duró su matrimonio se sentía como una bestia enrejada y humillada constantemente. Año tras año, le fue arrancando jirones de dignidad como si fuera un despojo que no mereciera una mirada de piedad.  

Antítesis  

Consiste en colocar términos contradictorios en la misma frase.  

Aquel calor pasional que imaginaba en primavera era hielo atrapado en la soledad. 

Paradoja 

Normalmente se utiliza en un texto de cierta envergadura o frases complejas ya que tiene la intención de provocar una reflexión y, a veces, una reacción en el receptor del mensaje. Es muy útil en el entorno educativo.  

Epiménides afirma: «Todos los cretenses son mentirosos. Si él mismo era cretense, ¿decía Epiménides la verdad? 

Extraído de El libro del español correcto  

Paronomasia  

Es un recurso estilístico que juega con la semejanza de dos palabras para construir el discurso. No hay que confundir con la paronimia que, en esencia, consiste en un error debido a la cercanía fónica de dos términos.  

Creer para crear. 

En esta lista de las figuras retóricas más comunes en español faltan algunos términos como la anáfora que consiste en una repetición para otorgar fuerza y vigor al mensaje; el polisíndenton, la pregunta retórica, el calambur, la sinestesia…  

Candela Vizcaíno | Doctora por la Universidad de Sevilla 

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
image.jpeg Filosofia Historia
 

Mi Último Libro

Cuento infantil
 
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto