Características de la literatura precolombina

Características de la literatura precolombina

Características de la literatura precolombina

©Candela Vizcaíno

 

A la hora de abordar las características de la literatura precolombina nos encontramos con singularidades y complejidades que, a la par, forman parte de su esencia. Por un lado, pueden delimitarse, como veremos a continuación, parámetros comunes. Sin embargo y a la vez, todas ellas son distintas dependiendo de las peculiaridades culturales de la civilización que la alumbró: azteca, quechua, maya y, en menor medida, guaraní. Por otro lado, no estamos ante relatos de ficción, de autores que, de alguna manera u otra, reflejan, a través de las palabras, una particular concepción del mundo, aunque esta se acorde con el público al que está dirigido. Nada de eso sucede con la literatura precolombina que puede definirse, más bien, como una creación anónima en la que lo colectivo, lo social, lo épico o lo histórico es lo predominante. Y todo ello se complica al ser relatos orales que, para rizar el rizo, fueron puestos por escrito en alfabeto latino y en castellano tras la conquista hispana. La simbiosis, el mestizaje y la complejidad, por tanto, son principales características de la literatura precolombina. 

El natural impulso de todo pueblo por lo fabuloso y lo extraño fue particularmente fecundo entre sociedades indígenas americanas: una red de creencias y prácticas mágicas sostenía su concepción del mundo y les permitía comprenderlo y así conjurarlo. Querían testimoniar su presencia en el cosmos y conservar una relación armónica con él; todo tenía para ellos un sentido misterioso, todo era una cifra de su origen y destino.  

Jose Miguel Oviedo 

1.- La literatura precolombina está relacionada con los mitos y los símbolos más que con una forma original de creación personal 

La temática es esencialmente religiosa, moral o filosófica. No obstante, también encontramos textos literarios con una intención pedagógica, divulgativa y de enseñanza tanto de preceptos sociales como de la cosmovisión propia. Por tanto, no tiene la finalidad de entretener, emocionar o abrir las puertas a lo que se ha denominado mundos posibles. Son relatos que enlazan con los símbolos inconscientes o con los mitos, entendidos estos en su acepción de textos que intentan explicar tanto el mundo natural alrededor como el de las relaciones sociales.  

2.- Es anónima y sus textos están dirigidos a la comunidad, aunque este oficio intelectual tenía un carácter casi esotérico 

Son obras que pertenecen al folklore, al patrimonio cultural de una comunidad más que a un creador concreto. Apenas se conocen un puñado de nombres y, si ha llegado alguno, como el del rey poeta azteca Nezahualcóytl, es por su importancia política más que artística. El lirismo, por tanto, no es posible como no lo es la expresión de la individualidad o del personalismo. Está vinculada a la historia, a la épica. 

La literatura tenía un fuerte aliento colectivo y cumplía su función dentro de un contexto más vasto, en el que lo esencial era conservar la memoria de ciertos hechos personajes o imágenes.  

Jose Miguel Oviedo  

3.- Otra de las características de la literatura precolombina es su carácter oral y que no conoce la escritura hasta la conquista hispana 

No han llegado a través de una escritura fonética, como es la latina, la cirílica o la griega, sino como una representación de símbolos visuales y, a veces, ni eso. Se da la paradoja que pervivió gracias a la transmisión oral entre generaciones para, una vez recogido esos textos por los conquistadores, transcribirse al alfabeto latino con su correspondiente traducción castellana. Es, por esto, que no ha llegado ningún fragmento original. Todo lo que ha perdurado es fruto de un fuerte mestizaje cultural tanto en el formato como en los temas como en el acercamiento emocional que subyace dentro de esos relatos.  

4.- La literatura precolombina se ha conservado gracias al mestizaje cultural  

Con un alto sentido histórico de conservación de lo propio, el indígena aceptó los moldes extranjeros pero mimetizó en ellos sus valores propios, marcados por una resonancia ancestral; es decir, crearon dentro, pero en contra del sistema que teóricamente debía borrar de su memoria esas imágenes. 

Jose Miguel Oviedo

Por tanto, todos estos textos orales que formaban parte del acervo cultural o del folclore de los distintos pueblos precolombinos, con la conquista, se volcó al castellano. Nos encontramos, pues, con una imbricación total desde todos los puntos posibles. Este sustrato, esta mezcla sincrética entre lo propio (lo precolombino) y lo extraño (la cultura occidental renacentista) se mezcla creando una simbiosis que es una de las características de la civilización hispanoamericana y lo hace en todos los órdenes, tanto en lo formal como en lo temático como en los modelos expresivos.  

Este cimiento simbólico que es una de las principales características de la literatura precolombina crea fórmulas expresivas propias que han perdurado a lo largo de los siglos llegando, incluso, a los modelos contemporáneos. Así, se pueden encontrar retazos, incluso, en el aclamado realismo mágico, en pleno siglo XX.  

©Candela Vizcaíno PhD

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios
image.jpeg Filosofia Historia
 

Mi Último Libro

Cuento infantil
 
el bosque de las respuestas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto