Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/candelav/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 460
Candela Vizcaíno - Candela Vizcaíno
Candela Vizcaíno

Candela Vizcaíno

 

 

¡Qué descansada vida

la del que huye del mundanal ruïdo,

y sigue la escondida

senda, por donde han ido

los pocos sabios que en el mundo han sido;

 

Fray Luis de León es uno de los grandes poetas de las letras castellanas cuya obra ha superado las siegas del tiempo. Su escritura sencilla, libre de artificio, serena y a la par culta sigue perteneciendo al canon literario siglos después de haberse compuesta. Y eso descontando que no ha llegado hasta nosotros la versión íntegra y reconocida por el autor. Empiezo diciendo que es el mejor representante del Renacimiento literario tardío en español y su participación en la escritura mística ha hecho correr ríos de tinta al no encajar con las características principales de este particular género. Fue culto, intelectual, pasional, amigo de la justicia, sencillo y, a la vez, entregado a la divulgación tanto de la Biblia como de los grandes nombres de la literatura griega o romana.  Pero vayamos por partes. 

Biografía de Fray Luis de León 

Nacido en la localidad de Belmonte (Cuenca) en 1527, estudió en Valladolid, Madrid y la Universidad de Salamanca, institución a la que estaría ligado de por vida impartiendo clases magistrales e involucrándose al máximo en la calidad de la enseñanza. Con tan solo 32 años consigue su primera cátedra, la cual perdería tras un injusto proceso con la Inquisición. 

Fraile de la Orden de San Agustín desde 1544, fue Luis de León un intelectual de la época apasionado por temas diversos, activo en las reformas que, a su juicio, deberían formar parte de las enseñanzas universitarias. Irónico (lo cual le granjeó más que un encontronazo con compañeros), inteligente (y por tanto blanco de envidias), sencillo y centrado en su labor educativa. 

En 1572 Fray Luis de León fue objeto de un proceso inquisitorial que duró más de cinco años. En esos largos meses estuvo preso en la cárcel de Valladolid en unas condiciones durísimas como eran las prisiones de la época. La razón por tal pena fue haber traducido el Cantar de los Cantares a pesar de estar prohibido. Aunque, al parecer, su idea era no divulgar esa versión, alguien en su entorno lo traicionó, algo frecuente cuando se trata de tumbar a alguien brillante haciendo uso de calumnias. A pesar de la gravedad del delito (para los parámetros de la época), logró recuperar libertad y cátedra. Como su puesto estaba ocupado por otra persona, el alma sencilla de Fray Luis de León no instó a la Universidad a que se la devolvieran sino a que le dieran otra. Así fue. El primer día de clase, a la vuelta de un duro proceso penal que duró largos años pronunció la célebre frase “decíamos ayer…”  

Poco tiempo después de ocupar el cargo de prior de Castilla de su orden, Fray Luis de León murió en Madrigal en 1591 tras abandonar la Universidad de Salamanca a la que estuvo vinculado de por vida.

La peculiar personalidad de Fray Luis de León y su importancia en el proceso contra la inquisición 

Aunque Fray Luis de León ha pasado a la historia de la literatura por sus poemas, no nos ha llegado ningún manuscrito de su mano con dichos versos. Si bien es verdad que era su intención recogerlos para su publicación (que eso sí ha llegado), al parecer, no terminó la compilación para su edición. Y si lo hizo, ese documento se ha perdido en los pliegues del tiempo. Teniendo en cuenta las inquinas y envidias de las que fue objeto en vida no hace falta tirar mucho de la teoría de la conspiración para darnos cuenta de que probablemente alguien se afanó para que su obra no llegara a las generaciones futuras. No lo consiguió y hoy los versos de Fray Luis no solo forman parte del canon literario español sino que son conocidos y reconocidos por quienes, incluso, no son muy dados a los placeres de las letras. 

Obras de Fray Luis de León

A.- Obras en prosa 

Durante su labor académica realizó comentarios, glosas y tratados teológicos que quedan para el ámbito filosófico. Aparte de estos estudios dejó a la posteridad cuatro libros: 

1.- De los nombres de Cristo, compuesta, según afirma el poeta, durante los dos últimos años de cautiverio, son comentarios filosóficos y filológicos de los nombres que Jesucristo recibe en las Sagradas Escrituras. Sin embargo, la crítica posterior tan dada a poner en cuestión cualquier cosa, anota que la serenidad de la prosa, el equilibrio de la escritura y la formalidad del texto no se corresponde con una situación tan extrema como era el presidio de la Inquisición en el Siglo XVI. Esta obra se desarrolla en forma de diálogo entre tres frailes (Marcelo, Sabino y Juliano) que conversan sobre los nombres de Cristo en un marco idílico (propio de la literatura pastoril) durante el verano. Este es el hilo conductor para desarrollar una prosa exquisita donde se hace referencia no solo (e indudablemente) a los pasajes de la Biblia sino también referencias a la literatura griega o de la antigua Roma. Es una obra melódica, con un ritmo poético brillante (aunque está escrita en prosa) donde se exalta las maravillas de la creación divina representada en los dones de la naturaleza. 

2.- La perfecta casada fue publicada en 1583, ya fallecido nuestro autor. Es un tratado en el que se narra las distintas virtudes que deben acompañar a una mujer según su estado, condición y naturaleza. A pesar de la ironía (incluso con algún punto de crueldad) con el que retrata algunos tipos psicológicos femeninos, la crítica acepta que era una obra feminista para los parámetros de la época y especialmente de la literatura medieval. En estos textos, la mujer era tratada casi como una extensión del demonio culpándola prácticamente de cualquier mal. No sucede eso en la obra de Fray Luis de León. 

3.- Exposición del Libro de Job se inició en la cárcel para terminarse unos cuantos meses antes de morir nuestro autor. La figura bíblica del Santo Job que acepta todos los suplicios y pruebas divinas con una humildad tremenda, es el modelo que un Fray Luis de León preso en durísimas condiciones encuentra para sobrellevar su terrible situación. En la obra refiere la cobardía de los que se decían amigos que lo abandonaron a su suerte en un estado tremendo y la crueldad con la que lo trataron sus enemigos. Recuerdo que a pesar del carácter contestario, pasional y poco dado a agachar la cabeza de Fray Luis de León, la mediocridad de los que lo acusaron (los mismos que formaban parte de la Universidad) fue de un punto extremo. Como no podían apagar su brillo se afanaron por quitarlo de en medio de la peor manera posible. En ese estado, encuentra en Job, que todo lo aguanta por amor a Dios, un modelo y guía espiritual a quien seguir.  

4.- Traducción literal y declaración del Cantar de los Cantares, que le valió la cárcel y la persecución. En principio,  fue realizada exclusivamente para una prima suya, novicia de un convento. Sin embargo, la crítica se debate con esta obra ya que tiene un contenido erótico difícilmente explicable si no se estudia o analiza bajo el prisma del amor místico. Aparte de la traducción, va añadiendo glosas (tal como era frecuente en la Edad Media) en un intento por desentrañar todos los sentidos del texto. Estas están construidas en un estilo sencillo, con una prosa limpia característica de su estilo de madurez. 

B.- Obras en verso de Fray Luis de León 

Se trata de un solo libro o de una colección de odas compuesta por un puñado de poemas que la crítica ha considerado como originales y salidos de su mano. Son objeto de revisión constante. ¿Por qué? Porque circularon de manera oral o escrita en vida del escritor de manera anónima con las variantes inevitables a ese tipo de manifestación literaria. Aunque Fray Luis de León intentó recogerlos en un manuscrito para su edición impresa ni se llegó a ese extremo ni se encuentran esos papeles. Querido por sus estudiantes, estos cantaban o recitaban sus versos. Fueron publicados por primera vez en 1631 por Francisco de Quevedo. El intelectual, catedrático de la Universidad y estudioso de la Biblia poca importancia daba a esta producción que sería la responsable de su puesto en el trono de la literatura. Sin intuir que por estas “letrillas” atravesaría las brumas del tiempo,  se expresa así:  

“Entre las ocupaciones de mis estudios en mi mocedad y casi en mi niñez, se me cayeron como de las manos estas obrecillas, a las cuales me apliqué más por inclinación de mi estrella que juicio o voluntad”.  

Entre estos poemas nos encontramos algunos siguiendo el estilo del petrarquismo o la estética amorosa introducida por Garcilaso. Han llegado hasta nosotros cinco sonetos de esta línea. Fernando Lázaro indica que el austero, sobrio e intelectual Fray Luis no podía quedarse en estos ejercicios amorosos que le pudieran parecer banales contrastados con el resto de su producción. 

Por eso, sus mejores poemas son aquellos en los que ensalza la vida sencilla  en comunión (más intelectual que mística) con Dios. Se embarca de esta manera en la creación de odas en las que se ensalza el desprendimiento de los bienes mundanos, el rechazo del ruido, la comunión divina, el afán por la soledad y, por supuesto, el rechazo a todos los vicios humanos. 

Clasificación de los poemas de Fray Luis de León 

Y para ello sigo la aportada por Fernando Lázaro.  

1.- Los escritos antes del presidio, esto es, antes de 1572 en los que aparece su visión de moralista y también de educador. Aquí se encuadran los famosos ¡Qué descansada vida…! O Virtud, hija del cielo… El hilo conductor temático de todas estas odas es el despegue de los vicios mundanos mientras se abraza un sentimiento de soledad. Son poemas en los que predominan la épica de la virtud entendida como el mejor camino para el crecimiento personal, la serenidad individual y la posterior unión divina. 

2.- Los realizados en la cárcel entre 1572 y 1577 en los que se centra en sus sentimientos más profundos. En ellos cobra importancia la soledad y el sentimiento de frustración al verse abandonado. Por eso, se refugia en la misericordia divina, en el amor de Cristo, en la fuerza del corazón que emana saberse un hijo de Dios. En ellos también encontramos esa queja por la injusticia de su situación. 

3.- Entre los escritos después de salir de la cárcel; esto es, después de 1577 se encuentran “Alma región luciente…” y “¡Oh ya seguro puerto…” En ellos asistimos a la manifestación de la soledad o del recogimiento espiritual. Los bienes de este mundo no pueden serles útiles al poeta, a quien ha sufrido oprobio y persecución encontrando en momentos terribles la fortaleza en la fe en Dios.  

Son en estas odas donde se han encontrado esos puntos de la mística literaria, que sin llegar al éxtasis divino de Santa Teresa de Jesús o de San Juan de la Cruz, canta el anhelo de unión con Dios.  

Estilo literario en las obras de Fray Luis de León

Escritas en un castellano sencillo, sereno, culto y sin atisbo de superficialidad, la crítica es unánime en considerar al sabio de la Universidad de Salamanca uno de los mejores poetas en lengua española. Y eso que, como tantos otros escritores de la época, ni siquiera se propuso poner negro sobre blanco (en limpio y en orden) para que perdurasen en el tiempo. Voy anotando algunos rasgos comunes a toda su producción literaria.  

1.- El sentimiento místico en la obra de Fray Luis de León no procede de la descripción del éxtasis o experiencias de comunión (como Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz) sino más bien a un anhelo de comunión. Con una profunda convicción religiosa, busca esa unión desde un punto de vista intelectual o espiritual más que anímico o vivencial. Por eso, sus poemas, a pesar de ser de una honda religiosidad, no reflejan esos arrebatos. Son versos en los que se busca consuelo, comprensión o incluso unión para huir de los vicios mundanos pero se quedan fuera, a veces, de esa descripción del hondo sentimiento espiritual que es la mística.  

2.- Parte de la crítica ve en sus escritos la sabiduría de un intelectual cristiano, de un sabio que se despega de cualquier pompa mundana, que busca la sencillez y el equilibrio como la única manera de estar y de ser en el mundo tanto con los hombres como con Dios. 

3.- Si algo caracteriza la obra de Fray Luis de León es su sencillez, sobriedad, elegancia y luminosidad. No sobra ninguna palabra ni se entretiene con giros inesperados que no aportan nada a la musicalidad del texto o al sentido último del mismo.  

4.- A pesar de ello, en sus versos o en sus escritos en prosa se transparenta su carácter pasional, el mismo que le llevó a la cárcel en busca de justicia y crítico con los vicios de su tiempo.  

5.- Casi todos sus poemas están dirigidos a una segunda persona ya sean amigos de este mundo como a la divinidad. Siempre hay un asunto moral en el trasfondo de los textos y, a la par, una exaltación de una virtud o de un proceder en este mundo.  

6.- Hay una preferencia por la descripción, por el presente, por meter al lector dentro de un estado de ánimo. Por eso, las odas son relativamente cortas, sencillas, con enumeraciones y preguntas retóricas que invitan al interlocutor a remover algo dentro de sí.  

7.- En sus poemas prefiere la libertad de la lira que, al estar construida con versos endecasílabos y heptasílabos, confiere un ritmo especial lejos de la espesura de otros metros. La austeridad, por tanto, se une a la brillantez para levantar unos poemas que, es unánime, han traspasado todos los muros de los siglos.  

Fue, en definitiva, Fray Luis de León un escritor complejo, a pesar de la sencillez de su obra, siempre en lucha interna entre su pasión de justicia y su sed de sabiduría contra un deseo de serenidad, de quietud, de unión espiritual que le parecía inalcanzable. Intelectual apreciado en la época, envidiado por mediocres compañeros, no se amedrentó ante quienes querían verlo caído y hundido. Sus poemas, editados tras su muerte, circulaban de boca en boca entre los estudiantes de la Universidad de Salamanca. Seguramente intentaban buscar en ellos una guía de virtud para conducirse en un mundo enmarañado.  

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla 

 

 

Si la literatura mística dio en español las mejores obras de este género en las letras universales, uno de esos grandes nombres es, sin duda, Santa Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia y una de las voces más genuinas de esta singular escritura. Junto a su compañero de orden, el también carmelita San Juan de la Cruz, levantó una escritura única e irrepetible en la que la expresión de la experiencia divina adquiere una altura insuperable en la historia de la literatura. Fue su vida una unión perfecta entre la actitud contemplativa o la experiencia de éxtasis espiritual y  entre el hacer o el transformar las cosas del mundo. Con problemas con la Inquisición, como todos los reformadores de la época, fundó diecisiete conventos en los que instauró la sencillez y el voto de pobreza a la par que levantaba una obra genuina en la que describe (sirviéndose de la alegoría y la metáfora) sus experiencias místicas.  

Biografía de Santa Teresa de Jesús

Nacida como Teresa de Cepeda y Ahumada en 1515 en la ciudad de Ávila hay críticos que señalan que el peculiar carácter de la ciudad (con su gran muralla levantada ante la planicie) incidió en su forma de ser y estar en el mundo en su relación con la divinidad. Imbuida por la lectura de la vida de los santos, desde corta edad tenía clara su vocación religiosa con unos niveles de implicación extremos. Estudió en el convento de las Augustinas de su ciudad natal y antes de cumplir veinte años ingresa en la orden de Carmelo llegando a transformarla totalmente. A la par que leía las Confesiones de San Agustín se sometió a continuados ejercicios ascéticos tan duros que casi le va la vida en ello. Eso le produjo secuelas permanentes que no impidieron que llevara un vida activa, alegre y vivaz.  

A raíz de una visión sobre el infierno tuvo claro que tenía que reformar su orden, por entonces corrompida por un dogma que había abandonado el primer mandamiento de Cristo. Esa búsqueda hacia la pureza y sencillez original le granjeó enemigos de todo tipo que consiguieron incluso que fuera procesada por la Inquisición. Sin llegar a la inquina que mostraron con San Juan de la Cruz (torturado salvajemente durante un año) o Fray Luis de León (preso por más de cinco años) no tuvo fácil conseguir la bula papal que le permitía la reforma de la orden. 

Santa Teresa de Jesús entre la reforma de los carmelitas y la escritura

No se amedrentó por la persecución y llegó a fundar más de diecisiete conventos según los preceptos de pobreza y sencillez que buscaba mientras levantaba una obra literaria excelsa y única en la literatura universal. No fue el objetivo de Santa Teresa hacer literatura, sino más bien dejar por escrito para sus monjas las visiones y éxtasis que experimentaba. Para ello utilizaba un lenguaje sencillo lleno de alegorías y metáforas en lengua castellana (lo cual también fue criticado y perseguido puesto que se optaba por el latín que solo los cultos conocían). Y,  sin proponérselo, creó una obra única que ha entrado en el canon de la literatura occidental.  

En una de sus idas y venidas para ordenar los conventos que estaba transformando se sintió indispuesta y paró en el de Alba de Tormes. Allí falleció el 4 de octubre de 1582. Canonizada en 1622 y beatificada 8 años antes, en 1970 fue nombrada Doctora de la Iglesia. Sus restos están esparcidos y expuestos en distintos emplazamientos de la geografía española. 

Obras de Santa Teresa de Jesús 

La crítica ha dividido su producción literaria en dos bloques distintos. Por un lado, tenemos los escritos de temática mística o ascética y, por el otro, aquellos con una línea biográfica. Dicho esto, ninguna puede considerarse como pura, ya que se mezclan y entremezclan entre sí.  

Obras autobiográficas de Santa Teresa de Jesús 

1.- Libro grande o Libro de las misericordias o Libro de su vida, que con estos tres nombres se conocen la misma obra, estaba terminado para 1565. Está compuesta por cuarenta capítulos donde va narrando su camino hacia la mística. Es en este título donde se describe el famoso episodio de la transverberación que artistas posteriores dejaron plasmados con distinto acierto hasta llegar al cenit de la conocida escultura de Bernini. 

2.- El libro de las Fundaciones es continuación de este primero. En él va reuniendo los diarios, cartas, noticias o comunicaciones referentes a su actividad reformadora en los conventos carmelitas. Se inicia en el año 1567 y el último apunte es de 1582, aunque la crítica acepta que la escritura comenzó en 1573.  

3.- El libro de las Relaciones, escrito entre 1560 y 1579, está compuesto por cartas dirigidas a sus confesores (especialmente a San Pedro de Alcántara) en el que va desgranando sin apenas orden o concierto los favores divinos que recibe. 

Obras ascéticas y místicas de Santa Teresa de Jesús

4.- El camino de la Perfección,  escrita entre 1565 y 1570 tenía un objetivo utilitario, ya que fue escrito para guiar a las monjas hacia la perfección religiosa y para remover las conciencias adormecidas que no luchaban contra la Reforma. 

5.- Las Moradas o Castillo Interior es el cenit de la escritura literaria mística de Santa Teresa de Jesús. Fue escrita cuando llevaba probablemente más de 10 años recibiendo visiones y experiencias espirituales. La compuso en el convento carmelita de Toledo a petición de sus superiores como guía para toda la comunidad. Tras una visión, se le aparece la estructura de la misma que está levantada para describir el camino de crecimiento espiritual como 

“un castillo todo de diamante y muy claro cristal, adonde hay muchos aposentos, ansí como en el cielo hay muchas moradas”.  

Para alcanzar la unión divina, la gracia completa, hay que superar siete pruebas, moradas o paradas. Las tres primeras pretenden abandonar todas las cosas terrenales, las tres siguientes inciden en la iluminación para llegar a la unión mística en la última.  

La mística sencilla portentosa como fuente del estilo de Santa Teresa de Jesús 

Mujer culta y leída desde niña e influenciada tanto por las novelas de caballerías como por la vida de los santos, todo en ella (desde su vida hasta su escritura) estaba dirigido a un camino de perfección espiritual. El deshojamiento al que sometió su orden para instalarla en la sencillez extrema es también el que define su producción literaria, ya que se olvida de cualquier artificio para poner negro sobre blanco con tremenda sencillez todo aquello que en su alma sucedía. A tal maestría llegó que esas visiones (pertenecientes al plano espiritual, intangible y etéreo) han podido ser plasmadas en obras plásticas. Santa Teresa de Jesús se lo puso fácil a los artistas que llegaron tras ella realizando minuciosas descripciones.  

1.- Uso de la alegoría y la metáfora 

Sin embargo, la mística, la visión divina, rara vez puede ser descrita en toda su complejidad si se quiere llegar a un publico sencillo con el objetivo de educar o instruir. Eso estuvo siempre en la mente de Santa Teresa. Por eso, el uso de la alegoría (heredada de la literatura medieval) y la metáfora forman parte intrínseca del texto. Y el mejor ejemplo es el inicio de Las Moradas que es su obra canónica.  

2.- El estilo en la obra de Santa Teresa de Jesús está condicionado por la intención de sus escritos 

De ella se ha dicho que fue “escritora por obediencia” ya que nunca fue su intención. Si escribió, fue guiada por un profundo convencimiento en la necesidad de un cambio transformador dentro de la Iglesia hacia la sencillez combatiendo la corrupción a la que habían llegado la mayoría de las órdenes monásticas. El amor y la necesidad de consejo hacia las monjas que constituían su orden le guiaba en todo momento y así dejó constancia en reiteradas ocasiones. Por eso, todas las obras de Santa Teresa de Ávila están escritas en un castellano sencillo, libre de todo artificio, en prosa (aunque también compuso poesía), en un tono divulgativo a pesar de la temática compleja que aborda. El que eligiera la lengua castellana, ya formada en la primera literatura renacentista no la libró de las críticas, puesto que, en la época, se imponía el latín para hurtar al pueblo inculto cualquier conocimiento.  

3.- La sencillez y la falta de un guión previo como características en la obra de Santa Teresa de Jesús 

“Pienso poner algunos remedios para tentaciones de religiosas… y lo que más el Señor me diere a entender como fuere entendido y acordándoseme. Que, como no sé lo que será, no puedo decirlo con concierto. Y creo es lo mejor no le llevar, pues es cosa tan desconcertada hacer yo esto”.  

A través de sus palabras llegamos a otra de las características de la obra de Santa Teresa de Ávilla: la falta de estructura que parece desorden. No es así en Las Moradas pero sí en el resto de sus libros, que más bien se nos antojan compilaciones más que otra cosa. Ese defecto en el guión hace de estos escritos aún más interesantes, ya que salen directamente del alma de Teresa de Ávila sin apenas filtro dejando de lado cualquier tentación de lucirse con una escritura amanerada o recargada.  

Tenemos pues un estilo espontáneo al máximo, sencillo, libre de cualquier artificio y con una finalidad clara que era la de remover los modos enquistados y los vicios de los religiosos de su época. Algún que otro crítico le ha encontrado incluso faltas gramaticales o de concordancia a las que la santa no atendía imbuida en ese deseo por comunicar sus experiencias místicas y ese camino de crecimiento espiritual llevado al máximo extremo. También ha sido anotada por la crítica el uso de diminutivos que se conjugan con expresiones de tipo culto que no merman la sencillez de sus textos. 

Fue Santa Teresa de Jesús una mujer culta, compleja en esa doble tarea que era el hacer al máximo (las reformas, los conventos, la escritura incluso) y la introspección más extrema que supone la mística. Sin pretenderlo, levantó una obra literaria única en las letras universales que aún perdura en el tiempo. 

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

 

 

La palabra mística procede del griego y el vocablo se refiere al sentido de cerrar. En esencia, este término alude a aquello oculto, secreto, desconocido que se produce en el interior de algunos espíritus elevados quienes, de una manera u otra, lo manifiestan de forma pública, aunque, en sus inicios, los receptores de estos escritos eran limitados en extremo. Aunque los mejores textos de la mística pertenecen a la poesía, tampoco se desdeña la prosa. La mística es la expresión de la más extraordinaria experiencia religiosa ajena a cualquier impostura, imposición o dogma, experimentada de forma individual y expresada en libertad. Por eso, no es de extrañar que algunos grandes nombres tuvieran serios problemas con la Inquisición o los procesos de censura de la época. La mística y su expresión literaria es revolucionaria porque no se atiene a la las reglas de obediencia. Son manifestaciones de la más extrema religiosidad que se entienden en el antropocentrismo imperante en el Renacimiento literario, cultural y social donde se desenvuelve.  

Qué es la mística y un intento de definición en su vertiente literaria  

Los místicos manejan una experiencia secreta en la que Dios se manifiesta con toda su grandeza y magnanimidad alejada de cualquier atisbo de dogmatismo o vulgaridad. A todo ello hay que unir una expresión literaria sublime por parte de los autores españoles que utilizan el lenguaje vulgar (alejado del latín o de la rocambolesca lengua culta) en el que la lengua castellana se expande con todos sus matices simbólicos, expresivos y lingüísticos. A pesar de que la mística describe una experiencia o recorrido espiritual profundamente personal y, a veces, libertario tenían una aspiración comunicadora importante. Sin hacer proselitismo ni apología, de manera sencilla había un deseo de dejar constancia de esos encuentros divinos y sus sensaciones para aprendizaje moral del lector. Nada más y nada menos que 3.000 libros se publicaron en menos de doscientos años encuadrados en el género denominado mística literaria o mística española durante los siglos XVI y XVII.

Nombres de la talla de Santa Teresa de Jesús, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz o Fray Luis de Granada son imprescindibles no solo del género sino del canon literario en español. Aunque son variadas las teorías que intentan explicar el auge y la localización del misticismo literario, no todas ellas lo achacan al peculiar carácter psicológico de esta parte de mundo. Tanto es así que España recibe incluso el calificativo del país de los místicos. No hay precedentes en la literatura medieval a pesar de engendrarse en un entorno en el que Dios está omnipresente y acaba abruptamente en el Siglo XVIII. 

Orígenes y sustratos literarios de la mística

No podemos perder de vista que se expande justo cuando España se desenvuelve siendo única y exclusivamente cristiana al haber expulsado a los habitantes tanto de religión judía como musulmana.  Paralelamente, hay que tener en cuenta la corrupción institucional de la iglesia a finales de la Edad Media de la que se apartan los espíritus más críticos en busca de una experiencia auténtica con Dios sin intermediarios.  El antropocentrismo del Renacimiento, el intento por dejar plasmado los sentimientos más íntimos (coartados por la Contrarreforma) y el platonismo de la época son caldo de cultivo propicio para el desarrollo de la mística.  

 

Por si fuera poco, hay que unir un ideal caballeresco reflejado no solo en los libros o en los poemas de línea amorosa sino también en la vida cortesana diaria. En estas obras se ensalza un espíritu casi puro, resplandeciente en virtudes (casi imposible de reflejarse en la vida real) que son otra fuente importante para las obras de la mística. También se nutre de ese gusto patrio por empapar de todo lo divino cualquier actividad profana y, por supuesto, de los nombres del elenco alemán que tan bien conocían los representantes de la mística española.  

Principales características de la literatura mística española 

1.- No tiene una sustrato en los autores de la literatura medieval a excepción de Ramón Llull y de la literatura tanto de árabes como de judíos. 

2.- La mística española es cronológicamente la última manifestación de este género o modo literario y, a la par, uno de los más importantes por su belleza y profundidad. 

3.- Los autores de la mística literaria española presentan un punto ecléctico entre lo profano (las cosas de la vida cotidiana) y lo sagrado (la iluminación personal). 

4.- La mística no puede entenderse sin la filosofía del ascetismo (que merece tema aparte). Esta línea de pensamiento sí que es consustancial a la cultura hispánica ya que se remonta a los tiempos del Imperio Romano (Séneca por por un caso) y sigue incluso en la era contemporánea. Podemos encontrar ecos, incluso, en la obra de José Ángel Valente

6.- La mística española es de una gran calidad literaria. Por eso, ha trascendido fronteras y es conocida en otras partes del mundo. Es un misticismo, según Saínz Rodríguez 

“que aspira a influir en la educación moral del pueblo […] y una de sus altas cualidades estéticas consiste hoy en que muchos de ellos reflejan en su obra el idioma adulto, limpio y lleno de vigor del pueblo castellano del siglo XVI”. 

7.- Ese afán por dirigirse a los humildes (con un nivel cultural tremendamente bajo y unos índices de analfabetismo apabullantes) quizás sea la razón del excesivo uso de la alegoría y la metáfora. 

8.- La mística es la máxima expresión de la Gracia divina, un encuentro sensorial con Dios manifestado en toda su grandeza. Tras esta experiencia secreta y recogida, los autores místicos se afanaron por utilizar un lenguaje limpio, claro, sencillo, repleto de metáforas para compartir dicho don con un público más amplio. 

9.- Al contrario de la ascética, a la que se llega con ejercicios de privación o de sumisión, la mística es una gracia, un regalo divino que hay que aceptar y devolver al resto de las criaturas humanas en forma de obra literaria. 

10.- Dicho esto, los ejercicios espirituales, ayunos, oraciones y mortificaciones de los ascetas en su afán por conseguir la visión divina, a veces, se confunde con la iluminación mística. 

División de la mística por periodos y escuelas 

Teniendo en cuenta la cronología de las obras, se puede dividir este género en cuatro grandes periodos. El primero (el de iniciación) llegaría hasta el año 1500 con la imprenta afianzada y la confianza que da el descubrimiento de América a ojos europeos. En esta etapa no hay grandes nombres que reseñar pero sí hay un auge de las traducciones de las obras extranjeras que van calando en los literatos e intelectuales de la época. El segundo (de asimilación) que iría de 1500 hasta 1560 y en el que se transforma esas teorías según el sentir de la cultura española. Tampoco hay grandes nombres en esta época pero podemos destacar a Fray Hernando de Talavera o a Fray Francisco de Osuna, uno de los autores favoritos de Teresa de Ávila. El de plenitud es el tercero que coincide con el reinado de Felipe II y termina en 1600. En esta época es donde se producen las obras señeras de Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz o Fray Luis de León. El cuarto, de decadencia, se va estirando hasta mediados del siglo XVII ya sin el brillo y frescura de la época anterior.  

Como se ha compilado más de 3000 títulos pertenecientes al género místico literario (ni que decir tiene que con calidad diversa), la crítica literaria también ha realizado una división por escuelas que son principalmente cinco, según Menéndez Pelayo:

1.- Ascetas dominicos con Fray Luis de Granada a la cabeza

2.- Místicos franciscanos entre los que destacan San Pedro de Alcántara. 

3.- La gran escuela de místicos carmelitas con las imponentes figuras de Santa Teresa de Ávila en la prosa y San Juan de la Cruz en la poesía. 

4.- Místicos agustinos con Fray Luis a la vanguardia del equipo. 

5.- Y por último, tenemos la escuela jesuita cuyos representantes no llegaron a despuntar como estas dos últimas.  

Autores de la mística española más importantes

1.- Fray Luis de León, el gran precursor de la mística castellana

Nacido en Belmonte (Cuenca) en 1527, estudió en Madrid y Valladolid siguiendo la Corte que, por entonces, no se había establecido de manera fija. Universitario en Salamanca, ingresa en la orden de los agustinos en 1544. Toda su obra, vida y estilo literario están condicionadas por la universidad salmantina en la que obtuvo su primera cátedra en 1559. Incansable estudioso e investigador, sus enemigos (mediocres abrumados por su talento) lo acusan en 1572 de traducir al castellano el Cantar de los Cantares a pesar de su prohibición. Por este hecho estuvo preso en Valladolid cinco largos años. A su vuelta y según el mito, reanuda las clases con ese “decíamos ayer” ante sus alumnos. 

 

Persona instruida, culta, gran poeta, gozó de prestigio en vida, el mismo que perdura cinco siglos después. Su sabiduría, unida a su carácter pasional, le granjeó en vida una gran número de enemigos en los ambientes universitarios que, al no poder superar al genio, se dedicaban a hostigarle con calumnias de todo tipo culminando en la acusación de herejía, gravísima para la época, tanto que en ella te iba literalmente la vida.

Hay quienes consideran que Fray Luis de León no fue un poeta esencialmente místico a pesar de orquestar toda su obra bajo el tema religioso. Es más bien un autor e intelectual del Renacimiento literario tardío. Aparte de por sus poesías, recogidas tras su muerte, tenemos que anotar la obra Los nombres de Cristo, cima de la literatura en español. J.L. Alborg indica que  

“cuando ansía dejar los lazos terrenales y gozar del cielo, no piensa en la saciedad del amor, sino en la posibilidad de alcanzar junto al Creador el total conocimiento de las cosas por el que se afanaba." 

2.-  Fray Luis de Granada perteneciente a la escuela dominica

Nacido en 1504 cómo Luis Sarria en el seno de una familia pobre y humilde. Aunque huérfano de padre a corta edad, fue acogido por el conde Tendilla quien le dio instrucción y cobijo. Entró en el convento dominico de Granada en 1525 y gran parte de su vida la pasó en Portugal donde realizó una notable labor de predicación. A igual que Fray Luis de León, su espíritu pasional y su amor por la justicia le granjeó no pocos enemigos en su época. De hecho, también fue víctima de la Inquisición y sus obras principales, Guía de pecadores y Libro de la oración y la meditación fueron prohibidas por “enseñar al pueblo lo que a pocos del conviene”. Aquí queda eso.  

Gran orador, en sus obras promulga que la conquista de la gloria es la única finalidad de la vida, extremo éste que sería eje central del pensamiento (por otros motivos más mundanos) durante el Barroco español para desbaratarse completamente en la literatura neoclásica.  

3.- Santa Teresa de Jesús, en la cima más alta  de la mística cuya obra aún perdura 

Nacida como Teresa de Cepeda y Ahumada en 1515 en Ávila, estudió en el convento de Augustinas ingresando en la orden de las Carmelitas antes de cumplir 20 años. Allí se auto sometió a crueles ejercicios ascéticos en los que casi le va la vida dejándole secuelas permanentes. Ese carácter enfermizo y quebradizo se transparenta en su obra volcada en la visión amorosa de Dios, en el éxtasis místico, en la iluminación como camino supremo, en el dejarse ir hacia los brazos de Cristo entendido incluso como el amado.  

Tras una de sus visiones, emprendió la reforma de la orden. Como otros autores de la mística literaria, por ello, fue objeto de persecución encarnizada por parte de la Inquisición. Tenemos que tener en cuenta que cualquier modificación, cualquier opinión en la que, de alguna manera u otra, se denunciaran los vicios dentro de la propia iglesia era castigada con dura severidad. Y Santa Teresa de Jesús no pudo ser ajena a esto, ya que se propuso fundar nuevos conventos en los que predominaran la sencillez y el desprendimiento. A los ojos de la época tal meta era considerada herejía, desobediencia a las órdenes establecidas y penadas duramente. Sin embargo, la santa mística lo consiguió no solo levantando diecisiete sino atrayendo el favor papal para que sus reformas quedaran al margen de los mediocres de la curia eclesial de la época.  

 

Andariega, pasional, alegre y constante, su obra está impregnada de una extrema sensibilidad y sencillez. Si Camino de perfección, terminada en 1570, es cenit de la ascética, Las moradas o Castillo interior sencillamente ha pasado al canon. Sin embargo, nunca tuvo ese objetivo, ya que escribía para sus monjas siguiendo un estilo sencillo sin pretender siquiera superar los estándares de la literariedad. Dejamos hablar a Fray Luis de León, amigo de la santa, que describe la obra de la gran mística española con las siguientes palabras: 

“… en la forma del decir, y en la pureza y facilidad del estilo, y en la gracia y buena compostura de las palabras, y en una elegancia desafeitada, que deleita en extremo, dudo yo que haya en nuestra lengua escritura que con ellos se iguale”. 

Muere en 1582. Fue beatificada en 1614 y canonizada en 1622. Partes del cuerpo de la mística se encuentran expuestos en distintos emplazamientos de la geografía española. 

4.- San Juan de la Cruz, el gran representante de la mística poética

Si Teresa de Ávila representa el cenit de la prosa mística castellana, su compañero de orden y contemporáneo Juan de la Cruz es su paralelo en la poesía. Nacido como Juan de Yepes y Álvarez en 1542, en un pueblo de la provincia de Ávila, procedía de una familia noble venida a menos. Estudió en la Universidad de Salamanca y se ordenó sacerdote en 1567. Influido por el espíritu vivaz y apasionado de Teresa de Ávila, nuestro autor, de carácter débil en todos los sentidos, logra fundar un convento según los preceptos reformadores de la santa. Ya sabemos que esto le iba a granjear la enemistad de los suyos que no tenían ningún problema en olvidar el mandamiento principal de Cristo para ensañarse con los suyos incluso. Por atreverse a seguir a Santa Teresa de Ávila fue apresado y torturado física y psicológicamente durante casi un año. Logró salir gracias a la intervención de su amiga y protectora. Desterrado casi de la orden, acabó su vida en Úbeda en 1591.  

Su obra poética es brevísima pero de una calidad apabullante, tanto que todos los versos han pasado a formar parte de la literatura clásica española y casi universal. Su obra mística se reduce a tres títulos: Noche obscura del alma, Cántico espiritual y Llama del amor viva. No necesitó más para traspasar con sus palabras la niebla de los siglos. Todas sus composiciones son sencillas, pero limpias en el uso de la lengua. A veces, su finalidad era modesta, como Santa Teresa, ya que necesitaba material para los hermanos de la orden, tanto para la lectura como para el rezo o el canto. 

Es, en definitiva, la literatura mística española de una calidad sobresaliente, tanto que ha traspasado todo tipo de fronteras, las geográficas, la de los pueblos y la de los tiempos. Las mejores obras están escritas con una finalidad utilitaria, con humildad y sin ninguna pretensión. Es en esa claridad, en esa descripción desprovista de afán de gloria donde reside toda la grandeza de este género. 

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

 

 

Estamos en un lugar indeterminado de España a 18 de marzo de 2020. Todo el país se encuentra en estado de alarma y algunos sometidos a una cuarentena brutal. Y digo algunos porque están exentos de quedar recluidos en casa cualquiera que tenga un justificante para ir a trabajar, un perro o sea mayor de edad para ir a comprar tabaco o veinte veces al súper que nadie te obliga a hacer la compra de golpe. El principal “culpable” (hay muchos más) es un virus de origen animal de la familia de los coronavirus bautizado como Covid-19. Todos los niños de España y los estudiantes universitarios o de cualquier otra materia están recluidos en casa. Para los pequeños, además, la cuarentena es bestial, ya que no pueden salir al súper, al parque y (en algún sitio he leído) ni siquiera a las zonas comunes de su urbanización. ¡Por supuesto los colegios han quedado clausurados a cal y canto hasta nueva orden!  

 

Los menores de 16 años (y algunos mayores de esta edad) están actualmente recluidos en las cuatro paredes de casa sin poder asomar la nariz fuera so pena de infierno casi. Bien… ¿qué va a pasar con ellos? Aparte de quedarse más blancos que la pared (hasta los que son de piel oscura) y con déficit de vitaminas que ralentizan su desarrollo, voy a intentar poner palabras que esclarezcan un poco el infernal ruido mediático que se está creando alrededor. Advierto que todo este largo texto está levantado desde la experiencia de una mamá single con una única hija. Esto es, para que os hagáis una idea: mi niña, que va a cumplir (si Dios quiere) 11 años en junio, está condenada a interactuar físicamente solo conmigo hasta que esto se acabe. Y así o en muchas peores circunstancias habrá más de una y de dos familias en esta tierra llamada España.  

El más devastador de los efectos en la cuarentena por Covid 19 en los niños: el agravio comparativo 

 

Sí, familias, el agravio comparativo, la diferencia, el yo sí y el tú no. Porque, donde yo vivo y así llevo denunciándolo desde el primer momento, se está desarrollando una monumental obra de un centro comercial que no ha parado, como ninguna otra del país. Desde la ventana del cuarto de mi hija se escucha el trajín de los obreros, el pitido de las máquinas, las voces de los que están en el tajo, el ruido (¡cuánto ruido hay estos días!) del tráfico en la avenida como un día corriente. Y aunque esta tarde o mañana paren (que no parece) esto se ha quedado grabado en sus almas en desarrollo. Algunos niños encerrados en casa se están enterando de esto. Los más mayorcitos son conscientes de que los adultos podemos salir a comprar tabaco, al súper, a trabajar, a que nos dé el aire… ¡Y ellos no! No es cuestión de ser alarmistas pero este dolor se va a quedar grabado en su alma de por vida. Y no solo el encierro sino que los mayores hemos consentido esta barbaridad sin hacer nada por defenderlos. Desde aquí pido disculpas en nombre de los adultos que sí somos conscientes a todos los niños de España por esta situación de agravio comparativo.  

Para que las familias se hagan una idea lo digo claramente. Los niños ahora mismo tienen un régimen parecido al que son sometidos los presos más peligrosos en aislamiento (los que han cometido crímenes aberrantes y además no se adaptan a la vida carcelaria). ¿Y qué han hecho nuestros niños para castigarlos con saña y crueldad? Alguno me va a decir en los comentarios que son portadores y es su deber. Vale lo acepto. Son portadores como también los obreros y los operarios de las fábricas esparciendo el virus desde sus residencias al trabajo y también es su deber quedarse en casa. Anoto un dato más. Ahora mismo ni los psicólogos más expertos pueden vaticinar cómo van a responder los niños a este aislamiento brutal. Algunos lo harán con ira o rabia y otros con tristeza o depresión. Los más curtidos lo llevarán mejor y, en todo caso, la pelota, como siempre, se encuentra en el tejado de las familias.  

Una consecuencia de lo anterior en esta cuarentena por Covid-19: la culpa en los pequeños 

Los niños, cuando algo malo sucede a su alrededor, tienden a culpabilizarse. Su mundo es aún muy reducido y entienden que algo malo han hecho cuando un familiar muere o la desgracia se cierne sobre su familia. Es un mecanismo psicológico infantil normal y conocido que va desapareciendo conforme van cumpliendo años. Mi pregunta de madre normal y corriente es la que sigue: ¿si los primeros en quedarse en casa fueron los niños, no van a interiorizar que ellos tienen la culpa? ¿Si se repite una y otra vez que son portadores y no enferman, como si fueran los jinetes del Apocalipsis, no se van a sentir responsables? ¿Si no hay un desahogo para ellos no van a creer los más sensibles que ellos se lo merecen? ¿Si los estamos agobiando con toneladas de deberes (para colmo) y se ven saturados, no van a empezar a desarrollar indefensión aprendida? Aquí dejo estas preguntas para reflexión de padres inteligentes. Por mi parte #yoquierosaber y aquí dejo este hastag.  

Voy a más en los efectos devastadores de esta cuarentena por Covid-19 para los más pequeños. Se les ha machacado que no son vacaciones y que tienen que seguir trabajando. Me parece bien y lógico porque no quiero ni pensar cómo acabarían con un plan ocioso en esta situación. Lo que ya entiendo que es de juzgado de guardia (aunque estén cerrados) es que se les obligue a practicar la compasión y la resilencia. Así sin más. Vamos a ver y hago más preguntas: ¿en todas las noticias que nos bombardean con datos a veces intrascendentes alguien se ha acordado un ratito nada más de los niños? ¿Ha salido algún no-dirigente a explicarles con valentía a los pequeños qué es lo que está pasando? ¿Alguien les va a pedir perdón cuando enfermen, extremo que va a suceder? No, ¿verdad? Esto no quiere decir que los envenenemos con odio y resentimiento sino, más bien, que respetemos y comprendamos los vaivenes propios de una situación de esta envergadura. 

 

Y esto solo contando a los niños sanos. ¡No me quiero poner en la piel de esas familias con pequeños con alguna discapacidad! A pesar de trabajar la empatía a diario, me parece tan duro que salgo de esa barro en cuanto asoma por mi mente. Aquí mucho #yomequedoencasa y consignas parecidas pero los niños, excepto excepciones, no son tenidos en cuenta y ellos son nuestro mayor tesoro, lo único que hace grande a una nación. Recordad que algunos están encerrados en pisos con un balcón mínimo o, aún peor, con ventanas a un patio interior. Vamos a ponernos por un rato en la piel de un niño que necesita (porque es su naturaleza) el esparcimiento y la vida social. 

Queremos arreglar la cuarentena por Covid-19 con el exceso de trabajo y de deberes en los pequeños 

Y vaya por delante que soy partidaria de que sigan con su horario, rutina online o lo que se pueda hacer. ¡Pero, por favor, vamos a controlar un poco la cantidad de trabajo que se les da y, en la medida de lo posible, intentamos una válvula de escape para ellos! 

En esta tesitura los niños van a grabar no solo que ellos son los responsables de toda esta situación con el agravio comparativo con el que he empezado sino que además tienen que pagar trabajando mucho. Desde aquí, desde la humildad de este texto, animo a las familias a que incentiven a los niños a cumplir con su obligación (¡que duda cabe!) pero también a que expresen sus preguntas, miedos, inseguridades e, incluso, ira o dolor por lo que están sufriendo. Esto no ha hecho más que empezar y los niños en esta larga cuarentena por Covid-19 van a ser los que más paguen por los destrozos de otros. Llegará un momento en el que se bloqueen y pierdan el sentido de la orientación en todos los aspectos. No sabrán si es primavera, Semana Santa, domingo o la hora de hacer cualquiera de sus actividades. Todo en ellos será trabajo y más trabajo. Por eso, es tan importante que no pierdan el contacto online con los que aman (amigos, familia extensa o compañeros) o que saquen la furia a través del arte.  

El mal humor de los que estamos alrededor, otro daño colateral en esta larga cuarentena por Covid-19  

Muchos padres estamos sobrepasados con la situación sin saber cómo vamos a llegar a final de mes y eso sin contar la situación de pequeños empresarios o autónomos. Hay que tener mucha paz interior y fortaleza anímica para no venirse abajo en estos momentos. En estos casos tenemos que tener más presente que nunca que nuestros niños están a nuestro lado y nos necesitan a tope. Si la familia está para acompañar a los pequeños en el fascinante viaje de descubrir el mundo, en estas semanas estamos obligados a hacer un ejercicio de autoconocimiento ímprobo y dejar atados nuestros demonios para soltarlos lejos de ellos.  

 

Llegado a este punto, no me quiero imaginar cómo puede resbalarse la vida de algunos pequeños que han tenido la desgracia de caer en una familia tóxica, con un padre indolente o una madre narcisista o con algún psicópata en el cuarto de al lado. Si en un hogar “normal” (con la limitación humana), los peques van a sufrir lo suyo, en este entorno puede ser demoledor y más allá de la película de miedo más sobrecogedora. Sin ser alarmista, dejo aquí, el teléfono de atención a la infancia que aún está operativo por si sabes de un caso. Es nuestra obligación defender a estos seres vulnerables siempre. 

900 851 818 

No obliguemos a los niños en esta cuarentena por Covid-19 a participar en actos que no entienden o no les gusta

Y me refiero, por poner un toque de humor, a la chorrada de obligarlos a cantar canciones que son del imaginario cultural de sus abuelos y, si me apuras, hasta de los bisabuelos de quienes tienen la suerte de tenerlos. Vamos… que el “Resistiré” del Dúo Dinámico ya no se escuchaba en mis tiempos y yo voy a cumplir mis buenos años. Interesaros por sus gustos musicales, por sus pelis, por sus héroes. Por la red circula una canción muy bonita que pertenece a un videojuego en el que unos androides reclaman su libertad y sentimientos. Vamos que esto es su mundo y no un tema de hace cuatro décadas. Intentemos ponernos en la piel de los pequeños y no torturarlos más con nuestros gustos o nuestras ocurrencias. 

Mi pregunta es si, alguien en esta cuarentena por Covid-19, ha pensado en los niños

 

Y termino ya que esto está quedando demasiado largo. Cuando se decretó el cierre de los colegios, parques, cines o zonas de ocio y se mandó a los niños a casa, ¿alguien pensó en las consecuencias de esa decisión sobre los niños? La respuesta corta, en vistas de cómo está evolucionando esta cuarentena por Covid-19, es que no.  Nadie ha pensado en ellos. Y no se trata de normalizar (como he oído a algún tonto con seguidores en las redes sociales) esta situación tan extremadamente anómala. Se trata más bien de comprender, de acompañar, de ponerse en su piel, de entender y hacerles ver que nadie en el no-gobierno ha pensado en ellos, que han dejado olvidadas a las familias en aras a intereses económicos y logísticos.  Y me duele en el alma hasta el infinito que van a pagar los platos rotos de la incompetencia de los adultos. ¡Ánimo pequeños si me estáis leyendo! Un mundo mejor es posible con vuestra ayuda. Si os sirve de algo, yo estoy incondicionalmente de vuestra parte. Y lo estaré siempre.  

Por Candela Vizcaíno | Doctora en Comunicación por la Universidad de Sevilla

  

 

 

Estas deliciosas recetas realizadas originalmente con filetes de carne de ternera se prestan a elaborarse de mil y una variaciones. ¿Por qué vamos a innovar desde el cachopo original? Las razones son múltiples y las enumero nada más empezar: 

1.- Porque les encanta a los niños.

2.- Porque se pueden degustar fríos y son el menú perfecto para una fiesta infantil o una picnic familiar saliéndose de lo de siempre.

3.- Porque puedes realizarlos en bloque y congelarlos antes de freírlos. 

4.- Porque son fáciles sencillos, baratos, versátiles y deliciosos. 

 

¿Quieres alguna razón más? Seguro que con estas recetas de cachopo te va a ser muy fácil convencer a los paladares más exigentes de la casa. ¡Ojo no es un plato apto para los que están a dieta excepto si los elaboramos en el horno!  

Quizás también te interese: Recetas fáciles de pollo 

Cachopo asturiano, el original  

Esta receta que se está poniendo tan de moda procede de la región de Asturias, al norte de España. Allí es típico un doble filete de ternera cortado muy fino y empanado que se rellena con jamón y queso. Este es el cachopo original pero la idea es tan genial que, como todos los platos de cocina tradicional admite más de una variación. Si bien el cachopo original sale muy grande y demasiado sustancioso (como la cocina de la zona), se puede elaborar del mil maneras para hacer de esta sencilla elaboración el rey de una fiesta infantil por ejemplo. Anota la receta original del cachopo asturiano. 

Ingredientes del cachopo asturiano calculados por comensal

  • Dos filetes medianos de carne de ternera que pueden ser de babilla, lomo o, incluso, redondo. Si están muy gorditos, estíralos con el rodillo. 
  • 1 loncha de jamón serrano cortada muy fina por comensal.
  • 1 loncha de queso cremoso de vaca suave. 
  • 1 huevo batido que dará aproximadamente para 4 unidades de cachopo. 
  • Pan rallado o tu harina favorita. 
  • Aceite de oliva o el que uses para freír. 
  • Sal y pimienta al gusto.  

Elaboración del cachopo asturiano original

1.- Si los filetes están muy gorditos, estíralos con el rodillo. Sazona al gusto. Coloca sobre uno de los filetes la loncha de jamón y, a continuación, el queso. Coloca el segundo filete tapando todo como si fuera un bocadillo. 

2.- Pasa los dos filetes bien unidos sin que se despeguen por huevo batido y, a continuación, por el pan rallado o la harina elegida. Ten cuidado de que quede todo bien sellado y que no se salga el relleno (el queso y el jamón). Una vez llegados a este punto, si te han salido de más, en este estado puedes congelar envolviendo cada cachopo en papel de aluminio y luego utilizar como cualquier emparedado corriente.

3.- Fríe en abundante aceite a temperatura media cada cachopo por las dos caras cuidando de que quede dorado pero que tampoco se desbarate. Para prevenir esto, tienes que controlar la temperatura: siempre a fuego medio. 

4.- Seca con papel de cocina el exceso de grasa y… ¡listo! Puedes acompañar con patatas fritas (para los peques), ensalada de hojas verdes al gusto o, incluso, verduras en panaché o asadas.  

 

Esta receta es original, fácil de hacer y a los peques les va a encantar en cualquier supuesto. Pero el cachopo asturiano, a pesar de su sencillez, admite mil y una variaciones. Cachopo

Variaciones del cachopo a mi manera: con algunas verduras

Esta es mi favorita porque, de una tacada, colocas verduras en el interior del cachopo. Así gana en suavidad, jugosidad, textura y se engaña, a la par, el paladar de los peques que no quieren probar nada. Anota.  

Ingredientes del cachopo a mi manera con verduras para cuatro comensales (salen dos por cabeza) 

  • 16 filetes de ternera cortados muy finos. 
  • 8 lonchas de queso semicurado suave.
  • Media cebolla cortada en rodajas.
  • Tres trocitos de pimientos de distintos colores. En los supermercados de Occidente ya se venden envasados con uno de cada color: amarillo, rojo y verde. 
  • Medio diente de ajo cortado en láminas muy finas.
  • Un tomate maduro. 
  • Aceite de oliva de buena calidad. 
  • Sal y pimienta al gusto. 
  • Dos huevos batidos. 
  • Pan rallado o tu harina favorita. 

Quizás también te interese: Recetas de albóndigas de carne caseras  

Elaboración del cachopo de tenera a mi estilo 

1.- En una sartén con un poco de aceite se pochan las verduras cortadas en trozos muy finos e, incluso, puedes llegar a triturarlas. Reserva. 

2.- Sazona los filetes de ternera al gusto y si están muy gorditos estíralos con el rodillo. Cuida que todos se queden de igual o parecido tamaño. 

3.- Haz el cachopo de tal manera que entre los dos filetes que deberán ser emparedados se quede una loncha de queso y una cucharada de las verduras previamente pochadas. 

4.- Cuidando que no se salga el relleno de verduras y el queso que comenzará a fundirse, une los dos filetes con los dedos. Pásalos por huevo batido y, a continuación, por el pan rallado. Aprieta bien los bordes para que no se salga el interior y quede todo bien unido. 

5.- Fríe en abundante aceite por las dos caras hasta que se quede dorado y cuidando que no se salga el interior o se deshaga. Esto se hace adaptando la temperatura a fuego medio. Cuanto más lo toques con la espumadera o la pala, peor porque se puede deshacer o salir con un aspecto poco apetecible. 

6.- Cuando estén dorados por ambas caras, quita el exceso de grasa y acompaña con una ensalada de hojas verdes, zanahorias, tomate y cebolla de base. A esta preparación le puedes añadir, al gusto, rábanos, aguacates o germinados variados.  

Sin duda, es un plato delicioso para un domingo en familia y poder degustarlo al aire libre ya que el cachopo se puede comer con las manos. Es, ¡quién lo niega!, otro aliciente más para que sea el favorito de los chicos.  

Cachopo de pollo

Esta variante realizada con carne blanca y, por tanto, con menos grasa, se realiza de igual manera que las recetas expuestas anteriormente. La única diferencia son los rellenos y el tipo de carne claro está. Para elaborarla puedes elegir filetes de pollo (preferiblemente de corral) cortados muy finos. Puedes hacer este chachopo de pollo emulando la receta tradicional asturiana. Esto es, colocando en el relleno queso de vaca y una loncha de jamón serrano.  

 

Otra variante de esta deliciosa elaboración ya apta para paladares que se atreven con todo es sustituir el tradicional queso de vaca suave por alguna variedad azul que no esté muy fuerte. Lo puedes colocar así sin más en el interior del cachopo de pollo o, si lo prefieres, rebajarlo con leche hirviendo hasta que quede una pasta cremosa como para untar. El jamón serrano de esta elaboración se puede sustituir por cualquiera de las múltiples lonchas de jamón cocido, pavo trufado o fiambre de pollo que hay en el mercado. Para su elaboración, sigue, por favor, las indicaciones de arriba. Así no me repito mucho. Sin duda es una forma novedosa de degustar este plato tan tradicional. 

Quizás también te interese: Caldo de pollo al estilo de Andalucía 

Cachopo de cerdo

Llegados hasta aquí estamos haciéndonos unos maestros de esta deliciosa receta. Como admite esas mil y una variaciones, también puedes utilizar carne de cerdo. La mejor para esta preparación es la de lomo ya cortado en filetes pequeños. En los supermercados lo venden casi iguales y con un tamaño perfecto para que dos o tres de estos cachopos de cerdo sacien al comensal más hambriento. Puedes elaborarlos siguiendo la receta tradicional con el relleno de jamón y queso o bien el indicado a mi manera. Recuerda que sustituimos el jamón por verduras de la huerta pochadas. En este tipo de carne adquiere, además, una especial jugosidad. 

Los más atrevidos pueden realizar los cachopos de cerdo rellenándolos de una majada de chorizo ibérico con pan tostado, aceite y una pizca de comino. Sin duda es un sabor más que particular que se presta a hacer las delicias de los almuerzos de los días de lluvia. También están exquisitos añadiendo al jamón y al queso aros de cebollas pochadas. ¿Quién puede decir que no a este plan?

El cachopo también se puede hacer de pescado y al horno aunque pierden gran parte de su encanto que es el emparedado que resulta de la fritura. Una vez que le has pillado el truco, es fácil innovar y modificarlos para hacer una y mil variaciones.

Por Candela Vizcaíno

 

 

 

 

Características de la mariposa azul

El aleteo de una mariposa azul, rosa, blanca o multicolor en una parte del mundo puede (por la acción de los elementos) provocar un huracán a miles de kilómetros de distancia de donde se encuentra. Con este símil (que se utiliza en economía) aceptamos el frágil equilibrio en el que se sustenta la naturaleza al completo. Cualquier mariposa nace de la metamorfosis maravillosa de una oruga (el cual también se toma como metáfora para todos los procesos de transformación personal). Sin embargo, la mariposa azul parece un ser de otro mundo por su gran belleza, tanto es así que es protagonista de leyendas de todo tipo. 

Estas criaturas son de una gran tamaño que van desde los 7 cms de las variedades más pequeñas hasta los 20 cms de las más grandes. Su maravilloso color azul la hace más vistosa aún. Vive en la zona tropical de América del Sur, Florida y Centroamérica.  

También te puede interesar: Cultivos y cuidados de las calas zantedeschia aethiopica 

Peculiaridades de la mariposa azul 

¿Solo es el color el que hace especial a este maravilloso ser vivo? Por supuesto que no, no es solo eso. La mariposa azul, cuya hábitat natural se encuentra en las zonas húmedas del Trópico, interviene en un equilibrio proceso ecológico cuya merma (o desaparición) puede poner en peligro un ecosistema al completo. Así de fuerte es esta pequeña criatura de gran belleza y fragilidad. En la actualidad está declarada como una especie protegida para evitar su total extinción.  

¿Por qué? Porque estas mariposas podrían jugar un papel decisivo en su ecosistema al no permitir la colonización de una especie de hormiga (llamada de fuego) y que está colonizando los seres vivos locales. Estas hormigas son letales para los lagartos y pequeñas aves del entorno provocando su envenenamiento (al servir de alimento) rompiendo toda la cadena y desbaratando el equilibrio existente. 

Sin embargo, las hormigas autóctonas son amigas (y de las buenas) de las mariposas azules. Aquellas frotan sus antenas en las larvas de las mariposas. Esto provoca un líquido dulzón que protege a los huevos de otros depredadores como las avispas e insectos de mayor tamaño. A la par, ese líquido sirve de alimento a las hormigas. Esto es, se benefician mutuamente de la colaboración equilibrando, a la par, el ecosistema. 

También te puede interesar: Cuidado cultivo y poda de los rosales 

La mariposa azul, uno de los animales en peligro de extinción 

Hasta los años setenta la mariposa azul era corriente en toda la zona pantanosa de Florida. Sin embargo, la población se ha reducido tan drásticamente que incluso está recluida, como el lobo, el oso o el lince ibérico (señor de Doñana), en zonas acotadas para facilitar su reproducción. Desde el punto científico pertenecen al género Morpho (que hace alusión a la diosa pagana del amor bajo la advocación de Afrodita y Venus).

¿Por qué ha habido esta merma tan drástica? Son tantos los factores que confluyen en su desaparición que la mariposa azul se está convirtiendo en un símbolo de todo aquello que no debe hacerse con la naturaleza. El avance de la urbanización con la consiguiente pérdida de bosques y zonas verdes salvajes, los pesticidas de la agricultura que colonizan zonas salvajes, el cambio climático tan extremo de las últimas décadas se unen a otros factores. Como no emigran, la endogamia es cada vez más evidente y seguirá siendo si hay tan pocos ejemplares. A esto hay que sumar la maldición de su belleza y rareza que la ha hecho blanco de coleccionistas y curiosos cazándolas para exhibirlas en vitrinas.

Aunque, en la actualidad, está confinada en reservas, los extremos climatológicos que se evidencian en las últimas décadas no contribuyen a su proliferación. Un huracán o un tifón no le puede sentar bien a tan frágil animal. 

También te puede interesar: Cuidados y cultivo básico de los geranios o Perlagonium  

La leyenda de la mariposa azul y su enseñanza en el día a día 

Esta bella criatura no solo realiza un papel importante en la conservación del ecosistema que habita sino que también es protagonista de multitud de mitos y leyendas. La más conocida es la que sigue y nos habla sobre la elección entre el bien y el mal. 

Cuentan los más sabios que hubo una vez en una remota aldea perdida entre montañas un campesino solo al cuidado de sus dos hijas. Eran las pequeñas curiosas en extremo, tanto que se llevaban todo el día inventando y haciendo preguntas. Como el buen hombre no tenía respuestas para todas aquellas cuestiones que le hacían las niñas que, no sin dolor, decidió llevarlas junto al sabio que habitaba en lo más alto de la montaña. 

Allí las pequeñas se aclimataron a la rutina de estudio haciendo cada vez más preguntas a su maestro. Como este parecía no equivocarse nunca y era capaz de responder con soltura a todas aquellas preguntas de las niñas, estas, un buen día, maquinaron una estrategia para hacer que fallara el sabio. En una de sus correrías por el bosque cazaron una extraña mariposa azul que guardaron en un bote. Una de ellas propuso preguntarle al maestro si era capaz de adivinar si la criatura que llevaba escondida en su delantal estaba viva o muerta. Las dos hermanas se pusieron de acuerdo para dejar escapar a la mariposa si decía que estaba muerta. Y si la respuesta era que estaba viva la aplastarían en ese momento.  

Con esa maquinación (propia de una mente narcisista que quiere hacerse con la suya a toda costa) se presentaron ante al anciano maestro para formularle la pregunta. El hombre, antes de responder con un sí o uno, conocedor de los tejemanejes de las niñas, las miró a los ojos y dijo: “Si está viva o muerta, está en vuestras manos”  

También te puede interesar: La leyenda de la llorona  

La interpretación de la leyenda de la mariposa azul 

Aunque en Occidente, a la luz de las ideas de la New Age (la misma que da un poder casi sobrenatural al hombre) se interpreta este mito como una simbolización del poder del hombre, no cabe duda que es reducir mucho su interpretación y, hasta cierto punto, sesgarla. ¿Por qué? Porque no se tiene en cuenta la capacidad de elegir, la libertad natural con la que venimos al mundo para decidir entre el bien y el mal. 

Si nos atenemos al contexto de la leyenda, no podemos olvidar que las niñas maquinan para que su maestro se equivoque. No quieren saber la verdad. Más bien quieren aparecer, a los ojos de un sabio, como vencedoras en un combate dialéctico que también es de vida. Ese “está en vuestras manos” se refiere más bien a la elección entre el bien y el mal, el cual siempre nos pertenece. Entiendo el sentido del símbolo de la leyenda de la mariposa azul más como esa capacidad humana para escoger que no como la posibilidad de poder realizar todo aquello que nos propongamos. Aunque en la consecución de las metas hay un fuerte componente de automotivación, pasión y trabajo, no podemos olvidar que hay circunstancias que se nos escapan de nuestro alcance. Y es aquí donde debemos asumir nuestra humanidad para no embarrarnos aún más. La bella mariposa azul, en peligro de extinción por la acción del hombre, nos recuerda a diario que en nosotros está la capacidad de elección entre el bien y el mal. 

Por Candela Vizcaíno

Entre la monumentalidad de la capital de lo que antaño fuera el Imperio Austro-Húngaro se encuentran pequeños o grandes jardines y parques que hacen más hermosa aún esta gran ciudad. Estos son los protagonistas de hoy, así que apunta los siguientes y encuentra viajes ecológicos  con nosotros, que al final del texto te dejo, además, una serie de lugares repartidos por todo el mundo que cualquier amante de la naturaleza debe disfrutar. Por lo pronto, apunta estas cinco zonas verdes de Viena: 

Palacio Belvedere

Palacio Belvedere con uno de los jardines de Viena más bonitos 

Fue diseñado por Dominique Girad en el siglo XVII y une los dos palacios imperiales. Todo en él está ejecutado siguiendo un sentido aristocrático y un orden casi matemático. Se visualizan con más claridad desde el Alto Belvedere. Desde allí puedes ver, la cascada inferior, el camino de las esfinges y las divisiones del lugar siguiendo el cuatro (uno de los números mágicos). 

Palacio Hofburg y uno de los jardines de Viena más característicos

Es el emplazamiento del poder austriaco, incluso hoy en día. Sus jardines están hechos para mostrar la magnitud de los edificios de alrededor. Por eso, sobresale el césped, adornado con flores brillantes y un pequeño bosque (burggarten) que alberga, en uno de sus lados, una escultura en honor a Mozart.

Jardines de Viena 

Palacio Schönbrunn y uno de los parques de Viena más fotografiados

Hecho para despertar la admiración de los ilustres huéspedes imperiales, es inmenso y sigue los fundamentos de los jardines a la francesa. Esto es, está conformado por caminos rectos, cuidados setos recortados de boj con el interior rebosante de flores multicolores, fuentes majestuosas y cascadas rumorosas. Se realizó en pleno siglo XVIII por Nikolaus Pacassi. Una vez flanqueada la puerta principal, no te puedes perder:  

  • Sus falsas ruinas romanas de aspecto romántico creadas a finales del siglo XVIII que ilustran esta entrada.
  • El Museo de las Carrozas, a la derecha de la entrada.
  • La fotogénica Casa de las Palmeras, un invernadero acristalado con flores traídas del Trópico.
  • El zoom, donde los más pequeños pueden ver algunos animales en cautividad.
  • El merendero de la Orangery.
  • La Glorieta que remata una de las colinas.
  • Un paseo por la entrada principal hasta llegar a la Fuente de Neptuno.

Parque Schönborn

No debes confundirlo con el anterior, ya que este es más pequeño y está situado cerca del Ayuntamiento, en el interior de una manzana de casas del siglo XVIII dentro del barrio de Josefstadt. Entre sus zonas arboladas se encuentran bustos y esculturas. Para descansar de tanto caminar.

Prater de Viena 

Prater de Viena, el parque más conocido de Austria

Es el parque de Viena. Esto es, aquí vienen las familias a descansar, a disfrutar y a pasar los ratos de ocio. Pero, el emplazamiento no solo es un lugar popular, también está vinculado al cine, a la película El tercer hombre y a su escena de la noria. 

Era un antiguo coto de caza que se abre para el público en general a finales del siglo XIX, al estilo de otros lugares similares de Europa. Al día de hoy, tiene una amplia agenda de actividades lúdicas y deportivas que se anuncian en el sitio oficial del parque.

Está dividido por una larga avenida, que llega a superar los 5000 metros, flanqueada por altos castaños que cambian de tonalidad según la estación. Por supuesto, está cerrado al tráfico, pero se puede patinar o montar en bicicleta. A un extremo está el Lusthaus, antaño refugio de reales cazadores y hoy un elegantísimo café. En el otro, con la noria gigante que hemos apuntado antes como abanderada, se encuentra el Voksprater, un parque de atracciones pensado para el público infantil y, también, para el adulto. Si la familia está cansada de tanto caminar, nada más hay que tomar un pequeño tren neumático de un llamativo color rojo.

Por Candela Vizcaíno

 

También conocida como mandioca, cuya harina es codiciada por sus propiedades nutritivas y por su bajo coste, la yuca tiene innumerables propiedades y beneficios para la salud. Es el tubérculo de la planta, que se cultiva como una patata o una batata, el que se utiliza en cocina en innumerables recetas.  

¿Cómo es la planta de la yuca?

Pertenecen a la familia de Agaváceas y necesitan un clima tropical para poder crecer y desarrollarse. Responde al nombre científico de Manibot escuelenta y sus usos no solo se circunscriben a la cocina o como planta medicinal sino que también, tradicionalmente, se ha aprovechado para hilar tejidos muy rústicos. Investigaciones recientes han señalado que los beneficios de la yuca así como sus propiedades se conocían entre el pueblo maya y azteca.  

De porte medio, puede alcanzar los cinco metros de altura con hojas muy rígidas de color verde claro o con un punto azulado. Lo mejor de la yuca es su adaptabilidad e, incluso, se acomodan bastante bien al clima mediterráneo o al extremadamente caluroso de Andalucía donde se la utiliza como planta ornamental en jardines públicos o privadas. Como apenas le atacan los parásitos y responde a las heladas, su cultivo es extremadamente sencillo. También se encuentra en climas semidesérticos o pedregosos con poca agua.  

Como el aloe vera, otra planta medicinal con un cultivo muy sencillo y fácil, la yuca estaba disponible siempre incluso cuando las cosechas de cereales se estropeaban por cualquier circunstancia. Aunque también se utiliza para realizar un tejido sobrio y sencillo, de la yuca se aprovecha su tubérculo que tiene forma de batata, aunque un poco más alargado, con una piel de color marrón dura y de aspecto leñosa. Su pulpa es de color blanca y es la que se utiliza en forma de harina o bien cocida. Las comunidades tradicionales del altiplano andino encuentran en la yuca la base de su alimento, como en  el área mediterránea ha sido la harina de trigo. 

Propiedades de la yuca o a mandioca

Su base nutricional reside en ser una fuente de hidratos de carbono a través del almidón. Por eso, no solo sacia rápidamente sino que también produce energía constante. A pesar de ser una fuente de hidratos de carbono importante, su nivel calórico es relativamente bajo ya que 100 gramos de producto aportan aproximadamente 200 calorías. A esto hay que añadir que apenas tiene grasa y su harina es apta para celíacos ya que no tiene gluten.  

Es rica en minerales antioxidantes como el magnesio (necesario para el correcto funcionamiento de las células neuronales o musculares), potasio, hierro y calcio, micronutrientes imprescindibles para el funcionamiento del organismo. Por si fuera poco, además, es una fuente de zinc (el cual también interviene en los mecanismos cerebrales y regula el ánimo) y de vitamina C. Esta última se elimina con la cocción a altas temperaturas pero permanece cuando se aprovechan las propiedades de la yuca a través de su harina.   

Beneficios de la yuca para la salud

Como planta de cabecera de buena parte de los pueblos indígena de América (y también de Asia o África) su uso está reconocido en la botica tradicional. Hoy en día se sabe que es un fantástico antioxidante (con todo lo que ello conlleva en una sociedad en busca de la fuente de la eterna juventud), propiedad que recae en su alto contenido en resveratrol,. Este micronutriente es el mismo que está presente en el té verde, la uva tinta o los vegetales de hojas oscuras. Pero, los beneficios de la yuca no acaban aquí. Anota. 

1.- La yuca es un depurante del organismo 

Y esta propiedad era reconocida por los pueblos precolombinos que usaban una tisana de esta planta para limpiar el cuerpo de excesos o como laxante. En este sentido, se usaba como la yerba mate, la cual también realiza una función desintoxicante. Con esta función se encuentra en la medicina tradicional tanto de los pueblos aztecas como de los indígenas de las praderas del norte de América. 

2.- Entre las propiedades de la yuca también se encuentra ser un expectorante y hemolítico 

Por eso se utilizaba para limpiar de fluidos infecciosos en resfriados o constipados antes de que la gripe fuera importada por los pueblos europeos. Al tiempo también se utilizaba como paliativo del dolor y con un discreto efecto inmunoestimulante.  

3.- Entre los beneficios de la yuca se encuentra ser un antiinflamatorio

Esta propiedad es generada por las saponinas presentes en la planta. La variedad más rica en este micronutriente es la Yuca schidigera. Con ella se consigue una depuración del organismo extrema previniendo, a la par, la inflamación, la cual, al día de hoy se conoce como causante de enfermedades graves de todo tipo (entre las que se encuentra el cáncer). La botica tradicional también la ha utilizado tanto parar prevenir el estreñimiento como la colitis al producir una mucosidad en el sistema digestivo que ayuda a no provocar excesos ni en un sentido ni en otro. Esa propiedad, con toda seguridad, será también la responsable de la reparación que hace a nivel estomacal. 

4.- Las saponinas de la yuca pueden neutralizar las toxinas 

Y esto se une con su efecto antioxidante y depurativo. Es un coadyuvante en la salud gastrointestinal ya que puede eliminar infecciones, pequeñas úlceras e inflamaciones. Así la planta es una aliado extremo del organismo al facilitar el proceso digestivo en sus primeras etapas. Como es emoliente y astringente regulan el equilibrio ácido alcalino decantándose por este último. En los últimos años se ha demostrado que un organismo alcalino es la base para una buena salud y una vida larga. Este se rompe por el exceso de carnes rojas, productos procesados, alcohol, tabaco, estrés e, incluso, ruidos constantes. 

5.- La yuca tiene propiedades beneficiosas para el sistema vascular 

Ya que ayuda a mantener la agregación de plaquetas en su estado óptimo combatiendo las infecciones y reduciendo todo tipo de edemas. La ciencia contemporánea ha atribuido al resveratrol esta propiedad.  

6.- Las saponinas de la yuca ayudan a luchar contra las enfermedades de huesos y cartílagos

Previenen enfermedades degenerativas o de desgaste reponiendo los cartílagos. También ayuda al metabolismo óseo en edades avanzadas. Para este uso se puede utilizar tanto en infusión o tisana que empieza a ser corriente en los supermercados de Occidente como en cataplasma. Recordemos que entre las propiedades de la yuca se encuentra el ser poderosamente anti-inflamatoria. Eso ayuda a controlar el dolor.  

7.- La yuca se puede utilizar para cicatrizar heridas

Y así lo ha hecho la medicina ancestral que aún se conserva en los códices mayas, ya que no solo es cicatrizante sino también bactericida con efecto anti-inflamatorio y de control del dolor. 

Qué más puede hacer la planta de la yuca por ti 

Al ser tan polivalente en la farmacopea tradicional con propiedades beneficiosas que han sido reconocidas por estudios científicos, la yuca se ha convertido en otro alimento de cabecera. Su fácil cultivo por su adaptabilidad la hace propensa a que se encuentre en los supermercados corrientes de Occidente pudiéndose incorporar a la dieta diaria, incluso de aquellos que tienen intolerancia al gluten. Los beneficios y propiedades de la yuca se van conociendo y reconociendo entre un público que cuida su salud.  

Aunque los tubérculos se encuentran en la zona de verdura y frutería, también se puede disfrutar de ella en forma de harina y también en bolsitas ya preparadas para realizar tisanas. En los últimos años los deportistas la buscan por su alto contenido en hidratos de carbono y su bajo contenido en grasa. Recuerda que la yuca es un alimento pobre en proteínas y que estas deben ser suplidas (en dieta veganas estrictas por ejemplo) con legumbres como la soja u otras opciones dietéticas. 

Por Candela Vizcaíno

 

 

Recuerdo a mi amigo Carlos, uruguayo de nacimiento y de corazón, al trasluz de su casa en Andalucía, sentado ante el ventanal que daba a un mínimo patio levantado como un jardín vertical. Se sentaba en su sillón favorito con toda la parafernalia (a los ojos de una andaluza) para preparar su yerba mate favorita. Miraba por la ventana y seguramente creía ver las grandes llanuras de Sudamérica en la atestada, densa y congestionada Europa. Para él la bebida era como un ritual, como un negarse a desvincularse de sus orígenes. No había manera de tentarlo con un té verde o con cualquier otra infusión. Estaba agarrado al placer, las propiedades y los beneficios de la yerba mate.

 

Y no es para menos, ya que esta planta que crece en el clima subtropical en estado salvaje está demostrando día a día (con estudios científicos de por medio) tener innumerables virtudes. Quizás por eso, consciente e inconscientemente, los pueblos de esta parte de mundo (Uruguay, Argentina…) han hecho de ella toda una declaración de principios.  

De dónde procede y cómo es la yerba mate

Responde al nombre científico de llex paraguariensis saint hilaire y ya era conocida, reconocida y venerada por los pueblos guaraníes precolombinos. La misiones jesuíticas que se asentaron en la zona a partir del siglo XVI la convirtieron en el centro de un comercio interesante. Hoy es casi un ritual diario para millones de personas que viven en la parte sur de América: Paraguay, Argentina (de donde nos ha llegado todos los mitos de la bebida a través de su literatura centrada en La Pampa y los gauchos), Uruguay (de donde procedía mi amigo Carlos), Chile, Brasil… 

La yerba mate se extrae de un árbol local adaptado al clima subtropical que llega a alcanzar los dieciséis metros de altura.  A pesar de tal envergadura suele tener un tronco relativamente corto y ramas  profusas que florecen en primavera. La yerba mate se elabora a partir de las ramas y las hojas de ejemplares que han cumplido al menos los cuatro años. Las hojas, de bordes dentados, se recolectan en verano y se someten a un proceso de secado (como cualquier otra planta que se infusiona o como las hojas de tabaco). Una vez se ha eliminado el exceso de humedad y se ha cuidado de que no se produzca fermentación, se pasa por un canchado (nombre local para designar un proceso de trituración en el que las hojas no quedan reducidas a polvo). En todo el proceso hay que estar atentos a que no se produzca oxidación. Estas hojas, a continuación, se muelen y, una vez envasadas, pueden durar (en las debidas condiciones) hasta un año en casa.

Beneficios de las yerba mate 

A parte del placer y el ritual que produce su disfrute, la botica tradicional local está siendo respaldada por los estudios científicos contemporáneos a la hora de demostrar sus innumerables virtudes medicinales. Enumero solo las más importantes.  

1.- La yerba mate es diurética y también un laxante natural 

Por eso, se ha vuelto tan popular en los últimos años entre la población occidental, ya que ayuda a eliminar líquidos y a depurar el organismo de forma natural. Eso sí, como ninguna otra bendición procedente de la naturaleza, no obra milagros cuando se trata de reparar excesos por parte de los humanos.  

 

2.- Es la mejor manera de depurar el organismo de una forma natural  

Con cabeza y sin volverse locos. Aunque la yerba mate se ha utilizado para ayudar a sobreponerse de las resacas e, incluso, como la piña, para sobrellevar comilonas o mesas en las que predomina la gula, tampoco obra milagros.

3.- La yerba mate mejora la hidratación corporal 

Tiene el poder de las infusiones para controlar la temperatura corporal y para prevenir la desecación celular. Como no tiene nada que ver con las bebidas químicas o industriales que abundan en los supermercados occidentales, es una manera deliciosa de hidratarse aprovechando el resto de sus virtudes.  

4.- La yerba mate es un coadyuvante en la eliminación de toxinas y grasas 

Y en este sentido se han manifestado diversos estudios que analizan la veracidad de la sabiduría popular tradicional conforme a los parámetros de la ciencia contemporánea. La yerba mate ayuda al organismo a eliminar toxinas de todo tipo y también a disolver las grasas. Por eso, es un tónico natural perfecto y también una ayuda en las dietas de control de peso.  

5.- La yerba mate ayuda a aumentar de manera natural las defensas del organismo

En la botica tradicional se ha utilizado para combatir (o ayudar) a pasar los resfriados y a prepara el cuerpo para resistir ataques de virus y bacterias. En este sentido, la yerba mate actúa casi de forma paralela a como se viene demostrando con el té verde.  

6.- Es un potente antioxidante y, por tanto, tiene propiedades contra el envejecimiento 

Esto es debido a su alto contenido en polifenoles y vitaminas, pero también a que logra alcalinizar el organismo. Diversos estudios actuales realizados de manera científica han demostrado los innumerables efectos beneficiosos de un entorno alcalino para todas las células humanas. La acidificación, por el contrario, se produce por una mala alimentación, el estrés, los efectos de la contaminación, el abuso de medicamentos innecesarios…  

7.- Otro de los beneficios de la yerba mate recae en sus propiedades energizantes 

Sin las contraindicaciones de otros estimulantes clásicos como el café. Por eso, es un aliado para estudiantes en épocas de exámenes, personas con un fuerte impacto físico o deportista y también para todos aquellos (que por una razón u otra) ponen al límite el organismo. 

 

8.- Ya hay estudios que relacionan la yerba mate como un antidepresivo sin ser eufórico o adictivo

Esto es debido a su alto contenido en xantinas, un estimulador natural de las neuronas y del sistema nervioso en general.  

9.- Los beneficios de la yerba meta se extienden a los regímenes para adelgazar o perder peso 

Ya que sacia sin aportar calorías aparte de sus efectos diuréticos y laxantes que he anotado al principio. 

10.- Por si fuera poco, la yerba mate reduce el llamado colesterol malo 

Como otras infusiones procedentes de hierbas medicinales y siempre y cuando se combine con una dieta adecuada y el ejercicio físico necesario, esta planta ayuda a mantener la salud cardiovascular en estado óptimo. 

11.- Y, por último, tiene un discreto efecto a la hora de combatir infecciones urinarias, cistitis o nefritis 

Se han apuntado a los polifenoles y antioxidantes presentes a la yerba mate como responsable de este maravilloso beneficio para la salud humana.  

Propiedades de la yerba mate 

¿De dónde salen tantas propiedades maravillosas y beneficiosas? Esta planta mítica entre los habitantes del Cono Sur es rica en polifenoles (como el té verde, la uva tinta o las verduras de color oscuro) que, en el organismo, ayuda a prevenir el envejecimiento o el desgaste emocional y físico a la par que es un reparador natural de prácticamente todas las células del organismo.  

 

El gran poder antioxidante de la yerba mate (que se hace exponencial a ser diurético y laxante) se le unen las vitaminas A, C, del complejo B y minerales tan esenciales como el magnesio (fundamental para el correcto desarrollo cerebral y para mantener el humor en un punto óptimo), manganeso (el cual interviene de manera decisiva en la salud de los huesos) y en el equilibrio sodio/potasio que evita dolencias graves del sistema circulatorio. 

Su alto contenido en xantinas ayuda en todos los procesos nerviosos, cerebrales, mentales y a combatir las tristezas que abren las puertas a otras dolencias más graves e invalidantes. Además, su alta capacidad diurética contrarresta los perjuicios de dietas muy proteícas (basadas en la carne) como suelen ser la de los habitantes locales donde la yerba mate se convierte en una bebida de cabecera por sus importantes propiedades beneficiosas. 

Cómo se prepara el mate

Y aquí, por supuesto, interviene el ritual y la pericia de quien ama esta bebida local que ha alcanzado la calificación de sagrada casi. Para los profanos fuera de Sudamérica, comento que la yerba mate puede beberse en taza y, por supuesto, en una matera, el cuenco tradicional en forma de calabaza con una original cañita metálica. Aunque ya venden estas hojas envasadas como el té europeo en bolsitas, es más apropiado realizador una cebada. 

Esta se realiza en ese recipiente tan original con forma de calabaza (de donde provenía tradicionalmente). Eso sí, hoy en día son de diversos materiales como la madera, el acero inoxidable, la caña e, incluso, el poco glamuroso plástico. En este recipiente se ceba la yerba mate que consiste en añadir agua a 70 grados y mezclarlo con la hierba. Cuando se realiza frío, que es otra opción a la infusión caliente, recibe el nombre de tereré.  

 

Cuando no se añade edulcorante, se le denomina mate cimarrón o amargo. Los que no estén acostumbrados a un sabor tan potente pueden rebajarlo con azúcar de caña o miel natural. En los últimos años, como ha sucedido con el jengibre, el té o el espino blanco, nos podemos encontrar distintas variedades de yerba mate. A esta se le añade diferentes sabores  como la canela, menta, naranja, limón e, incluso, alguna bebida alcohólica local.  

Y, por último, nos quedamos con otra palabra: mateada. Como quedada, se refiere a una reunión de personas unidas por el corazón que, en torno a la yerba mate, se disponen a dejar correr el tiempo de la más agradable de las maneras.

Por Candela Vizcaíno

 
28 Febrero, 2020

Qué ver en Helsinki

 

En el Norte de Europa, a orillas del Mar Báltico, la capital de Finlandia es un destino casi desconocido.

Quien vive en clima cálido y acostumbra a elegir (para sus vacaciones, escapadas o viajes de ocio) destinos con buen clima o, en su defecto, con una fuerte carga monumental o artística, probablemente, un país escandinavo como Finlandia, en general, y su capital, en particular, pueda parecerle un lugar poco apto para pasar unos días agradables. Sin embargo, hay bastante que ver en Helsinki más allá de su archifamosa Fortaleza de Soumenlinna, Patrimonio de la Humanidad. 

Pero esta premisa, simplemente, responde a uno de los tópicos tan manidos con los que calificamos las ciudades. El emplazamiento disfruta actualmente de una sociedad emergente, volcada en todos los ámbitos del diseño y en el desarrollo de las nuevas tecnologías. Además, Helsinki con niños ofrece planes divertidos muy ligados a la naturaleza.  Pero empecemos por el principio.

Panorámica de Helsinki

Historia mínima de Helsinki 

Si por algo se caracteriza Finlandia es por apenas generar noticias. El país es tan tranquilo, ordenado y civilizado que rara vez acapara los titulares de la prensa internacional. Cuando se habla de este norteño rincón del mundo es para ponderar sus virtudes o los magníficos resultados de sus alumnos en los distintos y sucesivos exámenes a los que se someten los escolares cada cierto tiempo. Y esto que es, en parte, resultado de la política social y económica nacional es más acuciado, si cabe, en la capital, Helsinki. 

 

A pesar de ser un país de la viaja Europa, Finlandia es una nación muy joven. Hasta 1809, cuando pasó a formar parte de Rusia, bajo la nominación de Gran Ducado de Finlandia, era parte del Reino de Suecia y no consiguió su independencia plena hasta 1917. Aunque Helsinki fue fundada en el siglo XVI (en 1550), hasta prácticamente finales del siglo XIX fue simplemente un pueblo de pescadores sin importancia alguna.

Y así hubiera seguido (abrumada por las vecinas Tallin en Estonia o la magnífica San Petersburgo), si en 1827 no se hubiera trasladado la conocida Academia de Abo (en Tarku), germen de la actual Universidad (la Helsingin yliopisto en finés), a Helsinki. Al calor de la educación, la formación y la cultura fue creciendo este antiguo pueblo de pescadores, convirtiéndose, al día de hoy, en una capital señera, referente mundial en diseño, nuevas tecnologías (especialmente las referidas a la comunicación) y finanzas. 

Lo básico que ver en Helsinki 

Por supuesto, el clima condicionará las visitas del viajero. La capital, como el resto del país, se encuentra nevada gran parte del año, con muy pocas horas de luz durante el invierno y apenas oscuridad nocturna durante el verano (lo que se conoce como Sol de Medianoche). A pesar de tan adversa climatología, la ciudad puede ofrecer una estancia agradable. 

El viajero deberá iniciar su recorrido en La Plaza del Senado (o Senaatintori), una explanada inmensa dominada por la estatua de Alejandro II  en la que se agrupan los edificios más notables: a un lado, la fachada neoclásica de la sede central de la Universidad de Helsinki, a otro, el Palacio de Gobierno (antigua residencia de un rico comerciante de la sal) y, de fondo, la sobria y blanca Catedral Luterana de Helsinki. La plaza, además, alberga el edificio más antiguo de la ciudad, la Sederholmin talo, de 1757 y, hoy en día, sede del Museo Nacional de Helsinki. 

Quizás también te interese: Qué ver en Gante en un día  

Qué ver en Helsinki con más tiempo

Pero un lugar que crece al amparo de la cultura y la educación no puede más que ofrecer otros espacios expositivos que satisfagan la sed de conocimientos de propios y extraños. De factura contemporánea es el Kiasma o Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki con una buena oferta de arte escandinavo actual. Tampoco hay que perderse una visita al Palacio de Congresos, diseñado por el arquitecto Alvar Aalto y con muestras diarias para todos los gustos.

Otro edificio especialmente original es Temppeliaukion kirkko, una Iglesia con un diseño de vanguardia excavada en la roca. De cariz totalmente distinto es otro de los templos señeros de la ciudad, la Catedral Ortodoxa Uspenski, de ladrillo rojo y, al contrario que el templo luterano, de decoración abigarrada y barroca. En las afueras se alza la Fortaleza Soumenlinna, Patrimonio de la Humanidad y que, por su importancia, merece estudio aparte. 

Planes culturales qué hacer en Helsinki

Con toda probabilidad el clima es, en parte, responsable de los gustos desarrollados por los finlandeses, entre los que se encuentran la lectura (en la ciudad hay muy buenas librerías) y, especialmente, la música. La programación de la Ópera Nacional de Finlandia (o Kansallisooppera) no olvida el ballet y los conciertos sinfónicos. Con suerte, se puede asistir a alguna interpretación de cualquier obra del músico nacional por excelencia: Jean Sibelius (1865-1957).

 

Por si esto fuera poco, la ciudad disfruta de una animada vida nocturna y de magníficos cafés que sacan sus mesas al aire libre, cuando el tiempo lo permite. Conocidos son el Kappeli Café o el Strindberg. El viajero que se precie de serlo no puede irse de Helsinki sin degustar algún plato local elaborado con carne de reno. Los más sibaritas encontrarán oferta suficiente para satisfacer sus exigentes paladares, incluido algún restaurante con estrellas michelín. 

Quizás también te interese: Qué ver en Bruselas en dos días 

Helsinki sorprende por su carácter innovador, emergente, culto y educado. Es una capital aún con poca historia y sin la monumentalidad de otros destinos más conocidos, como los del área mediterránea, pero ello no quita para que sea un lugar de interés para el viajero que no se amilane ante el frío y la nieve.

Suomenlinna

Imprescindible que ver en Helsinki: Suomenlinna

Construida sobre siete islas que se abren al frío Mar Báltico, la fortaleza de Suomenlinna ocupa un lugar de honor en el espíritu de la desconocida nación finlandesa erigiéndose en símbolo perfecto de la historia de este país nórdico. Sin llegar a alcanzar el carácter mítico que tiene, por ejemplo, Massada (o Masada) para el pueblo hebreo, la fortaleza de Suomenlinna, situada a las afuera, es el monumento internacionalmente más conocido del patrimonio histórico de Finlandia.   

Historia mínima de Suomenlinna 

Diseñada para que ningún enemigo pudiera atracar en las pequeñas playas de arena negra que rodean a Suomenlinna, Suecia (a cuya corona tenía que rendir tributo por entonces la nación finlandesa) mandó construir esta casi inexpugnable fortaleza en el año 1748.  

 

Fue, originariamente, bautizada con el nombre de Suevorg (castillo sueco, en traducción castellana), formando una estrella de seis puntas por el lado de la playa y una robusta muralla tierra adentro. Este meditado proyecto de  Augustin Ehrensvärd permitió que el enemigo de Suecia, el todopoderoso Imperio de Rusia, no pudiera tomar las costas de Finlandia durante más de sesenta años.

Quizás también te interese: Qué ver en Venecia en dos días 

A pesar de Suomenlinna y del empeño de Suecia por conservar la plaza, el fuerte, tras una larga batalla, se rindió a las fuerzas rusas en 1808 y un año después, en 1809, Finlandia pasaba a pertenecer legalmente a Rusia, condición que mantuvo hasta bien entrado el siglo XX, hasta el año 1917, fecha de su independencia como nación.  

Pero tras conseguir la ansiada autonomía nacional, la recién creada Finlandia, lejos de organizarse pacíficamente, se ve envuelta tan solo un año después, en 1918, en una guerra civil. El fuerte de Suomenlinna (no podía ser de otra manera) siguió manteniendo su carácter militar y fue utilizado durante este periodo como campo de concentración de prisioneros por los guardias rojos, quienes terminaron por perder la guerra al no lograr instaurar un régimen comunista cercano a los movimientos políticos que estaban desarrollándose, por entonces, en la que hubiera sido potencia colonizadora: en Rusia. 

Con la pacificación de Finlandia, el fuerte pasó a llamarse Suomenlinna (según traducción castellana desde el finés: castillo finlandés) para albergar una escuela militar, que aún está en activo, y un astillero dedicado a la reparación de barcos de madera. 

 

La Fortaleza de Suomenlinna en Helsinki, Patrimonio de la Humanidad 

Aunque tiene una población flotante que acude, sobre todo, en verano, actualmente la Fortaleza de Suomenlinna se encuentra completamente habitada por unas 850 personas que han hecho de este peculiar edificio su residencia habitual. Aparte de la Academia Naval y el pequeño astillero, la casi totalidad de las instalaciones están volcadas al turismo y al ocio. Es el monumento de Finlandia más fotografiado, el que más visitas recibe y el favorito de la prensa internacional.  

La educada y culta Finlandia no ha hecho de Suomenlinna  un punto turístico que se visita sin más, sino que le ha dado vida. Quiere ser un pequeño pueblo volcado hacia el ocio, el descanso, el desarrollo del espíritu, la práctica de los deportes y todo ello con especial predilección por las familiasEn Suomenlinna se pueden recorrer sus empedradas calles en cualquier estación (espectaculares resultan cubiertas de nieve), conocer la historia del lugar en sus museos, realizar algunas compras, asistir a cualquier espectáculo callejero que recrea la historia de la fortaleza con actores perfectamente ataviados de época, tomar un aperitivo o cenar en cualquiera de sus restaurantes, organizar una boda, un banquete o una recepción, quedarse a dormir en su hotel y hasta tomarse un baño de sol en las pequeñas playas de arena que la rodean. 

Todos los ingresos netos que genera Suomenlinna se dedican a la reparación y la conservación continuada de esta fortaleza para que siga viva y en perfecto funcionamiento esta maravilla Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aparte de este emplazamiento y su actividad cultural es mucho lo que ver en Helsinki ya sea durante una parada de un crucero o en una escapada más larga. 

Por Candela Vizcaíno

Página 1 de 30

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto